Rebuild World – Capítulo 143

Una vez más

Akira se estaba dando un chapuzón en la bañera dentro de su casa mientras pensaba en lo que había pasado ese día, su conciencia estaba confusa gracias al baño.

«…Por alguna razón, me siento muy cansado hoy pese a no haberme metido en ninguna pelea».

Akira estaba agotado. Debía ser porque ese día habían pasado muchas cosas, tanto buenas como malas. Dejó que el agua caliente le ayudara a recuperar su cansancio físico.

Alpha también estaba en el mismo baño, como de costumbre. Miró a Akira como si estuviera pensando en algo.

Akira notó la mirada de Alpha.

«¿Qué?»

«Como pensaba, tiene un efecto mínimo a menos que puedas tocarlo, ¿eh?»

«¿Qué?»

«Me refiero a cuando Shizuka te abrazó».

Akira, que estaba apoyado en la bañera, se hundió lentamente en el agua. Cuando su boca y nariz finalmente se sumergieron, respiró un poco de agua, lo que le sobresaltó, ya que inmediatamente empujó su cuerpo hacia arriba y tosió.

Akira entró en pánico por un momento ya que estaba a punto de ahogarse allí.

«… ¿D-De qué estás hablando?»

«Como dije, estoy hablando de cuando Shizuka te abrazó. Para ser honesta, creo que en cuanto a perspectiva, soy mejor que Shizuka. Pero aun así, parece que no te afecta tanto, así que supongo que es porque no puedes tocarme».

Alpha no parecía estar burlándose de él. Simplemente le estaba haciendo una pregunta honesta y directa a Akira, y eso le hizo vacilar un poco.

«¿Realmente estaba siendo tan adulador?»

«Bueno, cada persona tendrá una opinión diferente al respecto, lo dejaré así».

Akira se puso nervioso un poco ya que Alpha solo dio una respuesta vaga. Mirando a ese Akira nervioso, Alpha no mostró ninguna señal de burla cuando empezó a regañarlo.

«Bueno, creo que te daré una pequeña advertencia. Ella pensó en ti como un niño pequeño, que lo eres, pero hay un límite hasta dónde puede llegar esto, ¿cierto?»

«Lo sé».

Akira decidió que tenía que asegurarse de no dejar ninguna mala impresión en Shizuka.

Alpha no mintió allí. Era cierto que cada persona tendría una opinión diferente al respecto. Y aunque Shizuka viera la expresión de Akira en ese momento, era poco probable que pensara que Akira la estaba adulando, únicamente pensaría que Akira se sentía aliviado y nada más.

Pero la verdadera razón por la que Alpha advirtió a Akira fue para comprobar cómo reaccionaría a eso.

Ella estaba comprobando hasta qué punto la gente podría manipular el curso de acción de Akira, lo que podría afectar a su propio objetivo. A su vez, ella podría necesitar idear un plan especial en tal escenario. Al menos por ahora, Alpha pudo confirmar que por la reacción de Akira al ser abrazado, debía tener cuidado con eso.

-*-*-*-

Alna caminaba por los barrios bajos de Kugamayama en pleno día, parecía aterrorizada. No dejaba de mirar a su alrededor como si alguien la estuviera persiguiendo.

Pero en realidad, nadie la estaba cazando. Pero aun así, Alna siguió caminando sin dejar de mirar qué había detrás de ella, qué había en la siguiente esquina, qué se escondía en el oscuro callejón que la rodeaba.

De repente, un sonido llegó por detrás de ella. Alna se estremeció y miró hacia atrás mientras temblaba. Un cartel se cayó detrás de ella. No era porque alguien se escondiera detrás de éste, era simplemente por el viento. Cuando se dio cuenta, suspiró aliviada y su expresión se suavizó.

Pero su expresión volvió a tensarse inmediatamente. Todavía parecía aterrorizada mientras murmuraba.

«… ¿Por qué me pasa esto?»

Alna siguió corriendo sin saber si alguien la perseguía y sin saber hacia dónde podía correr.

Anoche, Nasha llegó al escondite de Alna, ahí fue donde comenzó.

Alna, que ya estaba durmiendo, se despertó inmediatamente cuando escuchó que alguien llamaba a su puerta. Ya era bien entrada la noche, no era la hora en la que la gente suele visitar a otros. Así que se asomó con cuidado a la puerta y vio a Nasha de pie con un rostro sombrío.

Alna dejó que Nasha entrara en su escondite. Nasha escaneó primero sus alrededores antes de entrar, miró alrededor de la habitación con una expresión sombría, se sintió ligeramente aliviada después de confirmar que no había nadie más allí, pero la expresión sombría en su rostro no cambió.

Era obvio que algo grande estaba pasando, Alna trató de calmar a Nasha mientras le preguntaba qué pasaba.

«Nasha, ¿qué ha pasado?»

«Alna, ¿estás sola?»

«…S-sí».

«¿Hay alguien más aparte de mí y de ti que sepa de este escondite?»

«No lo creo. No le he hablado a nadie de este lugar, excepto a ti».

Nasha miró a Alna con una expresión seria y le dijo

«Cálmate y escucha con atención. Una vez que terminemos aquí, aléjate de este lugar lo antes posible. Esta vez, escóndete en algún lugar donde ni siquiera yo lo sepa, ¿de acuerdo?»

«¿Q-Qué hay, qué está pasando?»

Alna comenzó a sentirse asustada. Nasha colocó ambas manos sobre los hombros de Alna, su voz temblaba ya que estaba a punto de decirle una dolorosa verdad a su mejor amiga.

«Akira va a matarte, le dijo a la pandilla que te buscara».

Alna se congeló.

Alna había escuchado de Nasha que Akira era el Cazador que apoyaba a la pandilla de Sheryl. Pero no parecía que Akira la estuviera buscando, al menos hasta ahora.

Akira acabaría olvidándose de ella con el tiempo. Así que después de hablar con Nasha, Alna estaba planeando unirse a la pandilla de Sheryl más adelante, una vez que creciera y tuviera más miembros. Y sólo para estar segura, ella estaba planeando falsificar su nombre también, de esa manera, ella podría ser capaz de colarse en la pandilla sin ser notada por Akira.

Akira no era alguien que se aprovechara de la pandilla, mientras que el jefe de la pandilla, Sheryl, incluso se esforzaba por enseñar a los miembros de la pandilla a escribir y leer. En comparación con las otras pandillas de la ciudad de los barrios bajos, la pandilla de Sheryl era un lugar significativamente mejor para los niños de los barrios bajos. Muchos niños pequeños deseaban unirse a esa pandilla, y si crecía hasta el punto de tener una sucursal, sería aún más seguro para Alna colarse en ella. Alna se ilusionó cuando escuchó ese plan de Nasha.

Pero ahora, aquí, su esperanza fue aplastada.

Alna le preguntó a Nasha mientras temblaba.

«¿Q-qué? ¿Por qué? ¿Desde cuándo? Todo estaba tranquilo hasta ahora, ¿no?»

«No tengo ni idea, de repente nos dijeron que estuviéramos pendientes de ti. Nos dieron una foto tuya y nos dijeron que informáramos si veíamos a la persona de esa foto. Y parece que distribuyeron esa foto a todos los de la pandilla».

Nasha mostró la foto que recibió de la pandilla a Alna. La cara de Alna se puso pálida como si acabara de ver algo que no podía creer, la persona de esa foto era realmente ella.

«Incluso tiene mi foto… ¿Pero cómo? ¿Cómo la ha conseguido? ¿Cuándo se hizo esta foto?»

En realidad, nadie tomó una foto de ella. Esa foto fue producida directamente de la memoria de Akira cuando vio a Alna. Su calidad no era mala, de hecho, la persona en esa foto podía ser fácilmente identificada como Alna.

Nasha trató de calmar a Alna ya que parecía que ésta estaba a punto de gritar.

«Alna, cálmate, cálmate, ¿de acuerdo? Sólo cálmate!»

Alna miró a Nasha con los ojos llorosos, estaba a punto de romperse.

Entonces Nasha le dijo a Alna lenta y tranquilamente para calmarla más.

«Cálmate, por favor, cálmate. Hay algo importante que tengo que decirte y quiero que me escuches atentamente. Recibí esa foto cuando Alicia, una oficial de la pandilla, me dijo que mantuviera los ojos si veía a la persona de esa foto. Pero entonces, ella también dijo que no hay necesidad de salir de mi camino sólo para buscarte. De hecho, me dijo que no lo hiciera, que no pasa nada por informar de dónde y cuándo te he visto más tarde».

«¿Qué quieres decir? Me están buscando, ¿verdad?»

«Yo tampoco conozco los detalles, pero por lo que he oído, tienes un amigo cazador que es más fuerte que Akira. Por eso no hay necesidad de traerte a la fuerza ya que es peligroso. Alna, ¿tienes idea de quién es ese Cazador?»

Alna negó con la cabeza.

«Ya veo, entonces debe ser un malentendido. Puede que se refieran a ese Cazador que te ayudó en su día. ¿Quién era de nuevo… Katsuya, era él?»

«…Así es, Katsuya-san.»

Cuando Alna dijo el nombre de Katsuya, sonó como si pusiera sus esperanzas en él.

Nasha entonces continuó.

«Creo que tienes dos opciones aquí. En primer lugar, puedes intentar huir lo más lejos posible de aquí. Aunque el distrito inferior es bastante grande, no sabemos hasta dónde iría Akira a buscarte. Pero estoy segura de que no irá tan lejos como para buscarte en otra ciudad, así que sólo tienes que huir al menos hasta allí».

Sería un suicidio caminar hasta otra ciudad. Si realmente elegía esa opción, Alna tendría que hacer un arreglo para el transporte. Pero hacer eso no era barato, después de todo, el desierto estaba lleno de monstruos peligrosos. Así que no sólo para el transporte, ella necesitaría dinero para arreglar los escoltas también.

«Tu otra opción sería buscar la ayuda de ese Katsuya. Si es una persona amable y si es alguien que no dejará que la persona a la que salvó una vez sea asesinada, incluso si fue sólo por un capricho, podría estar dispuesto a ayudarte de nuevo. Akira mismo dijo que Katsuya es más fuerte que él. Así que si ese Katsuya le dijo a Akira que no se metiera contigo, podría dejar de buscarte».

Nasha nunca había conocido a Katsuya, así que no sabía qué clase de persona era este Katsuya. Pero sabía que Katsuya era lo suficientemente amable como para ayudar a un total desconocido, así que pensó que si Alna le rogaba desesperadamente, él podría decidir ayudarla de nuevo.

«Podría ser incluso mejor probar las dos vías. Intenta pedir la ayuda de ese Katsuya, y si no parece que te vaya a ayudar, entonces haz un plan para escapar a otra ciudad».

Nasha le dio a Alna algo de esperanza. Gracias a eso, Alna pudo calmarse un poco. Pero eso no arregló su situación en absoluto.

Era sólo que Alna tenía dos posibles salidas y era poco probable que ambas funcionaran. Podía no tener medios para huir a otra ciudad, y Katsuya podía negarse a ayudarla de nuevo. Ambas opciones no daban garantía de que se salvara.

Nasha sacó una pistola y algo de dinero, y se los entregó a Alna.

«Usa esto, puede que no sea mucho, pero es mejor que nada».

Alna se sorprendió mucho y dijo nerviosa.

«¡¿Esta pistola no es propiedad de la pandilla?! ¿¡Si te atrapan…!?»

Nasha le sonrió a Alna para que no se preocupara.

«No te preocupes, solo úsala. Estaré bien, puedo decirles alguna mentira».

«¡Pero!»

«Estará bien».

Nasha abrazó a Alna y detuvo sus palabras a mitad de camino, luego miró sola a Alna y dijo.

«…Lo siento. Aunque me llamo tu mejor amiga, esto es todo lo que puedo hacer por ti. Pensé en contárselo a Sheryl y pedirle ayuda, pero parece que eso tampoco funcionará. Ella tiene miedo de caer en el lado malo de Akira, así que no creo que ayude a alguien a quien Akira está planeando matar. De hecho, estoy segura de que si ella sabe que soy tu amiga cercana, ella haría cualquier cosa para que yo filtre tu ubicación.»

«E-Entonces, deberías venir conmigo también».

Nasha seguía abrazando a Alna cuando negó con la cabeza.

«No, estoy segura de que no será mucho problema si la pandilla pierde el dinero de una persona y Katsuya podría ayudarte si estás sola. Así que las dos opciones que tienes podrían no funcionar si estoy contigo, por eso no puedo ir contigo.»

«…Nasha.»

«Además, las cosas podrían cambiar más tarde y podrías no necesitar huir, igual que Akira podría ser asesinado en algún lugar pronto. Es un Cazador después de todo, así que no será extraño si de repente está muerto. Aunque, cuando eso ocurra, también podría ser el fin de la pandilla. Sea como sea, si algo así ocurriera, sólo la gente de la pandilla lo sabría, así que tendré que permanecer en la pandilla. Y si eso ocurre, intentaré avisarte, pero no te hagas demasiadas ilusiones».

Nasha sonrió ligeramente y abrazó a Alna con fuerza.

«Esta podría ser nuestra última despedida, lo siento pero no tengo nada más que decir aparte de que espero que estés bien».

Después de decir eso, Nasha soltó a Alna de su abrazo, luego le dijo a Alna con una cara seria.

«Ahora entonces, voy a regresar ahora. Después de esto, abandona este lugar y escóndete en algún lugar que ni siquiera yo conozca. Asegúrate de actuar con cuidado, asume siempre que me han interrogado y que les he contado todo lo que sé sobre ti. Haré lo posible por resistir, pero no puedo prometerte que no filtraré nada».

Nasha confirmó que Alna asentía con sus ojos llorosos, le sonrió a Alna para animarla por última vez antes de irse.

Después de eso, Alna empacó sus cosas con los ojos llorosos y dejó su escondite tal y como Nasha le dijo. No tenía planes de donde ir, no tenía ningún escondite del que no le hubiera hablado a Nasha.

Alna caminó en medio de la noche y eligió un callejón al azar para dormir un poco.

Cuando se despertó, el sol ya estaba en lo alto. Entonces recordó todo lo sucedido la noche anterior, se levantó y siguió caminando con miedo.

«…¿Por qué está pasando esto?»

No había nadie que respondiera a su murmullo.

Alna estaba vagando sin rumbo en el distrito inferior de la ciudad de Kugamayama. Aunque no se dirigía a ningún lugar en particular, inconscientemente se dirigió a un lugar determinado. Era el lugar donde se encontró con Katsuya, inconscientemente se dirigió allí mientras esperaba que ocurriera un milagro para poder encontrarse con Katsuya una vez más. Mientras caminaba por el callejón, su expresión era una mezcla de terror y resignación.

Finalmente, salió del callejón y entró en la calle principal, fue entonces cuando vio a Katsuya.

Alna se quedó boquiabierta como si no pudiera creer lo que veía. Katsuya se fijó en Alna, le sonrió y le dijo.

«Ah, bueno, nos encontramos de nuevo».

Alna vio su sonrisa y se dio cuenta de que no era un sueño. Justo en el momento siguiente, Alna comenzó a llorar, se estaba conteniendo de llorar desde ayer, y ahora la presa se abrió.

Katsuya se puso nervioso cuando Alna empezó a llorar de repente, se aferró a Katsuya sin dejar de llorar.

«P-por favor ayúdame…»

El milagro de la última vez había ocurrido una vez más. Su deseo se había hecho realidad. Esto significaba que había decidido abandonar su otra opción.

***

Había un almacén abandonado cerca de la ciudad de los barrios bajos. Gente armada se reunía dentro de ese almacén abandonado.

Todos ellos parecían tener ya experiencia en el manejo de sus armas y parecían matones. Mirando su equipo, parecían ser cazadores comunes. Pero el aire que les rodeaba era más bien el de unos ladrones. Exudaban un aura ominosa que decía que habían perdido el sentido de la lógica hasta el punto de estar dispuestos no sólo a cazar a los monstruos de las ruinas del viejo mundo, sino también a los humanos normales.

Estaban hablando de su próximo plan dentro de ese almacén sin nombre.

«Entonces, ¿cuál es el plan aquí?»

«Esto será todo, a todos. Lo haremos mañana, no tengo a nadie más a quien pueda pedir que venga ni tengo el plan de llevar a más gente. Al fin y al cabo, cuanta más gente llevemos, menos será nuestra parte individual».

«He asegurado la ruta para vender las reliquias que robaremos. También tengo contacto con un traficante. Al fin y al cabo, podemos conseguir reliquias de origen desconocido todas las que podamos, pero sería malo que empezaran a preguntar de dónde las hemos sacado, ¿no?»

Un hombre se quejó de repente de su caza esta vez.

«¿Estás seguro de que vale la pena robar? Si sólo conseguimos reliquias baratas, no será suficiente ni para pagar las bebidas, ¿sabes?»

«Algunas informaciones que recogí dicen que algunas de las reliquias de allí podrían revenderse incluso por 100 veces su precio original. Deberíamos ser capaces de encontrar buenas reliquias allí. 10.000 Aurum en reliquias podrían darnos 1.000.000 de Aurum, y 1.000.000 de Aurum en reliquias podrían darnos 10.000.000 de Aurum. Vale la pena robar ese lugar».

Otro hombre que aún dudaba expresó su duda.

«Si vas incluso tan lejos, realmente hace que suene un poco sospechoso. ¿Cómo es el enemigo?»

«Tienen unos 10 niños armados, y uno de ellos es un Cazador».

«Niños pequeños, eh… He oído que últimamente ha habido muchos jóvenes Cazadores fuertes, ¿tiene algo que ver con esos niños?»

«Ahh, se trata de ese tipo de Drankam, ¿verdad? Escuché que el tipo Katsuya derrotó a un monstruo de recompensa sólo con jóvenes Cazadores, también he escuchado que lo hicieron bastante bien durante ese incidente en la ruina de Mihazono.»

El tipo que dudaba del plan dijo con voz ronca.

«Whoah allí, es una mala idea tratar de luchar contra alguien que puede derrotar al monstruo de recompensa, ¿sabes?»

«Drankam está tratando de ser una pandilla de Cazadores adecuada, incluso tienen algunas conexiones con la Oficina de Cazadores. Estoy seguro de que no van a proteger una tienda de callejón en medio de la ciudad de los barrios bajos. Estoy seguro de que la tienda a la que apuntamos no tiene nada que ver con esa pandilla».

Otro hombre intervino.

«He oído que el joven cazador que protege a esa pandilla no es tan fuerte. He oído que cuando un ladrón le robó la cartera, no pudo defenderse y simplemente huyó cuando el Cazador que protegía a ese ladrón le intimidó.»

«Así que básicamente no es un gran Cazador, ¿eh? Si ese es realmente el caso, entonces esa tienda podría no valer tanto, ¿no? ¿Estás seguro de que podemos conseguir algún dinero robando ese lugar?»

«Si te preocupa el dinero, tengo un seguro. He oído que la tienda probablemente se hará popular en un futuro próximo. Alguien hizo una petición para aplastarlos más pronto que tarde y podemos tomar algunos beneficios extra en el lado también «.

Otro hombre entonces dijo torpemente.

«…Ya veo, nunca había oído hablar de esa información, pero… Si realmente nos traerá dinero, no tengo ninguna queja».

El tipo que lideraba el grupo puso algo de presión en sus palabras mientras decía.

«¡Entonces cállate!»

«… ¡Humpph!»

Eran un grupo de personas que estaban unidas por el dinero. Mientras lo que fueran a hacer les reportara más dinero, no romperían su alianza. No es que actuaran completamente por separado unos de otros, todos ellos tenían suficiente habilidad para trabajar juntos como un equipo. Con su nivel de habilidades, deberían ser capaces de cazar con seguridad reliquias del viejo mundo hasta cierto punto.

Pero aun así, eligieron cazar humanos porque pensaban que era una forma más fácil de ganar dinero. Mientras siguieran obteniendo resultados que confirmaran que su suposición era correcta, seguirían haciendo lo mismo. Al menos, hasta el día en que se demostrara que estaban equivocados.

***

Ese día, Akira volvió a pasar el día en la base de Sheryl.

Sheryl no abría la tienda todos los días. No era porque Akira no pudiera ir a su base todos los días, era más bien porque había otras formas de reunir dinero que necesitaban desarrollar. Por no mencionar que Akira también les pedía que enseñaran a los miembros de la pandilla a leer y escribir, y a veces, también tenían que ayudar a Katsuragi.

Sheryl y su pandilla abrieron sus puestos y su tienda irregularmente unos 3 días a la semana. Como Akira llegó a la base temprano ese día, decidieron abrir su tienda ese día.

Akira estaba esperando dentro de la habitación privada de Sheryl junto con Sheryl. Cuando alguien entraba diciendo que tenía un cliente, Sheryl se ponía el vestido y se iba a la tienda junto con Akira.

Cada vez que tenía un cliente, Sheryl se ponía el vestido y le daba la bienvenida al cliente, y luego volvía a ponerse su traje informal cuando regresaba.

Uno de los hombres de Sheryl vino y le dijo que tenía un cliente. Así que Sheryl empezó a cambiarse de vestido.

Mientras se cambiaba de ropa, Sheryl oyó de repente que Akira le lanzaba una pregunta.

«¿No es mejor que sigas usando tu vestido en lugar de cambiarte a él cada vez que viene alguien?»

Sheryl sonrió y dijo.

«Es una cuestión de sentimiento. Es mejor así, saber que tengo un vestido especial para ello me ayuda a concentrarme.»

«¿Es así?»

«¿No te sientes también un poco relajado cuando vuelves a casa y te quitas el traje aumentado? Es algo así pero al revés».

«…Bueno, en eso tienes razón».

Akira sonó como si tratara de evitar ese tema.

Alpha le sonrió a Akira burlonamente.

«Para ser sincera, a menudo piensas que es demasiado molesto quitártelo, así que a veces no te quitas el traje aumentado ni siquiera cuando estás en casa».

«Lo sé, lo sé, tendré más cuidado».

«Es importante tener este tipo de interruptor, ya sabes. Podría ser una buena idea que aprendieras eso de Sheryl».

«Vale, vale.»

Alpha miró a Akira, que reaccionó como un niño pequeño que se enfada cuando le regañan, y sonrió.

Akira pudo sentir esa suave sonrisa de Alpha y se sintió un poco avergonzado. Pero se aseguró de endurecer su expresión para que no se le notara.

En medio de su cambio de ropa, se pudo ver a Sheryl usando la ropa interior que recibió de Akira. Esas también eran reliquias del viejo mundo. Las recibió cuando Akira pensó que no le darían mucho dinero, aunque en realidad podían darle bastante dinero.

Sheryl se había acostumbrado a que Akira la viera en ropa interior, y Akira tardó aún menos en acostumbrarse a ver a Sheryl en esa situación.

Sheryl se puso el vestido y pensó.

[…Me pregunto si debería al menos actuar más tímidamente para hacer que Akira se interese por mí. Pero teniendo en cuenta todo lo que ha pasado hasta ahora, no creo que eso tenga mucho efecto, por no mencionar que parece que ya me he acostumbrado a ello también. Estoy bastante segura de que Akira vería a través de mí incluso si actúo con timidez, santo cielo…]

Sheryl miró a Akira. A pesar de que alguien tan bella como Sheryl se estaba cambiando de ropa a su lado, Akira no mostraba ningún interés en absoluto y era muy poco probable que se hiciera el indiferente.

[…Así que básicamente, no hay necesidad de fingir nada, ¿verdad? Pero me pregunto en qué tipo de situación mostraría su lado avergonzado. Ahora que lo pienso, incluso en aquel momento cuando me senté a horcajadas sobre él, aunque creo que estaba contento con eso, no creo que estuviera avergonzado en absoluto… ¿Fue porque yo era la que tomó la iniciativa? Si Akira fuera el que tomó la iniciativa, me pregunto si él reaccionaría de manera diferente. Así es, por ejemplo, cuando me cambie de vestido, qué pasa si Akira es el que me desviste uno a uno, estoy segura de que tendrá una reacción diferente…]

Sheryl imaginó todo tipo de escenas en su mente.

Se imaginó a Akira desvistiéndola prenda por prenda mientras se sonrojaba ligeramente, la mano de Akira temblaba mientras le quitaba suavemente el vestido. Mientras su vestido caía al suelo poco a poco, se sonrojó y envió una mirada avergonzada a Akira que la estaba desnudando mientras trataba de contener su sonrisa.

Sheryl, inconscientemente, añadió más picante a su imaginación. A medida que sus movimientos en el mundo real se ralentizaban, su imaginación se volvía más y más salvaje.

Cuando Sheryl empezó a ahogarse en su imaginación, Akira la llamó de repente.

«¡Sheryl!»

«¡¿Sí?!»

Sheryl se puso muy nerviosa cuando la voz de Akira la devolvió a la realidad. A Akira le pareció un poco raro.

«…Te estás tomando tu tiempo para cambiarte a tu vestido allí, no es mejor que te apures un poco. Sería malo si el cliente llega a la tienda antes que tú, ¿verdad?»

«Tienes razón, lo siento, me daré prisa».

Sheryl empezó a cambiarse apresuradamente de vestido mientras seguía estando nerviosa. Akira la miró y ladeó la cabeza confundido. Esta vez, Sheryl se estaba sonrojando de verdad, no estaba actuando.

Esta entrada fue publicada en Rebuild World y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Rebuild World – Capítulo 143

  1. dari2908 dijo:

    Que picara salio la sheryl

    Gracias por el cap

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s