World Teacher Entreacto 1 vol. 12

Ok, al fin al día, me retrasé más de lo normal porque no estaba en mi casa. Desde ahora cuando el capítulo en inglés esté listo lo traduzco y lo subo. El estado del capítulo en inglés debe estar en la fase [Cleaned] para traducirlo. Disfruten del corto entreacto:

Sirius y los demás en el asentamiento



Al día siguiente nos quedamos en la casa del abuelo de los hermanos, Garve, y me desperté a causa de un ruido.

[Uhmm… ¿has despertado?] (Garve)

Como la casa no era tan espaciosa, sólo había dos habitaciones; La sala de estar y el dormitorio de Garve. Debido a eso, Emilia y Reese utilizaron el dormitorio, mientras que los chicos, Reus y yo, dormimos junto con Garve en la sala de estar.

Podíamos notar inmediatamente quién se despertaba en un lugar así. Entonces saludé a Garve, que se había despertado antes, mientras bostezaba.

[Buenos días. Básicamente, esto siempre sucede a esta hora, así que por favor no te preocupes.] (Sirius)

[Aah. Voy a salir por un momento, deberías quedarte en la cama.] (Garve)

[¿A dónde vas?] (Sirius)

[Es mi entrenamiento matutino. Nunca fallo en hacer esto todos los días.] (Garve)

[Ooh… ¿puedo ir contigo?] (Sirius)

[Hazlo a tu manera.] (Garve)

Así, decidí unirme al entrenamiento matutino de Garve. Me preguntaba si debería despertar a Reus, pero estaba durmiendo como un tronco porque hizo mucho ruido ayer. Emilia también, no se había despertado todavía.

Se estaban divirtiendo, especialmente porque se habían reunido con su familia. Decidí tomarlo despacio por una vez. Por lo tanto, sólo Garve y yo salimos.

[Cien Lobos-sama, por favor cuida de nosotros para que podamos estar saludables también hoy.] (??)

[Cien Lobos-sama. Deseo una buena cosecha este año.] (??)

[Woof…] (Cien Lobos)

Cuando salimos, nos saludó Hokuto, que estuvo durmiendo junto a la casa de Garve. Había varios wolfkin de plata ya orando delante de él.

Pensé que probablemente iban a hacer trabajos agrícolas. Como oraban sinceramente, Hokuto parecía incapaz de abandonar su lugar. Agité ligeramente mi mano para alegrarlo, y luego Garve y yo nos dirigimos al bosque.

El entrenamiento matutino parecía comenzar corriendo en el bosque. De alguna manera, se sentía como si fuéramos similares, y una extraña sensación de intimidad crecía.


Tal vez era porque corríamos todos los días. Cuando seguí corriendo en silencio, hasta que el camino se hizo más pequeño en el bosque, Garve, que corría delante, miró hacia atrás con una boca aflojada.

[… Así que puedes hacerlo. Tener una resistencia para alcanzarme tan fácilmente… tu victoria no fue una casualidad, ¿eh?] (Garve)

[Supongo que sí.] (Sirius)

Mientras corría, pensé en que la velocidad era extrañamente rápida. Aparentemente estaba siendo probado.

[Aparte de mi hijo, el único que pueda alcanzarme probablemente seas tú. Si tengo que decir más, eres un ser humano. El mundo es realmente amplio.] (Garve)

[Sí, el mundo es amplio, y hay diferentes tipos de personas. Por lo que sé, el de la espada…] (Sirius)

Y entonces seguí corriendo con Garve mientras hablaba de hombres fuertes como Lior. Escuché esto más tarde, pero la gente que vive en el asentamiento parecía ciertamente colapsar después de este tipo de entrenamiento.

Después de que terminamos nuestra carrera, nos dirigimos a la plaza del asentamiento.

Había diez hombres, que parecían ser los discípulos de Garve, alineados uno al lado del otro. Comenzaron a reorganizar sus posturas y se alinearon cuando se dieron cuenta de que Garve y yo veníamos. Parecía que tenían buena disciplina.

El marido de Aery-san, Jiria, estaba también entre estos hombres. Alzó la voz cuando notó mi presencia.

[Eh… ¿es ese Sirius? ¿Por casualidad, vienes a visitarme?] (Jiria)

[Bueno, me pregunto sobre eso. De todos modos, tengo curiosidad acerca de qué clase de entrenamiento se hace aquí.] (Sirius)

[Aah, Garve-san y nosotros…] (Jiria)

[Jiria, para con esa charla sin sentido y ve a la fila. ¡Seré estricto hoy!] (Garve)

El entrenamiento fue una simulación de pelea con Garve en un uno-a-uno.

No sólo peleando, Garve procedió a fondo mientras señalaba sus debilidades.

El tiempo para cada persona no era largo, pero como estaban hechos para moverse constantemente, todos los hombres se derrumbaron, llenos de sudor después de la sesión de entrenamiento. Incluso después de haber peleado contra todos, Garve limpió sólo una pequeña cantidad de sudor de su rostro.

De esta manera, Garve se forjaba a sí mismo peleando contra sus discípulos todos los días. En el rango más bajo, también había niños que tenían menos de diez años de edad. Sin embargo, Garve les enseñó y los trató con entusiasmo como si fueran adultos.

Después de que todos los miembros habían luchado una vez, el entrenamiento matutino fue concluido. Cuando volví a casa con Garve, comenté algunos puntos que tenía en mente mientras él estaba entrenando.

[Dime, Garve. Cuando estabas peleando con Jiria, sentí que tu centro de gravedad estaba extrañamente no alineado. ¿Podría ser que tu brazo…?] (Sirius)

[¿Es así? Por favor cuéntame los detalles más tarde.] (Garve)

Incluso si el consejo era de alguien que lo derrotó, él escuchó proactivamente a fin de ser más fuerte. Comprendía que aunque fuera solo esto, podría hacerlo más fuerte.

No había gente orando ante Hokuto cuando volvimos a casa. Sin embargo había una cesta llena de ofrendas, tales como verduras y carnes secas, colocada en frente de Hokuto.

Aunque dijo que no las necesitaba, no podía rechazarlas porque la gente lo deseaba firmemente.

Hokuto no necesitaba comer. Pero como ya la tenía, le pregunté qué quería comer. Y entonces, Hokuto sostuvo la cesta en su boca y la puso en mis manos.

[Woof!] (Hokuto)

[… ¿Me estás dando esto? Pero, ¿no es esto para ti?] (Sirius)

[Cien Lobos-sama dijo que está bien. Sería descortés no aceptarlos.] (Garve)

Se sentía incómodo recibir las ofrendas, pero como Hokuto lo dijo, vamos a aceptarlas. Cuando le dije que lo cepillaría más tarde, él felizmente meneó la cola.

Cuando entramos en la casa, Emilia y Reese, que ya estaban despiertas, estaban en la cocina y preparaban el desayuno. Reus, que se estaba estirando en la sala de estar, nos observó y nos saludó con una sonrisa.

[Buenos días, Aniki, Jii-chan.] (Reus)

[Aah… Buenos días, Sirius-sama, Ojii-chan.] (Emilia)

[Buenos días. El desayuno está casi terminado.] (Reese)

[Buenos días.] (Sirius)

[Bue-… Desayuno… Buenos días.] (Garve)

Garve relajó su expresión mientras respondía a los saludos de sus nietos, pero de inmediato cambió de nuevo a su habitual rostro inexpresivo. Pero cuando lo vi por la espalda, comprendí que él estaba tratando desesperadamente de ocultar su alegría porque su cola estaba ligeramente temblorosa.

Pensé en darles algo de ayuda, pero me expulsaron y me pidieron que tomara asiento. Como no se podía evitar, entregué las ofrendas que recibí de Hokuto, esperé y me relajé en la sala de estar.

[Hice un plato que aprendí de Aery-san.] (Reese)

[Es un plato único, pero he cambiado el sabor un poco para que se adapte al nuestro. Si se ajusta al gusto de Jii-chan…] (Emilia)

[No te preocupes por eso. Es lo bastante bueno que lo hayas prepararlo.] (Garve)

El plato fue cocinado con frijoles y hierbas. Era un carne asada entera en sopa, que fue hervida con varias carnes y verduras. La cantidad era enorme como para un desayuno matutino, pero en este mundo no era raro comer mucho en la mañana. Parecía que los wolfkin de plata tienen esa fuerte tendencia. Lo noté ya que los hermanos también comían bien.

Garve se comió los platos preparados, y entonces… se puso rígido.

[¿Como estuvo, Ojii-chan?] (Emilia)

[No está al nivel de Aniki, pero los platos de Nee-chan son deliciosos, ¿verdad?] (Reus)

[… Uhmm. Tiene un sabor ligeramente espeso… pero es delicioso.] (Garve)

[Los platos aquí están ligeramente sazonados, o la mayoría de ellos, creo. Sirius-san, ¿qué te parece?] (Reese)

[Sí, tiene buen sabor. Ambas han mejorado.] (Sirius)

Emilia y Reese estaban contentas y chocaron las palmas por nuestras respuestas.

Escuché esto de la tribu de lobos de plata. Dijeron que Garve casi siempre comía solo desde que su hijo, Felios, se fue.

Este Jii-san podría ser abrumado porque había de repente cuatro personas más, incluyendo a sus nietos, pero él sin duda estaba contento. Ya que nadie notó que Garve estaba ligeramente dejando caer lágrimas, empezamos a desayunar

Después del desayuno, Garve salió a cazar con los jóvenes, y Reus dijo que quería ir.

Emilia, Reese y yo visitamos el asentamiento y disfrutamos de un paseo.

Los jóvenes se dirigían a cazar, mientras que el resto en el asentamiento estaba trabajando duro, haciendo trabajo de campo, haciendo varios bienes necesarios y reparando casas.

[Es pacífico, ¿no?] (Reese)

Reese tenía razón, este asentamiento parecía pacífico. Nadie tenía hambre y las enfermedades no se extendían demasiado. Había muchos monstruos en los bosques circundantes, pero la tribu de lobos de plata era fuerte en general, así que no había ningún problema.

Caminamos a lo largo de la zona de cultivos, y di algunos consejos basado en la experiencia de mi vida anterior. Dado que había estado en países con problemas de alimentación muchas veces, tenía algunos conocimientos sobre la agricultura.

Cuando llegó el medio día, terminé de dar consejos. Cuando regresamos a casa para preparar el almuerzo, Hokuto salió con una cesta llena de cultivos, una vez más. Parecía que lo adoraron de nuevo y le dieron cosechas. Las acepté con gratitud.

Después de terminar el almuerzo y el entrenamiento habitual, nos preguntamos qué hacer a continuación. Sería bueno continuar nuestro entrenamiento, pero me gustaría que hubiera algo para cambiar eso.

[Sirius-sama, vamos a jugar Frisbee!] (Emilia)

[Por favor, Aniki!] (Reus)

Cuando pensé en eso, Emilia sacó el Frisbee que siempre usaba. ¿Siempre lo llevas?

Esa pregunta apareció en mi mente, pero no me quejé acerca de jugar Frisbee. Inmediatamente fuimos a la plaza. Y entonces tomé una postura de lanzamiento después de que los hermanos terminaran de calentar.

[Primero voy a lanzarlo ligeramente. Aquí tienen, vayan a buscarlo.] (Sirius)

En el momento en que lancé el Frisbee… el aire en el pueblo cambió.

Los niños que estaban jugando…

Amas de casa que estaban curtiendo pieles…

Hombres y mujeres jóvenes que estaban manejando la carne…

Miraron al Frisbee de golpe, como si un agujero negro atrajera sus ojos.

Los niños llegaron corriendo detrás de los hermanos, estaban retozando felices mientras agitaban sus colas.

[Lo tengo, Nee-chan!] (Reus)

[Kuh!? Lo conseguiré la próxima vez.] (Emilia)

Fue Reus quien logró atraparlo, pero parecía haber notado las circunstancias anormales.

Mientras llamaba la atención, Reus me lo devolvió. Cogí el Frisbee y acaricié su cabeza, y entonces fui rodeado por los wolfkin de plata del asentamiento.

[¡Oye! ¿Que es esto?] (??)

[Es un arma de proyectil interesante. ¿Puedes hacer una para mí?] (??)

[¡Por favor haz una para mí también!] (??)

Pensé que habría algún entretenimiento, pero… ¿era hasta este punto?

Por el momento, otras personas se unieron después de que terminara de enseñarles cómo hacerlo. Puesto que los lanzadores eramos solamente yo y Reese, quedamos indudablemente cansados. Sería bueno que otro adulto pudiera lanzarlo, pero el lanzador parecía querer perseguirlo después de que lo lanzara. Lanzar era algo… impopular.

Una vista de casi diez niños persiguiendo un solo Frisbee al mismo tiempo se sentía surrealista.

De esta manera, se dijo que el Frisbee era una cosa común para la tribu de lobos de plata.

Cuando llegué a casa después de haber tenido suficiente del Frisbee, recibí una cesta que contenía tres veces la cantidad de ofrendas de Hokuto. Ya era así. Me hizo sentir que no habría problemas con respecto a nuestras comidas si tenía a Hokuto durante mi estancia.

Aparentemente una madre le pidió que bendijera a su hijo. Puesto que tuvo un gran número de visitantes, decidí cepillarlo bien esta tarde.

Así, pasé varios días en el asentamiento, pero poco a poco noté que algo iba mal con Emilia. Comprendí vagamente la razón, pero no debería darle una mano esta vez. Así que decidí tranquilamente observarla.

Y justo cuando pensaba en que nos iríamos pronto, Garve me invitó a dar un paseo nocturno después de la cena.

Pensé en tener una discusión a fondo por una vez. También quería pedirle su guía al asentamiento de los hermanos, y él aceptó. Entonces fui conducido a una pequeña colina que estaba ligeramente alejada del asentamiento.

Garve y yo éramos los únicos que miraban hacia abajo en el asentamiento desde esa localización. Sirvió un poco de sake que trajo en dos copas, y me presentó una de ellas.

[¿Estás en edad de beber? ¿Me puedes acompañar un poco?] (Garve)

[Si es sólo un poco no hay problema.] (Sirius)

Golpeando ligeramente nuestras copas, miramos tranquilamente el asentamiento mientras bebíamos. Garve sirvió una segunda copa y abrió la boca después de soltar un gran suspiro.

[Mis nietos… son lindos. Muchas gracias por salvarlos.] (Garve)

[… acepto tu gratitud.] (Sirius)

Garve finalmente dejó salir lo que pensaba de los hermanos. No dije nada. No era que no entendiera sus sentimientos. No rescaté a los hermanos porque quería su gratitud. Lo hice porque quería hacerlo.

[Si son lindos, necesitas decirlo correctamente, ¿sabes? Los dos se preocupan por ti, pero si sigues siendo así por mucho tiempo, serán separados.] (Sirius)

[Lo entiendo, pero no quiero que mis nietos piensen en mí como su familia, no hasta que llore a mi hijo. Esa es… la razón.] (Garve)

Bebiendo el sake vertido de una sola vez, el monólogo de Garve continuó mientras miraba hacia la luna, como si soportara el peso de algo.

[No podía creer en el amor entre Felios y Rona. Me lamento mucho, esa es mi mayor carga. Lo lamenté mucho, en la medida en que creí que sería mejor morir a manos de los monstruos junto con mi hijo…] (Garve)

[Pero Garve. Todavía estás vivo. Y pudiste conocer a tus nietos, ¿no?] (Sirius)

[Aah… Lo entiendo. Independientemente de cuánto me arrepienta, el pasado no volverá. Y el momento en que vi por primera vez a mis nietos… mi corazón tembló tanto como cuando mi hijo nació. En los últimos años, fui algunas veces al asentamiento de mi hijo mientras mataba algunos monstruos, y todo lo que hice fue para llorar a Felios, pero ellos son la calidez que no había sentido en mucho tiempo. También pensé que era bueno estar vivo para mis nietos.] (Garve)

[¿Así que es por eso? Por eso tuviste esa actitud hacia Emilia y Reus, ¿eh?] (Sirius)

[Correcto. Incluso si soy consciente de ello, no puedo convencerme a mí mismo. No podré seguir adelante hasta que llore a mi hijo, soy un hombre miserable. No soy digno de ser llamado “Jii-chan” por mis nietos.] (Garve)

Al final de esas palabras, seguimos inclinando nuestras copas sin decir nada.

Bebí la primera copa porque entendí lo que este tipo quería decir, y entonces dejé la copa a la distancia. Miré a Garve, que estaba bebiendo su cuarta copa.

[¿Vendrás con nosotros?] (Sirius)

[… Aunque se podría decir que no tengo vergüenza por confiar en jóvenes, todavía quiero seguirte. Por favor… Quiero que me lleves.] (Garve)

Garve dejó su copa en silencio y se inclinó profundamente. Pero en realidad no tenía que inclinarse. Incluso si Garve no decía eso, lo habría invitado de todos modos.

[Por favor levanta la cabeza. Tú también tienes bastante fuerza, y conoces la localización del asentamiento, verdad? Además… ¿no son Emilia y Reus tu familia? Está bien que nos sigas abiertamente. Antes de que digas algo vergonzoso, por favor sé amable con tus nietos.] (Sirius)

[Supongo que sí. Pensaré en ello… Sirius.] (Garve)

[Los viejos obstinados son desagradables, Garve.] (Sirius)

Parecía que iba a tomar más tiempo antes de que pudiera ser más cariñoso con los hermanos.

Aunque había cierta diferencia de edad, disfruté bebiendo bajo la luna junto con Garve, que decía mi nombre como si fuéramos de la misma edad.

/Entreacto 1 vol. 12 FIN

Anterior      |       Siguiente

Anuncios

Acerca de Jaimelillo

Traductor, b-boy, gamer, speedcuber...
Esta entrada fue publicada en Alianza. Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a World Teacher Entreacto 1 vol. 12

  1. Pingback: World Teacher cap. 71 | Strange Translations

  2. Gibran dijo:

    Gracias 😀

    Me gusta

  3. Gracias por el capítulo

    Me gusta

  4. Gonzalo dijo:

    Muchas gracias por el cap

    Me gusta

  5. rubenlpblog dijo:

    gracias por el cap!

    chau capítulos de cada día… :´(

    Me gusta

  6. Galletitas dijo:

    Gracias por el capitulo !

    RIP capítulos diarios pero motívense que en 8 cap vuelve la elfa

    ahora solo es cosa de esperar 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Holow dijo:

      La waifu elfica ,la waifu legal,la del beso ,la primera, la que prometió descorche esto se va a descontrolar, creo que ya solo faltan 4 capítulos más °3°

      Me gusta

  7. Tekarukite dijo:

    gracias por el capitulo, ojala haga algo con Emilia se le esta poniendo sad xD

    Le gusta a 1 persona

  8. overlord2208 dijo:

    Gracias por el capitulo

    Me gusta

  9. Suraga dijo:

    Gracias por el capítulo

    Me gusta

  10. reisen870 dijo:

    gracias:,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,)

    Me gusta

  11. Christopher dijo:

    Gracias por el cap
    Por cierto no seria? bueno subir otra serie mientras suben Los capitulos En ingles?

    Me gusta

  12. jacob dijo:

    una buena novela con un gran trabajo de traduccion muchas gracias a esperar el proximo capitulo

    Me gusta

  13. Ivan dijo:

    muchas gracias por el capitulo

    Me gusta

  14. Pingback: World Teacher cap. 72 | Strange Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s