Sevens cap. 15

Full Over



Frente a los restos de una mina abandonada, miré las ruinas de un pueblo que probablemente había sido abandonado hace bastante tiempo.

En este momento nadie vivía aquí, pero los ligeros rastros de que estaba habitado permanecían.

[Así que esta es la fortaleza de los Bandidos.]

Novem sostenía su bastón mientras estaba parada a mi lado. Permanecía desconfiada de su entorno.

Tal vez porque teníamos varias veces el número de los ladrones, el grupo se había puesto bastante relajado.

[Lyle-sama, nuestra moral es demasiado baja.]

[Sí, eso es un problema. Por supuesto, esta vez eso es para nuestra ventaja.]

Aventureros desprevenidos vestidos de soldados.

Había algunos bostezando incesantemente, e incluso algunos que estaban sonriendo y hablando de cómo iban a usar sus recompensas.

Mirándolos, he empezado a pensar si realmente debería darles dos platas.

Mientras trabajaba seriamente ni siquiera gané diez cobres grandes.

Pensé que era un poco injusto.

Ahora que había completado la más mundana de las peticiones, podía entender lo extraordinario de una recompensa de dos de plata.

Pero comprendí que la sabiduría estaba separada de los sentimientos.

Si me pidieras que dirija a estos tipos en batalla por lo general me negaría, pero… bueno, solo esta vez el humor de estos chicos es vital.

¿Cómo aparecería el enemigo?

Ya deben tener sus contramedidas listas.

Nos tomó un día completo llegar a nuestro destino. Una vez que salga el sol mañana, planeamos lanzar nuestro ataque.

Miro a mi alrededor.

[… Novem, no actúes sola. Bien… llama a Lockwarde-san, y peleen juntas. Hay otras aventureras diseminadas aquí y allá, así que puedes actuar junto con ellas.]

Cuando dije eso, Novem negó con la cabeza.

[No, estaré al lado de Lyle-sama. Siendo capaz de usar curación creo que seré de utilidad.]

Parecía que no planeaba dejar mi lado.

Los antepasados también eran de la misma opinión.

Lyle, no la dejes. Sería molesto si fuera tomada como rehén. Probablemente ya han notado que Novem es una de tus seres queridos. Más que nada, los que nos rodean ahora… no puedes confiar en ellos.

Era justo como dijo el Quinto.

Los reunimos apresuradamente alrededor de la mina, pero había enemigos dentro.

Por supuesto quienes notaron eso fueron todos los antepasados.

No son tontos. Deben tener alguna contramedida u otra. Mientras tengan a su líder, podrán tomar acción… debido a eso, ¿sabes cuantos problemas pasamos?

La voz del quinto se hizo baja.

Los jefes de familias de la historia detestaban a los bandidos. No, espera, eran un dolor de cabeza para todos los señores feudales.

También eran enemigos del pueblo, y si fluían hacia el territorio vecino, también se convertían en el problema de otra persona.

[Lyle-sama, los preparativos están en orden.]

Novem me informó, y yo asentí.

[Hagamos esto según el plan. Para prepararse para mañana, que todos descansen. Cierto… sólo llama a Lockwarde-san. Probablemente no estaría satisfecha con algo así como “se acabó antes de que lo notáramos”.]

Novem asintió.

[Entonces vayamos juntos.]

Tomé a Novem y me dirigí donde Lockwarde-san.

No hacía falta decirlo, pero las cabezas de la historia me advirtieron que no dejara a Novem sola.

Dentro de la mina…

[¡Líder! Han llegado. Casualmente han empezado a acampar.]

Al oír el informe de su subordinado, el gran hombre sonrió.

Apretó fuertemente la gema roja y tomó el hacha que dejó cerca en su otra mano.

Era uno de sus botines de guerra, el arma de un señor.

Apretando el gran hacha de batalla, miró la gema atada a su izquierda. Cuero estaba envuelto alrededor de ella y su mano varias veces para asegurarse de que no la dejaba caer.

[Nos están tomando a la ligera. Hemos luchado por mucho tiempo. ¿Qué tal si les enseñamos cómo es un verdadero campo de batalla?]

Dijo eso con una sonrisa, y los otros bandidos también tomaron sus armas.

Los que se habían infiltrado como aventureros también habían vuelto a dar un informe.

Los veintisiete se reunieron.

[¡Bien! ¡Estaremos lanzando una incursión nocturna!]

Hizo una declaración.

Pero uno solo de sus hombres miró hacia abajo y alzó una voz de sorpresa.

[¡Lí-líder!]

[¿¡Qué!?]

En el lugar donde todos se habían reunido, humo empezaba a aparecer.

Oh, ese humo de seguro está fluyendo.

Mientras escuchaba la voz de la Quinta Generación, tomé las ramas de madera y tablas que trajimos con nosotros y les prendí fuego.

Todavía tenían sus hojas, y eran de una variante de árbol bien conocida por dejar salir mucho humo.

También tenían el efecto de irritar los ojos.

[Novem, ¿Está bien tu magia?]

[Sí, todavía puedo seguir.]

Cuando Novem dijo eso, Lockwarde-san a su lado abrió los ojos y observó la situación.

[¿Cu-cuál es el significado de esto? ¿No dijiste que atacaríamos mañana por la mañana?]

Balanceé la cabeza de un lado a otro.

[Eso es demasiado obvio, así que una vez que el enemigo se entere, tratarán de conseguir la iniciativa. Además los enemigos que se nos habían infiltrado ya volvieron, así que…]

La porción de bandidos escondidos en Dalien fueron descubiertos por los antepasados… sobre todo por la tercera generación.

Al mismo tiempo quedó claro que tenían otros conspiradores.

A través de nuestra búsqueda, estaba un poco sorprendido cuando los nombres salieron, pero…

[¿Infiltrados? ¿¡Dónde aprendiste algo así!? Si lo supieras no deberías haberlos capturado, o, bueno…]

… Cuando los estás aplastando tienes que hacerlo todo a la vez. Es una tontería obtener rencores extraños por parte de las sobras. Fue un desperdicio, pero es por eso que Lyle hizo su acto estúpido e incluso repartió el dinero. Oh, parece que este no es el momento de explicar. ¡Lyle!

Ante la confusa Lockwarde-san, dije que no había tiempo para explicar y saqué mi sable.

Ok, si se trata de efectos de habilidad, puedo ayudarte. Utiliza la… la habilidad de la quinta generación junto con la mía, Lyle.

Dijo la Sexta Generación, y activé las Habilidades.

Debido a la Habilidad que aumentaba mis capacidades entre un diez a un veinte por ciento, Full Over, aunque fuera temporal podía manejarlas.

La Habilidad de la Quinta Generación era Map.

Y la habilidad de la Sexta Generación que me recomendó usar junto con esa era Search.

Map era una habilidad que permitía a uno entender y observar su entorno como un mapa.

En este momento podía entender la estructura de las minas como el dorso de mi mano.

Search era… una que me permitía descubrir la posición de mis enemigos y trampas.

Ambas eran habilidades extraordinarias y útiles.

Sin embargo usarlas normalmente era un gasto extremo de Maná. Así que incluso si quería usarlas, era sólo por un breve período de tiempo.

Confirmé la situación a mi alrededor.

No parecía que pudiera detectar ninguna trampa dentro de las minas. Sólo la brigada de bandidos corría en su interior.

[Como pensaba, tienen una ruta de escape… Lo siento, ¿podrías enviarle un mensaje a Zelphy-san?]

A quien le hice la solicitud era un aventurero.

Uno que se especializaba en la recaudación de dinero con objetivos humanos… también podrías llamarlo cazador de recompensas.

[La información es buena y precisa, pero… ¿podría ser que tengas una habilidad?]

El hombre aventurero se sorprendió cuando me oyó especificar su formación.

Sonrío y jugueteo.

[Bueno, me lo pregunto.]

Cuando dije eso se disculpó y corrió apresuradamente.

Llevaba una túnica negra, así que parecía como si estuviera desapareciendo en la oscuridad mientras se escapaba.

[Él tenía bastante fuerza al parecer. ¿Así que también contrataste a expertos? Estoy un poco aliviada.]

Cuando Lockwarde-san dijo eso, incliné la cabeza hacia un lado.

[No está contratado. Aunque me está ayudando.]

[¿Eh?]

Lockwarde-san no parecía entenderlo, pero como se perdió en sus pensamientos, Novem levantó su bastón. Ella nos interrumpió con magia y comenzó a preparar otro hechizo.

Los otros aventureros también prepararon sus armas para los enemigos que se acercaban.

[Son bastante rápidos… Desde el frente, hay seis de ellos viniendo.]

Cuando dije eso los que me rodeaban parecían sorprendidos ligeramente, pero pronto sus expresiones se volvieron serias.

La estás utilizando con bastante habilidad, ¿no es así? Incluso si no puedes mantener la habilidad, solo la usas en el instante en que la necesitas para reducir el consumo. No puedo creer que lo aprendieras hace solo un tiempo.

La Quinta Generación me elogió.

Debido a los aumentos de Full Over pude cumplir las condiciones para usar las habilidades.

Usar las habilidades del tercero y del séptimo era todavía imposible, pero con las otras, aunque sólo momentáneamente, era posible.

[La Primera Generación de seguro es genial.]

En cuanto susurré eso, oí la voz del Primero.

¡Así que finalmente lo entiendes, chico!

Oy, prometiste estar callado, ¿no? Mira, Lyle… delante de ti.

Cuando el Quinto se encargó del Primero, preparé mi sable.

Lockwarde-san estaba abrumada por los acontecimientos ocurriendo a su alrededor, pero aún sostenía su arma en alto. Lo que sostenía era una lanza que no era propia de una dama.

[¡Wind Bullet!]

Mientras Novem usaba su magia, uno de los bandidos que emergían desde el humo fue mandado a volar.

Suprimió la salida.

También me enfrenté a uno de los bandidos que nos atacaban.

[¡B-bastardo!]

Gritando eso el que vino a mí llevaba una daga. Era de un solo filo ligeramente curvada, y también era algo ancha.

Si la recibía con mi delgado sable parecía que el mío se rompería.

Correcto, si lo recibía…

[Muy lento.]

Hice la daga a un lado destruyendo su postura, y lancé una patada en su estómago. Esta vez no los estaría matando.

Porque ese era el contrato que intercambiamos.

Cuando miré a mi alrededor, vi que los bandidos estaban siendo suprimidos fácilmente.

Uno de los bandidos que antes se había disfrazado de aventurero miró al hombre que lo ató y gritó.

[¡Q-quién diablos eres tú! ¡Nunca había visto a alguien como tú con ellos!]

El hombre continuó atando al bandido en silencio.

Una vez que terminó, calló al bandido con unos cuantos puñetazos bien colocados.

[Son muy hábiles. Sus movimientos son otra cosa. Tuvímos razón al confiar en ella.]

[Sí, Lyle-sama.]

Novem era de la misma opinión.

Cuando terminamos la primera ola, volví a usar las Habilidades. En lugar de mantenerlas, usarlas durante un corto período de tiempo cuando las necesitaba era la opción correcta para el actual yo.

[… Full Over.]

Después de usarla, confirmé mi entorno de nuevo.

En el mapa que flotaba en mi mente, los bandidos se movían por la mina…

Además de la entrada principal, había formas de escape utilizables en los túneles. Después de darse la vuelta habían comenzado a correr, apuntando hacia otro punto.

Pero allí ya pusimos al grupo de Zelphy-san en espera.

Usando las habilidades, comprobé para ver si la estrategia había tenido éxito. Pero desde dentro de la Joya, oí la voz del Quinto.

No dejes que tu guardia baje hasta que todo haya terminado. Si el comando se vuelve laxo, el resto lo seguirá. Puedes relajarte una vez que hayas hecho todo y estés en Dalien.

Aclaré mi garganta y me concentré.

Cierto. Está bien usar las habilidades con moderación, pero asegúrate de ver lo más posible. Normalmente estarías confirmándolo constantemente, pero no tendría sentido si colapsas.

Toqué la joya para transmitir mis pensamientos de comprensión.

Después de enterarse de que la entrada ya estaba bloqueada por los aventureros, sus movimientos se volvieron claramente confusos.

Pero una presencia desapareció, y sus movimientos rápidamente se pusieron en orden.

Así que usaron a uno de ejemplo. Parece que va a ser problemático de aquí en adelante. El enemigo ha sido conducido a la locura por el miedo a la muerte. Lyle, si restringirlos se vuelve imposible, mátalos inmediatamente. Si son bandidos o no, no se ven como enemigos con los que puedas ser negligente.

Al oír la opinión del Quinto, volví a tocar la Joya.

El Quinto tenía la mayor experiencia en luchar contra enemigos como éstos.

La casa subió a vizconde, y tuvo que actuar como superior para los otros territorios de la región.

Respondía a sus llamadas de ayuda, y oí que hubo muchas veces en que se vio obligado a enviar tropas.

Y justo cuando acababan de ser promovidos, sus relaciones con los territorios situados debajo de ellos eran bastante vagas, o tal vez simplemente lo miraban en menos… Ese también fue el momento en que una gran cantidad de enemigos vino por la Casa Walt.

Según el quinto la razón era claramente que los nobles circundantes estaban envidiosos de su promoción.

Lo que significa que los nobles circundantes habían depositado bondadosamente algunas presencias dañinas en la tierra de la casa Walt en grandes cantidades.

El que los aplastó a todos fue el quinto.

Santo cielo, si ya no van a usar las minas, sería más fácil si simplemente las derrumbáramos sobre ellos. Incluso sellar la entrada habría sido agradable.

Dejando a un lado la ominosa observación del Quinto, sentí que algunos de los bandidos restantes corrían en nuestra dirección.

La razón por la que no iban en la dirección de Zelphy era probablemente debido a las bajas que enfrentaron allí.

Las respuestas de la habilidad habían disminuido en cinco.

Liberé la habilidad y esperé su llegada. Mientras me preparaba, los aventureros que circundantes me vieron y apretaron sus armas también.

Su reacción… significaba que sabían que yo era consciente del acercamiento del enemigo. Tenían fe de que era el poder de mi habilidad.

Parece que te has ganado una alta evaluación para ti mismo. Bueno, las habilidades de nuestra familia son unas que son envidiadas por todos en todas partes. Ponlas en buen uso, Lyle.

(Sí.)

Cuando respondí eso en mi cabeza, los bandidos salieron de una ligera separación del humo con una mirada de desesperación.

Dentro de ellos, un hombre grande que llevaba un hacha emergió.

Ese es sin duda el jefe de la brigada de bandidos… Lyle.

Escuchando al quinto decir eso, cargué hacia el hombre sin usar ninguna habilidad. Los bandidos desesperados también se encontraron sus propios oponentes en la gente que me rodeaba.

Probablemente no tengan tiempo para prestarme una mano.

[¡Lyle-sama!]

Novem levantó su bastón para usar magia.

Pero la bloqueé con mi voz.

[¡Yo lo haré!]

Cuando el hombre grande oyó eso, abiertamente frunció el ceño y blandió el hacha en una de sus manos.

El hacha que parecía que requeriría dos manos era manejada fácilmente por él.

No importa cuánto músculo pueda tener, la forma en que manejaba su arma me producía una sensación incómoda.

[¡Un mocoso no debería intentar sobresalir, oy!]

Esquivé su oscilación horizontal saltando hacia atrás. Dirigí el ataque del gigante hacia una formación de árboles donde era difícil maniobrar.

Pero…

[¡¡Ingenuo!! ¡Tengo esto conmigo!]

Diciendo eso empujó su puño izquierdo hacia mí. De los huecos entre sus dedos salía una luz roja.

[¿La gema?]

Al oírme decir eso, el hombre grande habló con orgullo.

[¡Así es! Lo que es más, es una de primera clase con múltiples habilidades en ella! ¡Serás carne picada en poco tiempo! Quiero decir…]

El hacha de batalla que blandía chocó contra un árbol. Normalmente debería haberse detenido allí, pero sin disminuir la velocidad, el árbol fue cortado.

Había derribado un árbol de un golpe.

[¡Hay una habilidad para aumentar la fuerza de mi arma! Esta joya me enseñó cómo usar habilidades! ¡Es la mejor!]

Simplemente aumentar la fuerza del arma no te permite usar esa cosa con una mano.

Tal como pensé, probablemente tiene una serie de habilidades problemáticas en eso.

[¡Una habilidad para mejorar mis músculos! Y desde el borde…]

¡Oy! ¡Salta a un lado!

El primero dejó salir su voz. No estaba dentro de su alcance, pero inmediatamente salté.

Desde el hacha que osciló hacia abajo, una onda de choque salió volando. Un número de árboles fue dividido en su camino, mostrando su poder.

[Tsk, tienes buen instinto. Esa era una habilidad para enviar una onda de choque. Pero aún así… la siguiente es increíble.]

El hombre grande sonrió. Y luego de repente desapareció de mi vista.

Oí inmediatamente una voz desde arriba, así que salté de donde estaba. Pero el impacto mismo destruyó mi postura y rodé por el suelo.

Lo que vi antes de rodar fue la escena de la tierra siendo arrancada. No era algo que pudiera pensar que estaba haciendo ese hombre.

Utilicé el impulso de mi caída para pararme, pero vi al hombre acercándose ante mis ojos.

[La siguiente es una habilidad escandalosa llamada Slash. ¡¡La velocidad y el poder destructivo son cinco veces lo normal!!]

Vi el hacha de batalla del hombre caer sobre mí.

El ataque que se acercaba a mí a una velocidad increíble era algo que venía de una habilidad.

Oí voces a mi alrededor.

[¡¡Lyle-sama!!]
[¡Lyle!]

Novem y Lockwarde-san me llamaron.

En el siguiente instante, la cara de la Primera Generación me vino a la mente. Con los brazos cruzados, la figura de él sentado en la silla de la sala de reuniones era, a pesar de su atuendo bárbaro, impresionante.

Y una sonrisa comenzó a formarse en su boca.

¿Qué estás esperando…? ¡¡Encárgate de él, Lyle!!

/Capítulo 15 FIN

Anterior    Lista de capítulos     Siguiente

Anuncios

Acerca de Jaimelillo

Traductor, b-boy, gamer, speedcuber...
Esta entrada fue publicada en Alianza. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sevens cap. 15

  1. Steal dijo:

    Ya se ponia bueno :c
    Gracias por el capítulo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s