Akugyaku no Black Maria cap. 26

Un tigre y un gatito



Si uno fuera a describirlo, la forma en que se movía era como una araña.

Ella estaba corriendo con su pequeño cuerpo y tomó una posición muy baja, casi como si estuviera arrastrándose en cuatro patas.

Entonces dio una patada en la pared, fue hacia techo, y luego hacia su objetivo. Su movimiento de tercera dimensión dificultaba la comprensión de la distancia y el momento.

Además, ¿desde cuándo sabía del cuchillo?

Una vez más, ¿cuándo lo tomó?

El cuchillo en la mano de la niña era el de Shizuru.

El cuchillo que parecía bisturí con un mango y vaina largos, que se suponía estaba atado a uno de los lados de su bolso.

El mango, vaina y bolsa tenían el mismo color, incluso estaban hechos con el mismo material. En lugar de decir que estaba camuflado, debería haber sido casi invisible…

A primera vista no deberían darse cuenta, pero la niña lo hizo, ya sea por casualidad o no.

Ella lo notó, y lo tomó de Shizuru sin que él se diera cuenta.

[Qué…!]

La muchacha que se acercaba ante los ojos de Casca, saltó hacia atrás en ese momento y llegó al techo después de patear la pared.

La altura del techo era de unos 2 metros y medio. Su poder de salto no coincidía con su apariencia.

La chica aterrizó detrás de Casca después de rebotar de la pared y en el techo varias veces.

El cuchillo ya estaba posicionado para atacar la espalda desprotegida de Casca justo después de que aterrizara.

Shizuru pudo ver sus movimientos en cadena ya que su posición estaba un poco más alejada.

Si él estuviera más cerca mientras ella estaba rebotando alrededor, podría haberla perdido en menos de 2 segundos.

En resumen, el oponente no habría podido darse cuenta de que estaban siendo atacados.

Podrían recibir una cicatriz de esa cuchilla afilada por solo tocarla, sin establecer una defensa ni una respuesta, incluso aunque cortaran sin usar alguna técnica.

Si– el oponente hubiera sido una persona ordinaria.

[¿Ah?]

[Whoa]

Casca evitó suavemente el corte diagonal del cuchillo, aunque también estaba dejando salir unos sonidos.

Después de moverse detrás de la chica, la mujer alta miró hacia abajo a la niña.

[¿Qué, quieres jugar? Estoy ocupada, así que piérdete.]

[Que……. !?]

Sus ojos se abrieron de par en par, sin esperar que su ataque fuera esquivado sin mirar.

Pero no se dejó impresionar por eso. Rápidamente cambió a un agarre de revés, y cortó con el cuchillo en dirección a las piernas de Casca a través de su entrepierna.

[Hup…]

Casca evitó el corte levantando la pierna.

 

Sin rozar nada, el cuchillo solo cortó el aire vacío con un chasquido.

Sin embargo había agilidad debido a su ligereza.

La suela de la bota hizo un ruido de kyuut mientras se frotaba con el piso.

Dio un paso atrás sin cambiar su postura.

Saltó de la pared como una pelota sin mirar, y saltó hacia Casca intentando presionarla desde su espalda.

Había un cuchillo que sobresalía de debajo de su brazo.

Planeaba apuñalar con el cuchillo mientras golpeaba el cuerpo de Casca con un tackle del hombro.

O simplemente se movió mecánicamente o instintivamente sin tener que pensar en ello.

Si era lo último, entonces ese era un talento temible.

[Como dije…… ¿Qué diablos quieres?]

Sin embargo Casca todavía no entendía lo que estaba sucediendo.

Ella fácilmente atrapó el cuello de la niña y detuvo su ímpetu completamente.

Luego empujó a la chica hacia el suelo.

[¿¡Gah!?]

[¡Saltando aquí y allá, cállate! Ya estaba irritada después de perder en los juegos, y no quiero accidentalmente romperte!]

Recibiendo el impacto, el cuerpo de la niña se llenó de dolor y angustia mientras el aire era expulsado de sus pulmones.

Ni siquiera sabía lo que le había pasado.

– Si era moverse con instinto, entonces Casca también podía hacer lo mismo.

Además existía una diferencia en experiencia entre Casca y la niña.

En otras palabras, su edad.

Si personas con el mismo tipo de habilidad se enfrentaban, la que tenga mayor experiencia es superior.

En resumen, el oponente estaba en desventaja.

[Ku…… kuh……!]

[¡Deja de luchar! Ah joder, ¿¡no estarías tranquila si te rompo 5 o 6 de tus huesos!?]

Casca levantó lentamente el otro puño mientras sostenía a la chica.

Dado que la tornas se voltearon repentinamente, Shizuru decidió abordar el asunto.

[Wa…… Espera un segundo, Casca. ¿Podrías no hacer nada para herirla?]

[¿¡Hah!? ¡Herirla o no, esta mocosa comenzó primero, sabes!?]

[Bueno, eso es verdad… pero por ahora, ¿podrías soltarla primero?]

Shizuru consideró que la chica podría haber tenido sus propias razones.

De repente atacando a Casca mientras que la niña también era de los barrios bajos, de alguna manera podía imaginar por qué.

Por ejemplo –– algo como verse involucrada en un accidente con Casca.

[Para empezar, ¿conoces a alguien que podría tener un rencor contra ti? ¿Alguien te viene a la mente?]

[……. Hay muchos, así que no me acuerdo.]

[Así que tú tienes la culpa aquí. Simplemente perdónala y te prestaré dinero ¿de acuerdo?]

Dicho esto, Shizuru dejó escapar una sonrisa de alivio.

[Tsk…… Bien. Ya que Shizu es así de buen chico, estate agradecida, maldita mocosa.]

Casca respondió a regañadientes y de mala gana.

Incluso mientras todavía se mordía los labios, resoplaba por la nariz y vomitaba algunas palabras groseras, ella todavía siguió las palabras de Shizuru.

En ese momento.

[¿¡Qué!?]

Al mismo tiempo que las restricciones se retiraron, la muchacha actuó con todas sus fuerzas.

La muchacha se levantó y huyó como una liebre hacia la puerta que aún estaba abierta.

[Ah.]

[¿¡Haa!?]

–Shizuru, Casca.

Dos voces similares que tenían pronunciación y matiz diferentes resonaron dentro de la clínica.

Aunque Casca empezó a perseguirla después de un corto retraso, ya era demasiado tarde.

La espalda de la muchacha que huyó a través de la puerta trasera que fue dejada abierta ya no podía ser vista.

[¡Esa maldita mocosa! ¡La atraparé! ¡Hey, Shizu!]

[No sé nada, acabo de escoger a esa chica de los barrios bajos…… ah]

Por el momento Shizuru trató de explicárselo a Casca que se acercaba.

De repente se dio cuenta de algo.

Mientras se rascaba la cabeza, murmuró.

[Qué preocupante…… También tomó mi cuchillo…..]

/Capítulo 26 FIN

Anterior     Lista de capítulos     Siguiente

Acerca de Jaimelillo

Traductor, b-boy, gamer, speedcuber...
Esta entrada fue publicada en Alianza. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s