Akugyaku no Black Maria cap. 6

Quiero al menos un desayuno tranquilo



[Chicas, el desayuno está hecho]

La pelea de Casca y Lady había terminado convirtiéndose en una pelea seria, pero sólo mostrando su rostro y diciendo esa línea, Shizuru pudo hacerles parar.

Después de todo Casca siempre estaría hambrienta incluso en el mejor de los casos, y pelear sólo la ponía más hambrienta.
Mientras que, por otra parte, sería impensable para Lady no participar en la comida que su amado había preparado.

Así que como resultado, las dos chicas andrajosas se miraron y chasquearon la lengua, pero accedieron a una tregua.

Por cierto, sólo le tomó un momento a Lady arreglar su ropa.
Estaban hechas con magia para empezar, así que era una cosa simple de hacer.

[Hay un cambio de ropa en el armario, Cassie. Son las que había planchado.]
[Voy a cambiarme más tarde]

Casca se quitó la chaqueta con las mangas desgarradas y se sentó rudamente en su silla.
Ella era básicamente una mujer que trataba las cosas sin delicadeza, y había sido así por un tiempo, así que rompía cosas a menudo.
Objetos y cosas, indiscriminadamente.

[… Aunque estaba pensando en que quiero pizza de arroz para hoy]
[Estabas medio muerta por la resaca hace una hora, no pidas nada pesado]

Una mesa limpia y ordenada, y platos bien pulidos.
Encima de esos descansaba una pila de galettes. Mirándolos, Casca recogió uno para comer mientras hablaba.
A pesar de comer sin haber contribuido en nada, se quejaba mucho.
Por supuesto, Shizuru ya estaba acostumbrado a ello, así que ya no le importaba.

Por cierto, la pizza de arroz que Casca mencionó recién era arroz fresco cocinado con coberturas de pizza extendidas en él, haciendo una especie de don.
La receta era una original de Shizuru, su favorito.

[No compré nada de queso]
[Mascota inútil…]

Habiendo devorado su segundo galette y ahora tratando con su tercero, miró a Lady con desaprobación.
Lady estaba irritada por el comportamiento de Casca, pero comprendió que no debía pelear en la mesa y empezó a comer con un cuchillo y un tenedor en las manos.
Ya no estaba claro cuál era el animal aquí.

[Por cierto Shizu, ¿qué le pasó a Ludmila?]

Después de tener galette tras galette en su estómago, parecía que el estómago de Casca se había calmado.
Preguntó por el paradero de su subordinada ausente mientras limpiaba una mano grasienta sobre el traje de Lady.

Y naturalmente, justo después de que ella lo pidiera, Lady la golpeó con todo lo que tenía.
Ella fue enviada a volar y se estrelló contra la pared.

[¡¡Eso duele!! Por qué mierda fue eso, perra!!]
[¡Ésa es mi línea, gata tetona! ¿Alguna vez te detendrás de usar casualmente las ropas de los demás como servilleta?]

Modales, o más bien, sentido común.
Shizuru se paró entre las dos que iban a entrar en otra pelea y las calmó.
Un sabio hombre del mundo.

[Ludmila no ha vuelto desde que nos separamos ayer. Debe de estar quedándose en otro lugar, ¿no?]
[HUUH? La perra huyó, verdad? Preparar la comida se supone que es el trabajo del novato!]

Ludmila era el nombre de un nuevo miembro de Black Maria que se unió hace tres meses.
Ella fue asignada al tercer escuadrón, que estaba a cargo del lado este, el cual era ridículamente grande. Una mujer extraña que casi todos los días declaraba sus deseos de ser asignada en el cuarto escuadrón en la zona sur y que era rechazada por su superior directo Casca y la Jefa de la organización Richelieu.

[Sheesh, voy a darle un pedazo de lo que pienso una vez que vuelva. Tomar todo su dinero, desnudarla, atarla y tirarla en algún lado.]
[Eeeh… no hagas eso, pobrecita. Ella siempre está enfurruñada porque tú y Richelieu no la reasignan, dale un poco de libertad]
[Eres ingenuo, Shizu. Voy a enrollarte en un galette y a comerte. Es porque eres así que la estúpida perra se pone toda delicada]

[Es por eso que te mira en menos también]

Entonces jaló a Shizuru por el cuello y lo lamió en la mejilla.

Tan pronto como lo hizo volvió a ser enviada a volar por Lady.

[¡¿Qué?! ¡Mira, perra idiota! ¡Te mataré de verdad!]
[¡Desearía que dejaras de hacer movimientos en mi hombre! ¡Te mataré!]
[Ojalá ustedes dos dejaran de matar esto o matar esto otro tan temprano por la mañana…]

Casca y Lady se miraron entre sí a quemarropa, casi se podían ver chispas volando entre ellas.
Peleaban justo como un gato y perro.

Bueno, en cierto sentido ambas tienen una parte animal, así que no sería exactamente incorrecto ponerlo así.

Aunque las cosas fueron críticas por un momento, el desayuno terminó con seguridad.

[Shizu, dame dinero]

Después de cambiarse a un nuevo traje, Casca se acercó a Shizu con la mano extendida.
Ya ni siquiera decía “préstame”.
De todos modos nunca tuvo la intención de devolverlo.

Ahora que llevaba un traje nuevo, Casca parecía un miembro de la mafia.
En verdad, realmente ara algo así.

Historia aparte, la razón por la que Casca persistentemente usaba un traje era porque Black Maria obligaba a sus miembros a usar trajes como uniformes.
Según la jefa Richelieu, un asesino llevaba un traje hiciera calor o frío.

[Por favor Shizu. ¿Como un único deseo de vida?]
[¿Y cuántas veces ya has hecho únicos deseos de vida…?]

Casca hizo una postura suplicante apretando las manos, Shizuru suspiró.
El número de deseos de vida había alcanzado fácilmente tres dígitos como mínimo.

[Haah… No tengo dinero en efectivo porque tengo que ir donde los prestamistas en el camino. Solo ven a la clínica más tarde. No pongas los brazos en alguien para ello hasta entonces]

Para mencionar el porqué, era porque por alguna razón, todos vendrían llorando donde Shizuru.
En el exterior ya era tratado como el padre de una niña de cinco años o algo así.

[¡Gracias Shizu! ¡Te amo! ¡Puedo tomarme unas copas esta noche gracias a ti!]
[Sí, sí, te amo también, en serio, no extorsiones a nadie]
[Lo haré lo mejor que pueda]

Así que es algo en lo que tiene que dar lo mejor de ella para no hacer?
Eso es probablemente cierto. A pesar de las significativas ganancias del trabajo de asesinos donde ella cogía peligrosos puentes y los cruzaba, Casca era eternamente pobre.

Usa lo que uno tiene, toma lo que uno no tiene. Ella era incapaz de ganarse la vida.
En palabras de Lady, un perro callejero era más confiable.

[No bebas demasiado. Tienes que dar tus informes regulares a Richelieu mañana]
[… ¡Lo haré lo mejor que pueda!]

Ella hizo una pausa antes de responder.
Seguro de que Casca tendría una resaca otra vez mañana, Shizuru dejó su asiento.

[Entonces abriré la clínica. Lady, contactame si alguien viene aquí.]
[Sí, entiendo, querido]

Lady había vuelto a convertirse en un lobo. Ella asintió.
A diferencia de Casca, su respuesta era algo en lo que Shizuru podía confiar.

[También, Casca, ven a la clínica por la puerta trasera. No va a ser divertido si alguien te ve entrar por el frente y pone rumores de que me hacen pagar dinero de protección]

En ese momento Shizuru pensó: ¿No es exactamente así?
A pesar de que no era dinero de protección, ella si recibía dinero de él.

[Los guardias que lleguen al lugar se van a preocupar si oyen eso… tienes una realmente mala reputación, Cassie]
[¡Nyahahahahaha!]

Se encogió de hombros con una risa.

/Capítulo 6 FIN

Anterior     Lista de capítulos     Siguiente

Anuncios

Acerca de Jaimelillo

Traductor, b-boy, gamer, speedcuber...
Esta entrada fue publicada en Alianza. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Akugyaku no Black Maria cap. 6

  1. Pingback: Akugyaku no Black Maria cap. 5 | Strange Translations

  2. Pingback: Akugyaku no Black Maria cap. 7 | Strange Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s