World Teacher cap. 73

Lo que se puede hacer como un Shishou



Después de que el Dyna Rhodia había huido, Emilia estaba cansada por llorar y se durmió, y le dije a Garve y Reus sobre la información que había sido probada.

Dyna Rhodia

A pesar de que es una especie de dragón, corre por el suelo sin tener la capacidad de volar por el cielo. Se aprovecha de sus fuertes dedos de los pies y de su fuerza para perseguir a su presa y comérsela.

Es un monstruo feroz que también podría ser llamado un pequeño desastre, pero debido a su escasez, rara vez se le encuentra.

A pesar de que no tiene grupo y sólo unos pocos de ellos habitan en un área, se dice que el Dyna Rhodia está activo sólo una vez al año, y sólo durante unos pocos días.

Excavará en las montañas y creará agujeros donde la gente no pueda acercarse y dormirá profundamente dentro de la tierra. Cuando se despierta de su sueño, se vuelve feroz debido a su intensa hambre. Por lo tanto, ataca a monstruos y personas al azar.

Después de que sacie su hambre por unos días, se duerme de nuevo.

Tal vez el Dyna Rhodia con el que luchamos anteriormente era el mismo que atacó la ciudad natal de Emilia y Reus. No fue confirmado de donde era el monstruo o si migró desde un lugar distante, pero ¿será suficiente decir que es un monstruo que va a seguir atacando hasta que su hambre sea saciada?

Tal vez esa era probablemente la razón por la que sólo había unos pocos monstruos alrededor a medida que nos dirigimos al asentamiento.

[… Bueno, eso es lo que he entendido del asalto anterior. ¿Qué piensan ustedes?] (Sirio)

[No estoy seguro de los pequeños detalles, pero creo que no hay ningún error en que habría atacado a otros monstruos, ya que pude oler diferentes tipos de sangre de él.] (Reus)

[Sí, coincido. Por cierto… ¿puedes liberarnos de una vez?] (Garve)

Había pasado alrededor de una hora desde el ataque. Sin embargo, ambos estaban atados con [String] y estaban rodando por el suelo.

Esto fue porque estuvieron demasiado agitados cuando vieron al enemigo. Si les liberaba, seguramente perseguirían al Dyna Rhodia. Es por eso que pensé que al hacer que no puedan moverse a la fuerza, enfriarían sus cabezas.

Al principio trataron de cortar la [String], pero ahora comprendían que era imposible y eso hizo que se calmaran. Dado que el hilo mágico rodeando sus cuerpos era transparente, se verían miserables para alguien que no supiera nada. Incluso si el hilo se pudiera ver, estaban atados tan a fondo que era como estar envueltos en una estera de bambú, lo que todavía se vería miserable de todos modos.

[Voy a liberarlos, pero no pueden perseguir al monstruo, ¿de acuerdo?]

[Entendido. Como Aniki haya ordenado.] (Reus)

[Entendido.] (Garve)

Parecían ser capaces de luchar cara a cara con el Dyna Rhodia, pero ya que no valía la pena considerando que sus principales ataques no estaban conectando, deberían hacerlo junto conmigo y Reese, que puede utilizar hechizos.

Borré la [String] y los liberé. Para estar seguro, dejé a Hokuto detrás de ellos de antemano. Por lo tanto, cuando todo el mundo se calmó, empezamos a hablar de nuestros planes futuros.

[Bueno, ese Dyna Rhodia es su enemigo. No importa lo que se necesite, no va a ser bueno si no pueden derrotarlo. De todos modos, ¿pensaron que tenían una oportunidad de ganar cuando lo atacaron?] (Sirius)

[… No lo sé. Pero si sigo golpeando en el mismo lugar, sin duda será derrotado.] (Garve)

[No es un oponente al que una espada no pueda cortar. Si solo lo corto superficialmente ya que no puedo cortarlo profundamente, no voy a ser capaz de acabar con él, ¿verdad?] (Reus)

[Garve lo tendría difícil, y a Reus le falta potencia. Además, realmente no tienen que luchar contra él sólo ustedes dos, saben?] (Sirius)

Cuando me di la vuelta para mirar a Emilia, que estaba descansando en la cama, Reese, que estaba escuchando la discusión mientras la atendía, subió el puño, pidiendo dejarle las cosas a ella.

A pesar de que no era buena peleando, era inusualmente enérgica, tal vez debido a Emilia y Reus. En cuanto a luchar contra ese mosntruo, su magia espiritual será fiable.

[También está la amiga de Emilia y Reus. Además, puedo hacerlo con mi [Magnum].] (Sirio)

[ … Lo siento, Aniki. Lo siento, pero no quiero que Aniki nos ayude contra ese tipo.] (Reus)

[Yo también, por favor. Ese es el enemigo de mi hijo, quiero lidiar con él con mis propias manos…] (Garve)

Reus y Garve declararon profundamente al mismo tiempo que bajaban sus cabezas, pero tenía la intención de hacerlo desde el principio. Reese también parecía tener pensamientos similares, pero parece que tenía algunas condiciones.

[Entendido. Sin embargo, si hay una lesión, absolutamente la trataré. Si no es así… Voy a sumergirlo.] (Reese)

[Estoy contento, pero este es nuestro problema…] (Garve)

[L-lo entiendo, Reese-ane! ¿No es esto mejor, Jii-chan? No tendremos que preocuparnos por ser heridos.] (Reus)

[Hmm… bien.] (Garve)

Reus convenció desesperadamente a Garve porque sabía que no sería bueno si Reese se enojaba. Reese era suave y amable, pero la verdad era que ella era una niña problemática cuando se enoja.

Ella dijo que iba a sumergirlo, pero si ella fuera con todo, podría hacer un tsunami, aunque fuera contra una montaña. La magia espiritual era tan poderosa como eso. Ella nunca se enfadó tanto sin embargo.

Probablemente no tenía que explicarle a Hokuto. En realidad, no fue de frente en la batalla anterior y se trasladó a proteger a Emilia y Reese.

[Yo también. No pienso poner mis manos sobre el Dyna Rhodia, salvo que sea necesario. Eso significa que habrá tres oponentes, incluyendo a Emilia, contra ese monstruo, ¿verdad?] (Sirius)

[Aniki, para Nee-chan es imposible.] (Reus)

[Ella realmente no puede luchar contra eso si está así de aterrada.] (Garve)

[Quien decida si luchará o no no son ustedes, sino Emilia. Aquí, hasta que ella mejore, todos los días…] (Sirius)

Traté de decir que deberían considerar la situación, pero ya que sus ojos brillaban como bestias, sin querer cerré la boca.

… Eso era imposible, supongo.

Incluso si los rentengo aquí, no hay ningún error en que se escaparían para cazar al monstruo. Dado que estaría preocupado si lucharan sólo los dos, me gustaría que todos participaran en esta lucha.

Reus apuntó a una construcción en otro lugar que estaba relativamente limpio, y salió con algunos planes.

[Nee-chan descansará allí. Mira, hay una casa restante que todavía está en buena forma.] (Reus)

[Supongo que sí. No quiero ver llorar a esa niña más que esto. Será mejor dejar este lugar.] (Garve)

[Si ese es el caso, ¿qué hay de que Sirius-san se quede aquí? Creo que Emilia se sentirá mejor si te quedas con ella hasta que se despierte.] (Reese)

Eso sin duda le ayudaría. Aunque me siento un poco incómodo, si fueran Hokuto y Reese, podrían ganar suficientemente contra el Dyna Rhodia.

Pero… eso no tiene ningún sentido.

Cuando Emilia por sí misma mire directamente al Dyna Rhodia, será casi imposible para ella superar su pasado hasta el día en que pelee y lo derrote.

Entonces, la única opción era…

[Sirius-san, ¿estás bien?] (Reese)

[Aniki, debería sustituirte?] (Reus)

[Woof!] (Hokuto)

[Estoy bien. Ustedes deberían conservar su fuerza.] (Sirius)

Mi única opción era… llevar a Emilia en la espalda, y tener a todos los demás desafiando al Dyna Rhodia.

A pesar de que el Dyna Rhodia había escapado, muchos árboles fueron abatidos por ese enorme cuerpo, y había rastros de sangre debido a los ataques de Reus, así que la dirección de su escape fue conocida inmediatamente.

Los árboles ya no estaban por el suelo después de un tiempo, pero continuamos siguiendo la sangre y huellas que fueron utilizados como marcas. En nuestro camino, activé [Search] una vez y apunté a una montaña cercana.

[La reacción del monstruo está llegando desde el interior de esa montaña. Puede haber una cueva al pie de la misma, o tal vez excavó un agujero.] (Sirius)

[Tu habilidad es realmente sorprendente.] (Garve)

[Ese es Aniki. Sin embargo, no existe la posibilidad de que sea otro monstruo también?] (Reus)

[No dejé mi cuchillo clavado en su ojo? Por lo tanto, no hay ningún error en que la reacción está viniendo de ese monstruo.] (Sirius)

Ese cuchillo arrojadizo fue un pedido especial hecho por el herrero de Elysion, Grant. Era un cuchillo hecho a medida y fácil de tirar para mí, pero ya que no había demasiados de ellos, los tenía a todos ellos incrustados con piedras mágicas. Incluso si desaparecía en algún lugar, era posible recuperarlo, ya que podía detectar el maná en las piedras mágicas.

A medida que continuabamos caminando hacia la reacción como punto de referencia, Reese miraba a su alrededor e inclinaba la cabeza.

[Ahora que lo pienso, no han habido apariciones de monstruos desde hace un tiempo.] (Reese)

[Tal vez huyeron del Dyna Rhodia, o fueron comidos por él. Debido a ese enorme cuerpo, puede ser un monstruo en la parte superior de la cadena alimenticia en esta área.] (Sirius)

[Superior… ? Sin embargo, es preocupante que mi ataque no haya conectado. Lo mismo va para Felios.] (Garve)

[Mi espada también. Se sintió realmente insoportable que mi corte se detuviera hasta ese punto.] (Reus)

Aunque las habilidades de esos dos fueran suficientes, el oponente de esta vez era incompatible con ellos porque sus armas y ataques eran poco eficáces.

No se pudo evitar en el caso de Garve, y si la espada de Reus no fuera una gran espada, sino una espada ordinaria, podría estar en una situación diferente.

Con la gran espada de Reus siendo enorme y amplia, siguiendo la especialización de Lior, era fácil meterse en problemas con el interior carnoso del cuerpo debido a que la gran superficie de contacto en el interior del monstruo no era sólo eso. Si se trataba de una espada especializada en el corte, y no una espada grande, sería suficiente para causar una lesión fatal. Era desconocido si había una espada como esa en este mundo, pero si la hubiera, podría haber sido posible cortarlo.

Por cierto, si fuera Lior, creo que fácilmente podría cortarlo por la mitad. Tal era su nivel de habilidad, incluso si él se detuvo a medio camino, tenía el poder de superar cualquier cosa con su propio poder. Dado que estaba en una ‘dimensión’ ligeramente diferente, sería mejor pensar de manera diferente.

[Como era de esperarse, ¿debería apuntar a la cabeza? Pero es demasiado severo contra un oponente que se mueve mucho.] (Garve)

[¿Debería no cortar de lleno y apuñalarlo? Pero si se detiene a mitad de camino, no saldrá…] (Reus)

Reus y Garve estaban hablando de cómo lidiar contra el Dyna Rhodia desde antes, pero parecían no poder llegar a una idea.

No podía permitir que atacaran cuando carecían de métodos de afrontamiento, pero ya que era también un enemigo de la tribu de lobos de plata, pensé que también quería darles consejos.

[¿Garve tiene otros métodos de lucha, aparte de esa técnica asesina?] (Sirius)

[Sólo puedo dar puñetazos y patear.] (Garve)

[Si ese es el caso, Garve debería actuar como apoyo. Deberíamos dejar a Reus para atacar al Dyna Rhodia.] (Sirius)

Aunque no será demasiado eficaz, sería posible aplastar su asalto, ya que podría ser mandado a volar por los ataques de Garve. Una táctica que permite a Reus cortarlo, mientras que Garve llama su atención, o mandar a volar lejos al monstruo y hacer una abertura, sería probablemente mejor.

[Reus, no cortes su vientre grueso ni su cuello, apunta a la punta de la cola o a los brazos. Si es una parte delgada, podrás cortar la carne antes de que se envuelva alrededor de la espada.] (Sirius)

[Ya veo. Pero parece que va a tomar algún tiempo.] (Reus)

[Es inevitable que se convierta en una larga batalla con sólo ustedes dos. Eso puede ser humillante, pero poco a poco lo dañarán. Te arrepentirás si ataca tu asentamiento más tarde, ¿sabes?] (Sirius)

[…Está bien. Aunque no sea capaz de matarlo con mis propias manos, mientras ese monstruo sea asesinado, es suficiente.] (Garve)

[¡Déjamelo a mí, Jii-chan! Lo mataré.] (Reus)

[Uhmm, bien, pero hazlo bien.] (Garve)

Cuando me di cuenta de ello, Reus y Garve se estaban llevando bien, mientras chocaban los puños juntos. Normalmente Emilia se habría unido a ellos, pero por desgracia, ella estaba durmiendo en mi espalda.

Mientras que confirmaba su cooperación mutua, no caminé delante de ellos porque no quise que esto fuera oído. Le susurré secretamente a Reese, que estaba a mi lado.

[Inmediatamente intervendrás cuando sientas que sea peligroso. Reese los apoyará con un muro de larga distancia. Y no uses [Aqua Cutter].] (Sirius)

[Entendido. En primer lugar, me sería imposible acercarme. Dejando a un lado esa cuestión, ¿qué hay de Emilia? ¿Realmente vamos a traerla como está?] (Reese)

[Sí. Incluso si no puede luchar, podría haber algunos cambios si ve al enemigo de sus padres ser derrotado ante ella.] (Sirius)

Sin embargo, ese era un resultado indeseable.

Sería mejor para Emilia levantarse por su cuenta y luchar contra el monstruo enemigo de sus padres. Incluso si pierde o no puede perseverar cuando desafíe al monstruo, no me importaría si se quejara si lo mato. En esa situación, Emilia superaría su pasado y crecería.

[Es duro, pero tienes que intentarlo, Emilia. Te animaré sin importar lo que pase.] (Reese)

Reese acarició suavemente la cabeza de Emilia, que tenía una cara tranquila y dormida.

Descubrimos una gran cueva cuando llegamos al pie de la montaña.

Era lo suficientemente grande como para que el Dyna Rhodia pasara y también había rastros de sangre y huellas que llevaban hacia la cueva. No había ningún error en que escapó hasta aquí.

Había un río que fluía dentro de la cueva, y un pasillo con un techo que era similar al de una cueva de piedra caliza. Era extraño sentir la atmósfera fresca y agradable de una cueva. Era pura y agradable en la medida en que no creerías que había un monstruo viviendo dentro de ella. En el camino, Reese, que observaba el río que corría junto al espacioso pasillo, susurró.

[Si hay un río cerca, los espíritus estarán también activos. En esta situación, puedo demostrar plenamente mi poder.] (Reese)

[Eso es alentador. Sin embargo, esta cueva ha estado aquí por mucho tiempo. El suelo también es sólido, por lo que no hay necesidad de preocuparse por la caída de la cueva, incluso si el monstruo va algo descontrolado.] (Sirius)

Mientras examinaba las paredes cercanas, no sentía ninguna posibilidad de que la cueva se derrumbara. Parecía que podían luchar tranquilos. Cuando ambos se emocionaron al oírlo, procedimos a la cueva juntos.

Había una habitación grande al final del pasillo. Era del tamaño de un domo que se encontraba en algunas de las principales ciudades en mi vida anterior con un espacio abierto en su techo, donde el cielo azul era visible. La luz del sol se derramaba en el centro de la habitación, era un espectáculo ligeramente mágico.

Podría haber rastros de ruinas históricas, pero como no éramos realmente entusiastas de la historia, no teníamos planes de explorar. Lo que entendíamos ahora era que el callejón sin salida de la cueva llegaba aquí, y eso significaba que el Dyna Rhodia estaba completamente arrinconado.

Y encima del pavimento de piedra que se extendía por toda la parte interior de la habitación, estaba el Dyna Rhodia mostrando su espalda a nosotros mientras devoraba algo. Probablemente era un monstruo que fue cazado mientras escapaba hacia aquí. El sonido de la carne y los huesos crujiendo llegaba hasta aquí.

[¡Finalmente acorralamos a este bastardo!] (Reus)

[Esa será la última comida que tengas. Esta vez… ¡es tu turno de ser cazado!] (Garve)

Sus espíritus de batalla se veían lo suficientemente bien, y lentamente entraron en el centro del espacio abierto. El Dyna Rhodia también nos notó. Dejó de comer y giró su sangrienta cara en nuestra dirección.

La herida del corte de Reus se había curado completamente cuando miré su vientre. Su carne era robusta y absorbía los impactos. Además, tenía una excelente capacidad regenerativa. Pensé que era un oponente muy problemático.

Mientras miraba a los dos dando un paso adelante sin sentir miedo, Emilia, que llevaba en mi espalda, se despertó lentamente. Parece que ha despertado, así que todo es en su lugar.

[Aah… Sirius… -sama?] (Emilia)

[¿Te has despertado?] (Sirius)

[Sí. La espalda de Sirius-sama… Es muy confortable…] (Emilia)

Emilia comprendió que yo la cargaba, y estaba haciendo una voz de niña mimada mientras se acercaba a mi cabeza con una cara ruborizada. Parecía que todavía estaba medio dormida, ni siquiera notó al Dyna Rhodia que nos estaba mirando.

Mientras exhibía tal ambiente despreocupado, la batalla en primera línea estaba a punto de comenzar.

[Lo atraeré desde el frente. ¡Aquí voy!] (Garve)

[Te lo dejo, Jii-chan!] (Reus)

En el momento en que Reus y Garve patearon el suelo y empezaron a correr, el Dyna Rhodia se giró hacia el techo y soltó un rugido.

[¿Crees que tal rugido es efectivo ahora?] (Garve)

[¡Voy a destrozarlo con mi espada!] (Reus)

El rugido desencadenó una onda de choque en los alrededores. No sólo llegó a toda la cueva, sino que también atravesó el techo y reverberó hacia el exterior de la cueva. Aunque ninguno de ellos se estremeció ante un rugido de ese nivel… Me sentí un poco incómodo. Este rugido parecía ser diferente del que lanzó en el asentamiento. Hokuto, que estaba de pie junto a mí, también tenía la misma sensación. Parecía estar en alerta mientras movía las orejas varias veces.

Pero el mayor problema era que Emilia, que estaba durmiendo en mi espalda, había despertado completamente con ese rugido.

[Aa… aaahh… Nooo…] (Emilia)

[¡Cálmate, Emilia! ¡No desvíes la mirada!] (Sirius)

Emilia tembló en el momento en que se dio cuenta de que el enemigo estaba allí. Enterró su cara en mi espalda como si no quisiera verlo. Sin embargo, estaba más tranquila en comparación con antes, creo que era gracias al hecho de que ella estaba en contacto directo conmigo por segunda vez. Ella lentamente levantó su rostro en respuesta a mi voz.

[¿No es ese el enemigo de tus padres? Más importante aún, es necesario combatirlo. Obsérvalo y no apartes la mirada.] (Sirius)

[S sí. Tengo que… el enemigo de… Okaa-san… y Otou-san.] (Emilia)

Mientras Emilia respiraba con dificultad, empezó a desenredar las manos de mi cuello, tratando de bajarse de mi espalda.

En ese momento, los dos que estaban luchando en primera línea estaban intercambiando golpes, pero parecían estar ligeramente en aprietos, más de lo que esperaba. Reus había logrado cortar un dedo de su mano, pero el Dyna Rhodia trató de morderlo sin temor alguno.

[¡Fue allí!] (Garve)

[Maldita sea, ¿no te asustas ni por esto?] (Reus)

Cada vez que el monstruo rugía a causa de su ofensa y defensa, el espíritu de lucha de Emilia se disipaba y se unía a mi espalda otra vez. Aunque ya lo había repetido muchas veces, Emilia trataba de ponerse de pie sin romper su espíritu.

Sin embargo…

[Jii-chan, es peligroso!] (Reus)

[Kuhh!? Hasta este punto…!] (Garve)

A pesar de que tuvieron un descanso durante nuestro camino hacia aquí, ambos han estado luchando continuamente desde esta mañana, y estaban mentalmente agotados porque vieron el asentamiento en ruinas. Garve estuvo a punto de ser comido porque su concentración estaba perturbada, pero hizo un gran salto hacia un lado para evitarlo.

Estaba a salvo, pero de nuevo, podría ser difícil para dos personas.

Pero cuando Emilia vió esa escena, despertó el trauma mental del pasado.

[Aah… Okaa-san… Otou-san…] (Emilia)

La visión del pasado volvió, y esta vez, Emilia se enterró en mi espalda y dejó de levantar la cara. Reese intentó desesperadamente animar a Emilia… pero por desgracia, ya estábamos sin tiempo.

Pensé que esto sería malo para Emilia y Reese, pero ya que no tenía tiempo, pensé que debería usar un tratamiento más áspero.

[Vamos a retroceder un poco. Reese también, síguenos.] (Sirius)

[¡Eh!? E-entendido.] (Reese)

Dimos la espalda a la escena de las dos personas luchando contra el monstruo, y volvimos al pasillo desde la habitación.

Bajé a Emilia de mi espalda a la fuerza en un lugar donde la figura del monstruo no podía ser vista en absoluto. La miré, seguía llorando. Reese miraba ansiosa desde un lado, pero le dije que no dijera nada.

Tan pronto como Emilia fue puesta en el suelo, trató de pegárseme, pero la detuve sosteniendo sus hombros.

[Noo… no me dejes…] (Emilia)

[Emilia… ¿realmente quieres superar tu pasado?] (Sirius)

[Quiero superarlo… ¡quiero hacerlo! Pero… no importa cuántas veces lo intente… no importa cuántas veces me lo digas… ¡Tengo miedo de ese monstruo!] (Emilia)

[¿Tienes miedo? ¿No tienes una capacidad suficiente como para luchar contra ese monstruo?] (Sirius)

[Aun así, mis pies… mi cuerpo… ¡No puedo moverlos! Podría ser… imposible para mí. Por favor, Sirius-sama. Ese monstruo… el enemigo de Okaa-san y Otou-san...] (Emilia)

[¡Emilia!] (Sirius)

Realmente le grité a Emilia.

Emilia se sorprendió porque fue la primera vez que me oyó usar un tono de voz enojado. Puse mis manos en las mejillas de Emilia y hablé con una expresión seria.

[No seguiré permitiendo esto. No recuerdo haber traído a un discípulo que fuera tan quejumbroso.] (Sirius)

[Auu…] (Emilia)

[¿Tienes miedo? ¿Es doloroso? Pero para mí… es inútil huir. Incluso si derroto o elimino al enemigo, te arrepentirás para siempre si no haces nada.] (Sirius)

Aunque quería superar su pasado, comprendí la frustración de no poder dar un paso adelante debido al miedo. Sin embargo, en lugar de superarlo dando un paso en un escalón hecho por otros, ella tiene que superarlo con su propio esfuerzo.

[No importa lo asustada que estés, ponte de pie y enfréntate al monstruo. He entrenado tu mente y cuerpo para que puedas hacerlo.] (Sirius)

[Pero… aún así…] (Emilia)

[Si dices que no puedes hacerlo…] (Sirius)

Le dí la espalda a Emilia y hablé mientras volvía la cabeza.

[No estás calificada para ser mi discípula.] (Sirius)

[!?] (Emilia)

Desvié la mirada de ella, como si estuviera perdiendo completamente el interés, y como si estuviera mirando a una piedra al lado de una carretera. Dejé a Emilia y me alejé.

Esto me hizo recordar, mientras caminaba por el pasillo de la cueva.

La expresión de Emilia que vi justo antes de girarme estaba manchada de desesperación. Incluso si dije que no estaba calificada para ser mi discípula, no significa que la abandonaré. Es sólo que el título de discípula será removido. Como no cambiaba el hecho de que ella era una sirviente, seguiría estando a mi lado.

Pero no se sentía orgullosa de ser una sirviente. Estaba orgullosa porque era mi discípula. Si ese orgullo era más fuerte que el trauma por el monstruo, sería la clave esta vez. Por eso la dejé a un lado.

Sin embargo, si no puede levantarse y hacer algo… realmente no la perdonaré si se hace llamar mi discípula. Lo que pase… todo depende de Emilia.

La verdad era que quería esconderme y vigilarla, pero… Tenía algo más que hacer. Aunque no podía evitarlo, continué caminando hacia el exterior de la cueva mientras suspiraba, ya que había dejado a mi discípulo a un lado.

Mientras estaba en camino, Reese corría y me perseguía, como si tuviera algo que decir. Cuando coincidí mis ojos con los de Reese, me miraba como si me condenara, pero eso también probablemente no se pueda evitar. Habría sido diferente si permaneciera allí, pero juzgando la situación, también parece haber abandonado a Emilia.

[… ¿Estará bien si no estás con Emilia?] (Sirius)

[Si ocurre algo, los espíritus me lo dirán, así que está bien. Dejando eso a un lado, ¿por qué le dijiste eso a Emilia?] (Reese)

[Ella sigue siendo mi sirviente, por lo que Emilia seguirá estando a mi lado, ¿sabes? Es sólo que el título de discípula ya no será aplicable.] (Sirius)

[Creo que Sirius-san sabe lo importante que es ese título para Emilia. ¿No hay otra manera?] (Reese)

[Puede que sí, pero no tengo tiempo. Después de todo… sólo creeré en la fuerza del corazón de Emilia.] (Sirius)

[… ¿Tiempo?] (Reese)

Cuando salí de la cueva, mientras Reese estaba en duda, Hokuto nos recibió.

Ya estaba aquí cuando Reus y Garve empezaron a pelear. Parecía que estaba preparando algo, en el caso de que yo no llegara a tiempo. Como era de esperar de mi compañero. Acaricié la cabeza de Hokuto, que estaba sentado en dirección al bosque. Sacudió la cola, expresando su placer.

[… entiendo más o menos que no has abandonado a Emilia. Y lo que es más importante, ¿por qué se están yendo Sirius-san y Hokuto? Tenemos que ayudar a Reus y Garve-san, ¿no?] (Reese)

[Lo siento, no puedo evitarlo. Hay hordas de monstruos corriendo hacia esta cueva.] (Sirius)

[¡Eh!? ¿Por qué?] (Reese)

[Ese monstruo… el Dyna Rhodia rugió hacia el cielo justo antes de la pelea, ¿correcto? Ese no fue un rugido de intimidación, sino un rugido especial que atrajo a los monstruos circundantes.] (Sirius)

Después de que el Dyna Rhodia rugiera hacia el cielo, activé [Search] en un rango más amplio. Y entonces, capté las respuestas de los monstruos cercanos que venían hacia nosotros de una vez.

No estaba tan seguro de si era un llamado para reunirlos, pero ese monstruo también tenía esa habilidad. Comprendí por qué su otro nombre era “calamidad”.

En otras palabras, el incidente del asalto a la ciudad natal de Emilia no fue causado por la naturaleza, sino por el Dyna Rhodia. Pensé que el Dyna Rhodia era una parte de los monstruos que atacaron el asentamiento, pero él fue el culpable.

Según mis deducciones, ese rugido especial estimulaba a los enemigos y pensé que tenía un efecto para atraer a otros, inconscientemente. Yo no participé en la batalla simplemente porque me sentía incómodo. Sin embargo, Reus y Garve, que habían recibido el rugido, estaban claramente más agresivos.

Esta habilidad probablemente era usada para atraer monstruos y comerlos de manera más eficiente. La razón por la que había tantos monstruos cada vez que Garve visitaba el lugar era porque este Dyna Rhodia ocasionalmente despertaba y reunía más enemigos, y el resto parecían ser las sobras.

[¡Tengo que contárselo a todos de inmediato!] (Reese)

[Eso no es bueno. No estoy seguro de si esos dos que luchan dentro escucharán, y todavía tomará algún tiempo que Emilia tome una decisión. Tengo que mantener a los monstruos aquí, para que no sean un obstáculo para ellos.] (Sirius)

[¡Lucharé también!] (Reese)

[Lo siento, quiero que Reese cuide de Emilia. No sé qué decidirá, pero quiero que te quedes a su lado y la observes. Además no estoy solo, ¿sabes?] (Sirius)

[Woof!] (Hokuto)

El Hokuto sentado se puso de pie y ladró mientras meneaba la cola. Hice una sonrisa para tranquilizar a Reese.

[Como puedes ver, él es un compañero confiable, así que por favor no te preocupes. Además, yo soy tu Shishou. Simples monstruos no me harán caer.] (Sirius)

[Pero… bien. Definitivamente no creo que Sirius-san vaya a ser derrotado por monstruos.] (Reese)

[Sí, no importa cuántos monstruos se reúnan, no será un problema. Estoy más ansioso por los dos que están luchando dentro. Si Emilia vuelve a ponerse de pie, quiero que les ayude lo antes posible.] (Sirius)

Aunque asintió con la cabeza, estaba un poco descontenta. Entonces, me quité el abrigo que llevaba. Pensé en quitarme el abrigo, que era ropa de batalla de fácil movilidad, y dejarlo en frente de la cueva, pero de todos modos…

[Reese, si Emilia se recupera, por favor entrégale este abrigo a ella. Hay armas preparadas, y debería protegerla de un impacto ligero.] (Sirius)

[… Entendido.] (Reese)

Al ver que Reese doblaba el abrigo y lo sostenía cerca de su pecho, empecé a calentar mientras pensaba en algunos planes. A juzgar por la velocidad de los monstruos, podría verlos en unos minutos. Iba a tender trampas después de que terminara de calentar, pero por alguna razón, Reese no se movía del lugar.

[¿Qué pasa? ¿Cuánto tiempo vas…] (Sirius)

[Sirius-san…] (Reese)

Cuando me volví, la cara de Reese estaba cerca de mí, y me besó en la mejilla. Aunque fue un beso simple, Reese se alejó lentamente mientras se sonrojaba.

[Se-según las leyendas contadas en los libros, se decía que las diosas y santas daban sus bendiciones a través de un beso. No soy una auténtica santa, pero como tengo sentimientos por ti, creo… que sin duda es una bendición. Así que… eso…] (Reese)

Hacerlo por su cuenta la había hecho sentirse nerviosa, como si fuera a morir en cualquier momento. Mientras miraba su nerviosismo, una sonrisa flotó naturalmente en mi cara.

[¡No tienes que sonreír!] (Reese)

[Mi error. Las bendiciones de una santa… las he recibido de seguro. Parece que seré capaz de derrotar a los monstruos más fácilmente a partir de ahora.] (Sirius)

[Y-yo no creo que haya tal efecto, pero por favor no hagas lo imposible. No estoy segura acerca de Emilia o Reus, pero si algo le sucede a Sirius-san, a mi también… no me gustaría.] (Reese)

[Entonces, por el bien de mis discípulos, ¿enfatizaré primero la seguridad?] (Sirius)

[¡Sí! Hokuto también, por favor. No debes… exagerar.] (Reese)

[Woof…] (Hokuto)

Finalmente vi a Reese regresar a la cueva después de que abrazara a Hokuto.

Con el paso del tiempo, el bosque se hizo más ruidoso. Intenté un [Seach] muy exacto para contar cuántos monstruos venían.

[… Oh querido, se han reunido bastante bien hasta ahora. Esto será una fiesta bastante suntuosa.] (Sirius)

Los monstruos se mostraban en rojo en el radar cerebral, pero lo que veía delante de mí era un rojo magnífico. Incluso si solo he hecho una estimación leve, habría unos 200 tamaños diferentes.

Sin embargo… no podía retirarme.

[Ahora… limpiemos esto rápidamente ya que tengo que ir a ver las condiciones de mis discípulos. ¿Estás listo?] (Sirius)

[Woof!] (Hokuto)

Miré al digno Hokuto, y encendí mi interruptor para la batalla.

Aunque el número era pequeño, ya confirmé la aparición de monstruos voladores en el cielo. Probablemente llegarían antes que los monstruos que corrían por el suelo, así que comencemos a despejar el cielo primero.

Estiré mi mano hacia el cielo, mientras preparaba mi poder mágico.

[De aquí en adelante… no dejaré que ni siquiera uno pase.] (Sirius)

—- Emilia —-

[No estás calificada para ser mi discípula.] (Sirius)

Cuando eso fue dicho, yo estaba viendo la espalda de Sirius-sama dándose la vuelta y saliendo… No pude hacer nada más que mirarlo, ya que estaba sorprendida.

Y la mirada que me dirigía era como si viera a una piedra de por aquí.

Como si esos ojos estuvieran mirando a una persona miserable, sin tener expectativas e intereses. Me sentí más asustada que con el monstruo.

No me gustó

Yo estaba triste…

Y más que eso… era mortificante que Sirius-sama hiciera esa clase de mirada.

Sirius-sama intencionalmente me dejó a un lado para animarme. Pero esas palabras no eran una mentira. Si no puedo hacer nada, Sirius-sama renunciará a mí.

No quiero eso.

Me gustaría ser capaz de comunicarme con los demás sin tener que intercambiar palabras, como Hokuto… ¿Qué estoy haciendo?

Si quedo atascada con una cosa así, no confiarán en mí para siempre. Seré… protegida para siempre.

Quiero que Sirius-sama dependa de mí. No me dejará, pase lo que pase, compartiendo momentos alegres, apoyándolo durante tiempos tristes y protegiéndolo cuando esté en peligro.

Ese es el pago de todo porque fui salvada por Sirius-sama. Elena-san me lo encomendó, y yo lo deseé sinceramente.

Pero aún así… estaba llorando y aferrándome a Sirius-sama, y ahora estaba atascada en este lugar porque tenía miedo de un solo monstruo.

A pesar de que estoy avergonzada y me siento arrepentida… No puedo evitar tener miedo del monstruo que se llevó a Okaa-san y Otou-san. Siempre que veía esa figura, la escena donde oía a Okaa-san y Otou-san ser comidos aparecía.

Una y otra vez… y otra vez… incluso si estaba siendo animada, mi cuerpo no se movería.

[Emilia…] (Reese)

Cuando me di cuenta… Reese estaba de pie frente a mí mientras enterraba la cabeza entre mis rodillas, y fui inconscientemente aliviada. Me sentí aliviada de no haber sido abandonada.

Mientras me sentía miserable, Reese puso sus manos sobre mis hombros y habló suavemente.

[Ya ves… Sirius-sama salió de la cueva.] (Reese)

Incluso si ella dijo que él salió, no pensé en que él huiría. Pensé que definitivamente había algo mal, pero estuve a punto de aguantar mi respiración a causa de las palabras que Reese dijo a continuación.

[Hordas de monstruos se acercan a esta cueva. Sirius-san salió a detenerlos.] (Reese)

Hordas de… monstruos?

En ese momento, surgió la escena de monstruos atacando mi ciudad natal. Sin poder soportar el caos de los números, los adultos fueron comidos, uno por uno… y Otou-san…

Esas hordas de monstruos… y Sirius-sama?

[¿Por qué…?] (Emilia)

[Parece que ese monstruo atrae a otros monstruos con su rugido. Sirius-san dijo que podría haberse escapado aquí con el propósito de acorralarnos.](Reese)

[¡No puede ser cierto! Entonces, ¿Por qué Reese está aquí? ¿Por qué no están luchando juntos?] (Emilia)

[¡Quería quedarme con él! Sin embargo… me pidieron que cuidara de ti.] (Reese)

[Aah…] (Emilia)

Cuando levanté mi cara con todos estos sentimientos, Reese me observaba con una expresión seria.

Sí… es cierto. A Reese no le gusta pelear, pero ella no vendría aquí sin decir nada.

[Lo siento. Por mí…] (Emilia)

[Incluso si él no me pidiera que cuidara de ti, definitivamente me diría que me fuera. Estoy preocupada, pero Sirius-san estaba confiado cuando dijo que los aniquilaría, y como Hokuto también está allí, estoy segura de que regresará sano y salvo.] (Reese)

[Él es ese tipo de persona.] (Emilia)

[Jeje… él es nuestro Shishou. Dime Emilia, ¿está bien dejar las cosas así?] (Reese)

[… no quiero hacerlo.] (Emilia)

Sirius-sama también estaba peleando, pero ¿qué debería hacer al respecto?

Ese monstruo era aterrador.

Era aterrador, pero…

[No quiero… que Sirius-sama… me odie] (Emilia)

Si me quedo así, los ojos que él mostró cuando se iba… él realmente quería decir eso.

Eso fue… espantoso.

Comparado con el monstruofuefue

[Oye, Reese.] (Emilia)

[¿Sí?] (Reese)

[Golpéame…] (Emilia)

[Realmente lo haré, ¿sabes?] (Reese)

[Por favor.] (Emilia)

Reese me golpeó en la mejilla sin reservas. Aunque Reese no era buena para enojarse, sentí su bondad cuando me dio una seria bofetada.

[Eso podría haber sido un poco fuerte…] (Reese)

[Esté bien. Porque me he librado de eso.] (Emilia)

Tal dolor era natural para mí, ya que fui miserable hasta ahora. Mientras apreciaba a Reese, que no se contuvo, respiré y puse algo de fuerza en mi cuerpo.

Está bien… Puedo levantarme esta vez.

Sí, cuando comparo esto con la mirada de Sirius-sama…

[¡Tal monstruo… no da miedo en absoluto!] (Emilia)

Mi cuerpo no se movió porque mi corazón sucumbió al miedo. Pude levantarme suprimiendo ese miedo.

Inmediatamente confirmé mi circulación de maná. Apreté el puño varias veces y traté de comprobar los movimientos de mi cuerpo. Parecía que era capaz de moverme sin ningún problema.

Si ese es el caso, puedo luchar!

[Gracias por esperar, Reese. Vayamos inmediatamente.] (Emilia)

[¿A dónde?] (Reese)

[Por supuesto, vamos donde el Dyna Rhodia, que está luchando contra Reus y Ojii-chan!] (Emilia)

[¡Si, vamos! Aah… antes de eso, por favor ponte esto.] (Reese)

Reese me dio la chaqueta usada por Sirius-sama.

El hecho de que Reese guardara esto significaba que Sirius-sama iba a ir con todo.

Tampoco… puedo perder.

[Te dio permiso para usarlo. Creo que deberías usarlo, más de lo que yo debería.] (Reese)

[Gracias, Reese.] (Emilia)

A pesar de que era un poco grande, de inmediato metí mis manos a través del abrigo, lo até al cinturón y lo fijé firmemente.

Fue inventado por Sirius-sama y hecho a la medida por la Compañía Gargan. Era ligero y difícilmente impedía el movimiento. Había un conjunto de piedras mágicas desechables y cuchillos arrojadizos preparados por Sirius-sama, así que el armamento estaba preparado.

Lo más importante era el olor de Sirius-sama. Comprendí que esto podría ser sólo mi imaginación, pero me sentí aliviada, como si Sirius-sama estuviera observando de cerca.

[Vamonos. Derrotémos a ese monstruo y obtengamos el reconocimiento de Sirius-sama!] (Emilia)

[¡Sí, vamos!] (Reese)

Antes de regresar a la parte interior de la cueva junto con Reese, volví a mirar hacia la entrada.

No podía ver su aspecto de batalla desde aquí, pero si era Sirius-sama, parecía que los derrotaría sin ningún problema, aunque fueran hordas de monstruos. Además Hokuto también estaba con él. Incluso si un país entero como Elysion se convirtiera en su enemigo, siento que ganaría sin ser herido.

Por eso… estará bien.

Esa persona seguramente volverá delante de nosotros con una mirada inocente.

[Emilia, estuvimos discutiendo la información sobre el monstruo mientras estabas durmiendo, pero…] (Reese)

[Bueno, ¿puedes explicarme? Voy a idear algunas tácticas.] (Emilia)

Sirius-sama… por favor manténgase a salvo.

Definitivamente voy a derrotar al monstruo y superar mi pasado, porque siempre estaré a tu lado.

Extra 1

Si hubiera una ventana de estados…

[Sirius-san…] (Reese)

※ Sirius obtuvo la bendición de una santa.

La motivación ha aumentado en diez.

Se siente como que… la fuerza ha aumentado en un 20%.

Tal vez… la agilidad ha aumentado en un 20%.

Creo que… la suerte ha aumentado en un 10%.

La habilidad [Glotonería] es obtenida temporalmente.

La habilidad [Glotonería] es eliminada.

[¿No la necesitas?] (Reese)

[¡No!] (Sirius)

Extra 2

Los sentimientos de Hokuto

Actualmente… Hokuto estaba lleno de alegría.

Incluso si había innumerables monstruos viniendo hacia él.

Oyó de su maestro que las hordas eran de un poco más de cien.

Una persona común se escaparía cuando se diera cuenta de eso, pero como los kouhais peleaban dentro de la cueva, el maestro intentaba atacarlos directamente para proteger la entrada de la cueva.

Y si el maestro decía que iba a pelear, no tenía más remedio que pelear con él.

En este momento, los kouhais probablemente estaban peleando en la cueva.

Para que los kouhais se dedicaran a la batalla, el maestro dijo que la entrada debía ser defendida, y estaba esperando a que los monstruos llegaran mientras calentaba.

Por el bien de sus lindos discípulos, incluso él entendió que la fuerza fluía dentro de él.

Pero… él estaba más feliz porque podía luchar junto con su maestro.

Como él fue un perro común en su vida anterior, se sintió frustrado muchas veces, no siendo capaz de convertirse en la fuerza de su maestro.

Y después de haber reencarnado, había combatido a monstruos y ladrones muchas veces desde que volvió a encontrarse con su maestro, pero como el maestro y los kouhais se deshacían de ellos, había muchas ocasiones en que su asistencia era poco necesaria.

Pero ahora era diferente.

El maestro claramente necesitaba su fuerza. Estaba contento por la conianza puesta en él por su maestro preferido.

Si no necesitara proteger la cueva, podría eliminarlos solo.

[Ahora… acabémoslos rápidamente porque tengo que ir a ver las condiciones de mis discípulos. ¿Estás listo?] (Sirius)

[Woof!] (Hokuto)

Déjamelo a mí“, después de gritar eso en voz alta, impacientemente esperó el comando del maestro.

Con el fin de aniquilar a los enemigos del maestro, este era el momento en que su fuerza explotaría, Hokuto se mantuvo esperando con placer.

/Capítulo 73 FIN

Anterior      |       Siguiente

Anuncios

Acerca de Jaimelillo

Traductor, b-boy, gamer, speedcuber...
Esta entrada fue publicada en Alianza. Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a World Teacher cap. 73

  1. Pingback: World Teacher cap. 72 | Strange Translations

  2. kinsatsujin dijo:

    Muchas gracias por el nuevo capitulo.

    Me gusta

  3. Gibran dijo:

    Gracias 😀

    Me gusta

  4. Gracias por el capítulo

    Me gusta

  5. seeeeeeee por fin!!!! Masacreee!!!!

    Me gusta

  6. Hasta Hokuto se puso serio, esto se va a descontrolar

    Gracias por el cap.

    Me gusta

  7. rubenlp96 dijo:

    Gracias por el cap!

    Me gusta

  8. Yoru dijo:

    Esperando aun por la elfa :”v

    Le gusta a 1 persona

  9. Tekarukite dijo:

    gracias por el capitulo, esos extras siempre me hacen reír xD

    Me gusta

  10. Gonzalo Diaz dijo:

    gracias por el cap, hay un error dice conianza en vez de confianza!

    Me gusta

  11. Ivan dijo:

    Muchas gracias por el nuevo capitulo y si se viene una pelea epica

    Me gusta

  12. teacij dijo:

    Gracias por el capitulo

    Me gusta

  13. Suraga dijo:

    Gracias por el capitulo

    Me gusta

  14. coursep dijo:

    Habilidad “glotoneria” Adquirida
    JAJAJAJa

    Me gusta

  15. Juan Magaña dijo:

    Gracias por el capítulo, ya falta poco para que vuelva Fia 🙂

    Me gusta

  16. Compañero amigo hermano ya esta el capitulo 74 Cleaned, sabemos que tambien tenes tus cosas que hacer pero danos una luz avisando si vas a demorar o ya estas en proceso de traduccion… Porque el vicio es fuerte!!!!

    Le gusta a 1 persona

  17. Pingback: World Teacher cap. 74 | Strange Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s