Akugyaku no Black Maria cap. 12

¡Feliz día del trabajador! Disfruten del feriado. Sin más:

¡Reunión de todo el equipo! ¡Tenemos un trabajo!



El color de la luna en este mundo cambia cada noche según el día de la semana.

Esta noche, la luna irradiaba un brillante blanco.
En un rincón de los barrios bajos, varias personas se habían reunido.

[Ah…]

Ludmila sentada en una caja de madera rota, dejando salir un bostezo.
Lady tomando una forma similar a Richelieu, enviando una mirada viciosa hacia Casca con sus pupilas doradas.
Casca, enviándole una mirada enfadada de vez en cuando.

Y finalmente Shizuru, mirando a las tres con una sonrisa forzada.

[… ya es hora, completemos los preparativos finales]
[Hah? Oy Shizu, Elizabeth todavía no está aquí]

Shizuru lo dijo con un aplauso, pero Casca inclinó la cabeza.

Dicho esto, es un poco tarde ahora para preguntar por el retraso de Elizabeth.
Decidieron proceder bajo el supuesto de que ella estaría aquí dentro de ese tiempo.

[Nuestro objetivo esta vez es un sindicato del crimen que ha echado raíces en los barrios bajos. Sus números son como mucho 150 personas]
[– ha?]

Shizuru informó como si no fuera nada grande.
Nadie aquí había oído hablar de los detalles de la operación de hoy. Ludmila ensanchó los ojos.
Sus claras pupilas violetas se bañaban en la luz de la luna, reflejándola.

[E-espera un momento. ¿Q-qué dijiste justo ahora?
[Hay 150 objetivos. Va a tomar mucho trabajo si dejamos pasar el día y se dispersan, así que hoy es nuestra oportunidad de rodearlos a todos]

Según la inteligencia reunida por Shizuru, la mayoría de los objetivos se reunirían en su base esta noche.
Envió a Lady a explorar antes, y descubrió que estaban lanzando un banquete para toda la organización con algunos de ellos holgazaneando alrededor y su defensa descuidada.

[No tienen suficiente profesionalismo, querida]
[Bueno, aunque se consideraran un sindicato, después de todo son un grupo de bandidos. Sería un error esperar que tengan cualquier indicio de orden]
[¡Eso no es lo que estoy preguntando! ¡¿Qué eres, un idiota?!]

Interrumpiendo la conversación de Lady y Shizuru, Ludmila gritó.
Era raro que esa mujer de baja presión gritase así.

[¿Me estás diciendo que los cuatro vamos a atacar a 150 personas?]
[Hah? Elizabeth estará aquí también, así que eso hacen cinco, ¿verdad?][¡Cuatro o cinco personas no hacen ninguna diferencia!]

¿Qué hago?, murmuró Ludmila.
A pesar de que estaba segura de sí misma como una excelente francotirador, todavía no consideraría atacar a 150 personas con sólo cinco.
Para empezar,

[¡Y tu! ¡Ni siquiera cuentas puesto que realmente no tienes ningún poder de combate!]

Dijo y señaló a Shizuru.
A pesar de que era una persona rara que tenía magia curativa, su poder de combate era bajo.
Por supuesto, él no era inferior a los peces pequeños como estos, pero todavía estaba dentro de los límites de una persona normal.

[Bueno, no te equivocas. Lo mejor que puedo hacer es tomar a tres personas, voy a dejarles el resto a ustedes]
[¡Dejar de decir tonterías!]

Es como si fueran rumbo a una muerte segura.
No entendía la razón por la que tomarían un trabajo tan ridículo.

[Puedes tomarlo fácil, Ludmila. Tienes razón, si solo fuéramos nosotros dos nos habrían acabado a nosotros en su lugar, pero mira, tenemos a Cassie y a Lady, y Elizabeth también vendrá]
[¿Oh? ¿Qué pasa, novata? ¿Podrá ser que estás asustada? Puedes ir a temblar a una esquina si lo estás]

Casca le dirigió una sonrisa burlona mientras rodeaba el hombro de Ludmila con su brazo.
Alejándola, Ludmila miró a Casca, que era más alta que ella.

[Tsk… ¿qué? ¿Crees que voy a mostrar un lado feo como ese? ¿Qué hay de ti? ¿Te cuidas esa resaca? ¿Qué te parece no forzarte a ti misma y descansar si estás borracha?]
[¿Haa? Por qué tengo que escuchar eso de ti!! De todos modos, no estoy borracha!!]
[Mentiras]
[No te entrometas!!]

Lady murmuró y Casca le gruñó, presionándola con su rostro.
En serio, ¿cuál es el animal aquí?

[Pero obviamente estás borracha, ¿no? Ya no eres joven, así que ¿no deberías tomar un descanso ya?]
[¡Todavía tengo 24! ¿No eres tu la que se está poniendo vieja y va a morir pronto!?]
[Desafortunadamente todavía tengo 3 años y las bestias mágicas viven mucho más tiempo que las bestias normales. ¿Qué? ¿No sabías? ¿Has leído alguna vez un libro?]
[Hmph, no leo! ¡Es aburrido!]

Se estaban gritando en voz alta la uno a la otra.
Tener una discusión insignificante justo antes de un trabajo ridículo que apuntaba a 150 personas.
Ludmila chasqueó la lengua, sin molestarse en esconder su disgusto.

[No vamos a cancelarlo… ¿Por qué tengo que ir con este estúpido…?]

Aparte de sus quejas, una persona y una bestia continuaban sus peleas.
Se estaba poniendo cada vez más desordenado.

[En lugar de eso, ¿cómo te atreviste a poner tu mano sobre mi esposo la última vez? ¿¡Quieres morir!?]
[La mascota que no conoce su lugar trata de actuar como esposa, no me hagas reír! ¡Lo que sea, probablemente fui yo la que lo reclamó primero!]

[… Ahaha]

Escuchando la línea de Casca, Shizuru dejó escapar una sonrisa forzada.
Sí, ella no lo sabía. Inmediatamente después de que Richelieu lo recogió, inmediatamente descubrió que tenía poco talento para el combate. En cambio, le inculcó personalmente todo tipo de trucos.

Esto incluía cómo manejar a las mujeres, su primer objetivo de práctica fue – la misma Richelieu.
Si podía manejar a la fría Richelieu, ella lógicamente juzgó que podría seducir a cualquier mujer.

Le llevó medio año hacer ronronear a Richelieu.
Durante ese tiempo pasó casi todas las noches en la cama con ella.
Entonces su siguiente “compañera de entrenamiento” fue Casca.

Lo que significa que la primera de Shizuru fue Richelieu.

[¿Y por qué no le dices nada a la jefa? ¡Si vas a quejarte de que pongo mis manos en Shizuru, entonces la jefa también lo hace!]
[¡No voy a quejarme con la jefa! ¡Me matará!]
[¡¡Bueno, sí!!]

La persona y la bestia estuvieron de acuerdo en un punto extraño.
No se habría convertido en un argumento si hubiera rechazado la invitación de Casca, pero era un ex japonés que no podía decir que no.
Al ser en el fondo una persona receptiva a la que le gustaba agradar a los demás, no podía hacer algo que pudiera avergonzar a una mujer como negarse a una invitación a la cama. (NT: Por si aún no lo captan, lo hizo con casca en la posada…)

[Haah… pero viendo cómo resultó, me pregunto si fue lo correcto…]
[No importa, sólo para a esas dos… Me duele la cabeza]

La hipotensa Ludmila, que era débil a los ruidos fuertes, lo hacía parecer fácil, pero tratar de detener a esas dos invitaría al peligro hacia uno mismo a veces.
Shizuru decidió esperar y buscar una oportunidad cuando se hubieran calmado un poco.

[Hay dos entradas aquí y aquí, primero Lady y Casca tomarán una cada una…]
[¿Que hay de mí? ¿No vas a hacer que el francotirador pelee dentro, verdad?]
[He identificado varios puntos de detección, así que estoy pensando que podrías manejar a los que salgan]

Con las dos que estaban al borde de una pelea a puños a una cierta distancia, Shizuru explicó el plan general a Ludmila.
Fue durante ese tiempo que oyeron pasos.

[¡Lo-lo siento ~! ¡Llego tarde ~!]

No mucho después, oyeron una posible voz de disculpa.
Todo el mundo, incluyendo a Casca y Lady que estaban luchando, volvieron la cabeza, y vieron a una pequeña niña corriendo hacia ellos.

Debido a su juventud parecía que no había crecido dentro de su traje.
Las dos espadas que colgaban en sus caderas eran un espectáculo para ver.
Su esponjoso pelo marrón bien ordenado le hacía lucir como una muchacha bien criada a primera vista.

Lo que más llamaba la atención eran sus ojos izquierdo y derecho que diferían en color.
Su ojo izquierdo era marrón como su pelo, pero su ojo derecho era de un verde repugnante, uno pensaría que estaba enfermo.

Finalmente la jovencita con el impactante ojo derecho, el último miembro del tercer escuadrón de Black Maria, Elizabeth, llegó antes de que los cuatro se quedaran sin palabras, e inclinó la cabeza antes de que pudiera recuperar el aliento.

[También… una cosa más… disculparme… cough cough!]
[Ah, Eliza. No te fuerces a hablar, aquí, agua]

Elizabeth vació el contenido de la botella que Shizuru le presentó de una sola vez.
Una vez que se calmó un poco y sus hombros agitados se tranquilizaron, se secó el sudor de las cejas.

[Muchas gracias, Shizuru senpai… espera, no! ¡Este no es el momento para eso!]
[¿Qué es, Eliza? Llegar aquí así de asustada, no puedes calmarte, ¿verdad?]
[Pero este no es el momento para relajarse, capitana Casca! ¡Son pervertidos! No, quiero decir, sí, quiero decir, pervertidos, es un gran problema!] (NT: Pervertido = hentai, grandes problemas = taihen)

[¡Hay grandes problemas con pervertidos!] (NT: Hentaiga taihen–!)

Elizabeth agitó los brazos con furia mientras gritaba, absolutamente no parecía una asesina que había estado en el negocio durante dos años.
Pero bueno, eso era lo que más la hacía aterradora.

[Eliza, explica en orden por favor. Nadie te apresura]
[¡Ah, sí, jefa! No, quiero decir, Lady-chan que se ve como la jefa pero no es la jefa! Yo, en realidad, yo, confundí el lugar de la reunión!]

El verdadero lugar de reunión era aquí, al oeste del edificio que era la sede del sindicato.
Pero Elizabeth se equivocó y fue hacia el lado este.

[Y entonces pensé que tenía mala la hora acordada y que todo el mundo había empezado a trabajar! ¡Así que pensé que me dejarían llegar tarde y seguirlos!]
[… de alguna manera tengo un mal presentimiento sobre esto]

Shizuru notó entonces que sus alrededores se habían vuelto más ruidosos.
Vio a Lady sacudir la cabeza suspirando, y se dio cuenta de que su corazonada era correcta.

[¡Lo siento! Sólo noté que me equivoqué de lugar después de haber matado a veinte personas.]

Miró la dirección de donde venía Elizabeth. De allí llegaba el sonido de pasos.
Probablemente pertenecientes a no menos de cincuenta personas, una gran multitud.

Y una vez que la miró de cerca, el traje negro de Elizabeth estaba manchado de sangre aquí y allá.
Hizo una profunda reverencia de 90 grados otra vez y soltó otra disculpa.

[¡Realmente lo siento! He conducido accidentalmente a un montón de pervertidos aquí!!]

/Capítulo 12 FIN

Anterior     Lista de capítulos     Siguiente

Anuncios

Acerca de Jaimelillo

Traductor, b-boy, gamer, speedcuber...
Esta entrada fue publicada en Alianza. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Akugyaku no Black Maria cap. 12

  1. Pingback: Akugyaku no Black Maria cap. 11 | Strange Translations

  2. kinsatsujin dijo:

    Muchas gracias por el nuevo capitulo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s