Kaettekite mo Fantasy Arco Repercusiones 03 – 13

Capítulo 03 – 13: Escrito como tecnología, leído como locura


“Hey Hina (Myuhi), ¿a quién necesito amenazar para abandonar la escuela?” Preguntó Shinichi.

“¿¡KyuI!?” La zorra gritó.

Cuando Myuhi encontró a Shinichi y a ella, la primera cosa que escuchó fue una pregunta extrañamente violenta.

Si alguien escuchaba eso, lo tomarían como una broma, pero la persona en cuestión estaba sosteniendo sus rodillas, acorralada en un rincón, con una atmósfera oscura y pesada emanando de él.

“Seguro que dices cosas que dan miedo a pesar de estar deprimido,” Myuhi sonrió irónicamente.

Myuhi solía estar llena de sonrisas, pero desde que acompaña a Shinichi, ha empezado a sonreír irónicamente con más frecuencia.
Esa sonrisa irónica no duró mucho tiempo, ya que rápidamente se convirtió en una expresión seria.

“…Olvídalo. Lo sabes, ¿verdad? Que en el momento en que te matriculaste en esta escuela, ya no puedes irte”, dijo Myuhi con desinterés.

En realidad, la inscripción de Shinichi cumplía dos propósitos: monitoreo y protección.
Pudo haber rechazado la escuela y elegido otra forma de vida, pero en el momento en que la aceptó, su única vía de salida era la graduación.
Después de todo, la escuela no se ocupaba de Shinichi sólo por entretenimiento, pero Shinichi era muy consciente de ello.
Lo que haya pasado entre él y los hermanos Senba era irrelevante.

Suspiro…. Elegí mal otra vez. ¿Por qué sigo estropeándolo de esta manera? Si hubiera sabido que estaban aquí, no habría venido”, refunfuñó Shinichi mientras se reía por la depresión. Mientras tanto, ‘ella’ saltaba sobre sus hombros y le lamía las mejillas para consolarlo.

“Kyu”, gritó.

“Gracias…” Shinichi le dijo, y luego se volvió hacia Myuhi. “¿Qué les pasó?”

“Después de que te fuiste, el hermano menor se llevó a Yoppi. Parece que está acostumbrado, pero fue la primera vez que la vi así”.

El hermano menor parecía estar murmurando algo, casi como si estuviese cantando una maldición, por lo que Myuhi no podía hablar con él.
Sin ofender al hermano menor, pero la hermana era generalmente el centro de atención.
Como miembro del comité de moral pública, era una estudiante justa y diligente en la que confiaban muchos maestros.
Fue esa misma estudiante la que dijo cosas que Myuhi nunca pensó que escucharía de ella.
Fue una visión tan chocante que no pudo evitar retroceder.

“Supongo que sería mejor si no pregunto”, dijo Myuhi.

Se refería claramente a los detalles escandalosos de los hermanos, generalmente sociables.

Shinichi asintió, y luego se puso en pie. “…Muéstrame el lugar. Eso es lo que se supone que debemos hacer por la tarde, ¿no?”

“Sí. Ya estamos aquí, así que deberíamos visitar el edificio de la clase de tecnología. Está cerca y los estudiantes normales rara vez lo visitan”, dijo Myuhi.

La expresión de Shinichi había vuelto a la normalidad, pero el aura deprimente que lo rodeaba seguía presente.
Sin embargo, a pesar de ello, siguió preguntando por los dos hermanos.

“Umm… Hey, ¿qué clase de posición tienen esos dos aquí? Mencionaste algo sobre el comité de moral pública, y parece que te conocen muy bien”, preguntó Shinichi mientras caminaban hacia el edificio de la clase de tecnología.

Myuhi pensó discretamente que sería mejor para él no preguntar sobre las cosas si le dolían tanto, pero ella contestó de todos modos.

“Son conocidos como las estrellas gemelas de la clase normal, 2-B. Tienen una de las mejores aptitudes en la escuela y son terrícolas que asisten a una clase normal. Diría que son los que están más cerca de entrar en la clase especial. Dependiendo de lo buenas que sean sus calificaciones antes del verano, podrían incluso ser promovidos a la clase especial este año”, dijo Myuhi.

Los ojos de Shinichi parpadeaban como si estuviese oyendo algo inesperado. “¿Así que son buenos estudiantes?”

“Para los terrícolas, de todos modos. Guu-chan es una excepción, pero normalmente, los terrícolas tienen grandes diferencias en sus atributos. Incluso si tienen un punto en el que se especializan, aún así pierden en general”.

“Ya veo…. Bueno, esto es una escuela, después de todo.”

“Si estuviéramos en batalla, la gente inclinada hacia un solo estado podría ser usada.”

Los Garestonianos tendían a crecer sus atributos conjuntamente, resultando en un promedio más alto, mientras que los terrícolas tendían a crecer un punto enormemente, inclinándolos hacia la especialización.

Desafortunadamente, en una escuela como ésta, que se calificaba promediando los diversos atributos, eso era una gran desventaja.

Además, los Garestonianos tenían el beneficio de recibir bonos del estado de sus padres a través de la genética, mientras que los terrícolas sólo aprendieron sobre el estado recientemente. Esa es la razón principal por la que el estado de los terrícolas era tan desastroso.

Un mundo estaba cargado de una historia que exigía que su pueblo perfeccionara su estado, mientras que el otro ni siquiera conocía el estado hasta hace poco. Era natural que hubiera una gran diferencia entre su gente.

“En realidad, Yoppi es la única que es miembro del comité de moral pública, pero el hermano menor siempre está con ella, así que la gente ha empezado a llamarle miembro del comité de moral pública suplementario. Por eso Guu-chan y yo nos encontramos a menudo con él.”

“…¿Acabas de admitir que eres una niña problemática?”

“¡Ahahaha, se podría decir eso!” Myuhi dijo enérgicamente con un saludo, pero por alguna razón Shinichi no la encontró de confianza.

El edificio de la clase de tecnología estaba situado al este. Estaba completamente rodeada de muros, y sólo tenía una puerta gigante con una consola de ordenador para abrirla.

Viendo eso, Shinichi no pudo evitar mirar en silencio a la chica zorro (Myuhi) mientras señalaba la puerta.

“Ufufu, una vista espantosa, ¿no? Estoy seguro de que no esperabas que una escuela tuviera puertas como ésta, pero es necesario mantener la tecnología en secreto para que no se filtre. Además, hay mucha ‘gente que no puede luchar’ de esta clase.”

Después de escuchar la explicación satisfactoria de Myuhi, Shinichi se dirigió hacia la gruesa puerta y sostuvo su foster sobre el monitor de la consola. Cuando lo hizo, un sonido electrónico resonó y la puerta comenzó a abrirse.

“Sólo los estudiantes de la clase de tecnología y los profesores pueden entrar libremente. Algunos miembros de la clase especial también pueden entrar, pero aparte de eso, los estudiantes tendrían que pedir permiso antes de que se les conceda el acceso”.

Y como no tenía mucho sentido jugar con máquinas, la mayoría de los estudiantes de la clase normal rara vez se dejaban caer por aquí. El número de veces que un estudiante normal lo visitaba podía contarse con los dedos.

“¿Qué hay de mí?” Preguntó Shinichi.

“Tienes permiso, por hoy, de todos modos,” contestó Myuhi.

“Hmm….”

Shinichi siguió desinteresadamente a Myuhi. Al entrar en el edificio, Shinichi pasó su mano por la pared mientras la atención de Myuhi se concentraba hacia delante.

De un vistazo, puede parecer que sólo estaba tocando la pared, pero lo que hizo fue algo conocido como “Marcado”.

Al dejar una marca con poder mágico, se puede crear un punto, que se puede utilizar para invocar magia a distancia.

Esta marca podría utilizarse como punto de coordenadas para la magia dimensional o como punto para controlar las cosas a distancia.

De hecho, Shinichi ha estado dejando esas marcas en las diversas instalaciones de la escuela.

“Por cierto, Hina”, dijo Shinichi.

“¿Hmm? ¿Qué pasa?” Contestó Myuhi mientras se giraba hacia Shinichi.

Ella tenía una mirada inocente al principio, pero poco a poco se fue quedando rígida.

“La hora de clase ya ha terminado, huh”, dijo Shinichi.

“Así es. Se nota porque… ES TAN RUIDOSO!!”

Myuhi solo se rió cuando Shinichi señaló que las clases habían terminado.

GAKIGON!
DON!
GATAGATA!
DOKAN!
PIGAKU!
DOTAN!
GANGAN!
CHUDON!

Si los sonidos que se escuchan en todo el edificio se pudieran expresar con palabras, se parecería a eso.
Era la clase de tecnología, por lo que los sonidos de las máquinas serían perfectamente normales, pero más de la mitad de los sonidos eran explosiones.

“¿Qué demonios están haciendo?” Preguntó Shinichi.

“¿Huh? Experimentos, duh!” Contestó Myuhi.

Shinichi intentó preguntar los detalles, pero Myuhi esquivó la pregunta.
Shinichi pensó que probablemente no se le permitiría decir nada.

“Ufufu, de todos modos, vamos a la oficina del profesor. Puede que hayamos conseguido el permiso, pero aún así deberíamos decir hola. Después de todo, incluso los estudiantes normales tienen clases con los profesores de la clase de tecnología”.

“De acuerdo”.

“A partir de ahora, será mejor que no preguntes tanto”, se rió Myuhi, luego saltó hacia delante y Shinichi la siguió por detrás.

A medida que avanzaban, los distintos laboratorios se acercaban a la vista.

“Si uniera este neuro mecanismo especial a este motor beta, sería capaz de aumentar la potencia más de 30 veces….” Un estudiante dijo mientras unía un mecanismo de apariencia sospechosa a un motor de apariencia sospechosa.

“¡Fufufu! ¡Ingenuo, eres demasiado ingenuo! ¿Creíste que un firewall de ese nivel podría bloquear mi virus-tan?” Dijo una niña mientras golpeaba el teclado riéndose.

“¡AHAHAHA! Si mi teoría es correcta, entonces nacerá la aleación más fuerte del mundo. ¿¡GAhAa!?” Un estudiante exclamó orgulloso antes de que el mecanismo que estaba manejando explotara repentinamente.

“¡Pequeño…! ¡Cómo te atreves a burlarte de Fenri-kun Número 4!” Un estudiante dijo.

“Hmph, esa muñeca de madera tuya no es más que un juguete ante mi gran Terobe-kun!” Dijo otro estudiante.

Los dos estudiantes tenían sus marionetas de máquina agarrándose una a la otra dentro de una pequeña habitación.

“Si movemos el flujo de fotones así, y luego así, debería… ¿huh? Eso es extraño. Parece que uno de estos podría volar toda la escuela. Ufufu…” Una estudiante dijo algo aterrador antes de reírse de forma maníaca.

“Butsu butsu butsu butsu butsu…”

Y entonces había un tipo murmurando algo completamente incomprensible.

…..¿Qué es esto? ¡Es aterrador!

Era como los adoradores del dios maligno cuando realizaban sus ritos de sacrificio con sangre y locura.

Se le puso la piel de gallina en los brazos a Shinichi mientras se preguntaba si la escuela estaba tratando de producir en masa a científicos locos.

“¡Kyu Kyu Kyu…!”

Esa atmósfera aterradora hizo que incluso “ella” se escondiera sobre los hombros de Shinichi.

“¡Kyu Kyu!”

“No te apartes de mi lado, ¿de acuerdo? De lo contrario, podrían hacer un experimento contigo”, dijo Myuhi.

“¡Kyu Kyu!” ‘Ella’ gritó.

Shinichi asintió mientras se estremecía y miraba la espalda de la chica desde atrás.

En contraste con él, Myuhi parecía estar disfrutando, mientras tarareaba y movía su cola mientras caminaba.

Una chica zorro tarareaba mientras caminaba entre los agonizantes gritos de caos creados por los locos científicos de la academia. Era un espectáculo surrealista, por no decir menos.

Cuando finalmente llegaron a su destino, era una sala en la parte más profunda del piso más alto del edificio.

Sobre la puerta había una placa con el nombre de la habitación que decía: Facultad de la Clase de Tecnología.

“Esta es la facultad de la clase de tecnología. Muchos profesores de clases de tecnología tienden a estar aquí para acomodar a los estudiantes que necesitan ser observados”, dijo Myuhi.

“… ¿en serio?” Preguntó Shinichi, incrédulo.

No se veía ni una sola persona que pareciera un maestro en las aulas por las que pasaban.

Aparentemente, eso se debía a que los estudiantes eran libres de hacer lo que quisieran fuera de las horas de clase.

La puerta parecía firme por fuera, pero sus interiores parecían estar hechos de forma tosca. Esa vista le dio a Shinichi una sensación extraña.

“¿Hmm?”

“Oh, Shironacchi es el único disponible hoy… Sensei, ¿estás ahí?”

Shinichi sintió como si hubiese oído algo moverse, pero Myuhi se adelantó y mantuvo su foster sobre la consola para abrir la puerta.

Tan pronto como se abrió la puerta, las alarmas sonaron en la mente de Shinichi.

“Hina, agáchate!!”

Sin tiempo para esperar su respuesta, Shinichi la apartó a la fuerza.

Tan pronto como lo hizo, algo pasó por el lugar donde estaba la cabeza de ella hace unos momentos, deteniéndose solo cuando se estrelló contra una pared.

El impacto fue tan grande que se podían ver grietas en la pared a pesar de lo resistente que era.

Después del choque, ese algo cayó al suelo, y luego se movió de nuevo.

“…¿Qué ha sido esa cosa del saltamontes?” Preguntó Shinichi.
La cosa que se acaba de estrellar tenía una extraña semejanza con un saltamontes, pero con su cuerpo de acero de 30 centímetros de largo, claramente no era un ser vivo.

“Es-Es una especie de dron pequeño. Normalmente, se usan como compañeros de entrenamiento, pero esa velocidad ahora mismo… Ah, Icchi, eso…”

“Hazlo de nuevo, y te golpearé.”

“!?”

Aún dentro del abrazo de Shinichi, Myuhi dio una especie de explicación cuando de repente se acordó de agradecer a Shinichi, pero desafortunadamente, este último no se lo estaba concediendo.

Shinichi sabía que con los oídos de ella no había forma de que no oyera ese sonido de algo moviéndose.

Ella lo estaba probando.

Shinichi lo sabía, pero aún así terminó salvándola. Él chasqueó su lengua molesto.

“¡Kyu!”

Mientras hablaban, el saltamontes saltó de repente.

Casi parecía como si estuviera apuntando hacia ellos mientras saltaba de sus patas traseras.

En respuesta, la zorra sobre los hombros de Shinichi saltó, y luego, mientras aún estaba en el aire, se giró espectacularmente y la cola azotó al dron.

El dron y la zorra chocaron en el aire, pero fue el robot el que fue enviado volando fácilmente.
El ataque de la zorra podía parecer simple a primera vista, pero había mucho poder escondido tras él.

“¡Kyuu!”

Cuando el dron fue enviado volando, ‘ella’ corrió tras el dron para acabar con este.

‘Ella’ saltó sobre este y se rió mientras apuntaba con su cola al estómago del dron.

Un pequeño rayo de luz surgió de su cola, y en el momento siguiente, una corriente de alta tensión atravesó el dron, friendo sus circuitos.

“¡Kyu kyu kyu!”

Orgullosa de sus logros, se golpeó el pecho mientras se paraba sobre el saltamontes carbonizado.

Ella no había sido capaz de usar ese rayo desde que llegó a la Tierra, y aparentemente, la estaba estresando.

Poder usarlo después de largo tiempo fue un soplo de alivio para los tenkorius.

“Hace un momento…. ¿Fue el poder de la cola de un amaryllis?” Preguntó Myuhi.

“Sí”, contestó secamente Shinichi.

Por supuesto, ‘ella’ no era realmente una amaryllis, pero Shinichi tampoco estaba mintiendo del todo.

El zorro amaryllis tenía una habilidad especial de acuerdo al número de colas que poseía.

En contraste, los tenkorius nacieron con 9 habilidades especiales, las cuales eran manejadas por el número de sus colas.

Aunque los dos eran diferentes, eran muy similares entre sí, por lo que era fácil tergiversarlos.

“Pero, ¿qué pasó?”

Shinichi entró en la habitación con cautela. Cuando lo hizo, un salón que no se parecía a una facultad lo recibió.

La habitación estaba repleta de máquinas, e incluso un aficionado podía darse cuenta de que los dispositivos alineados eran de alta especificación.

Desafortunadamente, algunos de ellos estaban rotos; lo más probable es que fuera debido a que el drone saltamontes se salió de control.

Los papeles que parecían documentos también estaban esparcidos por el suelo, pero había muchos papeles apilados peligrosamente altos, por lo que era difícil saber qué parte del desastre era en realidad culpa del dron saltamontes.

“…Parece que esa cosa era lo único que se salía de control. No siento que se mueva nada más”, dijo Shinichi.

“Uu… ¿Huh? ¿Qué hay de Shironacchi? ¡Sensei!”

Después de confirmar que nada más se movía, Myuhi llamó en voz alta a la maestra, pero no hubo respuesta, por lo que miró debajo de los escritorios para ver si la persona en cuestión podía haberse refugiado allí.

Mientras tanto, Shinichi encontró algunas piezas desmontadas que se parecían a ese saltamontes encima de una mesa de trabajo.

También había otras partes que probablemente pertenecían a un dron encima del mismo.

Para una persona como él que no conocía mucho de Garesto, las diversas partes misteriosas esparcidas por la habitación le daban una sensación de malestar.

“Hmm…. ¿Esto es?”

Entre las varias cosas que había tiradas, Shinichi se encontró con una empuñadura vacía con un protector.

Esa era un arma que formaba su hoja de energía como las que vio durante el receso.

Shinichi pensó que probablemente era una versión más simple mientras pensaba en Falandia.

“Tenían armas como estas allá también, armas que hacían su hoja de maná.”

Estas armas tenían la ventaja de ser portátiles y duraderas, pero el hecho de tener que usar maná como combustible las hizo impopulares en Falandia. Moldear maná en un arma podría haber sido posible, pero en realidad nadie quería hacerlo. Después de todo, ¿no era lo mismo en la Tierra? Puede que sea posible fortalecer la gasolina y convertirla en un arma, pero en realidad nadie se molestaría.

Si se necesitaba un arma, entonces era mejor usar el maná de la manera correcta. Por supuesto, a veces el costo del maná era demasiado alto, pero esa es otra historia.

“Icchi, no puedes ir por ahí tocando cosas. Esa cosa probablemente esté en reparación, así que no la rompas, ¿de acuerdo?” Dijo Myuhi.

“Hmm, de acuer…”

Shinichi se volvió para responder a Myuhi, pero tan pronto como lo hizo, la pila de documentos tras ella se derrumbó, revelando otro dron saltamontes.

Esta vez Myuhi reaccionó, pero su posición y el momento en que lo hizo fue realmente desafortunado.

El dron saltamontes fue más rápido.

“¿¡Kyaa!?”

Viendo que Myuhi probablemente no lo lograría a tiempo, Shinichi desenvainó la espada de foster que tenía a mano, y cortó al dron saltamontes en medio del aire.

La espada de foster era mucho más afilada de lo que Shinichi esperaba, y como resultado, el dron saltamontes fue cortado limpiamente en dos cuando cayó al suelo.

Era una visión grotesca ver las partes cortadas intentando moverse, pero Shinichi no tuvo tiempo de preocuparse por eso, ya que el arma que tenía a mano estaba chispeando.

“¡Hina, abre las ventanas!”

“Eh… ¡De acuerdo!”

Aunque aún conmocionado, Myuhi inmediatamente respondió a las órdenes de Shinichi y corrió a abrir una ventana cercana.

Shinichi tiró la manija a través de ella, y tan pronto como lo hizo….

“Wa!?”

“Eso estuvo cerca…”

Una pequeña explosión estalló en el espacio aéreo fuera de la ventana, y la espada de foster se esparció en pedazos.

Afortunadamente, fue lanzada desde el piso más alto y la explosión fue pequeña, así que no hubo ondas de choque.

Myuhi respiró aliviada, pero Shinichi continuó mirando al dron que acababa de cortar.

Lamentaba no haberlo notado a pesar de estar tan cerca.

Shinichi podía sentir fácilmente los seres vivos, pero los robots como ese dron saltamontes no lo sentía. Si Shinichi no encuentra la manera de percibirlos, podrían convertirse en un problema mayor que otros humanos.

Shinichi necesitaba encontrar una solución lo antes posible.

“Oh, muchas gracias por salvarme”, dijo una voz.

Mientras Shinichi estaba absorto en sus pensamientos, el sonido de una puerta abriéndose llegó a sus oídos.

Cuando giró hacia esa dirección, vio a una mujer vestida con un mameluco entrar desde la estancia de referencia de al lado.

Ella no era glamorosa de ninguna manera, con el pelo atado de forma descuidada y el par de gafas negras que llevaba.

“¡Shironacchi! ¿Estuviste allí todo este tiempo?” Preguntó Myuhi.

Aparentemente, este era la maestra que estaban buscando.

Shinichi pensaba que se parecía más a un mecánico que a un maestro, pero en realidad no importaba.

“Sabes, Ruona-san, ¿no es hora de que empieces a llamarme profesora Shiroda?” Dijo la maestra.

“Primero haz algo digno de un profesor. Hey, ¿qué pasó aquí?” Contestó Myuhi.

“Bueno, lo de siempre. El dron que estaba reparando se volvió loco de repente.
No pude detenerlo, así que me escondí en la otra habitación”.

“¿¡Ehhh!? ¿¡Otra vez!?”

La maestra se rió cuando admitió que se había equivocado. No había el más mínimo indicio de culpa en ella. Por eso terminó siendo la receptora de la mirada y el desprecio de Shinichi.

“Pero tengo que admitirlo, seguro que lo hicieron muy mal. Quiero decir que han sido perfectamente cortados por la mitad y tostados”, dijo la maestra mientras miraba las máquinas a los pies de Shinichi y a la puerta.

“No seremos capaces de arreglar esto. Se supone que tengo que tenerlos arreglados por el día también…. ¿Qué hacer?” La maestra dijo mientras bajaba los hombros de manera exagerada.

La maestra miró a Shinichi con una mirada sugestiva.
Parecía reírse detrás de esa mirada, pero el porqué era exactamente un misterio.

“…Y?”

La conversación parecía haber tomado un giro molesto, pero Shinichi tampoco podía escapar de aquí, ya que eso sólo empeoraría las cosas.

Shinichi tenía una expresión dudosa al mirar a la maestra.

“En realidad soy una persona muy ocupada. Quiero tener algo de tiempo para mí, pero la investigación y los experimentos exigen demasiado de mi tiempo. Dicho esto, yo tampoco puedo ignorar mis órdenes, o me encontraré sin trabajo. Realmente necesito presentar dos saltamontes hoy, pero a este ritmo, tendré que dedicarme toda la noche”.

“¿Qué…? ¿Exactamente estás diciendo?”

“Estoy seguro de que pedirle a un estudiante como tú que compense económicamente sería demasiado, así que, ¿qué tal si me echas una mano a cambio? Sólo trabaja las horas suficientes para cubrir los costos de esos saltamontes”, dijo la maestra con gran descaro, causando que Shinichi se quedara estupefacto.

De hecho, incluso Myuhi, que la conocía, también se puso tensa.

“Yo… rechazo tu propuesta.”

“¿Hah?”

“Francamente, lo que dices no tiene sentido. Tú eres el que causó que esas cosas se salieran de control, y también eres a quien le dejaron esos dispositivos. Por lo tanto, es lógico que el que deba asumir la responsabilidad por ellos seas tú”.

Ella no pensó que realmente sería rechazada. Por eso se quedó sin habla por un buen momento o por dos.

Incluso después de recuperarse, aún había una pizca de asombro en su voz mientras preguntaba.

” ¿A pesar de que tú eres el que los rompió?”

“En legítima defensa. Si no los hubiera roto, nos hubiéramos lastimado. No creo que haya ejercido ninguna fuerza más allá de lo necesario… ¿Estoy equivocado?”

Ella podía argumentar que electrocutar a uno hasta que fuera negro era excesivo, pero Shinichi sólo podía argumentar que era necesario para apagar completamente el dispositivo.

La sonrisa de la cara de la maestra Shiroda se desvaneció mientras ella se levantaba las gafas tranquilamente.

“…Bien. Podemos olvidarnos de los saltamontes. Pero romper esa espada es imperdonable.”

“Eso también se usó en defensa propia. Es cierto que se rompió por eso, pero cuando lo piensas, el que lo dejó tirado por ahí fuiste tú, ¿verdad?”

“…Veo de dónde vienes, pero esto realmente me está poniendo en un…”

“Eso no es asunto mío.”

A pesar de que la maestra podría intentar que la conversación comenzara a avanzar, no había nada a lo que pudiera aferrarse.

Shinichi acaba de cortar salvajemente todas las excusas que daba.

“Si le dices a la gente tu situación, estoy seguro de que serás capaz de encontrar una forma de salir de este aprieto. Pero a pesar de todo, la responsable eres tú, no yo. Además, ¿no es extraño que una profesora empuje sus problemas sobre un estudiante?” Dijo Shinichi riendo en voz baja.

Esa risita silenciosa era necesaria cuando se echaba la culpa a otras personas de esta manera. Permite abandonar fácilmente la escena cuando las emociones comienzan a calentarse.

“…Suspiro, de acuerdo. Ya se me ocurrirá algo por mi cuenta, así que vete, vete. Estás en el camino…”

“Bueno, entonces, si me disculpas…”

Sin embargo, la maestra estaba mucho más tranquila de lo que esperaba.
Quizás fue porque se dio cuenta de que seguir hablando no tenía sentido que había ahuyentado a Shinichi.
Shinichi y compañía no se molestó en refutar su amable oferta al abandonar la escena.

“¡Kyu KyuA!”

“No te enojes. Si te enfadas, perderás”.

Después de que ‘ella’ volviera a subirse a los hombros de Shinichi, dio la impresión de querer zapatear la sala de profesores.
Shinichi intentó calmar su ira, pero probablemente estaba preocupada por cuán sospechosa era la situación anterior.
Realmente se sentía como si hubiera otra razón por la que la maestra trató de detenerlos.

“Supongo que todo eso de ‘proporcionar protección’ fue realmente una tontería.”

…Esa mirada era exactamente como la de alguien mirando a un conejillo de indias.

Era una mirada que él mismo había experimentado alguna vez, por lo que Shinichi entendía muy bien lo que significaba.

“Hey, hey… ¿Icchi?”

“¿Hmm?”

Justo cuando una fría y oscura expresión estaba a punto de emerger, una voz llamó a Shinichi.

Ya se le había olvidado que la chica zorro seguía con él.

“Ah, ¿qué pasa?”

Por alguna razón, Myuhi miró hacia abajo.

Ella seguía sonriendo, pero su cola estaba caída, así que era fácil entenderla.

“¿Puedo agradecerte por eso ahora mismo?”

“¿Eso? Ah, ahh, sí, claro… Quiero decir, ¿estás bien? Te empujé de repente…. ¿Golpeaste algo fuerte?”

Cuando recordó lo que había hecho para protegerla, de repente empezó a preocuparse.
Todo sucedió tan repentinamente, así que él la empujó hacia afuera de esa manera, pero probablemente había una mejor manera en la que podría haber hecho las cosas.

“…¡Estoy bien! ¡No tienes que preocuparte porque realmente soy fuerte!”

Por alguna razón, Myuhi se puso alegre cuando Shinichi mostró su preocupación por ella.
Sus orejas se levantaron y su cola empezó a menearse tan ferozmente que parecía que se iba a romper.
Viéndola así, Shinichi no pudo evitar pensar que se parecía más a un perro que a un zorro.

“¡Ahora, continuemos con el tour!”

Myuhi tiró de Shinichi hacia ella mientras ella le arrastraba.
Pero debido a lo cerca que estaban, Myuhi no podía ocultar la ansiedad que sentía.
Shinichi la siguió, pero para estar seguro, habló con la chica que parecía estar evitando darse la vuelta.

“…No te preocupes. Ya lo olvidé.”

En ese momento, incluso Shinichi sintió que había dicho algo innecesario.
Debería haber aceptado honestamente su agradecimiento.

“……”

No hubo respuesta, así que Shinichi solo siguió en silencio, pero viendo como las orejas de zorro de Myuhi se movían vigorosamente, probablemente estaba de buen humor.

“Lo siento por lo de antes. Shironacchi… La profesora Shiroda Natsumi es una verdadera científica que sólo muestra interés en lo que tiene delante. Puede que actúe así, pero en realidad es una gran profesora que propuso el sistema de Garesto ‘recuperar por la fuerza a los que aún no han retornado’.”

“…Ya veo. Gracias.”

Por eso se tomó tantas molestias para intentar detenerlo.

Shinichi sonrió mientras compartía ese extraño intercambio de gracias y disculpas con Myuhi.

“Sin embargo, me sorprendió mucho. Pensé que eras del tipo que hace las cosas a su propio ritmo, pero luego fuiste a callar a Shironacchi. Nunca había visto a nadie hacer eso antes.”

“¿Mi propio ritmo? Sabes que en realidad no quiero que me digas eso. Pero en situaciones así, hay que rechazar a la persona con firmeza”.

Es porque algunas personas escuchan honestamente a la gente así que se aprovechan de ellas.

“Ahaha, supongo que hasta tú eres malo con gente así, ¿huh, Icchi? Pero a otras personas les habría resultado aún más difícil tratar con ella. Ese es su rasgo especial, después de todo.”

Shinichi resopló cuando Myuhi dijo eso.

“¿Rasgo especial? Te equivocas, eso es lo que llamas ser un malcriado. La gente así no quiere asumir la responsabilidad de nada y hacer lo que quiera. Odio a los mocosos estúpidos como esos…. Lo suficiente como para querer matarlos”.

Una sombría sonrisa llena de sed de sangre y odio apareció en la cara de Shinichi mientras expresaba honestamente su opinión.

Myuhi tragó saliba e ignoró esa atmósfera amenazante pero a la vez de broma.

“… Entonces, ¿qué hay de los otros estudiantes? Estoy seguro de que ya lo sabes, pero hay muchos chicos fuertes aquí, una buena parte de los cuales son gente muy egoísta”.

Era una pregunta espeluznante, considerando que Shinichi seguía llevando esa sonrisa anterior mientras escuchaba.
Dijo que odiaba a la gente irresponsable hasta el punto de querer matarla.
Pero debido a la disposición de la escuela había más gente egoísta que generosa.
Había una pequeña diferencia entre actuar correctamente y hacer lo que uno quiera.

“Hmm, ¿qué quieres decir?”

“¿Huh?”

Pero Shinichi parecía confundido por la pregunta de Myuhi.

“¿No son esos niños? Los mocosos y los niños son diferentes. Se supone que los niños son egoístas, eso es un hecho”.

Aparentemente, Shinichi veía las palabras “mocoso” y “niños” como dos cosas muy diferentes.
A la primera la veía como una molestia, mientras que a la segunda la veía como una obligación.

“Ahaha, eres tan adulto, Icchi. Pero creo que 15 años es demasiado viejo para seguir llamándose niños. ¡Deberías bajar la edad máxima!”

Un adulto que cuida a los niños.
Esa madura opinión dejó a Myuhi con puntadas mientras se inclinaba ante Shinichi.
Incluso parecía estar tratando de hacerse lo más pequeña posible.

“Hmm…. Ahora que lo mencionas, tengo 15 años, ¿no?”

Eso es un niño, o al menos, según los estándares de Japón.

Cuando Myuhi vio a Shinichi murmurar eso para sí mismo y sonreír, ella empezó a reír de nuevo.

“¡Vamos!” Dijo Myuhi con una exagerada voz infantil mientras tiraba de Shinichi por los brazos y se hacía más pequeña.

Shinichi se sintió agradecido con ella.

—————————————————————————————

“Fallé…” La maestra murmuró para sí misma después de que todos salieron de la sala de profesores.

Su plan de aprovechar la petición del consejo estudiantil había fracasado por completo.
El chico era completamente diferente de su tímida foto en los documentos.
Era como una roca inamovible que no mentiría sin importar con quién estuviera hablando.

“Es una pena, yo también quería investigar un par de cosas”.

Era un material de investigación muy importante, pensó la chica mientras se reía para sí misma.
Después de todo, ese no era otro que el chico que el sistema que ella inventó no detectó. Además, era un misterioso retornado que estuvo solo durante más de un mes.

“Los misterios y las partes cuestionables… quiero saber ambos.”

Pero lo que realmente despertó su interés fue el hecho de que fue arrastrado por una misteriosa deriva dimensional y regresó de una manera anormal.

Al no poder siquiera encontrar una hipótesis para responder a las preguntas que rodean al chico, la ha dejado sin palabras durante muchas noches.

Quería investigar su cuerpo hasta la última esquina.

“Incluso pensé en usar la fuerza, pero parece imposible.”

Los drones saltamontes mejorados que hizo en su tiempo libre fueron eliminados instantáneamente.
La velocidad de los reflejos y la toma de decisiones del chico eran de primera clase.
Sin mencionar ese amaryllis que asó fácilmente uno de sus drones.

Pero más que cualquier otra cosa…

“Él realmente usó ‘esa’ espada para cortar perfectamente la aleación especial que hice.”

…fue esa realidad imposible que la dejó en duda.

“Esa espada estaba realmente en mantenimiento, así que no tenía un sistema de enlace de foster, pero de alguna manera ese chico se las arregló para cursar el fotón a través de esta. ¿Cómo?”

Fue una pena que ese acto imprudente de su parte hiciera explotar incluso los datos.
De repente, el sentido común que ella conocía ya no era tan común. Ese hecho despertó grandemente su curioso corazón, y esa misma alegría que sintió una vez cuando tocó por primera vez la ciencia de Garesto volvió a llenar su pecho.

“…Seguro que es bonita, sin embargo. Es casi como si siempre hubiera estado así desde el principio”, comentó mientras deslizaba sus dedos por el lado cortado de una saltamontes.

Era uno de los restos del saltamontes que fue destruido con un arma en mantenimiento.

Aparte de usar un foster, ¿qué otros medios tenía? Ni siquiera los drones que ella creó pudieron hacer nada. ¿Qué podía hacer un mero científico?

“¿Qué es lo que sabes que no sé, Shinichi-kun?”

A pesar de todo, ella haría cualquier cosa para descubrir esos secretos.
Cuando decidió eso, se rió alegremente y empezó a operar su foster.

“No le daré al consejo estudiantil ningún dato. Elimina el vídeo. Y para estar seguros, borra todo”.

No le apetecía reportarse, y de todos modos no esperaban uno.

Lo único que tenía en mente ahora mismo era cómo volver a atraer a ese chico.

…….Terminaba pasando noches sin dormir, pensando en eso.

Como resultado, ella estaría entregando esos drones saltamontes tarde, pero no le importaba en absoluto…..

 

/Arco  Capítulo 03 13 FIN

 

Anterior      |      Siguiente

Nota del Autor: La maestra es la misma que mediaba en la reunión en el caso 4 del 05-00.

Esta entrada fue publicada en Kaettekite mo Fantasy y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Kaettekite mo Fantasy Arco Repercusiones 03 – 13

  1. Pingback: Kaettekite mo Fantasy Arco Repercusiones 03 – 12 | Strange Translations

  2. Pingback: Kaettekite mo Fantasy Arco Repercusiones 03 – 14 | Strange Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s