Sevens cap. 10

La habilidad de Lyle



Después de terminar nuestros preparativos para aventurarnos fuera de la ciudad, nos dirigimos hacia el gremio.

Generalmente es una práctica estándar dar un informe al gremio cada vez que planeas salir. Por supuesto, había una razón.

Es para que el gremio mantenga registros de donde estaban los aventureros y lo que estaban haciendo. Al mismo tiempo, en los casos en que uno no regresaba pasado el tiempo designado, tomarían medidas basadas en la suposición de que algo le había ocurrido.

Nos encontramos con Zelphy-san, pero en lugar de su habitual ropa de fácil movilidad, llevaba una armadura de cuero.

Tenía una espada y un escudo al que parecía acostumbrada y, según su aspecto, parecía un caballero.

[Justo a tiempo, o tal vez un poco temprano… bueno, que así sea.]

Zelphy-san nos elogió y nos acompañó al segundo piso del gremio. Llenamos un formulario en blanco y lo llevamos a la recepción.

El encargado en nuestro mostrador era Hawkins-san.

[… Aceptado. Asegúrense de regresar a tiempo. Si hay un cambio en sus planes… bueno, eso probablemente no sucederá, pero si se tardan mucho, el gremio podría enviar un grupo de búsqueda por ustedes.]

Hawkins parecía preocupado, pero teníamos a Zelphy-san que nos acompañaba. Era imposible para nosotros ser negligentes a través de nuestra tranquilidad, pero aún así, teníamos una asesora con nosotros.

Probablemente no entraremos en una situación demasiado seria.

[Hoy, sólo haremos que capten el flujo de las cosas. Que ustedes dos vuelvan vivos está escrito en mi contrato.]

[Los aventureros siempre deben adherirse a los contratos, ¿verdad?]

Cuando dije eso, ella asintió.

Los aventureros eran una cosa, pero esa tendencia era fuerte entre los mercenarios. Quiero decir, que rompan los contratos crearía un gran problema de confianza.

Por eso, Zelphy-san nos enseñó a confirmar cuidadosamente el contenido de nuestras peticiones.

[Es algo importante como ser humano. No rompan sus promesas, niños.]

Al decir eso, Hawkins-san soltó un suspiro.

[Bueno, es preocupante para nosotros porque hay un montón de gente que falla en eso. Ahora, por favor, inténtenlo lo mejor posible. Como un aventurero, para poder vivir comerciando, tiene que ser con la caza de monstruos, ¿verdad?]

[Entonces nos iremos.]

Con esas palabras, nos fuimos del gremio.

Fuera de Dalien.

Salimos a través de las paredes que eran cercanas a cuatro metros de alto y caminamos a lo largo de la carretera.

Nos aseguramos de no interponernos en el camino de los carruajes y los comerciantes que iban y venían, y ocasionalmente intercambiábamos saludos con aquellos con los que nos encontrábamos.

[Ambos tienen más que suficientes medicinas, ¿verdad?]

[Sí.]

Mientras asentía, Zelphy llamó a un viajero ligeramente sucio en el camino.

[¿Que pasó? Estás muy sucio.]

Cuando se le preguntó, el viajero explicó sus circunstancias.

[No lo sé, hombre. Salí del camino un poco para hacer mi trabajo, y un slime fue y me atacó. Pude bloquearlo con mis ropas, pero me quemé un poco.]

Un slime era un tipo de monstruo que existía como núcleo y líquido dentro de una membrana transparente. Saltaba sobre los seres vivos y los cazaba disolviéndolos en su líquido.

Pero no poseía mucha inteligencia, así que si te acercabas a ella, atacaría, pero si no lo hacías, no haría nada.

Aparecen en masa, y eran un monstruo problemático que causaba daño a los comerciantes y a los caballos que tiraban de los carruajes de los viajeros y cosas por el estilo.

[Ya veo. Ten, usa esto.]

Para el viajero que mostraba su túnica quemada y sus brazos enrojecidos, Zelphy-san lanzó un medicamento. Era uno barato, pero me pregunto si estaría bien separarse de ello tan fácilmente.

[Lo siento por eso. En cuanto a la distancia, son unos dos kilómetros por el camino, y desde esta dirección, estaban en un matorral a la derecha. Supongo que había unos cuantos en la zona.]

Después de recibir la información, Zelphy-san agitó su mano y se separó del aventurero.

[¿Qué fue eso de ahora?]

[Las personas que están acostumbradas a viajar comprenden nuestras circunstancias, muchacho. Así que como compensación, me pagó con información. Apuesto a que hay algunos que también tendrían que mentir, pero es un camino que utilizan ellos mismos, por lo que darán un poco de información a un aventurero cazando monstruos.

Entonces, ¿no te lo habría dicho de forma gratuita? Pensé eso, pero Zelphy sonrió ampliamente.

[Lyle, recuerda esto. Los humanos trabajan más cuando hay una recompensa. La cantidad de información que recibes es lo mismo.]

[¿Es así? Es por su propio beneficio, ¿no?]

Desde mi punto de vista, no entiendo por qué serían tacaños con la información incluso cuando les beneficiaría.

[Por supuesto, hay algunos que piensan de esa manera también. Pero como con todo, hay excepciones. Tienes que aprender más sobre el mundo.]

Con eso, empezamos a dirigirnos hacia el lugar al que nos señalaron.

Tenía el sable de reserva que compré conmigo también, así que no estaba preocupado por mi equipo. Además, el oponente de hoy era un slime.

Si tenían el conocimiento necesario, era un oponente que incluso un civil podría despachar.

[¿Oh? Justo en el momento adecuado. Ambos, ¿ven esos tres aventureros de allá? Mírenlos mientras caminan.]

Al oír eso, di vuelta mi cabeza para ver a un grupo de tres hombres blandiendo cuchillos y llevando ropa ligera… ropas de civiles.]

Incluso si su oponente era un slime, sus movimientos no coincidentes mostraban que no tenían coordinación.

[¿Esos hombres son novatos?]

Ante la pregunta de Novem, Zelphy ofreció una ligera corrección.

[Son novatos. Su equipo no es bueno. Pero no es raro tener problemas con un slime. Incluso si está muy extendido que mientras tengan un arma, cualquiera podría vencer a uno…]

Dentro de eso, la Primera Generación se insertó en la conversación.

Sin embargo simplemente me encargaba de ellos con las ramas esparcidas alrededor. Si traía las piedras mágicas en su piel y núcleo, el anciano del gremio me daba dulces. Cuando era pequeño, así es como obtenía mis snacks, ¿sabes? Bueno, es probablemente imposible para un niño frágil como tú.

Parecía que estaba tratando de provocarme, pero en todo lo que pensaba era…

(Estabas siendo engañado allí, ¿sabes? Primera Generación.)

Me pareció un poco lamentable. Probablemente porque era demasiado joven para darse cuenta, seguro hicieron un buen uso de él.

(Y espera, derrotando monstruos a una edad temprana, ¿Qué tan salvaje eres?)

Pero incapaz de contenerse, el segundo levantó una ruidosa carcajada mientras daba vueltas alrededor del hecho.

Justo cuando había decidido guardarlo para mí, parece que mi bondad no tenía sentido.

¡Gyahahaha! ¿Dulces a cambio de materiales de monstruos, dices? ¿Solo qué tanto te estaban engañando? Ah, mi estómago está empezando a doler~.
¿¡Qu-qué!?
Incluso en mis tiempos valían varios cobres. Podrías tener bolsas de dulces con eso.

La Segunda Generación realmente parecía estar divirtiéndose mientras se burlaba del primero.

(¿Qué pasó entre esos dos?)

Entre los antepasados de la casa Walt, la Segunda Generación era notablemente sencilla. Pero definitivamente había algo profundamente arraigado entre esos dos.

Por supuesto, tengo una idea general de ello.

¡Ese maldito anciano! ¡Le va a llegar una buena sorpresa!
Estoy seguro de que ya está muerto.

La Tercera Generación los detuvo, y la conversación terminó allí. Sin embargo, ese no era el caso de mi lado.

[… Oye, Lyle, ¿estás escuchando?]

[¿Lyle-sama?]

[Ah, no… Lo siento]

Había prestado demasiada atención a la conversación de los antepasados, y me había olvidado a Zelphy-san. Con un rostro cansado, dejó escapar un suspiro.

[Hah, entonces aquí ve de nuevo. No importa lo débil que sean, si te golpean, va a doler. Además, eso es aún más cierto cuando usan un arma de corto alcance, como un cuchillo. Ese es el por qué sus caderas se están doblando en miedo. Si lo rodeaban para atacar, sería mucho más eficiente, pero están tan confundidos que no lo han notado; Otro de sus problemas.]

Novem miró al grupo de tres y planteó una pregunta.

[¿Estás segura de que no quieres avisarles?]

[¿Por qué? Soy la consejera de ustedes, chicos. Ya he recibido el dinero, la responsabilidad y la obligación. No he obtenido nada de esos tipos de allá. ¿Vas a decirles, Novem? Si lo haces, no te detendré. Es solo que…]

[¿Solo que?]

Tenía curiosidad por saber qué iba a decir.

[Esos tres deberían aprovechar esta oportunidad para aprenderlo. Aprender del dolor. A diferencia de ustedes, ellos no se han dado cuenta de que necesitan a alguien para enseñarles, y que sus activos no fueron suficientes para reunir equipo suficiente. Más aún entonces.]

[… Eso es verdad.]

Novem parecía satisfecha con esa respuesta.

Pero volvió la cabeza varias veces para mirar a esos tres. Parecían heridos, pero habían logrado golpeado al slime.

Mientras se quejaban del dolor, recogían los materiales del Slime.

Yo también los miré.

[¿Crees que fuimos fríos?]

[No, bueno… un poco.]

Cuando le di una respuesta honesta, sonrió. -Qué honesto- dijo, mientras daba una explicación.]

[Incluso si un aventurero desafía a un monstruo y muere, es su propia responsabilidad. Más aún, si estúpidamente sobre-evalúa sus propias fortalezas y va en contra de uno más fuerte. Idiotas como esos simplemente repetirán las mismas cosas si los salvas. Incluso si haces que paren de luchar contra monstruos, seguirán siendo idiotas.]

Idiotas como esos eran aterradores, dijo.

[Además, si sigues siendo dulce con ellos, hay muchos que se vuelven engreídos. Especialmente en un trabajo de clase baja como aventurarse, no es raro en absoluto.]

(¿Como si dijeran que no debes meter la nariz en los negocio de otras personas?)

[Incluso si no son todos así, no hay manera de que podamos darle una mano a todos ellos, ¿es lo que estás diciendo?]

Cuando Novem expresó su entendimiento, Zelphy-san le dijo que tenía la mitad de la razón.

[Salvarlos es fácil. Pero ¿puedes cuidar de alguien que has salvado para siempre? Incluso si los salvamos allí, podrían repetir lo mismo. Si tuvieran una disposición algo peor, incluso podrían engañarse a si mismos pensando que alguien les salvaría cuando ocurriera algo peligroso… y así, cuando no van a morir ni nada, lo mejor es hacerles aprender a través del dolor.]

Al decir eso, la Segunda Generación le aprobó.

En lugar de darles pan, enséñales a cultivar trigo. En verdad, hay muchos que se pudrirían si todo lo que hicieran fuera recibir pan.

[Bueno, si quieres que lo diga simplemente, ustedes chicos son aficionados. No están del lado de los que salvan, sino del lado que es salvado… no, están en el lado que todavía está siendo salvado. Si quieren salvarlos, entonces tienen que ser de primera clase tan pronto como puedan.]

Diciendo eso, Zelphy-san se calmó y continuó caminando hacia nuestro destino.

Cuando llegamos al lugar del que hablaba el viajero, sin duda encontramos algunos slimes.

Basándome solo en lo que podía ver, pude confirmar cinco de ellos.

Su fluido turbio, verde guisante y bamboleante se deslizaba alrededor mientras sus cuerpos se deslizaban por el suelo. Dentro de sus masas, un objeto rojo, esférico, similar a un núcleo, era vagamente visible.

[Fumu, dijo que era un matorral, pero está más cerca de ser un bosque. No queremos perseguirlos demasiado lejos, así que… ah, hay uno.]

Mientras decía eso, Zelphy-san recogió una roca llena de tierra.

Después de lanzarla hacia arriba unas cuantas veces, la lanzó hacia un slime.

Los movimientos del slime al que golpeó se volvieron salvajes.

Empezó a dirigirse en nuestra dirección.

[Me sorprende que pueda decir dónde estamos sin ojos ni oídos.]

Saqué mi sable y Zelphy-san tomó una postura con su espada y su escudo. Novem tenía su bastón en alto.

[Ambos están bastante nerviosos. ¿No están sus cuerpos un poco rígidos? Les mostraré lo básico, así que miren atentamente.]

Con eso, Zelphy-san se dirigió hacia el slime dirigiéndose hacia ella… no, que se había estado dirigiendo hacia ella.

Desde el punto en que había arrojado la piedra, se movía cada vez más ligeramente. Pero con sólo ese movimiento, el slime se impulsó a si mismo hacia el espacio que ella había estado ocupando antes.

Eso fue todo lo que pasó, pero con mucha tranquilidad, Zelphy-san lo cortó en cuanto llegó.

[Si te acercas a él, no puede detectar pasos o vibraciones, pero aún así te notará, así que asegúrate de acabarlo de un solo golpe.]

Cuando la espada atravesó la carne del slime, líquido comenzó a estallar fuera de él.

Al cabo de un rato el movimiento de la criatura se detuvo, y llamó a Novem.

[Novem, ven aquí.]

[¡S-sí!]

[Cálmate. Saca el barril.]

Novem entregó el pequeño barril que se vendía en el primer piso del gremio.

Sacando un cuchillo, Zelphy-san desechó el líquido fangoso y usó su cuchillo para abrir su piel.

De él, el núcleo y otras piedras mágicas cayeron, y las puso en una bolsa separada.

En el barril puso la piel, y algo pegajoso que estaba sobre su superficie.

[Y así es como lo haces. Generalmente tienes que tener cuidado de tus alrededores cuando recoges los materiales. O se supone que los demás miembros deben vigilarte, ¿no?]

Ella miró hacia mí, así que apresuradamente ofrecí una disculpa. Pero ella sonrió, y me dijo que no me importara demasiado.

[Ten mas cuidado la próxima vez. ¿Viste lo que se supone que debes recoger, verdad? Lo estarás haciendo más tarde, y asegúrate de no usar los guantes que usas para la recolección para ninguna otra cosa.

Al oír su advertencia, imitamos a Zelphy-san recogiendo rocas.

[Novem debería usar un cuchillo o pedir prestado un sable a Lyle. Si los derrotas con algo contundente estallarán, por lo que sería un dolor.]

[Sí. Lyle-sama, ¿podría pedirle un sable?]

Cuando Novem dijo eso, Zelphy-san levantó de repente su voz.

[¡Ambos, retrocedan!]

De pronto nos gritó, pero también oí una voz de la Joya.

Era la voz de la Primera Generación.

¡Ponte detrás de la dama aventurera inmediatamente! ¡No, asegúrate de proteger a Novem-chan también! ¡Son goblins!

Goblin.

Un monstruo con una cara grande y una piel verde. Su altura era menos de dos tercios de la de un hombre maduro, pero en contraste con su escasa estructura y extremidades, eran relativamente fuertes.

Entre los monstruos eran unos de los más débiles, pero eran categorizados como una raza problemática.

La razón era que eran débiles cuando estaban solos, pero en grupos… en legiones… lo que es más, tenían armas.

Un cierto erudito escribió una vez que si los Goblins tuvieran un poco más de sabiduría, entonces el mundo habría caído bajo su reinado hace mucho tiempo.

De los matorrales…

Un goblin salió equipado con un arco, y otro saltó con un arma contundente improvisada que se componía de una rama con una roca atada al extremo.

Antes de que la parte trasera pudiera disparar una flecha, Zelphy-san rápidamente entró y la bloqueó. Ella gritó para que retrocediéramos.

La opinión del Primero era la misma.

[¡Ambos retírense y esperen más órdenes! Me encargaré de estos malditos.]

No podrás ganar. Sólo calla y escucha a la dama. Estos tipos no tienen demasiada fuerza bruta, pero presionan con números.

Era justo como decía el primero.

De los matorrales emergieron otros siete duendes.

Pero…

¿De qué estás hablando? Muéstreles cómo se hace, Lyle.

Habiendo sido informado por el séptimo, dirigí la punta de mi espada a la brigada de goblins. Zelphy-san también estaba allí, así que la llamé.

[Zelphy-san, no te muevas por un segundo.]

[Que estás…]

Mientras Zelphy-san estaba tratando con ellos, me preparé para usar magia.

En este momento la Joya estaba robando mi Mana.

Teniendo en cuenta mi maná y la cantidad de enemigos, un hechizo era mi límite aquí. Verdaderamente, no se podía evitar si me dijeran que esto no estaba en un nivel donde pudiera usarlo en combate real.

¡Oy, idiota! Es imposible para…

El Primero gritó, pero yo seguí conjurando.

(Si quiero encargarme de estos números de una sola vez, entonces…)

[Lightning.]

Magia de atributo relámpago llovió sobre los goblins corriendo hacia Zelphy-san.

Tiempo para activar, alcance y salida.

Teniendo en cuenta todo eso, realmente no estaba en un nivel práctico, supongo.

Los goblins fueron electrocutados, y chispas volaron alrededor de ellos. Tomé en cuenta la distancia en mis cálculos, por lo que Zelphy-san no fue envuelta en ello.

Era solo que…

[Fallé en matar a uno de ellos.]

Después de mirarme, uno de los goblins frente a Zelphy-san huyó.

Parece que la magia lo golpeó, pero sólo fue rozado. Sus brazos estaban carbonizados en negro.

Pensando en mi como una amenaza, el goblin corrió desesperado.

Zelphy-san estaba ligeramente aturdida, pero al ver sus movimientos, inmediatamente reaccionó.

Con un solo golpe, lo terminó.

Como pensaba, tiene una habilidad apropiada para ser consejera del gremio.

[… Oy, oy, ¿fue ese el atributo relámpago? ¿Eras un mago?]

[Lo informé, ¿no?]

[No, bueno, lo hiciste. Aún así, magia como la de antes estaba fuera de mis expectativas. Incluso yo puedo usar unos cuantos hechizos, pero si alguien me preguntara si podía disparar uno a ese nivel, yo respondería ‘no’ inmediatamente.]

Después de confirmar que los alrededores estaban a salvo, Zelphy-san vino y me preguntó eso. Viendo mi magia, parece que estaba sorprendida.

[Buen trabajo, Lyle-sama.]

Novem dejó su estado de alerta y se acercó a mí.

Haciendo un sonido agudo, la escena de masas de goblins tumbados en el suelo mientras eran electrocutados no era agradable de ver.

(Pensando en ello, esa fue la primera vez que luché contra un monstruo.)

El olor también era bastante… algo.

Hice una mueca.

La escena era una cosa, pero también había un grupo de gente agotando mi Mana mientras hablábamos.

¡Es imposible para ti! ¿Lo era? … Pu. Fwha. ¡FWHAHAHA! ¿¡Viste eso!? ¡Ese es el nivel de habilidad de Lyle! ¡No subestimes al pequeño niño prodigio de la casa Walt!

(Abuelo, eso es vergonzoso, por favor detente.)

Ustedes subestiman demasiado a Lyle. Todavía es un mago que lleva la sangre de la realeza, ¿saben?

El Séptimo dio una cruda impresión del Primero, y la Sexta Generación habló con un tono como estando harto del resto del grupo.

N-no… pero no son magos esas cosas, ¿verdad? Tengo la sensación de que era mucho menos conveniente en ese entonces.]

El Segundo también se sorprendió un poco, pero el Tercero dio una admiración honesta.

Eso es bastante asombroso. Realmente no está en un nivel práctico todavía, pero si cumples las condiciones, puedes hacer algo de magia simple. Tengo una impresión un poco mejor de ti, Lyle.

El cuarto también se sorprendió gratamente, y se alegró de que su familia hubiera producido un mago.

¡Los resultados de esforzarme para conseguir una novia de una casa vizconde finalmente se demuestran! Ahora la Casa Walt es una familia noble en el verdadero sentido de la palabra.

La quinta generación estaba aún más harta de todo el mundo.

¿Es eso realmente algo para regocijarse? Bueno, ser capaz de usar ese tanto a tu edad es bastante hábil. Veo la necesidad de ajustar mi evaluación de ti.

La Primera Generación se quedó sin habla.

Estaba en silencio… pero eso fue sólo después de ver mi magia.

[L-Lyle-sama!]

[¡Espera! ¿¡Qué pasa!?]

Cuando oí las voces de Novem y Zelphy-san que me llamaban, caí de rodillas en el acto. Estaba sin aliento, y grité dentro de mi cabeza.

(¡Ustedes deberían ser más conscientes de sí mismos! Usé magia, así que estoy bastante cansado, ¿saben? ¡Les ruego, por favor cállense!)

Con una magia simple, tres veces.

Con una dificultad un poco más alta, una vez era mi límite.

Esa era mi capacidad actual referente a la magia. Si subiera el nivel un poco más, entendía por este caso que no sería capaz de activarla.

(¿Soy solo yo, o esta joya me está dificultando un poco?)

/Capítulo 10 FIN

Anterior    Lista de capítulos     Siguiente

Anuncios

Acerca de Jaimelillo

Traductor, b-boy, gamer, speedcuber...
Esta entrada fue publicada en Alianza. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s