Kaettekite mo Fantasy Arco Repercusiones 03 – 15

Capítulo 03 – 15: ¿¡La he cagado!?


El dormitorio masculino parecía un edificio de apartamentos de clase alta.
Estaba a millas de cómo Shinichi se imaginaba un dormitorio escolar, pero a estas alturas, algo de este nivel ya no podía sorprender a Shinichi.

“Te he estado esperando. Así que tú eres el estudiante transferido, huh.”

Cuando Shinichi entró en el dormitorio con Youko al hombro, una voz le gritó.
Venía de un hombre de pelo castaño que llevaba un par de gafas como las que usaban los hombres de negocios.
Llevaba el uniforme de la escuela, así que era claramente un estudiante, pero algo se sentía mal.

“…¿Y tú eres?”

“Oh, ¿dónde están mis modales? Mi nombre es Amamiya Kaname. Soy el presidente del consejo estudiantil de la Academia Garesto”.

“¿Presidente del consejo estudiantil?”

Shinichi inconscientemente le miró con una extraña mirada.
El hombre vestía un uniforme escolar, sin duda, pero no parecía un estudiante de secundaria en absoluto.

“Jaja, supongo que realmente se ve extraño, después de todo. Me refiero a que un tío de 23 años aún lleve el uniforme de la secundaria y todo eso”.

Cuando Shinichi escuchó ese número, finalmente hizo clic.
El hombre ciertamente se veía joven en algunos aspectos, pero eso no era suficiente para aprobarlo como estudiante de secundaria.
Aunque si uno mirara de cerca, vería que el hombre tenía cara de bebé de alguna manera, así que tal vez si se quitara las gafas y se tiñera el pelo de negro, podría hacerse pasar por uno.
El propio Shinichi estaba sujeto a que se supusiera que era más joven de lo que realmente era en Falandia, por lo que comprendía más o menos los sentimientos del hombre.
Intencionalmente evitó señalarlo.

“…Debe ser duro quedarse más de lo debido.”

Al final, sin embargo, eso sólo terminó llevándolo a un tema aún más doloroso.

“Te equivocas!! Quiero decir, discúlpame. Déjame mostrarte los alrededores mientras te explico mi situación”.

El hombre negó las presunciones de Shinichi con voz fuerte, pero inmediatamente se calmó.
Mientras el hombre caminaba, Shinichi le siguió.
El hombre presentó las diferentes salas comunes en el primer piso a medida que pasaban, asegurándose de señalar las partes importantes.
Después de eso, empezó a explicar sobre el consejo especial de estudiantes de la academia.

“¿Te ha hablado Ruona-kun sobre el consejo estudiantil y el comité de moral pública?”

“Un poco. Ella dijo que tenían sus varios encargos y autorizaciones como en un manga.”

Suspiro…. Esa chica y sus explicaciones burdas…” dijo el presidente del consejo estudiantil mientras sostenía su cabeza como si le doliera.

Pero entonces Shinichi dijo algo inesperado.

“No, en realidad estoy feliz de que haya mantenido las cosas concisas. No es que vaya a ser parte de esto, así que creo que realmente no importa”.

Shinichi era tan malo con el discurso formal como siempre.
Los garestonianos lo entenderían de cualquier manera, pero para un compañero japonés, el hombre que lo precedía no podía evitar fruncir el ceño.

“…Bueno, si tú lo dices… De todos modos, por poner las cosas en términos simples, este mundo todavía no está acostumbrado a interactuar con otro mundo, así que hasta ahora, todavía no ha reunido la mano de obra necesaria. Cuanto más joven es una persona, más fácil es adaptarse a una nueva cultura. Eso es cierto sin importar si es este o el otro mundo”.

Cuanto más viejo era uno, más difícil era aprender nuevos trucos.
Debido a ello, la forma tradicional de hacer las cosas no era capaz de hacer frente a la situación actual.

“Para remediarlo, se decidió que los asuntos de la escuela se dejarían en manos de los estudiantes en la medida de lo posible. Esta decisión condujo al aumento de la autoridad de los distintos comités. Además, los problemas causados por los niños que usan la tecnología y las habilidades de otro mundo serían mejor resueltos por otros estudiantes que también podrían usarlas, ¿verdad?”.

“…Ese fue el caso, pero luego vino otro problema. Ese problema es la amenaza de que los propios miembros de la comisión son los que estén equivocados. Para remediarlo, el consejo estudiantil se colocó por encima del comité de moral pública. Por supuesto, sus miembros también son elegidos entre los estudiantes de esta escuela, pero con la condición añadida de ser un ex-alumno excepcional”.

Los propios profesores todavía tenían dificultades para distinguir cuál estudiante era de qué mundo, pero los estudiantes que han estudiado en la academia eran diferentes.

“Ya veo.”

Un forastero no era bueno, un estudiante que actualmente estudia en la academia tampoco era bueno, así que la respuesta era, por supuesto, elegir entre los ex-alumnos en su lugar.

Como resultado, el consejo estudiantil pudo haber terminado tomando un curso diferente al de sus predecesores, pero el comité de moral pública terminó cumpliendo algunas de sus antiguas funciones de todos modos, así que todavía estaba bien.

“¿Así que no es sólo porque no pudiste encontrar trabajo entonces?”

“Sabes… Hablar cortésmente no significa que puedas decir lo que quieras. Además, la gente que no puede encontrar trabajo no sería útil en el consejo estudiantil en primer lugar”.

“Ah, ahora que lo mencionas.”

Shinichi asintió como si lo que dijo tuviera sentido.
El trabajo del consejo estudiantil era detener al comité de moral pública cuando estaban equivocados.
Una persona no cualificada en el mundo real seguramente no sería apta para este tipo de trabajo.

“En otras palabras, ¿eres de esta escuela?”

“Ex-alumno, sí. Yo era uno de los elegidos para la clase 1 cuando la academia reunió a los estudiantes hace 8 años. En otras palabras, soy tu senpai de cualquier manera que lo mires, Shinichi-kun de la clase 8.”

“De verdad, wow…”

El presidente del consejo estudiantil dijo que conocía la historia de Shinichi.
Pero Shinichi ya sabía que lo sabían, así que no se sorprendió.

“Aparte de eso, ¿dónde está mi habitación?”

“¿Hmm? Ah, bien…. Por aquí, sígueme.”

El presidente del consejo estudiantil encontró que la reacción de Shinichi era inesperada, por lo que se quedó un poco sorprendido.
Pero rápidamente se recuperó y subió en un ascensor hasta el piso más alto, y luego llevó a Shinichi a su habitación.

“¿Esta es mi habitación?”

“Sí, así es. Se ve como un dormitorio normal dentro, pero tiene una vista realmente buena. ¿No es genial?”

¿Qué es lo que es? Casi dijo Shinichi, pero afortunadamente, se las arregló para contener esa réplica.
Era una habitación situada en la esquina más lejana del piso más alto.
Tendría que usar el ascensor o las escaleras si quería llegar a esta, y si quería salir, la distancia era también la más larga de todo el dormitorio.
Era una habitación sospechosa, por no decir más.

“Debido al número de estudiantes, por el momento vivirás solo en ella. Sin embargo, dependiendo de los futuros inscritos o desertores o de sus calificaciones, las cosas podrían cambiar. Si no es algo a lo que estás acostumbrado, lamento decir que tendrás que acostumbrarte. Es ese tipo de escuela, después de todo”.

“Bueno, está bien. De todos modos, mientras haya una cama y un techo en cualquier parte está bien, de verdad.”

Para alguien como Shinichi que ha vivido tanto tiempo en lo salvaje, este dormitorio era como una suite de lujo.
Viendo a Shinichi reaccionar así, el presidente del consejo estudiantil finalmente no pudo aguantar más y finalmente demostró lo harto que estaba.

“Sólo he hablado un poco contigo, pero… creo que no encajarás en esta escuela”, dijo el presidente del consejo estudiantil, quien sostuvo la cabeza aún más fuerte que cuando antes hablaba de Hina.

Sin embargo, el presidente del consejo estudiantil tenía razón. Se trataba de una escuela muy competitiva en la que la capacidad lo decidía todo y, sin embargo, un estudiante con pocas ambiciones acababa de entrar en ella.

Un estudiante así ciertamente no se adaptaba a la escuela.

“Mis condolencias, Sr. Presidente. Por favor, hazlo lo mejor que puedas”.

“Actuando como si fuera el problema de alguien más… Bueno, lo que sea. En esta escuela tu conducta es tu propia responsabilidad. Puedo ser tu senpai y tu presidente del consejo estudiantil, pero todo lo que puedo hacer por ti es decirte que lo hagas lo mejor que puedas”.

“En realidad no me apetece, pero lo tendré en cuenta”.

“…Puedes empezar aprendiendo a usar correctamente Keigo. No puedes cambiar la última parte de tu frase, ¿vale?”

Déjalo en paz, se dijo a sí mismo el presidente del consejo estudiantil, y después de decirle a Shinichi el horario del toque de queda y las luces apagadas, se fue. También le dijo a Shinichi que llevara cualquier problema que tuviera con el director de la sala.

“…Ese tipo parece ser lo opuesto a mí, pero apesta a alguien que tiene muchos problemas. Aunque supongo que ese es el tipo de personas que son los gerentes o los presidentes de los consejos estudiantiles”.

Tiene sentido teniendo en cuenta que el hombre era esencialmente un punto intermedio entre ser un estudiante y un administrador de la escuela.
Sin conocer sus circunstancias reales, era natural que Shinichi sintiera un sentimiento de “agotamiento” por parte del presidente del consejo estudiantil.

“… Pues, buena suerte.”

“Umm… Sin embargo, el que le causará problemas es usted, amo.”

“Está bien mientras no me atrapen”.

“Es la misma lógica que usan los criminales….”

Youko pareció encogerse de hombros y reírse de las respuestas de Shinichi.

Shinichi cerró su habitación desde dentro usando su foster.

Los Fosters se utilizan para abrir y cerrar puertas para evitar que nadie más, excepto los registrados, entre.

“…Sería muy malo si perdiera esto…”

“Deja de tirarla entonces.”

“Haré lo que pueda”, dijo Shinichi mientras suspiraba, y luego rápidamente cerró la boca.

Han estado susurrando entre ellos todo este tiempo en el idioma de Falandia, pero ahora no hablaban en absoluto.

Shinichi exploró silenciosamente la habitación.

La habitación tenía un arreglo simple. Había un pasillo corto desde la entrada, y a lo largo del camino se veía una puerta a la izquierda.

Al otro lado de esa puerta estaba el baño, no tenía bañera ni ducha. Los estudiantes normales no tenían esos privilegios.

Tal como explicó el presidente del consejo estudiantil, si se desea tomar un baño, hay que ir a la sala de duchas común que está disponible para cada dormitorio.

A pocos segundos a pie del baño estaba el dormitorio, donde también se podía encontrar una mesa de estudio.

Más allá había una ventana de cristal, al otro lado de la cual había una pequeña terraza.

Además de la mesa y la cama, también había un pequeño refrigerador en la esquina de la habitación. Por supuesto, no tenía nada dentro.

En el centro de la sala había varias cajas de cartón apiladas una encima de otra. Contenían la ropa y demás cosas que Shinichi había enviado con antelación.

Shinichi abrió en silencio la caja para ver si sus pertenencias habían sido entregadas correctamente.

Youko se acurrucó sobre la cama mientras miraba a Shinichi comprobar las cajas.

Cuando Shinichi terminó, se tiró sobre la cama.

“…….. Es el primer día y ya es tan agotador.”

“Kyui”.

Una persona y una zorra reclamaban sus respectivos territorios en la cama mientras charlaban ociosamente.

Si otra persona los viera ahora, seguramente creería que simplemente se estaban relajando después de venir a un lugar extranjero.

Pero por supuesto, ni Shinichi ni ella eran tan descarados como para relajarse en un lugar que estaba plagado de maná.

Se le dijo que hiciera lo mejor que pudiera, pero realmente no quería hacerlo cuando se trataba de asuntos como este.

El maná en este mundo era conocido como energía de fotones, y tendría sentido sentir su presencia desde varios aparatos electrónicos, como el teléfono o las luces, pero la cantidad de maná en esta habitación no era algo a ese nivel.

Claramente estaba lleno de más energía de la que se necesitaría para que esos dispositivos básicos funcionaran.

“…”

Sin pronunciar palabra alguna, Shinichi formó formas con sus labios en el idioma de Falandia.

Nos están observando, le dijo, y ella asintió en silencio y registró la habitación.

“Ahora, creo que empezaré a estudiar cómo usar esta cosa del foster.”

“Kyui. Kyui.”

Shinichi actuaba como un estudiante que hacía lo mejor que podía.

Se bajó de un lado de la cama y se cambió de ropa, luego mientras guardaba su ropa en el armario vacío, se sentó frente a la mesa de estudio y leyó las instrucciones digitales.

Youko saltaba arriba y abajo tras él mientras miraba a su alrededor sin intentar buscar en áreas inusuales.

Obviamente, ella estaba buscando algo.

“¿Cómo se usa el teléfono o el correo electrónico aquí? Umm…. ¿dónde está la tabla de contenidos?”

El fotón fluía por toda la habitación.
Cuando algo que normalmente se debe ocultar se hace de forma tan descarada, es natural que la persona afectada sea cautelosa con otra cosa.
Pero en este caso, los únicos que pensaron que esto era evidente eran ellos.

“Kyui, kyui.”

Después de todo, confiaban en los sentidos que fueron perfeccionados en Falandia.
Para personas con tales sentidos, tratar de hacer algo encubierto mientras se permite que el maná fluya tan claramente era como esconderse en un área abierta bajo la luz.
Era una broma, y el último grito de ella se burlaba exactamente de eso.

“De la octava página, huh. Sé que no se puede hacer nada, pero prefiero tener un libro de verdad”.

Shinichi sabía que si rastreaban los flujos, los llevaría de vuelta a las instalaciones de la escuela…
No importa cómo lo digas, estaba claro que los perpetradores estaban relacionados con la escuela.
La pregunta principal ahora era a que propósito servía toda esta energía.

“¿Kyuu?”

“Creo que me voy a registrar por ahora. Contactaré a alguien más tarde.”

Ese grito fue el de Youko preguntando si debía remover la fuente, y la respuesta de Shinichi fue un no.

La razón por la que Shinichi actuaba hablando consigo mismo era porque no tenía un compañero de cuarto.

Pensó que seguro que la persona que lo vigilaba serviría para ese propósito, pero luego se dio cuenta de que monopolizaría la habitación, y cuando entró, incluso sintió que esa presencia lo veía desaparecer.

Pero mientras que las personas que lo han estado observando todo este tiempo ya no lo estaban observando, él sabía que todavía estaban esperando afuera.

No había ninguna posibilidad de que esa gente se ocupara de su privacidad.

Como no tiene un compañero de cuarto, sólo había otra posibilidad: cámaras ocultas.

Pensando en eso, Shinichi decidió rastrear los flujos para averiguar dónde estaban.

Para la gente como ellos que podía sentir el flujo de fotones en su piel, esas cámaras ocultas no estaban “ocultas” en absoluto.

En total, había alrededor de 52 puntos pequeños en los que se reunían fotones.

Shinichi ni siquiera tuvo que moverse para encontrarlos.

Pero ahora surgió una nueva pregunta… ¿Qué hacer con las cámaras?

Deshacerse de las cámaras no sería fácil. Simplemente no era práctico.
Después de todo, las 52 cámaras siendo eliminadas no podrían ser consideradas como un accidente.

Lo mejor que se podía hacer ahora era encontrar algunas y reportarlas al consejo estudiantil.
De esa manera, conseguiría que le ayudaran, y el crédito de encontrar las cámaras no recaería sólo en él.

Aparte de eso, todo lo que podía hacer ahora era reunir lo que pudiera y resolver las cosas más tarde.
Después de todo, lo único que era seguro en este momento es que alguien de la academia había intervenido su habitación.

Aún así, vivir bajo vigilancia 24/7 era demasiado duro para la comodidad.

“¿Así es como funciona esto? Todo lo que queda es poner la dirección de papá entonces…”

Shinichi sacó un pequeño trozo de papel de su equipaje y lo registró en su foster.

Shinichi tenía dos opciones ante él. Podía hacer creer a sus observadores que no tenía sentido observarle, o que podía controlar su habitación por la fuerza sin tener en cuenta a quienquiera que la hubiera intervenido.

“Parece que puedo usar esta cosa manualmente o a través de la activación de la voz… De cualquier manera es una molestia.”

“Kyu Kyui”

La primera llevaría tiempo, la segunda probablemente terminaría revelando sus secretos.
Si fuera hábil en electrónica y hackeo, podría tener algún otro método, pero desafortunadamente, aparte de conocer las palabras ‘hackear’ y ‘photoshop’, Shinichi mismo no tenía tales habilidades.
Después de todo, sólo era un estudiante de secundaria. Si estaba trabajando con las herramientas de Falandia, entonces quizás todavía podría hacer algo, pero desafortunadamente, había una diferencia demasiado grande entre las cámaras y las herramientas mágicas, incluso si estaban usando la misma energía.

“…¿Cámara? ¿Película? ¿Salvar?”

¿Qué decisión debe tomar?

Shinichi leyó el manual mientras reflexionaba sobre esa pregunta.

Los fosters funcionaban como terminales móviles de armamento y como teléfonos móviles en la Tierra.

Todo lo que los teléfonos japoneses podían hacer, los fosters también podían.

Así que sólo tenía sentido que los fosters pudieran tomar fotos y grabar vídeos.

…¿Hay una gran diferencia entre el sistema de cámaras del foster y las cámaras ocultas en la habitación?

Tanto las cámaras de los fosters como las cámaras ocultas usaban fotones. También fueron creados a partir de los mismos conceptos.

“… ¡Di, queso!”

“¿Kyui?”

“Oh, claro… Voy a tomar una foto, así que posa para mí, ¿de acuerdo?”

“¡Kyui!”

Cuando Youko finalmente entendió lo que Shinichi intentaba decir, se levantó e hinchó su pecho.
Fuego, hielo y relámpagos aparecieron en las tres colas detrás de ella mientras emanaba una poderosa presión.

Shinichi personalmente pensó que ella se estaba metiendo demasiado en esto, pero él mantuvo la boca cerrada y en silencio tomó la foto.

“…Incluso hay una aplicación de edición de fotos. Ahora, cómo usar…”

“¿¡Kyui!? ¿Kyui?”

Cuando escuchó lo que dijo Shinichi, se levantó de su escritorio en pánico y se asomó a la pantalla del foster.
Cuando ella vio lo que él estaba haciendo, una expresión sospechosa apareció en su cara.

“Ja, ja, ja, es tan fácil.”

Era tan fácil que Shinichi no podía evitar reírse sarcásticamente mientras sudaba frío.
Esta era la misma función de grabación de imágenes y vídeo que tenía el mundo de Shinichi antes de irse a otro mundo.
No sabía exactamente cómo funcionaba. Lo que sí sabía era que podía ver el flujo de fotones a medida que se guardaba una imagen.
Toda la información dentro del foster se almacenaba a través de señales hechas de fotones.
Era como la versión mágica del sistema binario del mundo digital.
O al menos, eso es lo que Shinichi creía mientras manipulaba la imagen guardada por maná.

“No está mal, ¿eh? Cambié el fondo a una jungla”.

“…”

Trazando su dedo en la pantalla, Shinichi envió su propio maná al foster e interfirió con las señales de maná (fotón).
De repente, el fondo de la foto de Youko que Shinichi había tomado cambió de su dormitorio a un bosque natural lleno de árboles y vegetación.

“………………¿Kyui?”

Como era de esperar, bien versada como podría estar en magia y a pesar de saber que fotón y maná eran la misma cosa, como alguien que no era experto en tecnología moderna, ella no podía entender lo que Shinichi había hecho.
Inclinó la cabeza como para mostrar que no entendía, y sintiendo eso, Shinichi se disculpó, diciendo, ‘culpa mía’.

“Por supuesto, no lo entiendes, mi error. Pero mi punto es que puedo hacer cosas como esta…”

Shinichi guardó la imagen que editó como algo más, luego cambió el modo y se conectó a la red.
Abrió un sitio de noticias que se centraba en Japón. Cuando un artículo le llamaba la atención, lo abría, lo cerraba y leía otro.
Todo lo que hizo, lo hizo con su propio maná.
Después de todo, incluso las mismas funciones de entrada del foster se hacían a través de la activación y desactivación de las señales de maná.

“Creo que más o menos le he cogido el truco.”

Sonriendo tenuemente, Shinichi manipuló su foster a través de las señales de maná.
Siempre fue bueno leyendo y controlando el maná.
Después de todo, era de la clase D. Con casi nada de maná, necesitaba controlar cada parte de este hasta su límite.
Debido a ello, la habilidad de Shinichi para manipular el maná había alcanzado hace tiempo los niveles más altos, incluso para los estándares de Falandia.
Además, no era la primera vez que Shinichi usaba magia para “hackear” algo.

“Si lo dividimos así… y hacemos eso… y luego eso… y terminamos!”

Shinichi, que jugueteaba ligeramente con su foster, controlaba finamente el maná.Shinichi mostró e la pantalla de su foster a Youko para mostrarle lo que estaba haciendo.
En la pantalla de su foster había dos grabaciones alineadas horizontalmente. Esas dos grabaciones no eran otra cosa que la de la habitación de Shinichi.
En la grabación superior estaba la imagen de Shinichi mostrando a Youko su foster.
En la grabación de abajo estaba la imagen de Shinichi aún mirando hacia su escritorio, jugando con su foster.

“Hombre, gracias a Dios que me di cuenta rápidamente. De lo contrario, me habría llevado al menos unos días idear un plan. Ya he modificado la señal de video que se envía desde aquí.”

Shinichi sonrió satisfecho mientras levantaba los pulgares a Youko. Desafortunadamente, esta última estaba completamente confundida.

“…¿Qué hiciste?”

Pero aunque no lo entendía, confiaba en que Shinichi hablaba en serio.
Como prueba de ello, aunque todavía hablaba en el idioma de Falandia, ya hablaba con normalidad.

“Oh, así que no lo conseguiste, después de todo. Básicamente, apliqué una combinación del método que usé para atravesar cerraduras o trampas y el método que usé para conectar las bolas de cristal del territorio demoníaco con las bolas de cristal del territorio humano”.

“…Erm, ¿te refieres a ese truco ridículamente complicado?”

“Desde la perspectiva de los Falandian, sí.”

Shinichi se rió cuando vio la cara de Youko estremeciéndose al recordar lo que había hecho en el pasado.

Cuando Shinichi llegó a Falandia, entró en muchas ruinas en busca de un camino de vuelta a casa.

Incluso utilizó medios ilegales para colarse en los tesoros y laboratorios de las naciones.

Durante esos tiempos, cerraduras y trampas mágicas bloqueaban su camino.

Eliminarlos normalmente llevaría demasiado tiempo y también dejaría un rastro.

Para evitarlo, Shinichi ideó una forma de crear una ‘llave’.

Las trampas y cerraduras mágicas estaban destinadas a tener una llave que las neutralizara o las desbloqueara, así que Shinichi descifró incontables llaves analizando el poder mágico de las trampas y cerraduras mágicas, y luego, cuando se encontraba con una, creaba una llave de la magia que encajaba con el “ojo de la cerradura”, permitiéndose a sí mismo el paso libre.

“Erm… Así que, básicamente, amo, ¿usó eso para afectar a la— erm… red de esas personas que nos miran, rompió las trampas y las llaves conocidas como computadoras, y reescribió las grabaciones?”

“Para añadir a eso, mi foster no estaba conectado a su red, así que tuve que crear una ruta con mi maná y formar una conexión.”

Ese fue el método que utilizó para conectar las bolas de cristal de las dos razas. Las dos razas usaban bolas de cristal, pero sus bolas de cristal usaban diferentes métodos para su conexión.

La técnica de Shinichi podría conectar a la fuerza esos dos tipos de bolas de cristal.

El rey demonio que apareció ese día en la bola de cristal de Falandia fue su trabajo.

“… Me lo has explicado antes también, pero honestamente, aún no lo entiendo.”

“Eso es natural. No hay internet ni computadora en Falandia, así que no hay concepto de hackear”.

Shinichi sólo descubrió su técnica de hackeo debido a su conocimiento de otro mundo.
Pero fue sólo debido a su control magistral del maná que pudo realmente ejecutarlo.
Apenas hay alguien del mismo ambiente que pueda hacer lo que él ha hecho.
Desafortunadamente, el propio Shinichi no se había dado cuenta de lo increíble que era este avance.
O al menos, no lo haría por unos segundos más….

“¿Quién iba a pensar que el maná podría ser usado para algo como esto? Gracias a ello, no tengo que esforzarme en buscar información”.

Aunque no era posible obtener toda la información que necesitaba sólo con esta habilidad, el poder obtener información sin moverse era todavía una gran ventaja.

Shinichi charló con Youko mientras se preguntaba hasta dónde podía llegar.

Resulta que incluso la propia Internet ya ha sido transformada en fotón.

Debido a esto, el maná que corría de sus dedos a través de la red pudo llegar a varios lugares.

“¿De verdad?”

“La red en este mundo es muy grande, así que puedes entrar en muchos lugares.
Para poner las cosas en perspectiva, la sociedad de este mundo básicamente hace que cada persona tenga su propia bola de cristal. ¿Entiendes lo que quiero decir ahora?”

“… Un poco.”

Las bolas de cristal eran la única forma eficaz de Falandia de comunicarse a través de las distancias.
Pero eran muy caras, así que aunque se podían encontrar en cualquier pueblo o ciudad, sólo las familias acomodadas podían tener una.
Era tal que incluso la familia real o los aristócratas se jactaban de tener una en su “casa”.
Una sociedad que tenía a cada uno de sus miembros en posesión de una bola de cristal ya era algo más allá de la comprensión de Youko.

“Por eso, si es posible, me gustaría obtener información de toda la academia o de toda la ciudad flotante sin salir de esta sala. Mejor aún, si pudiera obtener información sobre todo el mund— Yo… lo hice?”

“Huh, ¿¡Ya!?”

Shinichi estaba trabajando con una mano mientras charlaba con Youko, así que cuando lo hizo funcionar, se sorprendió.
Shinichi miró a la pantalla de su foster con una sonrisa de calambres.

“Después de probar varias cosas, terminé descubriendo los secretos más protegidos de un país. ¿Oh? Así que, ese incidente del asesinato tenía ese tipo de encubrimiento… Esto da un poco de miedo.”

Si la Tierra aún usara una red electrónica, Shinichi no habría podido entrar.
Pero con todo -incluyendo las contraseñas y los firewalls- hechos de fotones, incluso las defensas cibernéticas de un país eran impotentes ante la destreza analítica y de fabricación de llaves de Shinichi.

Al final, Shinichi sólo tardó unos segundos en adquirir los secretos más protegidos de una nación.

Siempre y cuando borrara cualquier registro de haber visto los documentos antes de salir, nadie se enteraría de que alguien los había leído.

Era el crimen perfecto, tanto que incluso Shinichi no pudo evitar estremecerse.

Como alguien que no tenía el sentido común de la Tierra y como alguien con una meta clara, Shinichi fue capaz de ignorar el matiz de culpa de andar a hurtadillas donde no pertenecía.

Desafortunadamente, cuando aplicó el sentido común de Falandia, terminó haciendo algo que lo dejó incapaz de mantener la calma.

“… ¿No es eso realmente malo, amo?”

“…”

Aunque Youko no entendía mucho de tecnología, entendía lo importante que era poder encontrar los secretos más guardados de un país.

Shinichi no tenía palabras para refutar la suya. Sólo podía congelarse y sudar frío.

Si alguien descubriera lo que ha hecho Shinichi, el mundo entero caería en el caos.

Shinichi era un hombre con incontables secretos que podían incendiar el mundo. Un hombre así estaba situado en una ciudad flotante, lejos de la civilización, pero de alguna manera se las arregló para intervenir en el mundo. Y ahora, podía espiar, manipular y hacer lo que quisiera con los secretos más profundos del mundo.

Aunque el método era algo que sólo él podía usar, todavía no había dudas de que él lo había ideado.

—¿¡La he cagado!?

 

/Arco  Capítulo 03 15 FIN

 

Anterior     |      Siguiente

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Kaettekite mo Fantasy y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Kaettekite mo Fantasy Arco Repercusiones 03 – 15

  1. Pingback: Kaettekite mo Fantasy Arco Repercusiones 03 – 14 | Strange Translations

  2. Pingback: Kaettekite mo Fantasy Arco Repercusiones 03 – 16 | Strange Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s