World Teacher cap. 78

Un capítulo malditamente largo. Estoy muerto xD. Disfruten:

Shimifia Aramis



Cuando era niño, fue la elfa que conocí cuando entré por primera vez en el continente Adload.

Ya que ella era una elfa, que era una raza rara, fue envenenada por algunos aventureros y la ayudé cuando estaba a punto de ser secuestrada.

Los elfos eran orgullosos y tendían a mirar hacia abajo a los demás, pero Fia era una mujer amable e incluso pensaba en si misma como extraña.

A pesar de que sólo estuve con ella por un día, hubo partes de mí de las que se sintió atraída. Cuando estuvimos a punto de separarnos, dijo que quería ser mi novia cuando creciera… No, ella quería ser una amante.

Realmente no quería que se convirtiera en una amante, pero nos hicimos amigos. Prometimos reunirnos de nuevo y entonces nos separamos.

Fia no podía dejar su ciudad natal por diez años debido a las leyes de su ciudad natal, así que planeaba ir donde ella, pero…

[¡Te extrañé, Sirius!] (??)

[… ¿Fía?] (Sirius)

La apariencia de Fia, con quien me reuní de nuevo después de tanto tiempo, no había cambiado desde ese momento.

Tenía un largo cabello verde esmeralda y un hermoso rostro de modelo. Ella era simplemente una completamente hermosa Onee-chan cuando yo era niño, pero ahora tenía un poder destructivo considerable contra el presente yo, que se había convertido en un joven.

Hablando de cosas que habían cambiado, había crecido un poco más alto, así que supongo que ella cabía en mi pecho.

Me alegró mucho ser abrazado por una elfa tan atractiva, pero me sentía desconcertado al mismo tiempo.

[Uwaah… qué belleza más impresionante…] (Kachia)

[¿Una elfa? Eso es inusual…] (Cecil)

Mis discípulos estaban tan sorprendidos como yo. Sin embargo debido a las voces de Kachia y Cecil, que eran los empleados de la posada, ordené mis pensamientos a la situación actual.

Aunque era una posada con pocos huéspedes, no podía simplemente calmarme y tener una charla en frente del mostrador.

[Cecil-san, cambia una de las habitaciones dobles a una habitación triple! Y aquí está el cargo de alojamiento y el dinero para guardar silencio acerca de esta persona!] (Sirius)

Puse una moneda de oro en la mano de Cecil. Entonces aparté a Fia de mí y la llevé en mis brazos.

[Hehe, que nostálgico. Eras pequeño y desequilibrado en el pasado, pero ahora es como un espléndido príncipe cargando a una princesa.] (Fia)

[Si lo entiendes, no te muerdas la lengua, ¿de acuerdo?] (Sirius)

Con sólo Hokuto, empecé a correr hacia mi habitación mientras llevaba a Fia.

Y cuando Hokuto abrió la puerta, entré en la habitación y Fia se sentó en la cama.

[Oh, qué agresivo estás siendo después de esta reunión tan repentina. No lo odiaré cuando lo pidas.] (Fia)

[No voy a hacer nada. Sólo quiero calmarme y tener una charla.] (Sirius)

[No me importa. ¿Eran esas dos, por casualidad, tus esposas? ¿Fue malo para mí abrazarte de repente?] (Fia)

[Aunque me sorprendió, Fia no hizo nada malo, y esas dos no son mis esposas. Estará bien si luego explico apropiadamente, pero primero intercambiemos información.] (Sirius)

[Sí. Estaba demasiado emocionada cuando ví a Sirius. Lo siento por ser ruidosa.] (Fia)

[No hay tal cosa. Más importante aún, ha pasado un tiempo, Fia. Quería volver a verte.] (Sirius)

[Hehe… aunque lo dije antes, también quería volver a verte.] (Fia)

Ella entró en la habitación y se quitó el manto, y debajo del manto estaba el mismo pectoral de cuero que llevaba cuando nos conocimos antes, y tenía una falda con una hendidura y su ombligo estaba expuesto.

En otras palabras, su piel estaba expuesta en varios lugares, y me abrazó de nuevo con una sonrisa. Yo estaba feliz como hombre, pero quería que me perdonara por este momento.

Me las arreglé para calmarla, estaba un poco excitada, y la aparté de mí, quería preguntarle algo desde este punto.

[¿Entonces, por qué estás aquí? Aún no han pasado diez años, y no se supone que dejes el bosque, ¿verdad?] (Sirius)

Era un pequeño detalle, pero todavía quedaba casi medio año antes que se cumpliera una década desde que nos habíamos separado. No era posible, a menos que hubiera una distorsión del tiempo, pero… su respuesta era bastante mala.

[Me escapé.] (Fia)

[… ¿Qué?] (Sirius)

[Dije, me escapé. Quería verte, así que… rompí la ley.] (Fia)

Fia parecía sentirse culpable por violar la ley, ya que se rascaba la cabeza con una sonrisa amarga. Por otro lado, sentí que algo estaba mal con su actitud.

No sabía lo estrictas que eran las leyes de los elfos, pero no pensé que ella las rompería por esa razón. Pensando en eso… que quería verme, era dudoso.

[Estoy feliz de que quisieras verme, pero ¿cuál es la otra razón?] (Sirius)

[Aah… te imaginaste eso, ¿eh? Pero, ya sabes, es verdad que realmente quería verte.] (Fia)

[Estoy feliz por ello. Sin embargo, si vas a estar conmigo a partir de ahora, quiero que dejes de ocultar secretos. Por favor dímelo.] (Sirius)

[Me vi obligada a ir a una entrevista de matrimonio arreglada.] (Fia)

Después de que nos separamos, ella volvió a su ciudad natal. Pasó su tiempo pacíficamente, ya que volvió a encontrarse con su familia.

Pasaba sus días practicando y mejorando en cómo volar por el cielo, cosa que le había enseñado. Había seguido esperando diez años por esa ley.

[Una década no es un gran problema si eres un elfo, pero los días antes de que pudiera reunirme con Sirius de nuevo se sentían largos. Y entonces, hace seis meses, mi papá tuvo…] (Fia)

De repente fue llamada por su padre, y le dijo que tenía que ir a una entrevista de matrimonio arreglada.

La otra parte parecía ser un Elfo Anciano (NT: No anciano de que era viejo, sino del anciano que es más con una posición alta… aunque no se si será viejo o no.), que también era el fundador de los elfos, y que accidentalmente vio a Fia mientras caminaba por el bosque.

Esta era la primera vez que oía hablar de los elfos ancianos, pero según la explicación de Fia, eran una tribu que vivía aún más profundo en el bosque que la ciudad natal de Fia, y… aparentemente era una tribu que rara vez abandonaba el bosque.

[Me negué porque tenía a Sirius, pero nosotros los elfos básicamente no podemos ir contra los elfos ancianos. Lo conocí, pero…] (Fia)

Eran más fuertes que los elfos, así que los elfos no podían ir contra ellos. En otras palabras, si los comparáramos con nosotros mismos, era como alguien de la realeza y un plebeyo, así que casarse con un elfo anciano era como casarse con la realeza.

Sonaba bien si no consideraba sus sentimientos, pero Fia estaba descontenta y apretó el puño.

[¡Era arrogante y egoísta! Con su actitud arrogante, vino a nosotros y quiso hacerme una de sus esposas… era muy orgulloso de sí mismo y me veía como nada más que una herramienta.] (Fia)

[Eso es desagradable. ¿Estaba tan orgulloso de su poder?] (Sirius)

[Los elfos ancianos tienen una gran fuerza. Si fuera con todo usando a los espíritus, de alguna manera me las arreglaría contra sólo uno de ellos.] (Fia)

[Con todo el poder de Fia… ¿verdad? Esa es una fuerza considerable.] (Sirius)

Al parecer había casi un centenar de personas con el mismo nivel que Fia, que podía usar hechizos de viento con espíritus. Aunque su número era pequeño, era suicida desafiar a los elfos ancianos, que estaban más familiarizados con el bosque que los elfos.

El padre de Fia estaba reacio porque a ella no le gustaba, pero no podía ir en contra de los elfos ancianos. Pero Fia no tenía una personalidad que la haría quedarse.

[Así que me escapé. Hmm, ¿debería decir que me escapé? Aunque digo eso, hice algunos preparativos.] (Fia)

Puesto que los Elfos Ancianos no salían del bosque, por supuesto, ella debía ir desde su ciudad hasta las profundidades del bosque. Y la noche antes de que ella se dirigiera a las profundidades del bosque, había una carta y preparativos para viajar colocados en el cuarto de Fia, que intentaba escaparse.

[Escribí que deberían tratarme como a una criminal que violó la ley. Puesto que su orgullo es tan alto, él absolutamente no tocará a una criminal, probablemente se rendirá.] (Fia)

[Una criminal… ¿estás bien con eso? ¿Y tu familia va a estar bien?] (Sirius)

[El criminal será desterrado por cien años, pero no habrá problemas si es sólo un centenar de años o algo así. Además, creo que mi familia está bien. Para comportarse de manera imprudente con una persona como yo, incluso si los elfos ancianos nos menosprecian, es sólo una cuestión de falta de respeto.] (Fia)

Cien años, eh…? Como era de esperar de los Elfos, que vivían una larga vida.

Y puesto que los elfos ancianos reconocían a los elfos como guardianes de su propia residencia, no se encargarían de esto en serio.

Eso era algo de lo que preocuparse más tarde, pero la persona que más debería preocuparse por eso estaba alegremente riendo. Volví a encontrarme con Fia, pero lo de ir al bosque de los elfos no había cambiado.

[¿Es así? De todos modos, me alegro de que Fia esté bien.] (Sirius)

[Sí, no he sido ensuciada, ¿sabes? Por eso, me alegraré si me ensucias.] (Fia)

Dado que estaba a punto de ser abrazado otra vez, tomé la cara de Fia con mi mano y la detuve. Dado que su oponente no estaba serio, inmediatamente se dio por vencida y se sentó en la cama.

[¿Puedo no seguir hablando de mi compromiso fallido? El siguiente es Sirius, pero ¿por qué ese lobo está aquí?] (Fia)

[Este es mi compañero, Hokuto. Es un compañero confiable que puede entender adecuadamente las palabras de las persona.] (Sirius)

[Wow… es inteligente. Pero si él es compañero de Sirius, probablemente sea normal. Mi nombre es Fia, encantada de conocerte, Hokuto.] (Fia)

[Woof!] (Hokuto)

Fia parecía divertirse mientras acariciaba la cabeza de Hokuto. Y Hokuto también podría haber reconocido que Fia no era una enemiga, ya que estaba cómodamente cerca mientras era cepillado.

Pues bien, la relación con Hokuto era buena, pero el problema eran mis discípulos. Me acerqué en silencio a la puerta del pasillo y la abrí vigorosamente.

[ [ [¿¡Waah!?] ] ] (Emilia / Reese / Reus)

Por supuesto, los que cayeron dentro de la habitación eran mis discípulos.

Cuando me preguntaba por qué no entraban, incluso aunque había pasado algún tiempo, los tres estaban juntos, escuchando detrás de la puerta. No era que no entendiera sus sentimientos, pero pensaba que no lo harían en secreto, ya que yo era familia para mis discípulos.

Tuve una sonrisa forzada, pero un suspiro se filtró de mi mientras mis discípulos me miraban con ojos interrogativos.

[Los presentaré, Fia. Estos niños son mis discípulos.] (Sirius)

Ya que todos estaban en la habitación, primero decidimos presentar a los discípulos a Fia.

Tan pronto como me senté en la cama, Emilia y Reese se sentaron a ambos lados de mí, abrazando mis brazos, como si dijeran que yo era de ellas. Sin embargo era probablemente imposible para Reese, su cara estaba roja. Por cierto, Fia y Reus estaban sentados enfrente de mí.

[Encantada de conocerte. Soy Emilia, discípula de Sirius-sama.] (Emilia)

[Soy Reese, discípula de Sirius-san.] (Reese)

[… soy… Reus.] (Reus)

Emilia sonreía, pero era una sonrisa terriblemente abrumadora dirigida al otro lado. Era una técnica utilizada por mi Madre, Elena, pero Reus, que con frecuencia la recibía, estaba asustado.

Pensé que era completamente como una suegra, pero Fia se reía sin sentirse intimidada por Emilia.

[Hehe, es un gusto conocerte. Soy Shimifia. Aunque no me lo adviertas tanto, no te quitaré a tu amante.] (Fia)

[Soy discípula de Sirius-sama. La amante aquí es Reese.] (Emilia)

[¿¡Eh!? S-sí. Yo soy su… amante.] (Reese)

No creía que hubiera seguidores que abrazaran los brazos de su maestro como amantes. Me siento un poco incoherente, pero Emilia probablemente estaba probando a Fia.

En el pasado, cuando Elena supo de mi fuerza anormal, dijo que habría personas que tratarían de explotarla. Debido a eso, cuando hablara de una persona que conocía, ella perseguiría el asunto más de lo necesario, acerca de si la otra parte era realmente confiable o no.

Emilia era la sucesora que tomó las intenciones de Elena. Tal vez estaba tratando de conocer su verdadera intención agitando los sentimientos de Fia. Aunque tal vez podría simplemente estar celosa.

[Esto es justo lo que esperaba. Si es Sirius, pensé que no sería raro que tuviera una o dos amantes.] (Fia)

[Ese no es el único motivo, sabes.] (Sirius)

[Porque es Aniki, ¿verdad?] (Reus)

Me sentía bastante feliz si mis discípulos podían crecer saludablemente, pero para cuando lo noté, esta era la situación. Sin embargo no me arrepiento.

Cuando Reus empezó a recuperar su tono habitual, Emilia apartó ligeramente mi brazo. No me importaba, pero mi brazo estaba tocando su pecho.

[Sirius-sama, ¿Shimifia-san va a acompañarnos en nuestro viaje a partir de ahora?] (Emilia)

[Aah, ella se convertirá en nuestra compañera. Lo siento, lo decidí por mi cuenta.] (Sirius)

[No, si esa es la decisión de Sirius-sama, no tenemos ninguna razón para oponernos.] (Emilia)

[Estoy de acuerdo. Es increíble que una elfa se convierta en nuestra compañera.] (Reese)

[Porque es Aniki, ¡¿cierto!?] (Reus)

Emilia seguía un poco desconfiada, pero me sentía aliviado de que no todo el mundo se oponía.

Para que Fia, que se había convertido en nuestra compañera, conociera nuestra situación, hablé de mis encuentros con los discípulos.

Después de separarme de Fia, conocí a los hermanos y los hice mis discípulos. Luego fui a la escuela y más o menos expliqué cómo Reese se convirtió en mi discípula. Como precaución, no dije que Reese era realeza y que podía ver espíritus.

Me interrumpieron a mitad de camino y fui complementado por los discípulos, pero solo me alababan como de costumbre.

Mientras continuaba explicando de este modo, Fia seguía observándonos con ojos suaves.

[Todo el mundo ama a Sirius, ¿verdad?] (Fia)

[¡Por supuesto! Él es a quien voy a servir durante toda mi vida.] (Emilia)

[S-sí.] (Reese)

[Porque es Aniki, ¿cierto?] (Reus)

[Será grosero con ustedes si no empiezo a ser seria. Voy a usar magia de ahora en adelante, pero no es un ataque, así que no tienen que preocuparse. Wind… por favor.] (Fia)

Y cuando Fia murmuró algunas palabras como si estuviera cantando, el aire circundante cambió.

Los discípulos estaban confundidos, pero inmediatamente comprendieron lo que ella hacía. Hablando del pasado, era una técnica que enseñé por diversión.

[Está bien. Esta es una barrera de viento que se utiliza para evitar que nuestras voces se escapen. Fia, para que uses esto…] (Sirius)

[Estará bien si son tus compañeros, en quienes confías, y esto será mi prueba de confianza, ya que soy la recién llegada. Como pueden ver, mi atributo es Viento. Y yo… puedo ver espíritus.] (Fia)

Alguien que podía ver Espíritus… era alguien que podía usar Hechizos con espíritus y que estaba destinado a ser poderoso, y se mantenían ocultos hasta que murieran. Sin embargo, como Fia lo explicó por sí misma, esto demostraba lo seria que era.

En un escenario normal, sería una sorprendente escena de mostrar una fuerte determinación, pero mis discípulos simplemente asintieron como si tuvieran el punto.

[… ¿Eh? Tenía la intención de decir que esta era una decisión crucial, pero ¿qué pasa con la respuesta ligera? ¿Podría ser que Sirius…?] (Fia)

[Eso es grosero, no dije nada, ¿sabes?] (Sirius)

[¿Es así? Shimia es alguien que puede ver Espíritus. Ella es igual que yo…] (Reese)

[¿¡Eh!? ¿Tú también?] (Fia)

[Sí. Puedo ver espíritus de agua.] (Reese)

Fia se levantó mientras se sorprendía por la confesión de Reese, y agarró las manos de Reese, sonriendo. Yo probablemente no podría entenderlo. Quizás era la soledad que aquellos que podían ver Espíritus sentían.

[Esta es la primera vez que conozco a alguien que puede ver espíritus. De alguna manera… estoy muy feliz.] (Fia)

[Sirius-san dijo que conocía a una persona que podía ver Espíritus, así que eras tu, ¿no? En realidad, quería darte las gracias.] (Reese)

[Realmente no entiendo por qué, pero acepto tu agradecimiento. Y está bien que me llames Fia. Todos los demás también, por favor llámenme así.] (Fia)

En el pasado, cuando confirmé que Reese también podía ver espíritus, le conté sobre la manera de manejar a los Espíritus que escuché de Fia. Ese fue el impulso que la hizo capaz de manejar bien a los Espíritus, ¿tal vez su gratitud era por eso?

Fia finalmente se había calmado después de emocionarse por un momento. Y entonces el hechizo para evitar que las voces se escaparan fue disipado cuando hubo el sonido de alguien llamando a la puerta.

[… ¿Quién es?] (Sirius)

[Soy yo. Kachia. Vine a decirte que puedes comer cuando quieras.] (Kachia)

[Entendido. Iremos pronto.] (Sirius)

[Muy bien.] (Kachia)

Cuando confirmé que el sonido de los pasos de Kachia se había desvanecido, el estómago de Reus hizo un sonido. ¿Ya era esa hora?

Habíamos explicado la situación de cada uno el uno al otro. Después, ¿deberíamos comer juntos y ser buenos amigos? Mientras pensaba así empecé a salir con todos los demás, pero entonces noté el atuendo de Fia.

[Fia, ¿estás bien sin el manto?] (Sirius)

[Está bien, ya que esta posada tiene pocos clientes. Oh… si. Tengo un favor que pedirte, Sirius.] (Fia)

[… Tengo un mal presentimiento, pero si es sólo escuchar, escucharé, ¿de acuerdo?] (Sirius)

[Hay cosas en el cuello de Emilia y Reus, ¿verdad? Yo también quiero eso.] (Fia)

Atadas a sus cuellos… ¿Las gargantillas? Hice una joya que tenía dibujada la formación mágica de [Call], pero no esperaba que ella pidiera una gargantilla.

Esta era mi opinión personal, pero sentía que una pulsera o un anillo se vería mejor en Fia, en lugar de una gargantilla. Emilia y Reese probablemente tenían opiniones similares, ya que estaban inclinando la cabeza ante las palabras de Fia.

[No es realmente un gran problema, pero ¿por qué pides eso?] (Sirius)

[Mira, si es una gargantilla, no voy a ser vista como nada más que una esclava, ¿verdad? En ese caso nuestros problemas pueden ser reducidos.] (Fia)

[Oi oi, ¿quieres ser vista como una esclava?] (Sirius)

Ciertamente era verdad que la posibilidad de que un esclavo fuera el blanco era menos probable que si lo fuera una aventurera elfa.

Pero, serías vista como esclava, ¿sabes? Esta persona lo quería… ¿era por ellos?

En el caso de los hermanos, era bastante especial. No les importaba, aunque fueran tratados como esclavos. Más bien, la hermana estaría encantada si la tratara como esclava.

Aunque Fia sería vista como esclava, dio una mirada que parecía decir que no la molestaba.

[No me molesta ser vista así por todo el mundo. Además, ¿crees que es malo ser esclava de amor?] (Fia)

[¡A mi me importa!] (Emilia)

[Aah, lo siento, Emilia. Si la posición de novia está llena… Supongo que seré la amante?] (Fia)

[¡Yo también soy la amante de Sirius-sama!] (Emilia)

[Sí, sí, cálmate un poco.] (Sirius)

Como las cosas estaban a punto de salírsele de las manos, acaricié su cabeza y se calmó al instante. Emilia meneó la cola y me separé de ella, ya que comenzó a frotar su mejilla contra mi brazo, mientras respondía a la petición de Fia.

[Quieres una gargantilla, ¿verdad? Por favor espera un poco.] (Sirius)

[Estoy deseando que llegue. Por cierto, si se trata de ese collar, puedo hablar contigo en cualquier lugar, ¿correcto?] (Fia)

[Hay algo que quiero decir. No puedes usarlo con frecuencia, ¿sabes? Además, puesto que es problemático si no puedes usarlo durante las emergencias, no quiero que lo uses como hobby.] (Sirius)

[Aah, eso es malo. Pensé que podría secretamente invitarte con eso…] (Fia)

[También hay otros casos, como demandas en el menú de la cena y de bocadillos entre las comidas.] (Sirius)

[ [ […] ] ](Emilia / Reese / Reus)

Los criminales, los hermanos y la glotona, evitaron sus ojos.

Además, en el caso de Fia, en lugar de hacerlo en secreto, pensé que lo diría en voz alta. En el pasado mencionó que su principio era no olvidar un favor. Pero me sentía aliviado de que no hubiera cambiado nada.

[Hey, continuemos la conversación mientras comemos, ¿de acuerdo? Vamos.] (Sirius)

Y entonces traté de ir hacia el pasillo, pero Emilia me tomó la mano y no pude moverme. Cuando la miré, me miraba con expresión seria.

[Sirius-sama, esto puede parecer grosero, pero tengo una petición. Nos gustaría tener una conversación con sólo Fia.] (Emilia)

[Hmm… Si Fia está bien con eso, seguro.] (Sirius)

Incluso si había dado una orden como su líder y maestro, todavía había una parte de Fia, que de repente se había convertido en nuestra compañera, a la que no podían dar su consentimiento. Como esperaba que esto sucediera, no tenía ninguna razón para rechazarla.

En lugar de tener una relación en la que cada persona contenía sus sentimientos, esperaba que chocaran seriamente y su relación se convertiría en una relación clara. Incluso si terminaran luchando entre sí como resultado.

De cualquier manera, respondió Fia, y ella asintió, sin romper su sonrisa.

[No me importa. Más bien, también estaba pensando en invitarlas, así que es mejor así.] (Fia)

[Muchas gracias. Bueno, entonces hagamos eso después de la comida. ] (Emilia)

[No, ¿qué tal si lo hacen ahora? Ya que Reus y yo vamos a comer afuera, ustedes tres deberían hacerlo mientras tienen sus comidas aquí.] (Sirius)

Reus parecía no tener ninguna queja de que Fia se uniera a nosotros, así que probablemente era mejor tener una conversación sólo para chicas.

Emilia dejó mi brazo cuando le di permiso, y se inclinó profundamente.

[Sirius-sama, muchas gracias.] (Emilia)

[No te preocupes por eso. Está bien si quieren tener una pelea, pero no destruyan la posada, ¿de acuerdo? Hokuto, lo siento, pero te dejo a esas chicas.] (Sirius)

[Woof!] (Hokuto)

Sólo para estar seguro, le pedí a Hokuto que fuera su guardaespaldas. Incluso si fueran atacadas por ladrones, estaba aliviado, ya que si era Hokuto, podría darles el mejor juicio.

[No tienes que preocuparte. Voy a ganar su confianza antes de que termine el día.] (Fia)

[Sin embargo no voy a ir fácil.] (Emilia)

[Está bien. Te mostraré lo serio que soy.] (Fia)

[Uhmm… si hay algo, lo diré inmediatamente.] (Reese)

Reese también estaba allí, y no podía sentir ninguna hostilidad entre las dos, va a estar bien… creo.

Mientras que tenía una sensación ligeramente incómoda, el equipo femenino siguió adelante. Y entonces Reus y yo nos dirigimos hacia el pasillo, y salimos fuera después de hablar en el mostrador.

Tal vez era por el Festival de Lucha, pero las partes donde la gente se reunía por las noches estaban llenas.

Encontramos un lugar para comer. Nos sentamos en un asiento vacío e hicimos una orden mientras Reus soltaba levemente una sonrisa.

[Sabes qué, es inusual para mí comer sólo con Aniki.] (Reus)

[Ahora que dices eso, supongo que es verdad. Bueno, de vez en cuando es una buena cosa entre hombres, ¿no?] (Sirius)

[Hehe, es cierto.] (Reus)

No estaba seguro de qué estaba tan contento, pero Reus estuvo comiendo las comidas que pedimos mientras sonreía.

Hmm, ya que no estaba Emilia quien podía retorcer la opinión de Reus, vamos a preguntarle un poco sobre Fia.

[Verás, Reus. ¿Qué piensas de Fia?] (Sirius)

[¿Hmm? Creo que es una persona hermosa. Como se esperaba de una el– … muguu–!] (Reus)

Cuando estaba a punto de decir el nombre de la tribu, le metí algo de carne en la boca para hacerle callar. Había mucha gente que quería elfos, así que no quería que lo dijera durante la conversación. Independiente de estar dentro de la posada, había una cantidad especialmente grande de gente por aquí.

Reus parecía haberse dado cuenta de esto mientras masticaba la carne que le metí en la boca. Luego se tragó la carne después de pensar un rato.

[Uhmm… Yo, de alguna manera, tengo la sensación de que ella es una buena persona. Ella no está a la altura de Aniki, pero creo que es tan fiable como Nee-chan, y me gusta.] (Reus)

[Te gusta… ¿eh? Como era de esperarse, también eres un hombre débil contra mujeres hermosas. Pensé que no te interesaban las mujeres, pero finalmente has…] (Sirius)

[No es así. Me gusta como compañera, ¿sabes? Si se me permite hacer esto, creo que la llamaré Fia-ane. Fia-ane, en primer lugar, es la mujer de Aniki, ¿verdad?] (Reus)

[Supongo que es cierto, ¿eh? Entonces… ¿estás bien con esto? Mientras tengo a tu hermana como novia, ¿no te importa si Reese y Fia están en ello también?] (Sirius)

[No tengo ninguna queja sobre Aniki, quien hizo que Nee-chan alcanzara tal felicidad. Además, es natural que Reese-ane y Fia-ane gusten de ti.] (Reus)

Tal vez era porque la poligamia era aceptada por aquellos que tenían poder en este mundo, él estaba inclinando la cabeza mientras trataba de entender cuál era el problema con eso.

[Soy feliz si Nee-chan es feliz. Por otra parte, creo que es realmente asombroso si Aniki puede hacer feliz a Reese-ane, en quien pienso como familia.] (Reus)

[Eso es prematuro. Ni siquiera me he casado todavía, y no sé qué pasará de ahora en adelante, ¿sabes?] (Sirius)

[Si es Aniki, te apoyaremos, así que no tienes que preocuparte. Para mí, Aniki es familia, mi Sensei, y mi objetivo. Estoy muy contento de que Aniki me recogiera. ¡Te seguiré por el resto de mi vida!] (Reus)

Reus lo dijo con una deslumbrante sonrisa, mientras exhibía sus dientes. Fue un poco vergonzoso cuando expresó directamente su gratitud.

Poco a poco pasamos nuestro tiempo entre hombres mientras daba a Reus mi propia parte de la carne.

–– Reese ––

Sirius-san y Reus habían salido así que quienes quedaban en la habitación eramos nosotras.

Aunque no se podía evitar, Emilia parecía odiarse a sí misma por haber alejado a Sirius-san.

Antes de que tratara de animarla, Fia golpeó el hombro de Emilia con una sonrisa.

[Oye, no te preocupes por eso. Vamos a comer. ¿No tienes hambre?] (Fia)

[… Sí.] (Emilia)

[Vámonos. Yo también tengo hambre.] (Fia)

Y luego, encabezadas por Fia-san, nos dirigimos al bar, que era también el comedor de la posada.

Mientras caminaba por el pasillo, miré su figura caminando mientras ella casualmente hablaba con Hokuto. Sentí que una vez más entendí lo asombrosa que era Fia-san.

Cuando miré a Emilia, que estaba sonriendo, estaba soltando un aire intimidante.

Cuando estábamos en la escuela, Sirius-san, que se había hecho famoso después de luchar contra el director, de repente tuvo más oportunidades de ser abordado por mujeres.

Ane-sama declaró que quería hacer de él su subordinado, pero los nobles también enviaron a sus hijas y nietas para asegurar su fuerza para llevárselo.

Por supuesto había algunas personas que gustaban de él normalmente, pero todos los que tenían la conciencia culpable huyeron cuando ella puso esa sonrisa. Al principio parecía la sonrisa de una sirviente magnífica, pero los que se sentían culpables eran, de alguna manera, incapaces de mirar directamente esa sonrisa. Se decía que habían visto una [Sonrisa Silverion].

En otras palabras, esa sonrisa era una especie de rito de pasaje; Para ver si realmente les gustaba Sirius-san o no.

De ninguna manera, no se trataba de que Sirius-san sería llevado, o porque ella estaba celosa… ¿Creo?

Habiendo dicho eso, parecía que Fia-san había pasado por el rito de pasaje de Emilia, ¿no?

Aunque no se habían conocido antes, creo que su figura charlando felizmente con Hokuto se parecía a mi Ane-sama. Fia-san, que era una elfa y una senpai en magia de espíritus, no era una persona tímida.

Tuvimos que ir a través del vestíbulo de la recepción para llegar al bar. Actualmente no estaba Cecil en el mostrador, sino un hombre grande.

A pesar de que Sirius-san la trajo por su cuenta, Fia-san recordó que aún no había sido aceptada, y entonces se acercó al mostrador.

[Lo siento, pero me quedaré aquí esta noche…] (Fia)

[Ya me lo dijeron.] (??)

Cuando dijo eso, miramos el registro de la posada, y el nombre de Fia-san ya estaba escrito en él y sus asuntos con el recepcionista ya estaban terminados. Al parecer Sirius-san lo hizo antes de salir.

El hombre que estaba en el mostrador parecía rudo, pero nos miraba con ojos suaves.

[No me importa quiénes sean los clientes. Sólo quiero que descanses bien.] (??)

[¿Dónde está Cecil-san?] (Reese)

[Mi esposa prepara las comidas en el bar. Puesto que son nuestros orgullosos platos, por favor no se contengan al comerlos.] (??)

Esta persona era el esposo de Cecil-san.

Más importante aún, estaba esperando con ansias su cocina.

Cuando llegamos al bar en el primer piso de la posada, había unos cuantos huéspedes y los asientos vacantes se destacaban. Y cuando entramos en el bar, todos los ojos se centraron simultáneamente en nosotras. Puesto que había una elfa, Fia, y Hokuto, es razonable.

Estaba pensando en si Hokuto sería detenido, pero parecía que Sirius-san había hablado con la recepcionista de antemano, así que pudimos entrar sin ningún problema.

Cuando nos preocupabamos sobre dónde sentarnos, Kachia-chan, que estaba ayudando como camarera, nos notó. Ella se acercó a nosotros con una sonrisa encantadora, pero estaba confundida porque Sirius-san y Reus no estaban aquí.

[Eh… ¿dónde están los Onii-chans?] (Kachia)

[Salieron porque tenían algo que hacer. Somos las únicas que estaremos comiendo aquí hoy, pero me pregunto si hay un lugar donde podamos hablar tranquilamente solas.] (Fia).

Fia-san explicó brevemente, y entonces Kachia-chan recomendó los asientos en la esquina de la pared. No se podía ver desde la entrada, y parecía precisa, ya que estaba un poco más lejos de los otros asientos.

Los otros invitados… especialmente un hombre gordo, intentaron acercársenos, pero volvieron a sus posiciones originales en el momento en que Hokuto giró su mirada hacia ellos. Como era de esperarse del compañero de Sirius-san.

Emilia se sentó a mi lado, mientras Fia-san se sentaba en el lado opuesto. Y Hokuto estaba sentado cerca para protegernos.

Después de un tiempo Kachia-chan vino a tomar nuestros pedidos, así que pedimos mientras miraba el menú.

[Me gustaría tener un poco de vino… ¿Me pregunto si ustedes dos beben vino?] (Fia)

[Tendré jugo de fruta.] (Emilia)

[También tomaré jugo de fruta, por favor.] (Reese)

Emilia lentamente bajó la cabeza cuando nos miramos de nuevo después de pedir algunos otros platos.

[Lamento pedir esto tan de repente.] (Emilia)

[Realmente no me importa. No nos hemos conocido todavía, así que creo que es mejor para nosotras expresar claramente nuestras intenciones. Además, esas palabras fueron intensas, ¿sabes?] (Fia)

[Lo siento, por favor hagamos eso de ahora en adelante.] (Emilia)

Pensé que el tono de Emilia era intenso porque todavía no aceptaba a Fia-san.

En primer lugar, si Sirius-san, que era el maestro, la aceptaba, Emilia, que era la sirvienta, no podía rechazarla. Sin embargo Emilia no podía confiar fácilmente en la otra parte.

Si pudiera estar en contra de su Maestro o convertirse en un villano, ella no podía aceptarla hasta que estuviera segura de que Sirius-san no sería traicionado… eso es lo que Emilia dijo en el pasado.

Esa era la intención que le entregó su maestra, Elena-san, y decidió hacerlo por su cuenta.

Aunque decía eso, pensé que Emilia casi había aceptado a Fia-san.

Ocasionalmente notaría la verdadera naturaleza de alguien a través de sus acciones, y vería algo más que sus falsas expresiones.

Entonces levantamos nuestras copas cuando los platos y las bebidas fueron llevadas y puestas sobre la mesa.

[Bueno, ¿deberíamos a brindar? Entonces, ¿quién va a brindar por esto?] (Fia)

[Déjenme hacerlo, entonces. Por reunirse con Fia-san…] (Reese)

[ [ [¡Salud!] ] ] (Emilia / Reese / Fia)

Golpeé ligeramente la copa y la bebí.

Fia-san bebió el vino de un trago, parecía satisfecha mientras respiraba. En cualquier caso… era muy sexy. Estaba a punto de decir que cada una de sus conductas eran cautivadoras, y daba la sensación de una mujer mayor, a pesar de que sólo parecía un poco mayor que nosotros. ¿Son todos los elfos como ella?

Además, Emilia bebió su jugo de fruta de un trago. Colocó la taza sobre la mesa con un poco más de fuerza y entrecerró los ojos.

[Fia-san, ¿qué piensas de Sirius-sama?] (Emilia)

Eso fue espléndido, ya que llegó directamente al grano.

Cuando pensé en ello, ella había vivido más tiempo que nosotras, y podría ser una mala decisión atacarla por detrás, porque parecía que podría apartar fácilmente a niñas como nosotras.

Y ante la pregunta de Emilia, Fia respondió sin vacilar.

[Me encanta. Suficiente como para dedicar mi vida por él.] (Fia)

[Bu-bueno, ¿desde cuándo empezaste a amar a Sirius-sama?] (Emilia)

¿Que debería hacer…? No era sólo yo, Emilia también se sonrojaba por las palabras de Fia-san.

Emilia cambió la dirección de la pregunta, estando molesta. El verdadero significado era seguramente para ver si ella lo estaba juzgando por la habilidad y fama de Sirius-san, creo.

Fia-san también estaba un poco sorprendida por tal pregunta, pero respondió después de verter un poco de vino en la taza.

[Al principio fue por su espalda… supongo. ¿No mencioné que fui rescatada por Sirius antes?] (Fia)

[Fuiste atacada por aventureros incivilizados, ¿verdad?] (Emilia)

[En ese momento no era sólo mi castidad, sino que estaba a punto de perder muchas cosas. Pero Sirius saltó de repente y se puso de pie para protegerme… Me sentí atraída por su espalda…] (Fia)

Comprendí ese sentimiento. Cuando estaba en la escuela, cuando fuimos atacados por los asesinos en el laberinto… Me sentí atraída por Sirius-san, que vino a ayudarnos.

Podría haber empezado a reconocer a Sirius-san como un hombre en ese momento. Y el factor decisivo fue cuando me secuestraron.

[Era sólo un niño en ese momento, ¿sabes? Me gustan los niños, pero Sirius era diferente, de alguna manera.] (Fia)

[¡Sí! Sirius-sama es realmente como un adulto, él lo sabe todo y nos cuida!] (Emilia)

También estuve de acuerdo en que era inusualmente como un adulto.

Al principio pensé que era como mi padre, porque no podía verlo como nada más que un padre que cuidaba de Emilia y Reus.

Aunque tenía sirvientes, preparaba deliciosos platos todos los días, y no podía pensar en él como alguien debajo de mí.

[Había viajado durante unos diez años antes de conocer a Sirius, pero no hubo ni una sola persona que me dejaría ir. Cuando se conocía el hecho de que yo era una elfa, sería atacada como una bestia, de modo que para evitar tales problemas, siempre huiría. En comparación con eso, Sirius quería ser amigo de mí porque los elfos eran poco comunes… Me sorprendió de muchas maneras.] (Fia)

[Eso suena justo como Sirius-sama. Sin embargo, probablemente no se pueda evitar por la hermosa cara de Fia-san.] (Emilia)

[Hehe, gracias. Después de eso me enseñó varias cosas, como cómo volar por el cielo, y me di cuenta de que me atraía cada vez más.] (Fia)

Luego habló sobre la práctica de vuelo, siendo llevada en sus brazos como una princesa, y parecía que Emilia se estaba poniendo envidiosa. Yo también… estaba envidiosa.

[Aunque sólo fue un encuentro de un día, realmente me enamoré. Así que cuando Sirius creciera, prometí reunirnos, sin importar el tipo de adulto en que se convirtiera, pero me sorprendí cuando lo vi. Se convirtió en un hombre más espléndido de lo que esperaba.] (Fia)

[¡Es demasiado pronto para sorprenderse! ¡El esplendor de Sirius-sama no es sólo eso!] (Emilia)

[Sí, lo entiendo muy bien. Después de todo, él hace sus propias cosas despreocupadamente, e incluso dejó a Hokuto para protegernos.] (Fia)

No sólo dejó a Hokuto para nosotras, sino que pagó por el alojamiento y las comidas.

Oí de Cecil-san, que estaba en la cocina, que pagó extra, ya que comíamos mucho. Fue un poco vergonzoso, pero… me alegré de que nos entendiera.

Fia-san bebió un poco más de vino después de hablar hasta ese punto. Su estado de ánimo parecía bueno como para otra ronda.

[En otras palabras, me gusta la gente capaz. Por eso me atrajo Sirius. Bueno, entonces es tu turno.] (Fia)

[Bien. ¡Te contaré… sobre el esplendor de Sirius-sama!] (Emilia)

Ella no estaba realmente compitiendo, pero el contraataque de Emilia empezó desde allí. También estaba escuchando, y complementaba mientras comía.

[–Y entonces, cuando estaba a punto de ser aplastada por la ansiedad y la desesperación, me abrazó y me consoló.] (Emilia)

[Aah… serías encantada con seguridad.] (Fia)

Fia-san estaba de acuerdo con el ferviente discurso de Emilia mientras sonreía. De ninguna manera estaba tratando de dejarlo de lado, y pensé que ella sólo quería saber más acerca de su persona favorita. Realmente le gustaba Sirius-san, ¿no?


Aah… este pollo, era tierno y delicioso.

[¡Sirius-sama no sólo rescató a Fia-san en una situación peligrosa! También fuimos atacados en el pasado, y nos salvó cuando nos arrinconaron! Aunque había cuatro enemigos, con solo Sirius-sama, que estaba tan enojado…] (Emilia)

[Sí. Sirius-san daba un poco de miedo en ese momento, pero fue realmente increíble.] (Reese)

[Eso es porque ustedes son muy importantes para él. ¿No está esto mejorando?] (Fia)

¿Cuáles son las especias usadas para esta sopa? Vamos a preguntar eso más tarde.

[Y entonces, para dejarme vengarme del enemigo de mis padres, él deliberadamente me hizo a un lado. Estaba desesperada en ese momento, pero pensé en ello y lo hice. Y… ¡finalmente recibí el afecto de Sirius-sama!] (Emilia)

… Eh? Sentí que el tono de Emilia había salido raro.

Parecía que se había vuelto extrañamente audaz.

[Emilia ya fue abrazada, ¿eh? También lo quiero pronto, pero… ¿qué hay de Reese?] (Fia)

[¿¡Eh!? Eso… todavía…] (Reese)

[¡Sí, es cierto! ¡Reese debería recibir el afecto de Sirius-sama tan pronto como sea posible! Él es gentil, por lo que te tratará suavemente!] (Emilia)

Y entonces Emilia bebió el contenido de la copa.

Cuando pensaba que era obviamente extraño, Fia-san había vertido el contenido del recipiente que tenía en la taza de Emilia.

Eso… era vino, ¿no?

[A decir verdad, ya que va a ser mi primera vez, esta es una buena información. Realmente… es gentil, ¿no?] (Fia)

[¡Déjame contarte de la alegría de ser mujer! No sólo era gentil, sino que también había momentos en que era intenso. ¡Me desmayé de tanta felicidad!] (Emilia)

Aunque ya teníamos la edad suficiente para beber, no he bebido alcohol todavía. Yo era diferente de Emilia, ella no bebía alcohol, ya que podría interrumpir su enfoque para cuidar a Sirius-san.

Por eso era que este era su primer acohol; Pero, de ninguna manera, Emilia se volvería así cuando bebiera …

[¡Voy a satisfacer a Sirius-sama la próxima vez! Por el bien de Sirius-shama, haré todo lo posible con mis pechos y cuerpo…] (Emilia)

[Quiero mi parte antes de eso. Puedo no ser capaz de ganar contra Emilia en la parte del pecho, pero puedo competir con longevidad y habilidad.] (Fia)

[¡No voy a perder!] (Emilia)

Aah… Emilia se estaba saliendo de control, ya que estaba hablando de cosas embarazosas. Los otros invitados se habían ido, pero aún así era embarazoso porque Cecil-san todavía estaba aquí.

Sin embargo cuando miré bien, Fia-san estaba usando el hechizo que usó antes, y parecía que nuestras voces no habían sido filtradas a los alrededores.

Pensé que la atención despreocupada era maravillosa, pero probablemente no podía admirar a Fia tan fácilmente dado que era la causa de esta situación con Emilia.

La imprudencia de Emilia continuó por un rato y entonces se quedó dormida por alrededor de la décima copa.

Había necesidad de tener habilidades para beber por primera vez… y Fia-san, que estaba murmurando, ya estaba en la vigésima copa. Siguió bebiendo sin cambiar el ritmo.

[Aún así, ella es una muchacha linda y trabajadora. Se bien que es lo que hace importante a Sirius.] (Fia)

[Sí, también me gusta. Por cierto… ¿Vas a estar bien si bebes tanto?] (Reese)

[Estoy bien, ya que tengo resistencia al alcohol. Estaba muy feliz hoy, y como las historias de Emilia eran divertidas, pude seguir con el vino.] (Fia)

En lugar de verter más, la expresión de Fia-san se volvió un poco seria y giró sus ojos hacia mí.

[Ojalá pudiera ser amiga de Emilia, pero ¿qué piensas?] (Fia)

[Creo que está bien. Emilia quería saber si realmente estabas pensando en Sirius-san.] (Reese)

[¿De Verdad? Eso es genial. Entonces, ¿qué hay de ti, Reese? Realmente no he oído hablar de tus verdaderos sentimientos.] (Fia)

[Estoy de acuerdo en que Fia-san se convierta en nuestra compañera. Siento lo mismo, pero creo que será más divertido si Fia-san está allí.] (Reese)

Nuestro centro de atención, Sirius-san, era alguien en quien confiábamos, y dado que sabía que ella era una buena persona por la conversación, no tenía ninguna razón para rechazarla.

Además, sobre todo…

[Además… a los dos nos gusta la misma persona. Por eso creo que seguramente nos podremos llevar bien.] (Reese)

[Hehe… como se esperaba de la amante de Sirius. Pero me gustaría preguntarte algo, ¿no querías monopolizar a Sirius?] (Fia)

[No… no es algo que pueda decir, porque también me gusta Emilia. Por eso, si Fia se vuelve igual que nosotras…] (Reese)

[… ¡Kuhh! ¡Qué pasa con esta lindura!] (Fia)

Fia-san parecía estar en agonía.

Fia-san siguió así por un tiempo. Cuando finalmente volvió a la normalidad, bebió un poco de vino y tenía una sonrisa en toda su cara.

[Haa… Estoy realmente ansiosa por los días a partir de mañana. Con Sirius y con ustedes también.] (Fia)

[Yo también. Aah, de todos modos, ¿alguna vez has comido un dulce llamado pastel? Sirius-san lo hizo y es un dulce popular. Es realmente delicioso.] (Reese)

[¿De Verdad? Me pregunto si debería preguntarle sobre eso mañana. Por cierto… Reese no le ha dado a Sirius su primera vez todavía, ¿verdad?] (Fia)

[¿¡Buuhh!?] (Reese)

De repente cambió el tema, y debido a eso, involuntariamente escupí el jugo que estaba en mi boca.

Mientras pensaba en cómo responder, finalmente asentí con la cabeza en respuesta. Aah… mi cara está caliente.

[Sí, me gustan las niñas honestas. Bueno, hoy…] (Fia)

[¿Eh? ¿Todavía no han terminado?] (Sirius)

Cuando Fia-san abrió la boca con un rostro serio, Sirius-san y Reus regresaron y estaban delante de nosotros.

[Aah… Sirius-shama…] (Emilia)

[Hmm… ¿Qué? ¿Bebiste?] (Sirius)

[Siiii… Por Sirius-shama..] (Emilia)

¿Ya estaba en celo? Emilia se levantó repentinamente, y saltó al pecho de Sirius-san, mientras se acercaba a nosotros.

Sirius-san acarició ligeramente su cabeza, pero lo hizo con los ojos de un padre. Emilia, entonces, comenzó a dormir de nuevo, así que Sirius-san la sostuvo lentamente.

[Lo siento, Sirius. Traté de hacerle beber un poco, pero parece que bebió más de lo que esperaba.] (Fia)

[No voy a decir que es algo malo, pero hazlo con moderación. Bueno, llevaré a Emilia a su habitación. Ambas vuelvan pronto.] (Sirius)

[Lo tengo. Aah, antes de eso, ¿puedo pedir prestado un poco a Reus-kun? Tengo algo de que hablar.] (Fia)

[Entonces pregúntale a Reus. Si me disculpan.] (Sirius)

[Sí, por favor cuida de Emilia.] (Reese)

Emilia estaba siendo cargada y Sirius-san regresó a nuestra habitación.

Cuando Reus se sentó, Fia, una vez más, brevemente se presentó.

[Dime, Fia-san es la mujer de Aniki, ¿verdad? Así que, ¿está bien si te llamo Fia-ane?] (Reus)

[No hay problema. De acuerdo, te llamaré Reus. Quedan algunos bocadillos, ¿los quieres?] (Fia)

[¡Ouu! ¡Gracias, Fia-ane!] (Reus)

Esta era la naturaleza de Reus, pero en serio se adaptaba muy rápido, como se esperaba.

Mientras admiraba la conversación entre los dos, Fia-san sonreía y acariciaba la cabeza de Reus.

[Dime Reus, ¿dormirás en nuestra habitación hoy?] (Fia)

[No me importa, pero ya que es una habitación triple, no hay suficientes camas, ¿verdad? Bueno, puedo incluso dormir en el suelo.] (Reus)

[Está bien. Hoy Reese dormirá en la habitación de Sirius, así que una cama estará disponible. Puedes descansar apropiadamente.] (Fia)

[¿Es así? Muy bien, entonces.] (Reus)

[… ¿Haa?] (Reese)

Eh… EH?

¿Qué… está eso bien?

Yo en la habitación de Sirius-san… ¿Eh?

[Probablemente todavía está acostando a Emilia, así que deberías ir después de un rato. Pero no creo que lo haga mientras Emilia está en esa condición.] (Fia)

[Bueno, yo yendo a la habitación de Sirius-san… ¿para qué?] (Reese)

[Para hacer eso. Está bien. ¿No dijo Emilia que es gentil? Sirius parece estar esperando, el resto es sólo tu coraje.] (Fia)

De alguna manera la discusión progresaba por sí sola.

Estaba empezando a confundirme, pero vi a Reus recogiendo los platos restantes.

[¿Re-Reus? No te gustará si Sirius-san no está en la habitación contigo, ¿verdad?] (Reese)

[No me gustará, pero si es para Reese-ane, no me importa en absoluto. Sí, es porque Nee-chan se volvió feliz. Reese-ane también, ¡por favor se feliz!] (Reus)

[Ah… Aah…] (Reese)

Reus parecía entenderlo completamente.

Con una sonrisa en toda su cara… sus ojos irradiaban convicción por mi felicidad.

Bueno, no está mal, pero… auuu…

[…] (Reese)

Y entonces, cuando me di cuenta, estaba delante de la habitación de Sirius-san.

Había extendido la mano repetidamente y me había retraído de la puerta muchas veces, y seguía dudando.

Vine aquí por las palabras de Fia-san que se repetían dentro de mi cabeza.

(Voy a “atacar” a partir de mañana, así que lo entregaré a Reese hoy. No pierdas tu oportunidad, ¿de acuerdo?) (Fia)

Ella finalmente se reunió con él de nuevo después de diez años. La verdad era que Fia-san realmente quería seguir adelante, pero… ella se retiró por mi bien.

Emilia siempre me empujaba porque era tímida, pero hoy, Fia-san me empujó.

Cuando Fia-san habló sobre sus verdaderos sentimientos por Sirius-san, estaba abrumada por la profundidad de esos sentimientos.

Pero… tampoco me gustaba perder contra Fia-san porque también me gustaba Sirius-san.

Mientras me empujaba a mi misma, mi pecho comenzó a latir como cuando estaba bajo aquella luz de la luna, y siguió adelante…

Esa persona dijo que me aceptaría, así que no había necesidad de tener miedo.

El resto… era sólo mi coraje.

Me decidí y llamé a la puerta.

[Hmmm… ¿Eres tú, Reese? ¿Qué es?] (Sirius)

[Sirius-san. Hoy… juntos…] (Reese)

Extra 1

La noche… en el castillo de Elysion.

[¿Adónde va en este momento, Su Majestad? Oi, traigan más gente! De todos modos, ¡deténganlo!] (Guardia del Castillo)

[¡Guuoohhhhh! ¡Déjame ir! ¡Tengo que ir!] (Cardeas)

[Entonces, ¿a dónde va?] (Guardia del Castillo)

[¡No lo sé! Pero tengo la sensación de que debería IRRRRRRR–!] (Cardeas)

[Por favor échale un poco de polvo para dormir. Huhu…] (Lifell)

[Suena bien, Lifell-sama.] (Guardia del Castillo)

[Sí. Realmente no lo entiendo, pero… tengo ganas de felicitar a alguien.] (Lifell)

Extra 2

Algunos extractos de la conversación entre hombres.

[Aunque mi Tou-chan sólo tenía a Kaa-chan, un hombre excelente será requerido muchas veces antes de aumentar el número de hembras. Por eso Aniki no es extraño.] (Reus)

[No es que no entienda la necesidad de tener descendientes, pero ¿de quién escuchaste esto?] (Sirius)

[Cuando estaba en la escuela, se me enseñó eso mientras caminaba solo por la ciudad. Era una persona que apenas llevaba ropa.] (Reus)

[… ¿Estabas en los callejones?] (Sirius)

[Sí. Estaba tratando de tomar un atajo por un poco, pero me dijeron que tomara un descanso. Tenía un poco de hambre, así que me dijeron que me alimentarían, por lo que entré en la tienda.] (Reus)

[… Por favor continúa.] (Sirius)

[No a la altura de las habilidades de Aniki, pero me dieron algo de comida deliciosa. De alguna manera estaban diciendo algo sobre frutas azules y lamiéndose los labios. Me dijeron que fuera a una habitación después de que terminara de comer, pero como ya era tarde, me fui a casa.] (Reus)

[Tú… esa era una prostituta, ¿sabes? Dijiste que estaban demasiado cerca, ¿no?] (Sirius)

[¿Eh? No eran prostitutas, Aniki. Aunque tenían ropa y cabello de mujer, eran hombres.] (Reus)

[…] (Sirius)

Más tarde, no es necesario decir que fue reeducado por Sirius.

/Capítulo 78 FIN

Anterior      |       Siguiente

Acerca de Jaimelillo

Traductor, b-boy, gamer, speedcuber...
Esta entrada fue publicada en Alianza. Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a World Teacher cap. 78

  1. avismlord dijo:

    Jaja. Reus casi fue violado, jaja

    Le gusta a 1 persona

  2. rubenlp96 dijo:

    De lo que se salvó Reus jajaja
    Gracias por el cap!

    Le gusta a 1 persona

  3. Crasben dijo:

    Madre mia con Reus y con los travesti, eso me dejo con la boca abierta cuando lo lei

    Le gusta a 2 personas

  4. ach1rd dijo:

    Tampoco es tan largo el capitulo xD

    Dat Reus ajajajajaja

    Me gusta

  5. Dani dijo:

    Sigo confundido sirios ya tuvo su primera vez con Emilia? o solo fue el abrazo? , porque algunas veces lo insinúan pero luego dicen que solo la abrazo por favor alguien explicarme 😦

    Me gusta

  6. minayext dijo:

    jajajajaja a Reus le van los traps

    Le gusta a 1 persona

  7. leinad dijo:

    lol pobre Reus casi lo hacen irse al otro lado xd

    los super sebtidos del rey y la princesa me impresionan xd

    por otra parte yo crei aue sirius solo habia besado a emilia pero pensar que ya lo habian hechlo… sirius siempre me parecio un gran prota pero ahora me lo parece mas!

    Me gusta

  8. Gibran dijo:

    Gracias 😀 , Reus es demasiado inocente, una buena Reeducación si que se merece

    Me gusta

  9. gracias por el cap

    Me gusta

  10. Ivan dijo:

    Muchas gracias por el capitulo

    Me gusta

  11. Claudio dijo:

    Jajajjajaja!!! Se lo quería violar un tavesti XD

    Me gusta

  12. reisen870 dijo:

    grax por el cap

    bueno yo creo que tomo la primera vez ya que el abuelo de emilia le dijo que las mujeres lobo de plata eran muy intensas

    Me gusta

  13. Tekarukite dijo:

    gracias por el capitulo. Pobre Reus hasta acá salen trapitos xD, con Fia ahora las cosas se ponen mas divertidas y a Reese parece le llegó la hora ლ(´ڡ`ლ) xD

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s