Sevens cap. 6

Gremio de Aventureros



Dalien era una ciudad construida cerca de la capital imperial.

En los últimos años, se había desbordado de vitalidad, y su notable crecimiento se había hecho famoso.

Comparado con las ciudades del territorio de mi una vez casa Walt era pequeña, pero la sensación de energía que sentía del paisaje urbano bien ordenado era fresca para mí.

[Un viaje de dos días para ir de la capital a la ciudad fronteriza eh… De seguro es bueno que las carreteras estén bien mantenidas. Nos movimos muy rápido.] (NT: Post-town, no estoy seguro de que sea ciudad fronteriza.)

Habiendo llegado a Dalien, estiré mi cuerpo e inspeccioné mi entorno mientras Novem indicaba un cartel cercano.

[Aquí hay un mapa sencillo. Los nombres de los establecimientos están en él.]

Qué conveniente, pensé mientras leía con ella. En él, un edificio era indicado como el gremio de aventureros.

Basado en la disposición del mapa…

[Lyle-sama, ¿no es ese edificio de allá?]

El edificio visible desde la entrada de Dalien era más alto que los edificios de dos y tres pisos que lo rodeaban.

De un gran perímetro, era probablemente el edificio más grande también.

Parece que el gremio de aventureros de Dalien era bastante concurrido.

[Pensando en el de casa… no, es más grande que la sucursal en el territorio de la casa Walt.]

Al verme rehaciendo mis palabras, Novem parecía como si quisiera decir algo. Por eso, forcé una sonrisa en mi cara.

[Bueno, tenemos tiempo. ¿Qué tal si nos registramos en el gremio?]

[Sí, Lyle-sama.]

Sostuve la bolsa de viaje de la sonriente muchacha mientras avanzaba.

(Aun así, Zell y Novem lo dijeron, pero… El dinero desaparece antes de que te des cuenta.)

Mi billetera se había vuelto mucho más ligera.

Naturalmente, compramos bastante antes de dirigirnos aquí. Nuestro gasto más caro fue probablemente la espada. Compré un Sable, pero tal vez porque rara vez recibían solicitudes para ese tipo de espada; Los pocos que tenían tenían un alto precio.

(Realmente tengo que considerar nuestras finanzas. Y esos antepasados tienen un conjunto fundamentalmente diferente del valor…)

Los valores varían según la generación, y el sentido del dinero es el mismo.

Debido a las finanzas acumuladas en las generaciones anteriores, mi abuelo, el Séptimo, el Sexto y el Quinto, generalmente tenían la mentalidad de un hombre rico.

La primera insistió en que el arma de un hombre tenía que ser un hacha o un arma contundente, y se quejó de que un sable no sería de ninguna utilidad.

De lo contrario puedes simplemente tirar la madera y las rocas dispersas alrededor, ¿verdad? Si no hay ninguna, tus manos son más que suficientes.

… Él realmente era el dueño de una mentalidad desbordante de salvajismo.

Caminando hacia el edificio, vimos a otras personas que lucían como aventureros en la misma dirección.

Sus trajes eran muy variados, pero había algunos que no podía ver como nada más que matones entre ellos.

Colgaban cuchillos en la cintura y caminaban como para intimidar a los transeúntes en la calle.

Los aventureros generalmente viajan con las armas a la mano. El gremio lo maneja, pero si preguntas si eso realmente baja la tasa de criminalidad entre ellos, al parecer no es el caso.

Quiero decir, la mayoría de ellos son rufianes, o quizás mercenarios.

Entre ellos algunos simplemente todavía no habían recibido carteles de se busca y estaban escondidos. El Gremio trataba de ser cuidadoso con esas cosas, pero mirando a esos tipos, no les iba muy bien.

En verdad, tener entre un treinta y un cuarenta por ciento de aventureros decentes era considerado una buena tendencia. También hay gran parte de personas que actúan como aventureros en su tiempo libre.

(Bueno… aunque es algo que escuché de los antepasados…)

No era conocimiento propio.

Sólo tenía una vaga comprensión de los aventureros. Pero una vez que supe la verdad sobre ellos, sentí como que el pasado yo que los admiraba era un tonto.

En realidad menos del diez por ciento de los aventureros eran los que los niños admiraban.

[Hemos llegado, Lyle-sama.]

[¿Hmm? ¿Por qué el primer piso del Gremio es un mercado?]

En el primer piso del edificio, que era claramente indicado en un gran cartel como gremio de aventureros, había un área parecida a una tienda apoyada en pilares.

Carretas y aventureros, así como comerciantes iban y venían.

Y allí, comerciantes y aventureros, y gente que parecía civiles, estaban de compras alrededor.

[Lyle-sama, ese es el lugar utilizado para el comercio. Usando el primer piso, los aventureros pueden intercambiar cualquier parte de monstruos u otras cosas que trajesen con ellos.]

[¿Eh? ¿De Verdad? ¿No entregas lo que sea que consigas al gremio?]

Novem dio una expresión de preocupación.

[No soy muy conocedora, pero salir, exterminar monstruos y traerlos de vuelta es… muy sucio, ¿verdad? Sería muy difícil si todos entraran al edificio haciendo eso. Mira, hay una casa de baño al lado. Si realmente tiene un asunto urgente para el que necesite una recepcionista, vaya allá para quitarse la suciedad.]

Sí, cuando piensas en ello, dar vuelta a los materiales de los monstruo en el mostrador sería definitivamente extraño. Huelen a sangre y dejan manchas desagradables.

Los mostradores de la recepción son probablemente para el papeleo, así que es normal que ellos creen otra área para esto.

[P-por supuesto. Aha, ahahaha.]

Me había resuelto a trabajar duro, pero ya estaba mostrándome ignorante. ¿Cuántas veces han sido ya?

(¿Realmente estaré bien aquí?)

Con mis brazos llenos de ansiedad, me dirigí a la recepción en el segundo piso con Novem. Subimos las escaleras y vimos las señales para seguir adelante.

El segundo piso del gremio de Aventureros contenía el mostrador de la recepción, y era muy ancho.

Una línea de miembros del personal trataba con aventureros a un lado.

[Seguro que hay muchos.]

[Así es. Nunca me he registrado antes, así que estoy un poco nervioso.]

De la Joya, no oí la voz de la Primera, sino de la Segunda.

 

Ese viejo se enfurruñó, así que te explicaré en su lugar. No esperes, dudo que tengan que preocuparse por el registro en el gremio. Apostaría a que están bastante acostumbrados a tratar con novatos.

[¿No estaría bien si simplemente recibiera a la Segunda Generación desde el principio?]

Para indicar que entendí, toqué la joya una vez. Mientras mantenía mis orejas listas para la voz del Segundo, empecé a considerar a qué fila debería unirme.

Viéndolas, había una clara diferencia en las filas.

¿Son esos jóvenes nuevos aventureros? Esos chicos estaban alineados en el mostrador con la hermosa miembro del personal manejándolos.

Una mujer con una sonrisa asombrosa los manejaba con una expresión feliz.

También había una tía que parecía acostumbrada al trabajo, y ahí es donde los aventureros que parecían tener prisa estaban alineados.

El personal femenino era relativamente alto. Había unos pocos hombres de guardia.

Estaba a punto de entrar en la fila para la señora mayor, pero allí, la Segunda Generación me detuvo.

Lyle, ¿por qué no sólo vas a la más corta?

(Eh? Si es la más corta, entonces…)

Mientras buscaba la fila de la que el Segundo estaba hablando, vi a u hombre de piel morena y musculoso con el pelo rojo con el pelo rapado.

Con esa apariencia, era bastante aterrador.

Mientras dudaba, el segundo habló.

No te preocupes. Entre esos, él es el más decente.

(¿Qué parte de esa apariencia es decente?)

Se había quitado el abrigo que los demás usaban sobre su ropa, y podía notar claramente los músculos de acero bajo esa camisa. Si lo hago enojar, ¿seguro que sus puños no volarán hacia mi?

Su aspecto me hizo pensar eso.

¡Ve. Con. Él! ¡No hagas esperar a Novem-chan!

(¿Por qué de la primera a la cuarta empujan a Novem a mí? No, entiendo que ella es la hija de una familia que cuidó de todos ellos, pero…)

A regañadientes, me dirigí hacia la línea que me dijeron. Allí, Novem soltó una voz sorprendida.

[¿Elegiste a ese recepcionista? Puesto que era Lyle-sama, pensé que iría por el que procesaba el trabajo rápidamente.]

[Sí, eso es lo que pensé al principio también…]

No podía decir que pensaba esa linea era mejor. Pero Novem parecía aliviada.

[También iba a recomendar a ese recepcionista, así que todo saldrá bien.]

[¿Eh? ¿De Verdad?]

Parece que Novem tenía la misma opinión que el Segundo.

[Sí. La forma en que trabaja parece bastante cortés, y para gente que desea registrarse como nosotros, es mejor obtener una impresión cortés.]

Al decir eso, el Segundo estuvo de acuerdo.

Bien. Eso es exactamente correcto. Más que una belleza que trabaja duro al mismo tiempo que lanza una sonrisa, y una que hace un trabajo rápido que no sabrías si estaba acostumbrada al trabajo o no, deberías escoger al que está, a pesar de que se ve aterrador, haciendo su trabajo con amabilidad y cortesía. Y esa belleza no está realmente feliz.]

Parecía que el Segundo estaba en contra de ella, así que miré la fila de la belleza.

[¿Eh~? Almorzar es un poco problemático~.]
[¿No estaría bien? Una vez terminado tu trabajo, vayamos a comer algo.]
[Aún así~.]

Ella lo manejó con una sonrisa, pero la siguiente persona…

[Sí, aquí está tu recompensa.]
[U-um…]
[El siguiente en la línea por favor.]

El tratamiento que daba a los aventureros con buen rostro y buen equipo, y a aquellos con buen equipo pero con un rostro normal, era claramente distinto.

Además, el de cara normal parecía preocupado.

[¡Por favor espera! La recompensa prometida era diferente, ¿no? La evaluación del cliente fue…]

[Incluso si me dices algo así~.]

Cuando ella hizo una cara molesta, los aventureros alineados detrás actuaron.

[¡Oy! Estamos ocupados aquí. ¡No hagas tanto alboroto por unos cuantos cobres!]

Mientras miraba sobre eso, me decidí a nunca, nunca, entrar en la fila de esa persona.

Eso no está sucediendo, ¿verdad? Y espera, ella realmente debería ser sacada de la recepción. Aunque tengo la sensación de que con esa actitud, tampoco lo haría bien en otras funciones.

La evaluación del Segundo fue bastante estricta.

Aparentemente la recepcionista hermosa era popular entre novatos y aventureros coquetos. Pero su ética de trabajo era la peor.

(Me alegro de no haber elegido esa.)

Mientras pensaba algo así, la voz de Novem me llegó.

[Lyle-sama, es el siguiente.]

[Ah.]

Mi turno llegó.

A diferencia de verlo de lejos, ver al hombre de cerca amplificó su poder destructivo. Si bien es cierto que su cuerpo era grande, también tenía cierta atmósfera.

Era como si fuera un guerrero.

Esta persona puede haber sido un aventurero. Si él comenzó a trabajar como empleado después de retirarse de eso, deberías esperar una conducta excelente de él. Lyle, empieza a venir con esta persona de aquí en adelante.

Mientras el segundo estaba decidiendo arbitrariamente las cosas por su cuenta, pedí el registro para aventureros al hombre.

[Me gustaría un formulario de registro. Ah, dos por favor.]

Comprendió y preparó algunas hojas en blanco.

[Registro, ¿verdad? Bueno, encantado de conocerte, me conocen como Hawkins. Si hay algo que no entiendas, no dudes en preguntarme. Además, si ambos se están registrando, ¿qué tal registrarse como un grupo?]

¿Registro de grupo? Mientras inclinaba la cabeza, Novem respondió más rápido que el Segundo.

[Estaremos bajo tu cuidado.]

A diferencia de su aspecto, Hawkins-san tenía un tono muy educado. El papeleo comenzó a avanzar.

[Después de registrarte aquí, tu sucursal del gremio se establecerá como esta, aquí en Dalien. Cuando desees cambiar tu centro de actividades, envía una solicitud de transferencia al gremio. Después de eso, envía un formulario de llegada a tu destino final y llena el papeleo para que ese gremio sea tu nuevo hogar. De lo contrario, incluso si puedes vender materiales de monstruos al gremio, no podrás aceptar solicitudes, así que por favor piensa en ello.]

Llené la página en blanco, y Hawkins comprobó si me había saltado algo. Tanto yo como Novem estábamos muy acostumbrados a este tipo de trabajo de escritorio.

Había sido entrenado para ello en casa, y más que nada, había muchas cosas que requerían mi firma allí.

[Espléndido. Entonces, ¿podrías aplicar algo de tu sangre a estas dos placas? Por favor hagan uso de esta aguja. Ah, no se preocupen, se ha desinfectado adecuadamente. Usted también, señorita.]

[Sí.]

[Gracias.]

Utilicé la aguja para pinchar la punta de mi dedo. La sangre brotó y formó una pequeña esfera, antes de que la pusiera sobre la placa de plata.

[Maravilloso. Esto de aquí funciona como medicina, así que siéntanse libres de usarla después de limpiar la sangre. Pues bien, por favor escriban su nombre en ellas también. Una de ellas será guardada por el gremio.]

La placa de plata era algo así como una tarjeta de identificación emitida por el gremio. También conocida como Tarjeta de Gremio.

Si su dueño moría, era un artículo misterioso donde el nombre en la tarjeta desaparecería. También llevaba algunos registros de las acciones de su dueño que el gremio podía leer a su propia discreción.

Al oír esa explicación, el Segundo…

… Así que cuando pasan tantos años, obtienes cosas así de convenientes. Mi época nunca tuvo una herramienta como esa, ¿sabes? Y espera, ¿no es un artículo que normalmente tendría una etiqueta de precio sobre él?

Era justo como dijo el Segundo.

[Con su primera inscripción, el costo es de cinco monedas de plata. Pero si el pago parece imposible, entonces una pequeña comisión de sus recompensas futuras… diez a veinte por ciento de sus recompensas serán para pagar la cuota. ¿Está bien?]

Novem sacó una moneda de oro.

[No, pagaremos.]

[Entendido. Entonces su Tarjeta de Gremio está siendo preparada, así que por favor esperen en el sofá de allá.]

Hawkins-san tomó las placas hacia la puerta detrás del mostrador. Al cabo de un rato volvió, y volvió a su trabajo de recepcionista.

Novem y yo nos dirigimos al sofá, y cuando nos sentamos en él, uno al lado del otro, comenzamos a atraer algunas miradas del entorno.

Lenguas chasqueando y ojos envidiosos se dirigían hacia mí. La razón era clara.

Era por la apariencia de la chica sentada a mi lado.

[Como pensaba, era educado y amable, Lyle-sama.]

[E-es correcto.]

Novem no parecía molesta en lo más mínimo. Allí, el Primero, que había estado callado hasta ahora, habló.

¡Ustedes estúpidos! No estén lanzando miradas tan viles hacia Novem-chan, ¡BASTARDOS!

El Segundo intervino.

¡Si le hacen cualquier cosa a Novem-chan, Lyle va a exterminar las luces de vivacidad en ustedes!

Finalmente, incluso el Cuarto habló.

Bueno, es verdad que no podemos hacerles nada directamente desde aquí, pero… ¿no suenan lamentable cuando dicen eso, ustedes dos? Y espera, no actúen tanto, por favor. Lyle va a colapsar.

Mientras dejaba salir un aura de hombre sabio, el Cuarto calló a los otros dos. El peso de sus emociones, y el acto de hacerlo para que yo pudiera oírlas, agotaron mi Mana.

(Para estar tan cansado por no hacer absolutamente nada… es como si me hubiera enfermado).

Nunca antes había pensado que mi maná era tan pequeño. Pero por lo que oí de los antepasados, estoy bastante abajo en la escala.

[Bueno, estas son sus tarjetas de Gremio. Ya han sido registrados como grupo, así que has tienen los nombres del otro tallados en sus tarjetas.]

La tarjeta que Hawkins-san me entregó tenía mi nombre tallado en letras grandes sobre ella. Y en letras pequeñas, Novem estaba allí también.

[Aquí está el folleto de los términos y condiciones del gremio. No estamos ofreciendo ningún entrenamiento hoy, pero mañana por la mañana, en la sala de reuniones de la tercera planta, habrá un curso corto dirigido a aventureros novatos, así que si tienen tiempo por favor pasen por aquí.]

Él nos recomendó tomarlo fuertemente.

[Gracias por la explicación.]

Cuando Novem le ofreció sus gracias, Hawkins-san nos miró, algo perdido en sus pensamientos.

[¿Hay algo mal?]

Intenté preguntar, pero él devolvió una sonrisa amarga.

[No, es sólo que es raro encontrar nuevos aventureros que no tengan miedo de mí, así que involuntariamente… También, esta es sólo mi opinión personal, pero… ustedes dos, si están bien económicamente, ¿qué tal contratar un consejero?]

[¿Un consejero?]

Ante la respuesta de Novem, Hawkins-san comenzó a explicar.

[Sí. Un excelente aventurero certificado por el gremio, por unos meses… el período habitual es de tres. Por ese tiempo, contratan a un aventurero consejero como clientes. Hay muchos tipos de contratos, pero podrían pagar con un porcentaje de sus recompensas, o pagar una suma por adelantado.]

Basado en el método de pago, la calidad del aventurero contratado está sujeta a cambios, al parecer.

Pagar con recortes del propio salario te daría uno de clase media-baja en el mejor de los casos. Pero pagándolo por adelantado, un aventurero de nivel intermedio… o tal vez incluso uno de nivel avanzado tomaría el trabajo.

A cambio, el costo era de diez agobiantes monedas de oro.

(No, no tenemos ese tipo de dinero.)

Pensando en eso, estaba a punto de preguntarle a Novem si quería alquilar uno con comisiones, sin embargo…

[Entonces pagaremos por adelantado, por favor.]

[… ¿Eh? Por adelantado, ¿verdad?]

Novem produjo diez monedas de oro desde su bolso. Cuando Hawkins-san lo aceptó, tenía una expresión muy nerviosa en su cara.

Dicho esto, probablemente esperaba que escogiéramos la opción de pagar en porcentajes.

[Espera, ¿¡Novem!?]

Mientras trataba de detenerla, empezó a explicar con una expresión seria.

[Lyle-sama, podremos recibir la guía de un hábil aventurero al cual el gremio reconoce. Deberíamos valorar esta oportunidad. Sobre todo porque parece que no tenemos una comprensión suficientemente grande de lo que es un aventurero.]

Creo que la opinión de Novem es correcta, pero estoy más sorprendido de que pagó diez monedas de oro en la caída de un sombrero.

Ella es muy diferente de mí, quien fue expulsado sin dinero, y que sólo tenía el dinero prestado de un sirviente.

Hawkins-san pidió confirmación una vez más.

[Entonces pagarán una suma de diez monedas de oro. ¿Es eso correcto?]

[Sí, te lo encargo. Por favor tráiganos un excelente consejero.]

[Por supuesto. Si no resultan de su agrado, estamos dispuestos a devolver el dinero que pagó.]

Parecía tener cierta confianza, pero aún así, la conversación pareció proceder sin mi intervención durante bastante tiempo.
Y

Hey, hombre… de un tercer punto de vista, luces bastante inútil en este momento, Lyle.

Las palabras de la Segunda Generación eran bastante pesadas para mi corazón.

/Capítulo 6 FIN

Anterior    Lista de capítulos     Siguiente

Anuncios

Acerca de Jaimelillo

Traductor, b-boy, gamer, speedcuber...
Esta entrada fue publicada en Alianza. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Sevens cap. 6

  1. kinsatsujin dijo:

    Espero que aprenda algo el prota :’v
    PD: Muchas gracias por el nuevo capitulo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s