Akugyaku no Black Maria cap. 27

Un regalo para madre



Forzando su cuerpo herido a avanzar, la muchacha huyó de la carretera principal a un callejón.

Más bien, en este caso probablemente sería mejor decir que hizo su camino hacia los callejones.

[Unngh…]

Los callejones de la zona este eran sin duda el territorio de la muchacha.

Con su pequeño cuerpo podía fácilmente desplazarse a través de las grietas que la gente normal no podía. Incluso si cajas o escombros estuvieran esparcidos en desorden, en lugar de meterse en su camino podría utilizarlos a su ventaja para escapar de la persecución.

La disposición agitada del lugar ofrecía muchos escondites y funcionaba bien para que pudiera evitar ser vista cuando quisiera.

Por el contrario, si uno estaba íntimamente familiarizado con la ubicación en que cada una de las estrechas calles conectaban entre sí, era fácil emboscar o arrinconar a alguien.

Y así siguió huyendo de sus perseguidores y continuó llevando a cabo sus acciones brutales.

Todo era hecho por el bien de su madre, a quien había matado.

Se refugió en un rincón del callejón.

Después de recolectar materiales cercanos para aislar la esquina, un pequeño espacio fue creado.

Se arrastró más profundamente en el espacio y se sentó con las piernas cruzadas, ya que numerosos sentimientos contradictorios la confundían.

[Duele, Duele, Duele, Madre… Lo siento, lo siento, lo siento]

La niña miró hacia el cielo y murmuró disculpas incoherentemente, mientras estaba sentada en el espacio vacío.

Esto era sólo natural, porque con quien se estaba disculpando ya no existía en este mundo.

[¡Yo… no pude dártelo, madre!]

Dijo la niña todavía disculpándose.

Mataba para que su madre no se sintiera sola. Que continuara matando basada en esta idea significaba que definitivamente no estaba cuerda.

[Tampoco pude matarlo…]

Él, así como esa persona, Casca.

Ya fue hace un tiempo, pero aún podía recordar todos los detalles.

Tarareaba mientras recordaba como Casca la pisoteó y le dio patadas.

[Yo quería disculparme contigo, madre… ¡Y matar a ese tipo por ti!]

La niña esperó por una oportunidad de matar a Shizuru.

Si hubiera tenido un poco más de tiempo –usando el cuchillo que tenía un olor fragante a sangre–, podría haber desviado el cuchillo de su vista, a través de la garganta y el corazón.

Sin embargo Casca había interrumpido.

[Oh bien…….]

La muchacha quiso golpear con furia su puño contra la pared.

Aunque todavía sostenía el cuchillo en su mano.

Se dio cuenta de que era el cuchillo de Shizuru y detuvo el brazo que había levantado.

[Oh, mira eso…]
Ella entonces comenzó a sonreír.

La chica se puso el cuchillo en el pecho y lo abrazó, olvidando cada emoción y pasión que acababa de sentir hace un momento, y luego se puso de pie.

[Sí… Sí… Tienes razón, madre, incluso si fallamos esta vez…… Siempre hay una próxima vez……]

Conozco un lugar donde puedo quedarme.

Después de eso puedo esperar a que aparezca otra oportunidad.

Lo siento madre, pero hasta entonces tendré que enviarte una persona diferente.

Estoy segura de que cuanta más gente haya, más se desvanece la soledad.

[Shi-zu-ru]

De repente, ella entonó su nombre.

Su pecho palpitaba.

Sin embargo no le disgustaba el sentimiento.

Por lo tanto decidió decir mucho su nombre.

[Shizuru…… Shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru shizuru, shizuru, shizuru, shizuru, shizuru, shizuru, shizuru, shizuru, shizuru, shizuru, shizuru, shizuru, shizuru, shizuru, shizuru, shizuru, shizuru, shizuru ––––ehehe]

Un calor confortable ardía en su pecho cada vez que lo decía. Su espina dorsal hormigueaba, y poco a poco su rostro deformado se convirtió en una inocente sonrisa.

Pero tampoco le disgustaban esos sentimientos.

[Haaa…… no puedo esperar más, madre]

Ella soltó un suspiro apasionado junto con algunos murmullos en el pequeño espacio.

/Capítulo 27 FIN

Anterior     Lista de capítulos     Siguiente

Anuncios

Acerca de Jaimelillo

Traductor, b-boy, gamer, speedcuber...
Esta entrada fue publicada en Alianza. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Akugyaku no Black Maria cap. 27

  1. Nadie dijo:

    Creo que ya casi es una Yandere
    Ustedes que opinan?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s