Yomigaeri no Maou Capítulo – 28

Capítulo 28 – Ambiente extraño


Después de completar el registro del gremio, Luru consideró volver al clan. Rusty y compañía también comenzaron a caminar. Justo cuando Rusty estaba a punto de acercarse a Luru, Mii y Yuri llegaron de repente por la entrada del gremio de aventureros, llenas de vigor, y se llevaron a Rusty.

En ese breve momento, Luru e Iris les lanzaron una mirada que transmitía las palabras implicadas de “Ha pasado mucho tiempo”.

Aún así, de un momento a otro toda la situación terminó dejándolos boquiabiertos pensando “¿Qué fue eso?”

El chico que se aferraba a Rusty también parecía estar desprevenido.

“… Mii-senpai y Yuri-senpai, ¿qué demonios ha pasado?” (Imbécil A)

Mientras decía algo así, inclinó la cabeza hacia un lado y se quedó perplejo.

Esas dos también son tratadas como senpais, ¿huh? Suprimió una risita. Pero tal vez ha pasado algo que requirió la ayuda de Rusty.

Luru no lo sabía en absoluto.

Sin embargo, está claro que no voy a entender nada mientras me quedo parado y reflexionando sobre ello aquí.

Luru e Iris decidieron volver al cuartel general del clan lo antes posible.

Creo que es probable que el chico solo haya regresado de su petición antes de tener la oportunidad de volver al clan, pensó Luru.

El chico se alejó del grupo de Luru en la dirección opuesta. Se dirigía a la recepción de la parte interior del gremio de aventureros.

Viendo esto, recordó Luru, ahora que lo pienso, él aceptó una petición para recolectar hierbas medicinales.

Ciertamente, en una mirada más atenta, una bolsa para guardar las hierbas medicinales colgaba en la espalda del niño.

Según la historia de Gran, el grupo del chico parecía estar formado por tres personas. Pero la situación ahora era que no había más que una persona aquí en ese momento.

Los otros dos podrían haber regresado al clan y ciertamente están en medio de hacer otros recados ahora mismo.

Antes de dirigirse a la recepción, el chico se dio la vuelta una vez más.

“Bueno, ya que voy a reportar la finalización exitosa de la solicitud… ¡Tú, no olvides nuestro acuerdo, yo! … Ah, sí, me llamo Gaia! El tuyo?!”

¿Por qué te presentas de repente en este lugar?

Luru no esperaba que esto pasara. Pero entonces inmediatamente recordó la razón.

Él, y también Luru, entrarían en el Torneo de Lucha.

Por lo tanto, no se podía evitar, ya que de otro modo no sabrían hasta dónde llegó la otra parte después de entrar en el Torneo de Lucha sin saber su nombre.

Por eso se presentó. Tal era la situación.

Presentarse en tal situación es digno de muchos puntos a mis ojos, ciertamente es básicamente un chico educado, Luru juzgó sus esfuerzos.

Probablemente sin el lenguaje relativamente severo, el encuentro con Luru no hubiera sido tan malo.

Descuidadamente chocando con su venerado senpai y además burlándose públicamente de ellos en forma ridícula, mirándolo de esa manera, su actitud era de esperar.

Como Luru comprendió eso, dio su propio nombre mientras asentía con la cabeza de acuerdo.

“Mi nombre es Luru… y ella es Iris.” (Luru)

Aprovechando la oportunidad, añadió el nombre de la chica de pelo plateado que también estaba a su lado.

Sin embargo, el chico llamado Gaya no prestó especial atención a Iris.

“¡Entendido, Luru! ¡Hagámoslo lo mejor que podamos! Maa, para llegar a Rusty-senpai, la sensación de estar a la par con él! ¡Tal desafío no equivale a ser un castigo!” (Imbécil A)

Dijo algo así y corrió hacia la recepción.

Gradualmente, la aparición de Gaya fue dejando de ser visible.

“… no parece ser un chico tan malo.” (Iris)

Murmuró Iris.

Luru compartía su punto de vista.

“Como pertenece a ese clan, no creo que tengamos tantos problemas con él. Es simplemente imprudente debido a su juventud.” (Luru)

Anhelando la juventud que ya había pasado hace mucho tiempo, Luru volvió la vista hacia el chico de 14 años, un poco inapropiado. Iris sonrió repentinamente para burlarse de él.

“… Si Oji-sama lo dice, pero vuestro poder de persuasión es escaso.” (Iris)

dijo Iris.

————————————————————————

Cuando regresaron al clan, no podían entender el extraño estado de ánimo que había en el aire por alguna razón.

Cuando salieron esta mañana, el bar-cuarto del primer piso estaba lleno de ruido y, sin embargo, de una manera tranquila. Los miembros del clan hablaron abiertamente con Luru e Iris. Pero ahora este sentimiento había desaparecido por completo.

Y aunque lo dijeras, tampoco era que ahora fueran particularmente fríos con ellos.

¿Cómo se dice? Es casi como si estuvieran escondiendo algo. O quizás debería decir, ¿tramando algo? Se siente como si un estado de ánimo tan inquieto estuviera habitando aquí.

¿Qué demonios está pasando?

Mientras estaban desconcertados, Luru e Iris se sentaron en el mostrador del bar en el primer piso para comer su almuerzo.

Decidieron decirle su orden a Chiffon, quien estaba muy ocupada cocinando varios platos detrás del mostrador.

Por cierto, en cuanto al precio de comer y beber aquí, el clan no le quitaba más dinero a sus miembros de lo que las materias primas habrían costado originalmente.

Por supuesto, eso no significaba que Chiffon no recibiera salario. Se le pagaba con los bienes que el clan tenía.

Tampoco era necesario pagar el precio directamente en la tienda, se les dijo lo mismo.

“Chiffon… por favor, danos algo de comer.” (Luru)

Después de decirle esto, ella lo afirmó con un movimiento de cabeza mientras sonreía. Y entonces ella dijo con una voz un poco más baja,

“Roger desu~… Aún así, de alguna manera lo siento, ya sabes…” (Chiffon)

En cuanto a esta forma de hablar, Iris siguió preguntando mientras inclinaba la cabeza hacia un lado.

“Disculpándote, ¿eh? “¿Porque…. de este ambiente de alguna manera indescriptible?” (Iris)

“Sí, sí, ese desu~… aunque todo es culpa de Yuumis para empezar…” (Chiffon)

Mientras preparaban y cocinaban, Chiffon les habló de la situación.

De hecho, Yuumis había estado escuchando en el momento en que se produjo el intercambio entre Luru y el chico Gaya en el gremio de aventureros.

Cuando se enteró de que los dos estaban participando en el Torneo de Lucha, se apresuró a volver aquí.

Después de eso, les contó a los miembros del clan sobre la situación en la conversación que había escuchado del grupo de Luru. Porque sonaba interesante, decidieron animar las cosas respaldándoles con todo lo que tenían.

Habiéndose enterado de las circunstancias sólo hasta ese momento, Luru suspiró con disgusto.

“No importa cuánto tiempo pase, el grado de estupidez de Yuumis no puede ser curado…” (Luru)

Era una mujer que tomó la iniciativa de meterse en las ruinas y se arriesgó a quedar atrapada en trampas en el proceso.

Además, fue sólo por la razón de que era de alguna manera interesante.

Además, a Gran, que fue arrastrada a su lío en innumerables ocasiones, sólo se la podía llamar lamentable.

Sin embargo, esta vez Gran aparentemente tampoco pudo contenerla.

Como resultado, Luru se volvió curioso y preguntó,

“¿Qué pasó con Gran? ¿Aprobó esto?” (Luru)

Considerando este estado de ánimo de alguna manera indescriptible dentro del clan, es impensable que no haya percibido esta situación primero.

Luru dejó de pensar en ello, pero la razón aún le molestaba.

Sin detenerse a usar sus manos hábilmente para seguir cocinando, Chiffon contestó

“En realidad, sí lo aprobó, ya sabes…” Dijo algo así como, “Esos dos se llevarán bien al final” por lo que, al final, no se opuso mucho.” (Chiffon)

Aunque se podía ver que estaba asombrada, sus manos no se detuvieron.

Poco a poco la carne y las verduras fueron salteadas. Además, Chiffon los mezcló con su sazón especial para aumentar su refinamiento.

Un fino aroma comenzó a extenderse.

La fragancia incluso parecía extenderse fuera del bar-cuarto.

Uno por uno, la gente de la ciudad fue atraída a entrar en el bar. Se sentaron en los asientos y empezaron a hacer sus pedidos.

No sólo Chiffon trabajaba en el bar, sino que también trabajaban varios camareros y camareras.

Continuó Chiffon.

“Por eso, ya sabes. No se puede evitar que yo no pudiera decirle a Luru-kun e Iris-chan todavía… Ustedes dos, a partir de hoy, se suponía que iban a vivir aquí oficialmente en el tercer y cuarto piso. ¿Sabías de esto?” (Chiffon)

Este bar, debido a que a los clientes ordinarios también se les permitía entrar, significaba que no siempre eran sólo los miembros del clan “Seekers of the Ages – Elam ・ Kupidor” los que se alojaban aquí.

Sin embargo, a partir del segundo piso era para uso exclusivo de “Seekers of the Ages – Elam ・ Kupidor”. Sólo el primer piso era diferente en este sentido.

Al parecer, el edificio pertenecía personalmente a Yuumis. Al fundar el clan parecía que ella había contribuido a ello.

Como Yuumis no sabía qué hacer con este, al final no fue un problema para ella.

Además, el tercer y cuarto piso servían como dormitorios de hombres y mujeres para los miembros, excluyendo a aquellos que poseían sus propias casas.

Aún así, todos los miembros del clan seguían su vida diaria aquí.

Debido a que Gran y Yuumis nos admitieron en el clan, recibimos los derechos de uso de los alojamientos aquí y se había decidido que nos trasladaríamos a este lugar. A juzgar por la explicación que oímos de Chiffon, esos planes parecen haber sido desbaratados de alguna manera.

Luru preguntó de qué se trataba.

“Aunque así es como se suponía que debía ser, ¿algo va mal? Algo que va bastante mal a estas horas de la noche también podría llamarse bastante problemático. Ya es un poco tarde para abandonar de repente los alojamientos. Sería muy duro empezar a buscar un nuevo lugar para quedarse ahora”. (Luru)

Iris también asintió con la cabeza, de acuerdo con esto.

“Tienes toda la razón. Como era de esperar, dormir al aire libre mientras se está dentro de la ciudad se sentiría incómodo… Además, después de todo, prefiero que no me miren con ojos fríos mientras estoy fuera. Bueno, podrías evitar esas miradas si fueras a los barrios bajos. Pero Onii-sama y yo nos destacaríamos demasiado y lo más probable es que nos metiéramos en problemas”. (Iris)

En serio, ¿qué clase de charla es esa? Y aún más, ¿por qué razón? Desde el principio, no estaré de acuerdo en elegir esa opción.

Sin embargo, parece que estoy pensando demasiado las cosas.

Chiffon siguió con su explicación a continuación. No había un lugar adecuado para dormir al aire libre ni era bueno para el cuerpo hacerlo.

Dijo Chiffon.

“Por supuesto que no diré palabras tan crueles. No se trata de eso. Se trata de otro lugar en el que puedes quedarte ya que no es posible alojarse en la sede del clan. No podrías adivinarlo, pero Yuumis lleva mucho tiempo viviendo en la capital real. Ni siquiera está claro cuántas propiedades posee en realidad aquí~… ¿No podrías simplemente trasladarte a una de las propiedades mencionadas anteriormente?” (Chiffon)

Yuumis era miembro de la antigua raza de los elfos.

Tenían una vida mucho más larga que la de la gente de la raza humana. Como resultado, al parecer no fueron pocos los antiguos elfos que llegaron a la ciudad y se hicieron ricos a lo largo del tiempo.

Yuumis era un buen ejemplo de ello. Parecía ser una persona espléndidamente rica.

Por el hecho de que era una famosa aventurera se podría decir que era natural que no tuviera problemas con el dinero. No era tan extraño en absoluto.

Para Lulu, Gran era el tipo adecuado para tener acceso a dinero fácil, ya que no se le podía considerar como una persona rica sin intentar ser grosero.

Dudando de la propuesta de Chiffon para el problema en cuestión, dijo Luru.

“En este caso no hay necesidad de dormir al aire libre. Si nos separaran, no habría ningún problema en primer lugar… ¿Por qué eres tan particular al respecto?” (Luru)

Entonces, Chiffon respondió vacilantemente,

“Con esto volvemos al principio de la explicación~… Yuumis-san dijo que te apoyarían con todo. El hecho de que Luru-kun e Iris-chan son una especie de maestros para el grupo de Rusty-kun es desconocido para el grupo de Gaya! ¡Mantengámoslo así! … Por lo tanto, si vivieras en el dormitorio de la sede del clan, podría terminar en una situación problemática…” (Chiffon)

Iris asintió de acuerdo con esta explicación.

“Veo que al final tanto Onii-sama como ese chico Gaya son aventureros de nivel elemental. Si él supiera la forma real de aquel al que desafió a un combate en el Torneo de Lucha, ¿le guardaría rencor por este asunto?”. (Iris)

“Sí, sí, sí, eso es todo…. Gaya no estaba al tanto de las circunstancias cuando eligió una pelea. Yuumis y Gran-san pensaron que era gracioso~… Ya que ese es el caso, ¿no sería interesante ver cómo Luru se asusta hasta el cansancio por la actuación de Luru en el Torneo de Lucha? Por supuesto, si ustedes dos rechazan este método, dijeron que lo abandonarían… ¿Qué les parece?” (Chiffon)

Después de decir esto, Luru e Iris pensaron durante un rato.

A pesar de que el razonamiento de esos tipos no podría llamarse otra cosa que ser de mal gusto, encajaba ligeramente como una forma de sorprender a alguien, incluso si no se le podía decir esto a un chico.

Como no hay nadie que realmente reciba una desventaja por su pequeño plan, debería estar bien, pensó Luru.

Ambos, Luru e Iris, podrían fijar firmemente una casa de esta manera. Además, como Luru aparentemente estaba a los ojos de ese chico Gaya del mismo rango en habilidad que él, estaría entusiasmado en entrenar para no perder contra Luru.

Así, Luru se convertiría en el objetivo de un joven con un futuro prometedor. Como esto no cambió desde su época de Maou, su corazón saltaba de alegría en anticipación.

Además, un caballo oscuro que aparece de repente en el Torneo de Lucha puede llegar a ser interesante a su manera, es lo que él también pensaba.

Como ya me he convertido en miembro del clan, puede que sea difícil ocultar este hecho…. a grandes rasgos, le preguntó a Chiffon.

“El Torneo de Lucha no enumera el nombre del clan al que pertenece un participante… Por lo tanto, si quieres esconderlo, tampoco hay una razón real para que lo menciones… ¿Lo esconderás y entrarás? Ya veo, ese es el romance de un hombre para ti…” (Chiffon)

Mostrando su comprensión, ella sonrió y se rió ampliamente.

Con esto el problema se resolvió completamente.

Luru asintió y luego lo confirmó con Iris.

“Iré al lugar que Yuumis me ha preparado. Creo que está bien que yo también me quede allí por un tiempo. ¿Qué hay de ti, Iris?” (Luru)

Iris también parecía haberlo pensado un poco. Desde el momento en que se conocieron, la forma de pensar de Luru, supremamente ligada a los principios, no había cambiado. Incluso de chico mostraba lo mismo.

“Por supuesto, no habrá ninguna objeción de mi parte… Además, sólo nosotros dos, Onii-sama y yo…” (Iris)

Aunque sólo fuera un poco, de la pequeña boca de ella se le escapó esta declaración de su propio deseo personal revelando algo similar a sus sentimientos, pero Luru no lo notó.

Pero las orejas de Chiffon lo captaron.

“Veo… veo…” (Chiffon)

Debido a que ella asintió con un *kaku kaku*, Iris apretó su dedo índice sobre su boca y la silenció con un “Shhh!”.

 

/Capítulo 28 FIN

 

Anterior      |      Siguiente

 

 

Esta entrada fue publicada en Yomigaeri no Maou y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Yomigaeri no Maou Capítulo – 28

  1. martinhomuhomu dijo:

    Ajajaja entonces iris esta por si tío(Algo que veíamos venir desde el principio), como quiero ver como sera el torneo.

    Le gusta a 2 personas

  2. Pingback: Yomigaeri no Maou Capítulo – 27 | Strange Translations

  3. Suraga dijo:

    La cara que hará el wey este a ver la fuerza de luru xd….. Esa iris debería aprovechar la situación con resultados sexuales xdxdxd

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s