KNK Capítulo 1

Capítulo 1 – La Academia Espada


Tokio Swordia.

Antiguamente esta ciudad era conocida como la metrópoli de Tokio, pero actualmente en el siglo 21, los Swordies de otro mundo la han gobernado desde la Gran Guerra hace setenta años.

Tokio Swordia se dividió en dos regiones. Los Swordies residían dentro de la Región Central Especializada, mientras que los humanos habitaron la Región Humana Exterior.

Ya que los Swordies eran la clase social dominante, vivían en la Región Central Especializada, controlando las funciones políticas y económicas. Todos los demás en el mundo creían que esa Región tenía los distritos más elegantes. Por el contrario, la Región Humana Exterior se sentía bastante desequilibrada, con la calidad entre los distritos totalmente diferentes.

Ya eran más de las diez de la noche, sin embargo, había bastante bullicio en esta particular calle en la Región Humana Exterior, que tenía filas y filas de barras alineadas para la construcción.

Un poco lejos del alboroto, en la esquina de esta región, se asienta un antiguo hotel.

Situado debajo del hotel estaba un garaje de estacionamiento. Estacionado en sus profundidades había una camioneta con el motor en marcha y las sombras de múltiples figuras reunidas alrededor del vehículo. Había cinco de ellos en total y todos ellos llevaban lo que parecía ser túnicas blancas.

Uno de los miembros, quien actualmente estaba respirando pesadamente, parecía haber sido herido. Aunque estaba recibiendo ayuda médica de un amigo, parecía que el sangrado no podía ser detenido.

“Parece que ya los he atrapado.”

Por alguna razón, estas palabras sorprendieron a los demás cuando se voltearon hacia el sonido de pasos aproximándose.

“Si quieren escapar, deben dar todo lo que tienen y no estar perdiendo el tiempo en este tipo de lugar.”

Un adolescente que llevaba un abrigo largo de color rojo apareció en el estacionamiento.

Desde la abertura, en la parte delantera del abrigo largo, se podía ver que poseía una figura esbelta.

Junto con su pelo negro despeinado, tenía una complexión facial infantil. Sin embargo, bajo el flequillo de su pelo, sus ojos llevaban una expresión excepcionalmente aguda.

“Bueno, si ustedes fueran a dispersarse, todos serian interrogados. Dicho esto, ustedes también mataron a cuatro agentes de policía, que es bastante inaceptable, para ser honesto. Ustedes bastardos, deberían saber que soy bastante estricto cuando se trata de perder a mis compañeros. Yo los seguiré persiguiendo a todos, incluso si fueran a correr hacia los confines de la tierra.”

“¿Eres uno de los Sabers[1]?”

Uno de los miembros con túnicas gritó en un tono agudo. Sin vacilar, el adolescente sonrió en respuesta con ironía.

“Como puedes ver.”

Kurou señaló a la insignia de espada plateada en su largo abrigo con su dedo índice.

Los Sabers eran la fuerza de seguridad pública de Tokio Swordia. Eran una entidad separada de la fuerza policial.

“Les agradecería si ustedes me permitieran hacer un arresto pacífico. Sin embargo, si hay alguna resistencia…”

Kurou puso la mano en la empuñadura de la katana atada a su cintura. Solo mirando su composición, uno podría decir que definitivamente no era un adorno o una falsificación, si no una cuchilla utilizada a fondo y auténtica.

“Este es el fin para todos ustedes, seguidores del sol.”

Incluso sin indagar, Kurou ya conocía su verdadera identidad.

El tan llamado Culto del Sol era, como su nombre lo indica, una organización religiosa que se compone de seguidores que adoraban al sol.

En el último par de años, estuvieron involucrados con frecuencia en actividades terroristas. El número de víctimas, ya han alcanzado los tres dígitos. Los Thess Sabers, han hecho del Culto del Sol su prioridad número uno.

Debido a que la camioneta de los seguidores del Culto del Sol llegó a un puesto de control policial esta noche, decidieron pasar a la fuerza. Durante su huida, mataron a cuatro policías y luego huyeron.

Dado que los Sabers enviaron una expedición, Kurou, siendo miembro, los atrapo aquí.

“Hey… ¿qué es esto?… ¿no ha comenzado todavía? Afortunadamente yo solo caminaba tranquilamente por aquí.”

Inesperadamente, una voz muy clara sonó.

Detrás de Kurou llegó otro hombre que entró en el estacionamiento. Él también mantenía una espada sobre su cintura y llevaba el mismo abrigo largo marcado con la insignia de plata.

“¿Eres un idiota? Actualmente te encuentras trabajando, mejor ven aquí rápidamente Lars.”

“Sí, sí, eres tan estricto como siempre Kurou.”

Él sonrió eufóricamente. Lars también era miembro de los Sabers.

Dentro de los Sabers, él y Kurou trabajaban juntos como un par. A pesar de que era unos cinco centímetros más alto que Kurou, su rostro también parecía haber conservado una complexión infantil. De hecho, no era más que un adolescente de quince años de edad.

Su apariencia era bien cuidada y tenía el pelo prácticamente blanco. Sin embargo, él afirmaba que era platino.

A pesar de que Lars siguió una ruta alternativa cuando perseguía a los criminales, los dos, más o menos, los encontraron al mismo tiempo.

“A pesar de que son Sabers, solo hay dos de ustedes contra cinco de nosotros ¡Tenemos un control completo aquí!”

Uno de los miembros del culto, que estaba atendiendo a un compañero suyo, habló en voz aguda. En respuesta, todos los demás miembros sacaron sus katanas.

En Japón, era de esperar que a la gente común se le prohibiera llevar armas de fuego. De hecho, los Sabers, la policía e incluso el armamento principal de los militares era la espada. Del mismo modo, las armas de los terroristas no eran una excepción.

Era muy difícil ver claramente en la sombra de la camioneta, pero fue, sin duda, la voz de una cultista femenina… una adolescente. Tras una inspección más cercana, era la única que no estaba vestida con una túnica. En cambio, llevaba un velo blanco junto con un atuendo de monja azul.

Sus ojos se llenaron de lágrimas, pero ella inflexiblemente miro a Lars.

“Hey Kurou, ¿este es el oponente del que eres responsable?”

“En realidad no es una responsabilidad…”

Kurou sonrió irónicamente y avanzó hacia adelante.

Conocía a esta chica, su nombre era Kido Akari.

Ella era miembro de las fuerzas de combate del Culto del Sol. Sin embargo, por alguna razón se encontraron el uno al otro, en numerosas ocasiones, durante las misiones de Kurou. A pesar de que todos esos encuentros eran pura casualidad también era cierto que existía alguna razón subyacente para esto.

“Akari, parece que nos encontramos otra vez… Poco a poco estoy empezando a creer que esto no es una relación nefasta, sino un trabajo del destino.”

“Si ese es el caso. ¿Por qué tiene que resultar así…?”

Akari bajó la mirada mientras hablaba…

“Hmm… ¿Qué pasa? pareces tener algunas emociones revueltas.”

“¡No tengo tal cosa!”

Sin darse cuenta, su mirada penetrante se fijó en Kurou.

“Si se trata del destino, entonces ese destino también incluiría a mi masacrándote, tu perro Swordie!”

“Un perro…”

“Además, ustedes los Swordies ni siquiera son parte de este mundo, ¿cómo podríamos aceptar una nación habitada por ustedes?”

Akari sacó su katana y tomo una postura. A pesar de su poco de estilo, Kurou entendía la fuerza de Akari. Basado en su técnica, ella era probablemente incapaz de derrotar a cualquiera de los Sabers.

“Akari, puedes elegir luchar, sin embargo si esta persona herida se deja desatendida de esa forma, entonces morirá. Ese tipo de atención de emergencia de ahora solo está prolongando su dolor.”

“¡Guh…!”

Akari se mordió fuertemente los labios.

Tal vez se dio cuenta de que Kurou sólo estaba tratando de complicar las cosas.

“Hey, chicos pueden retirarse. Lo siento por llegar tarde.”

“Hmm…”

Kurou inclinó levemente la cabeza al oír esta voz repentina.

Con su presencia casi sin ser detectada, en algún momento una figura femenina apareció junto a los seguidores del sol.

No llevaba la túnica blanca del Culto del Sol. En cambio, su vestimenta consistía en una mini falda bastante reveladora, un traje apretado y había una extraña espada suspendida a lo largo de su cintura.

“Permitan que me ocupe de estos Sabers idiotas. Dejen  hacerme cargo de la carga y esa otra cosa en la van. Las calles están llenas de puestos de control de policía por lo que serán atrapados al instante si escapan en coche.”

“… Entendido, contamos contigo.”

Después de que Akari terminó de hablar, el resto de los cultistas del Sol asintieron. De acuerdo a su aspecto, ellos no tenían intención de continuar causando problemas. Akari y los demás miraron hacia atrás a la vez, antes de salir corriendo.

Tanto Kurou y Lars ya habían perdido el interés en los cultistas del Sol que huyeron.

Kurou inspecciono una vez más a la mujer.

La edad de la mujer estaba probablemente entre los veinte y veinte y cinco años de edad. Tenía el pelo castaño, corto y brillante; aunque era una persona muy atractiva, este no era el momento adecuado para estar fijándose en este tipo de cosas.

“¿Eres una Swordie?”

“Al igual que los que has visto.”

La mujer asintió en respuesta a la pregunta de Kurou. Luego saco la espada de su cintura en un movimiento rápido.

Era una espada larga delgada de doble filo. Ver este tipo de espada no era raro, pero…

“Ho, ¿es esa la hoja de luz?”

Kurou murmuró con admiración.

Conocida como la hoja de luz, la espada desenvainada estaba envuelta por una luz blanca tenue. Cuando se activa la espada de luz, se vuelve increíblemente difícil de doblar, romper y además era muy afilada.

“Ah, así que eres una Swordie y una muy poderosa también.”

Kurou murmuró una vez más.

Los Swordies se consideran residentes del místico mundo de Swordia.

Esas personas de otro mundo y los seres humanos de la tierra prácticamente lucen iguales. La diferencia era que muchos Swordies poseen colores del pelo y de ojos que no se encuentra en los seres humanos normales, pero aparte de eso, eran esencialmente iguales.

A pesar de que Swordies y humanos tienen un físico casi idéntico, las capacidades físicas de los Swordies eran bastante sobresalientes. Su fuerza y ​​velocidad eran excepcionales.

Por otra parte, lo más aterrador era su abrumadora disposición natural hacia el arte de la espada. Por lo tanto, todos los Swordies eran inherentemente especialistas de espadas.

Para añadir a esto, si uno se convierte en un usuario de primera clase, podrían participar en batalla con una espada equipada con la hoja de luz, como esta mujer.

“Aquí se termina, criminal buscado número FZ405333”

De repente, una voz sonó.

Al igual que Kurou y Lars, estos chicos también llevaban abrigos largos de color rojo. Había seis de ellos y cada uno sostenía una espada en sus manos.

Todos eran Swordies y miembros de los Sabers, en otras palabras, eran los colegas de Kurou. Es de suponer que también llegaron al rastrear a los seguidores del sol.

“Esta mujer es un criminal buscado. En el pasado ella mató a dos de nuestros miembros. Claramente es una Swordie y debe estar loca por ayudar al Culto del  Sol.”

El único miembro de barba habló. Kurou también reconoció a este hombre. Era uno de los miembros más antiguos de los Sabers y poseía una excelente finura.

“Chicos pueden retirarse. Es demasiada carga para los recién llegados el hacerle frente a un usuario de hoja de luz.”

El hombre de la barba dijo sin mirar siquiera a Kurou. Luego levantó la espada y los otros cinco miembros siguieron su ejemplo.

Era obvio que querían robar toda la gloria. Al parecer ninguno podía utilizar la hoja de luz, ya sea el hombre de la barba o los otros miembros. Aun así, pensaban que con ser seis contra uno, quizás podrían ganar.

“Bueno, no me importa cuántas personas me enfrenten. Vengan.”

La mujer Swordie descaradamente sonrió mientras les respondía.

“¡Haa…!”

El hombre de la barba gritó y cargo hacia la mujer Swordie junto con los otros cinco miembros.

La mayoría de los miembros Sabers eran expertos en la lucha. El hombre de la barba y los demás miembros probablemente tenían numerosas experiencias enfrentando enemigos con espadas. Los seis atacaron en forma simultánea y al hacerlo, también tenían que evitar el cortar a sus propios aliados en batalla.

Nadie debe tomar al enemigo a la ligera incluso si se tiene la superioridad en número. Por el bien de matar a esta mujer, todos los seis hombres arriesgaron sus vidas en el ataque.

“Jaja.”

Sin embargo, la mujer ni se inmutó.

Dado había visto a través del ataque entrante del grupo de los seis, rebanó al hombre de la barba que dirigió el ataque, cortándole la cabeza con un solo movimiento. En una rápida sucesión, cortó el torso de otra persona y luego la cara de otra persona.

Desde la perspectiva de una persona normal, los tres parecían haber sido asesinados de forma simultánea. Sería difícil para cualquier persona el discernir una técnica de alto calibre.

Había sangre esparciéndose vigorosamente de los cuerpos de los hombres. La parte del cuerpo que sufrió el golpe violento, estaba rebanado con un corte limpio.

La mujer no se detuvo allí. Luego rebanó a otros dos en diagonal desde los hombros y atravesó a la última persona en el corazón… el grupo de seis, ahora, estaban todos muertos.

Sus habilidades eran de hecho muy impecables.

“¿Qué fue eso? Eso fue demasiado fácil. Luchar contra hombres no es divertido después de todo.”

La mujer murmuró con una expresión de aburrimiento. En realidad, probablemente se sentía extremadamente aburrida. A pesar de que seis personas la atacaron, todavía los eliminó instantáneamente. Realmente era demasiado fácil para ella. La diferencia en sus habilidades era profundamente visible.

“Hey, eso es bastante impresionante.”

Lars habló con apatía. En algún momento sacó su teléfono celular con el fin de buscar algo.

“Hmm… esa mujer tiene una recompensa muy alta, es un millón. Si tuviéramos que considerar los seis miembros de nuestro grupo que fueron asesinados, la recompensa probablemente siga aumentando.”

“Lars, ¡deberías haber dicho algo antes!”

“¿Por qué te estás poniendo tan tenso? Ahora no tienes que preocuparte de que nadie te robe la gloria. Ah, por cierto, el millón es solo si la capturas con vida. Si le capturas muerta solo conseguirías trescientos mil. Pues bien, buena suerte.”

Lars sonrió irónicamente mientras apagaba su celular.

“Entendido. Por lo tanto, déjeme ser su oponente. Voy a estar bajo su cuidado.”

Kurou habló alegremente y procedió a sacar rápidamente la katana de su cintura.

“¿…Una katana? Sinvergüenza, eres claramente uno de los Sabers, ¿por qué todavía utilizas ese tipo de cosas?”

Habiendo dicho eso, los ojos del cabecilla criminal se abrieron ampliamente, mirando fijamente a Kurou.

“Bastardo, podría ser que… ¿Eres un humano?”

“Incluso si tuviera que decir ‘al igual que los que ha visto,’ probablemente no lo entienda. Bueno, supongo que solo los humanos usarían katanas de todos modos.”

Kurou declaró calmadamente, mientras enseñaba su katana.

“¡Jajaja! Originalmente había pensado que los Sabers eran solo un grupo de hombres idiotas. Nunca hubiera imaginado que un humano también sería aceptado como miembro. ¿La falta de talento ya ha llegado hasta ese punto?”

“Cielos, realmente me molesta que nos llamaras un grupo de hombres idiotas. Realmente no puedo tolerar este tipo de abusos hacia los humanos como yo.”

Los Sabers también incluyen miembros no combativos. Esta pequeña organización no tenía ni siquiera un millar de miembros todavía.

Los miembros de los Sabers eran enteramente Swordies, excepto por Kurou. Por otro lado, la policía eran, prácticamente, todos humanos. Probablemente hubiera sido más natural si Kurou fuera parte de la policía.

Hubo una razón detrás de la contratación de Kurou en los Sabers. No fue por falta de talento, sin embargo él no estaba dispuesto a explicar amablemente esa razón.

“Sin embargo, desde este punto eres claramente una Swordie ayudando a los humanos.”

“Si tuviera que estar en el lado de los Swordies, muy probablemente, solo sería capaz de enfrentar el manejo de espada aburrido de los humanos. Quiero luchar contra los Swordies poderosos. ¿Es ese chico de pelo blanco un Swordie? Si no combates ahora, este humano va a morir.”

“Voy a considerarlo, pero no estoy tan preocupado por mi situación financiera.”

Lars pretendía bromear, incluso se encogió deliberadamente los hombros  mientras estaba en ello.

“… Bueno, olvídalo. Al final, los dos morirán. Sin embargo, antes de que suceda, por favor entreténganme un poco.”

“Oh créame, no se aburrirá en absoluto.”

Kurou sonrió débilmente y preparó su postura. A pesar de que era bastante mundana, la espada estaba sostenida recta y centrada en su postura.

El cabecilla criminal también sonrió de la misma manera. Era una sonrisa de burla. Ella nunca pensó que volvería a tener que luchar contra un humano.

Kurou avanzó por ahí tratando de mantener su distancia. Él nunca subestimaría a su oponente. A partir de ahora, sería la búsqueda incesante de sobrevivir y matar.

“Hey humano, tengo algo que decirte en primer lugar. Es mejor no traigas tus valores humanos en esto.”

“¿Quieres decir que porque eres una mujer? Jaja, por supuesto que no lo haré.”

Este era el monstruo que instantáneamente mató a seis personas. Aun así, este chico humano todavía era capaz de pensar de esa manera.

Este tipo de cosas eran la lógica falaz única de la humanidad, después de todo.

Desde el punto de vista de los Swordies, era considerado un disparate.

Básicamente para los Swordies, al comparar las habilidades atléticas entre los hombres y las mujeres, las mujeres eran muy superiores, incluso en la esgrima.

Desde la perspectiva de los espadachines, los Swordies hombres eran existencias de una clase inferior. Aunque los miembros de los Sabers que fueron fácilmente eliminados por ella, habían recibido entrenamiento y tuvieron numerosas experiencias de combate, para esta espadachín excepcional, que también era la cabecilla criminal, difícilmente podría ser llamado una batalla contra los seis.

Almacenado dentro de los Swordies había algo conocido como energía luminosa. En términos de fuerza física, la luz era una fuente de energía más superior de lo que los humanos eran capaces de utilizar.

En general, la cantidad de luz de una mujer era muy abundante. Cuanto mayor sea la cantidad, mayor poder físico poseía. Debido precisamente a esto, las mujeres Swordie eran capaces de utilizar mucha más fuerza de combate.

Si los Sabers estaban en contra de terroristas humanos, los miembros masculinos serían suficientes para tratar con ellos. Sin embargo, si el criminal era una Swordie femenina, muchas veces la situación se convertía en una batalla sombría.

Los humanos no tenían ninguna oportunidad. Independientemente del género, era imposible superar a una Swordie femenina. Este conocimiento era algo que todo el mundo sabía. Debido a eso, los miembros varones no querían que los Sabers delegaran esta tarea a Kurou, un diminuto humano.

“Estoy bien informado en algunos asuntos relacionados con los Swordies. No tiene de que preocuparse.”

“Bueno, entonces, trata de poner la mejor expresión asustada que tengas, humano.”

La cabecilla criminal ondeo tranquilamente la espada con la mano, tal vez para añadir presión psicológica. La intensidad de la hoja de luz parecía haber aumentado. La técnica de la llamada hoja de luz, era la emisión de luz fuera del cuerpo y transferirlo a la espada. Si una persona no tiene los niveles adecuados de luz, sería imposible utilizar ese movimiento.

La cabecilla criminal casualmente caminaba hacia Kurou. A pesar de que subestimaba a su enemigo, no dejó ninguna abertura expuesta. Sus ojos estaban llenos de intenciones asesinas, al igual que la punta de su brillante espada.

Una ráfaga de viento sopló… causando un sonido rugiente.

La cabecilla criminal blandió la espada con violencia en el aire, causando que un pilar de hormigón cercano se corte en dos trozos.

Cortar este pilar, en cuya circunferencia es necesario dos brazos para envolverla, nunca podría llevarse a cabo por humanos. Ella usó la fuerza superlativa, lo que demuestra el poder y la habilidad de los Swordies.

La cabecilla criminal sonrió. Derribando deliberadamente la columna, probablemente quería que Kurou se acobardarse.

“…”

Sin embargo, Kurou no se inmutó en absoluto. Él todavía mantuvo su espada en posición vertical y ni siquiera movió su cuerpo.

“Mmm… que pequeño niño tan grotesco…”

La cabecilla criminal luego salió disparada como una flecha, levantando la espada una vez más.

En pocas palabras, la espada del Swordie era a la vez rápida y atronadora, mientras iba hacia él. Este ataque ardiente podría rebanar a cualquier persona involucrada en la organización, triturándolo en trozos. Luego, en una escena espantosa, el cadáver se convertiría en polvo fino.

Esa técnica de espada, para un Swordie, significaba literalmente ‘matar de un golpe’.

Sin embargo, eso era solo si golpea.

“…!?”

Una expresión de incredulidad era claramente visible en la cara de la cabecilla criminal.

Desde el primer intento, los intentos de acabar de un solo golpe fueron completamente evadidos por Kurou.

En una rápida sucesión, la hoja, que era tan afilada que cortaba fácilmente a través del aire, fue hacia el cuello y pecho de Kurou con toda su fuerza.

Él no inició un ataque, solo siguió esquivando continuamente sus ataques. Sus espadas nunca se tocaron tampoco.

Si la espada de un Swordie fuera a chocar con la de un humano, la espada del humano sería enviada a volar o tal vez la hoja sería cercenada. ¿Cuál sería…?

Sin embargo, para ser capaz de evadir continuamente una serie de golpes de espada de un Swordie, eso era prácticamente increíble para un humano. Los ojos humanos eran incapaces de capturar las maniobras espada de un Swordie, siendo por lo tanto incapaces de eludir por completo sus golpes.

“¿Qué diablos? ¡Bastardo! ¿Cómo puede un humano evadir mi espada?”

“Jeje, no soy un alíen. No tengas ninguna duda durante la batalla.”

Kurou incluso sonrió irónicamente. A pesar de que los golpes apenas no rozaron, para ser capaz de ver a través de esos ataques, que podrían cortar a través de la totalidad de su carne numerosas veces, sin soltar incluso una sola gota de sudor, era realmente excepcional.

“¡Creo que ya es hora… de hacer mi jugada!”

Por primera vez Kurou tomó la iniciativa. A pesar de que fue a una velocidad vertiginosa desde la perspectiva de un humano, para la fuerza dinámica de una Swordie era ridículamente lento.

“¡Idiota…!”

Una sonrisa incluso apareció en la faz de la cabecilla criminal. Independientemente si fuera para blandir la espada sobre su cabeza o cortar hacia abajo, en sus ojos todo parecería como una acción muy lenta.

Sin embargo…

“¿Qué…?”

El momento en que Kurou blandió su espada con todas sus fuerzas…

“¿Q-Qué…?”

Su mano derecha fue cortada de la base y sangre comenzó a salir a borbotones por todas partes. La mano que sostenía la espada, cayó al suelo. El brillo de la hoja de luz también se desvaneció.

Parecía que su conmoción parecía haber superado su dolor. Se quedó mirando a Kurou sin siquiera cubrir la mano que estaba rociando sangre.

En comparación con los humanos, las capacidades físicas de un Swordie eran muy superiores. Incluso una lesión de esta medida no los mataría. Mientras un médico competente les tratara, la mano incluso podría volverse a unir.

“¿Cómo podría la espada de un humano…? Yo… esa espada… ¿qué diablos fue eso?”

“A partir de ahora, tendrá un montón de tiempo para pensarlo.”

Esta cabecilla criminal había matado a numerosos Sabers y miembros de la policía. Independientemente de si alguna vez se le permitiría poner un pie en este mundo de nuevo, era cuestionable. Probablemente había un montón de tiempo para pensar sobre eso más adelante.

“¿Eh?”

Kurou inadvertidamente inclinó la cabeza.

El puño derecho de su abrigo largo fue cortado. Su expresión indicaba que esta era la primera vez que falló en tal manera.

“Jaja, este abrigo largo es bastante caro. Si tienen que reemplazar este abrigo largo de nuevo, la jefe seguramente va a tomarla contra mí.”

“… Bastardo, ese brazalete es…”

Debido a que los puños de la camisa de Kurou fueron cortados, la cabecilla criminal dirigió su visión hacia su muñeca. Alrededor de ella había un brazalete metálico blanco.

Grabado en la pulsera había un emblema consiste en una espada y las marcas de vides[2].

“¡El grabado de una Sword God[3]! Así que eres… se mencionó que la Sword Saint aceptó un discípulo, así que esa persona es…”

“Parece que lo entiendes. Bueno, esto es sólo una decoración.”

Kurou acarició suavemente el brazalete.

Maestra de la espada ‘Hyouka’ era la espadachín Swordie más fuerte y el mentor quien le enseñó a Kurou sus habilidades con la espada.

Para Kurou, el hecho de que se convertiría en el sucesor no era realmente un gran problema.

“Kurou, esto aún no ha terminado. Esta cabecilla criminal es un elemento muy importante de batalla para el Culto del Sol. Dado que el Culto del Sol intencionalmente la envió aquí, eso quiere decir…”

“Ah, sí, me olvidé de eso. Tal vez incluso tienen una gran cantidad de tesoros acumulados en ellos.”

Kurou dirigió su visión a la van que todavía tenía el motor en marcha. Si hubiera escuchado la conversación entre los seguidores del Culto del Sol y la cabecilla criminal, entonces habría sabido lo que viajaba de polizón en la furgoneta.

“Hey, un millón, ¿qué tipo de carga llevan en la van[4]?”

“¿Crees que me importa un comino acerca de eso?”

“Supongo que sí.”

Incluso si la furgoneta estaba lleno de maletas con dinero, la cabecilla criminal probablemente no podría importarle menos. Ella era un ser que sólo mostraba interés en luchas de espada contra Swordies.

Lars se acercó lentamente a la van.

Agarrando la empuñadura de su espada, de repente hizo un ataque sorpresa. La espada golpeó en innumerables ocasiones, dejando la puerta trasera de la van en piezas que fueron llevadas por el viento. A pesar de que él era un niño, una maniobra de este calibre seguía siendo extremadamente simple para cualquier Swordie.

“Por Dios, ¿no puedes abrirlo por medios normales?”

“Uno nunca sabe lo que puede estar dentro… ¿eh?”

Lars respondió al tono frustrado de Kurou mientras contemplaba con recelo el interior de la van.

“¿Qué diablos?, hay una persona en el interior. Oye, por favor, sal, sólo tendremos que dejarte ir.”

Lars declaró algo más allá de las expectativas. Parece que no sólo había equipaje, sino que también parecía estar un seguidor del Culto del Sol sentado allí. En realidad, los resultados de esta noche con sólo un cabecilla criminal era más que suficiente.

“Oye, ¿estás escuchando? No querrás ser asesinada por él.”

En ese instante…

La parte trasera de la van desbordó una luz radiante, bloqueando la visión de Kurou.

Esto era diferente en comparación con los rayos de luz blanca de la hoja de luz de una Swordie. Lo que fue emitido era de un color dorado glorioso…

“¡Lars!”

Cuando Kurou gritó, Lars ya se había retirado un par de metros de la van. Dado que era un Swordie y miembro de los Sabers, era extremadamente ágil cuando se trata de situaciones anormales.

Kurou redirigió su mirada de Lars hacia la camioneta. Debido a que la luz brotando de la van era tan abrumadora, era imposible mantener los ojos abiertos. A pesar de ello, no sentir ningún grado de calor era bastante extraño.

“¿Qué diablos…?”

Bajo el resplandor, Kurou vio algo increíble.

Saliendo de la cegadora luz estaba una chica.

No, espera, la niña estaba envuelta por los rayos de luz…

Era casi de la misma edad que Kurou, en algún lugar entre los quince o dieciséis años.

Tenía un largo cabello negro, piel pálida, y un vestido blanco fino.

Ella no llevaba ninguna ropa interior. Esos amplios montículos que eran su pecho se sacudían considerablemente con cada paso que daba.

Además, había un conjunto muy espantoso de esposas desgastadas alrededor de aquellas, aparentemente, frágiles manos delgadas.

 

cap 1-1

La chica caminó hacia Kurou sin siquiera pensarlo dos veces.

“…”

La joven permaneció en silencio, extendió sus manos que fueron esposadas ​​y sin vacilaciones miró a los ojos de Kurou. Su expresión nunca cambió.

Sin previo aviso, la luz desapareció.

Mientras él recuperaba su visión, la chica reveló gradualmente una sonrisa.

Kurou casi por reflejo blandió hacia abajo la espada que había sacado antes.

Un chasquido se produjo cuando las esposas fueron cortadas y salieron volando. Sus brazos, que ahora han recuperado su libertad, impotentes cayeron hacia abajo.

“Ah…”

Justo cuando la chica estaba a punto de decir algo, ella tembló y se desplomó. Sucedió tan abruptamente, como la ruptura de un hilo.

Kurou instantáneamente reaccionó, soportando su caída con el cuerpo. La llevó por los hombros sorprendentemente flacos y las caderas que se sentían como que podrían romperse con el menor impacto.

¿Qué diablos estaba pasando? ¿Cuál es el mejor curso de acción a tomar? ¿Quién es esta chica adolescente?

Al final de su ingenio mientras sostenía a la chica, Kurou no sabía qué hacer.

——————–
La Sede de los Sabers estaba construida cerca del centro de Tokio Swordia dentro de la Región Central Especializada.

En esta región central, había filas y filas de imponentes edificios ministeriales y grandes empresas.

Situado dentro de esa área estaba, el sencillamente diseñado, edificio de diez pisos que era la sede de los Sabers. Los Sabers se establecieron hace cinco años, cuando las actividades terroristas del Culto del Sol comenzaron. Dado que la organización no había existido por tanto tiempo, por desgracia, la sede sólo podía ser construida con este estilo sin adornos debido al insuficiente presupuesto asignado.

Una figura adolescente apareció en la entrada de la sede en la mañana. Era Kurou.

Sólo unas horas habían pasado desde la lucha contra la cabecilla criminal. Después de que la misión había terminado y se presentaron los documentos del informe, se fue a una determinada oficina en la Región Humana Exterior. Justo cuando estaba a punto de tomar una siesta allí, fue llamado por la sede.

Mientras Kurou reprimía un bostezo, entró por la puerta principal.

Situado en la sala principal estaba la recepción con una recepcionista mujer sentada de brazos cruzados. También había empleados que sostenían libros mientras conversaban y el personal de limpieza trabajando.

Todo el mundo aquí era un Swordie. No todos los Swordie consiguen dinero blandiendo una espada. De hecho, muchos de ellos tomaron trabajos normales en su lugar.

Kurou, que era el único humano dentro del edificio, estaba actualmente tomando el ascensor hasta el piso más alto.

Después de que Kurou salió del ascensor, él tomó un desvío a la sala de espera, antes de ir a su destino. En el interior había numerosos bancos puestos al lado del otro y una máquina expendedora de bebidas.

Una vez que Kurou compró un poco de jugo de la máquina expendedora, se paró delante de una ventana. Todas las paredes dentro de la sala de espera se hicieron de vidrio, lo que le permite ver con claridad la situación fuera del edificio. Él era muy aficionado al paisaje de aquí.

Tokio Swordia se estableció hace setenta años por los Swordies después de la Gran Guerra.

El lugar estaba integrado como Distrito 23 después de la guerra y era uno de los ocho distritos de la jurisdicción de Chiyoda[5]. Después se cambió una vez más, a la actual Región Central Especializada, un lugar que abarcaba todas las funciones políticas y económicas.

También había áreas de construcción de gran altura en la Región Humana Exterior, pero aquí la vegetación estaba en grandes cantidades. Incluso se sentía como que, independientemente de dónde estabas, habría una obsesión para hacer crecer vegetación en cualquier pedacito de espacio que estuviera libre.

Lo qué podría ser considerado como una sed de forestación, parece ser en cambio una especie de nostalgia.

El mundo exuberante, hermoso y grande que era Swordia, estaba localizado en otro mundo, uno diferente de la Tierra. Era el planeta natal de los Swordies.

Sucedió durante la Segunda Guerra Mundial en la Tierra hace setenta años. En el momento del callejón sin salida, justo cuando la fuerza militar de cada país comenzó a disminuir, se abrió la puerta.

Dentro de este mundo, ¿quién sabe cuántas de esas enormes, extrañas puertas, o portales más bien, vinculando la Tierra y Swordia se abrieron? El ejército masivo de Swordia se precipitó a través de las puertas con un objetivo en mente y ese era el de invadir.

Después de eso, la Gran Guerra cambió de una manera en que la humanidad nunca podría haber predicho.

Para los Swordies, cuya principal arma era la espada, todo el mundo pensó que ellos serían inmediatamente asesinados por la infantería equipada con armas, tanques, buques de guerra y aviones.

Sin embargo… ese no fue el caso.

Una atmósfera anormal surgió debido a la influencia de los portales masivos. El medio ambiente de la Tierra de inmediato se volvió caótico mientras los cielos y los mares se volvieron turbulentos. Los aviones y barcos de guerra eran incapaces de moverse, las líneas del frente de cada nación individual colapsaron ya que desde el mar, el aire y las capacidades de transporte terrestre, se perdieron.

Los Swordies eran capaces de recibir suministros de Swordia utilizando sus portales que atravesaban todo el mundo. Por otra parte, las tropas de élite Swordie estaban sin inmutarse a esa atmósfera anormal.

Lo que siguió fue un espectáculo impredecible…

El ejército Swordie logró la victoria y cada nación no tuvo más remedio que retirar a sus ejércitos desplegados.

Lo impensable, finalmente, se había convertido en una realidad después de la conclusión de la guerra. Aunque las razones eran bastante imprecisas, inmediatamente después de que los Swordies clamaran victoria, se cerraron todos sus portales. A pesar de la inhibición del clima perturbador, los Swordies perdieron sus medios de regresar a casa.

Entonces el lugar en que los Swordies decidieron asentarse fue… Japón.

Cuando las tropas Swordie aparecieron allí por primera vez, fue durante el final de la Gran Guerra. Sin embargo, en el pasado hubo un muy escaso número de Swordies que llegaban de vez en cuando a Japón, a través de pequeños portales y se asociaban con la gente de allí.

Querían convertir este país con el que estaban familiarizados en su nueva tierra natal.

Después de eso, los Swordies tuvieron éxito, colocando a Japón bajo su control después de que el país se vio debilitado por la Gran Guerra. Los Swordies luego implementaron una reforma radical en la estructura de gobierno y se ganó un punto de apoyo en el país.

Por supuesto, fue un período extremadamente caótico por el que se pasó. Los japoneses de rebelaban de vez en cuando. Incluso hubo luchas civiles entre los Swordies antes de que el nuevo gobierno se estableciera. Sin embargo, esto se resolvió rápidamente en un corto período de tiempo.

Al lograr el dominio sobre el país, los Swordies añadieron el nombre de su mundo natal ya abandonado a su capital.

Así fue como finalmente se llamó ‘Tokio Swordia’.

Sin embargo, estos hechos eran bastante irrelevantes para Kurou, quien nació en un periodo alejado de la guerra.

“Muy bien, es hora de ir.”

Salió de la sala de estar después de que terminó de beber su jugo. De pie frente a la puerta que tenía el cartel de oficina del ‘Director en jefe’ colgada en él, casualmente tocó a la puerta y entró sin esperar una respuesta.

“Disculpe.”

Ya había un invitado en la oficina del director.

Kurou se inmediatamente se  dio cuenta de que la joven miembro femenino estaba sentada frente al escritorio del director, junto a la ventana y sostenía los registros del informe mientras discutía algunos asuntos.

Kurou notó al instante algo.

La mano de la mujer temblaba ligeramente mientras sostenía el informe. Una mirada de temor surgía claramente en su cara e incluso la espada en su cintura temblaba ligeramente. Era realmente un espectáculo lamentable.

Además, apoyada en el escritorio del director estaba una mujer joven. Era la jefa de la fuerza de seguridad pública, a pesar de que el título de ella en realidad no coincide con su complexión de aproximadamente diez años de edad. Continuó escuchando el informe sin interrumpir.

“… Eso es todo por mi informe, Directora.”

“Muy bien, gracias.”

La miembro femenina se sobresaltó al oír hablar a director. Ella procedió a bajar profundamente la cabeza y salió corriendo de la habitación como si estuviera tratando de escapar. Por otra parte, corrió pasando a Kurou como si ni siquiera lo notara.

“… ¿Qué está pasando?”

“Ah, estás aquí Kurou-kun, por favor, ven para acá.”

“Está bien.”

Kurou respondió así y se paró frente a la mesa.

En este momento, una enorme ola de presión lo asaltó.

Era como si su cuerpo estuviera a punto de colapsar con esta sensación que parecía estar atando su cuerpo. Estaba bajo la ilusión de que si esto llegara a continuar, su cuerpo probablemente sería aplastado en pedazos.

Si la usuaria era poderosa, la luz de una Swordie podría manifestarse en otras formas físicas en lugar de sólo la hoja de luz.

La mujer frente a él poseía una luz que tenía un poder abrumador. La fuerza se podía sentir sólo por estar de pie a su alrededor. Nadie podría culparlos por estar petrificados frente a este miembro femenino.

Kurou apretó los dientes, se puso de pie con la espalda recta, y se preparó para encarar a esta fuerza impalpable.

“Pareces haberte calmado. ¿Eres capaz de hablar?”

Kurou ligeramente asintió.

Cada vez que alguien se paraba frente al director siempre resultaba así. Para Kurou, siempre y cuando se preparara a sí mismo podía retraer la intimidación a un nivel más manejable.

“De todos modos, la gente me hace parecer un jefe demoníaco, teniendo en cuenta como hago que todos tiemblen.”

La directora de los Sabers, Manaka, sonrió irónicamente.

Manaka era una joven de veinticuatro años.

Aunque la duración de la vida de un Swordie era bastante similar a la de un humano, desde que eran capaces de usar la fuerza de la luz, fueron capaces de retrasar los efectos del envejecimiento. Había muchas personas capaces de mantener continuamente una apariencia juvenil de alrededor de la edad de veinte años o así, a pesar de ser ya de cincuenta años de edad. Manaka tenía la apariencia de una adolescente. Esto era más probable debido a su poderosa fuerza de luz.

Su largo cabello azul era un hecho poco habitual incluso para un Swordie. Atado a ambos lados de su cabeza había dos cintas delicadas y discretas, que le sentaban muy bien.

Llevaba el uniforme femenino de los Sabers. Este consistía en una camisa de color negro, que se combina con una minifalda ajustada y un chaleco sencillo. Bajo el chaleco, su blusa blanca destacaba la región del pecho. Como resultado, su amplio pecho era bastante notable.

Una fuerza de voluntad fuerte se podía sentir en sus ojos verdes, apariencia limpia, y su estatura bien proporcionada. Sería apropiado decir que Manaka era una espléndida belleza.

Sin embargo, si fueras a juzgarla basándote en su apariencia, podría terminar siendo bastante catastrófico.

Entre los swordies, existen las Siete Espadas, que son consideradas como las usuarias más fuertes de espada.

Encabezado por la Sword Saint[6], los títulos de los otros miembros eran la Sword Emperor[7], Kingsbrand[8], Dragonblade[9], Sword General[10], Sword of heaven[11], y Absolute Blade[12]. Esos eran los títulos poseían estos siete individuos.

Manaka era el director de los Sabers, así como la que ostentaba el título del Sword General de las Siete Espadas.

La fuerza de combate abrumadora de las Siete Espadas era capaz de igualar a un ejército entero. De hecho, la actividad demostrada por las Siete Espadas durante la Gran Guerra era incomparable. Incluso hasta ahora las Siete Espadas simbolizaban a la raza Swordie y también eran figuras de autoridad reinando sobre todos los espadachines.

“Dicho esto, no había realmente nada que necesitara ser informado temprano en la mañana, además de ese incidente ‘Tsujigiri[13]’ en la Región Humana Exterior.”

“Sí, he oído los rumores. Parece que cinco o seis personas ya fueron asesinadas.”

Los asesinados por el incidente ‘Tsujigiri’ eran todos humanos, por lo tanto era muy probable que el criminal sea un Swordie. Los Sabers tenían que hacerse cargo de este incidente, que fue clasificado como una actividad terrorista. Dado el aspecto de la misma, se enviaron muchos miembros femeninos que eran altamente capacitados en el uso de una espada.

“Sí, ese es exactamente el informe del incidente. Sin embargo, la historia todavía no está clara para mí… bueno eso parece ser el caso. Es realmente molesto no haber hecho ningún progreso en medio de un caso.”

Manaka declaró. Luego, ella inclinó todo su cuerpo contra el respaldo de la silla y permaneció en silencio.

“… Directora mmm, ¿había algo que necesitara que hiciera?”

Kurou a regañadientes habló. Haber sido llamado por alguien en concreto y luego no decir una palabra, esto sería muy preocupante a cualquier destinatario.

“No es necesario hablar de manera reservada. Es muy desagradable.”

“Incluso si usted lo dice, usted sigue siendo mi superior.”

“No hay que preocuparse. Para mí, eres sólo el discípulo de mi hermana mayor.”

“…”

La maestra de Kurou era la Sword Saint y la Sword General era su hermana menor.

En otras palabras, esas hermanas estaban en la cima de la esgrima. A pesar de que eran Swordies, fue un acontecimiento muy raro ver a un par de hermanas tan extraordinarias.

“Kurou-kun, ¿cómo estás llevando el trabajo? ¿Ya has conseguido acoplarte a las cosas por aquí?”

“Solo a duras penas. Sigo haciendo lo mismo que antes, trabajando de forma individual.”

Kurou declaró indiferentemente.

Hace apenas un momento, la actitud de la miembro femenina ejemplificó la posición de Kurou dentro de los Sabers.

Lo que debe constituirse como una fuerza de seguridad pública de solo Swordies tenían un extranjero mezclado. Como era un humano, ellos se sentían incómodos luchando junto a alguien como él, además de que eran muy pretenciosos.

No estaría mal que Kurou asumiera que todos los miembros Sabers eran así.

“Salvo durante una misión, nadie quiere hablar conmigo, excepto Lars.”

“Bueno, Lars es lo mismo. Él sería percibido como inusual dentro de esta organización, también.”

Manaka sonrió irónicamente y se encogió de hombros.

“A pesar de que ha pasado más de un año, todavía sientes lo mismo. Bueno, hay muchos Swordies con un gran ego por aquí.”

¿No es usted uno de esos Swordies también? Kurou pensó perspicazmente para sí mismo.

Sin embargo, Manaka era también una persona muy extraña entre los Swordies. Tenía una expresión indiferente, a pesar de su delicada posición, cuando se trata de Kurou. Era sobre todo debido a su actitud informal, no porque era la hermana de su maestra.

“Dicho esto, ha sido un año… desde que mi hermana se fue de aquí, ya pasó un año.”

“…”

Sword Saint Hyouka… su paradero se volvió desconocido desde hace un año.

Manaka se convirtió en la nueva guardián de Kurou después de que la Sword Saint se fuera. Ya que a pesar de estar dentro de la sociedad Swordie, un menor de edad todavía necesita un tutor.

Excepto que, Kurou nunca aceptó fácilmente tener a otra persona como su tutor. Decidió unirse a los Sabers con Manaka, con el fin de ganar dinero para comprar comida.

No importa cuán capaz era una persona, habría muchos obstáculos para que un humano entre en una organización Swordie. Debido a que Sabers era una organización joven, había suficiente flexibilidad para permitir que Kurou entrara a la organización. Por supuesto, la mediación de Manaka también jugó un papel muy importante.

“Bueno, a pesar de lo que pasó con mi hermana, si es ella, no perderá  su vida en cualquier accidente o cosas de esa naturaleza. Aparte de eso, vamos a directo a la cuestión principal en mano.”

“¿Hay un problema?”

Kurou estaba empezando a pensar que Manaka le había llamado otra vez sólo para conversar.

“Ah bien, ¿tiene algo que ver con la chica, de la situación de ayer?”

“¿Chica? ¿De qué estás hablando?”

“…Usted debe leer el informe una vez más. Aunque es una molestia, yo claramente lo documenté allí.”

Ayer por la noche, una chica peculiar apareció de la van del Culto del Sol.

Después de eso, ella fue pasada a los otros miembros de los Sabers que llegaron. Una vez que la cabecilla criminal fue entregada también, probablemente iba a haber una sesión de interrogación no tan agradable esperándole a ella después de que haya recibido el tratamiento. Sin embargo, los Sabers probablemente no harían nada precipitado hacia una chica indefensa.

“No había manera de que me leyera el informe que acaba de ser presentado ayer. No es mi deber. Por otra parte, estoy hablando contigo como tu guardián y no como tu superior. En otras palabras, se trata de tu daga.”

“¡La Daga!”

El llamado Daga era otro nombre para el ID de un Swordie. En la empuñadura de su espada, un emblema especial de la casa sería grabado en él. Hasta que un Swordie esté dispuesto a asumir la responsabilidad personal, la Daga se confiaría a un tutor por el momento.

De cada diez millones de habitantes de Tokio Swordia, los Swordies solamente constituyen el diez por ciento de la misma. Aunque hubo un grado de discrepancia entre los Swordies, cualquiera podría alcanzar la ‘nobleza’. Esto significaba un aumento de varios privilegios con respecto al estado y la propiedad. La Daga simbolizaba esta clase social privilegiada.

“Kurou-kun es un miembro de los Sabers que registró estos incidentes. Además, posee la marca de ser el sucesor de la Sword Saint, algo que nadie podría haber imaginado. Yo pensaba que los requisitos para recibir la Daga estarían más que cumplidos…”

“¿Entonces, todavía hay un problema?”

A pesar de ser un humano, todavía tenía la posibilidad de obtener una ID Swordie.

Muchos deciden pagar una enorme suma de dinero a aquellos que supervisan el manejo de las dagas en la Entidad de Gestión de Emblemas, sin embargo, había excepciones.

Kurou, quien hizo gala de su maestría en el manejo de la espada y presentó un formulario de solicitud de ID, era actualmente una de las excepciones.

“Después de todo Kurou-kun, no has recibido ninguna educación obligatoria formal. Para que ti, el recibir los derechos básicos de un residente de la ciudad, ya es bastante logro.”

“… Supongo que sí.”

Era casi un hecho que las habilidades de su maestra de esgrima Hyouka llevaran salvaguardias. Incluso dentro de la historia de las Sword Saint, ella era particularmente excepcional.

Sin embargo, su temperamento era un poco problemático. “Hablando de la práctica, deberíamos vivir en reclusión en lo profundo de las montañas,” ella albergaba estos tipos de métodos anticuados. Y así de simple, tomó a su pupilo lejos del pueblo y lo llevó dentro de las montañas para entrenar. Durante ese tiempo, Kurou no pudo asistir a la escuela primaria o secundaria.

“Yo entiendo a dónde quieres llegar… en definitiva, este es el curso de acción que quieren que yo tome.”

“El veredicto del Entidad de Gestión de Emblemas era muy simple. Ellos solo quieren que consigas la educación de un Swordie.”

“¿Qué?”

“Hoy es 25 de abril. A pesar de que el nuevo año escolar ya ha comenzado, no debería ser un problema para la institución para hacer la vista gorda hacia algo de esta magnitud. A partir de hoy serás inscrito en una academia Swordie para conseguir tu diploma.”

“…!”

“Bueno, eso es todo lo que tengo que decir. ¡Buena suerte!”

Parece que no habrá espacio para las réplicas.

Sin embargo, Kurou siempre había aspirado a lograr su Daga.

Ya que la nación estaba bajo control Swordie, esa era la realidad.

Si tuviera que seguir viviendo aquí, Kurou querría vivir un estilo de vida cómodo.

Debido a esto, él decidió reanudar la vida entre los swordies.

———————–

La Academia Espada.

Aunque era una academia para niños Swordie, había recibido muchos elogios como una institución de educación superior en los individuos de prestigio.

A pesar de humanos y Swordies estudiaban en escuelas separadas, la diferencia en su sistema de educación era bastante mínima.

La Academia Espada era el equivalente de una escuela preparatoria en la sociedad humana.

Sin embargo, solo los que eran altamente adeptos con la espada podían inscribirse en la academia, ya que había más espadachines en la escuela que solo académicos.

En aras de perfeccionar su habilidad con la espada, se ha creado un ambiente óptimo. Este entorno se conoce como la Academia Espada.

La academia se encuentra en la sección noroeste de la Región Central Especializada de Tokio Swordia, cerca de la frontera con la Región Humana Exterior. Había un bosque, numerosos parques y similares cerca. Además, era un lugar muy tranquilo.

Los estudiantes estaban caminando silenciosamente por el camino de la escuela, mientras se dirigían hacia las puertas de la escuela.

“Haa…”

Kurou suspiró profundamente cuando llego a las puertas de la escuela.

Hoy no llevaba su intimidante abrigo largo de Sabers, en vez de ello llevaba un uniforme escolar.

Llevaba una corbata roja en el cuello de su traje beige.

Junto con eso, también llevaba una mochila pesada llena de libros de texto.

La corbata colgaba hasta la cintura y también mantenía la vaina de su espada suspendida de su cinturón. Sin embargo, no había otros estudiantes que llevaran una katana con ellos.

En el segundo día, cuando Manaka lo llamó a la sede, Kurou despertó temprano y rápidamente hizo su camino a la escuela.

Desde ayer, los días de combatir a los terroristas se habían ido hace mucho. Ahora  solo era un estudiante. A pesar de que era para obtener su Daga, para el civil trabajador, se sentía como un paso hacia atrás.

Estaba mucho más allá de las expectativas el verse obligado a inscribirse en la prestigiosa Academia Espada por sus estudios.

A pesar de que Kurou sentía que estaba haciendo el ridículo, por las expresiones de las personas a su alrededor, no había escapatoria.

“Vamos Kurou, guarda esa expresión sombría. Vamos a continuar.”

“… Por Dios.”

Kurou no pudo evitar dirigir su atención hacia Lars, quien le dio unas palmaditas en los hombros.

También estaba igual, vistiendo el mismo uniforme de la Academia Espada como Kurou. ¿Qué estaba pensando al inscribirse en la academia también?

Sin embargo, ambos eran adolescentes que cumplirían dieciséis años este año. Se podría decir que, en comparación a meterse en peleas callejeras cada noche, sería más habitual ir a la escuela.

“El trabajo Sabers no era tan malo, pero para que se llene de tanta muerte es realmente un fastidio… si estamos aquí, por lo menos hay un montón de chicas. Debes buscar activamente hacia el futuro Kurou.”

La Academia Espada era el sistema educativo estándar más alto de las Swordies. Había muchas espadachines novatas sobresalientes. Una mujer convirtiéndose en un espadachín sería, por supuesto, más sobresaliente; por lo que el cuerpo estudiantil era prácticamente toda de chicas. A pesar de la existencia de una pequeña población de chicos que estudiaban allí, no se ha visto ni un rastro de su existencia todavía.

“Tienes razón… debemos monopolizar a todas las chicas.”

“¡Te estás poniendo demasiado por delante!”

Lars habitualmente respondió con un comentario agudo hacia la declaración de Kurou, que reveló completamente sus deseos. Sin embargo, esta parte de la conversación fue escuchada claramente por las chicas que pasaban.

Las chicas susurraban entre sí mientras miraban fríamente a Kurou y Lars, mientras caminaban junto a ellos.

“Kurou, parece que no somos muy bienvenidos aquí.”

“Ese ha sido siempre el caso para mí.”

Kurou se refirió a sí mismo de esta manera. Sin embargo es cierto, siempre ha sido así para él. Debido a eso, no tenía sentido en importarle tales asuntos.

Por otra parte, era como dijo Lars, probablemente se sentía muy emocionante estar en un ambiente lleno de chicas lindas.

Un rumor común que circulaba alrededor de Tokio Swordia era que las mujeres estudiantes de la Academia Espada eran todas muy hermosas. Aunque Kurou nunca había puesto ningún esfuerzo en confirmar esto, parece que el rumor era cierto.

Los uniformes de las chicas eran los mismos que los chicos, en términos del traje y corbata. Aunque había una discrepancia entre los grados. Las corbatas se dividieron en tres colores, rojo, verde y azul.

También hubo algunas personas que optaron por usar un cinturón. Sin embargo, dado que sus espadas fueron mantenidas lejos, ninguno de los estudiantes llevaba una espada en ellos. Parece que a pesar de que se trataba de una prestigiosa academia de espadas, la mayoría de las veces los estudiantes evitaban llevar su espada dentro de la escuela.

Kurou había visitado otras escuelas Swordie antes. Al ver a estas chicas de otro mundo llevar corbata a la escuela era bastante intrigante.

Se decía que el otro mundo en el que vivían los Swordies parecía la Europa medieval.

Las personas vivían en casas construidas de madera y usaban ropa hecha de seda y lino. Su dieta se componía de pan y sopa; sus medios de transporte consistían en caminar y montar a caballo. Los que están en la clase alta podían viajar en carruajes.

En comparación con la Tierra, este tipo de civilización se quedó muy por detrás.

Sin embargo, después de la Gran Guerra y obtener el control de Japón, los Swordies se adaptaron y absorbieron las culturas de la tierra a un ritmo alarmante. En cierto sentido, no había integridad moral en la forma en que manejan las cosas.

Los Swordies ahora viven en casas de hormigón armado y vestían ropa tejida a partir de fibras químicas. Ya sea si se trataba de comida occidental, comida china o sushi, ellos comerían de todo. Por supuesto, ahora conducen coches, vuelan aviones, y compran en tiendas de conveniencia también.

Las chicas de la Academia Espada llevaban hermosos lazos. Sus bellos y sabrosos muslos fueron moderadamente expuestos de las minifaldas.

Haciendo caso omiso a los derechos o errores de los cambios culturales drásticos en los Swordies por ahora, Kurou, no tenía ninguna razón para rechazar a las chicas Swordie.

“Muy bien Kurou, deja de mirar y vámonos. Habrá innumerables chicas para que puedas contemplar en el futuro.”

“Está bien.”

Kurou asintió y caminó a través de las puertas de la escuela junto a Lars.

Al mismo tiempo, ofreció una oración con la esperanza de que hubiera mucha alegría esperándole.

El aula estaba en silencio.

“Mi nombre es Kurou. Aunque me trasladé a esta clase en un momento extraño, por favor, trátenme bien.”

En frente de la pizarra, Kurou hizo todo lo posible para mantener una sonrisa mientras saludaba a los otros estudiantes.

“…”

No hubo respuesta. Todos los alumnos dentro del aula se mantuvieron quietos.

Kurou no estaba descorazonado. Mantuvo su sonrisa y se dirigió hacia el asiento que el profesor le asignó.

Qué problemático, Kurou estaba sentado en medio de la clase.

Sólo había chicas a su alrededor. Además, todas las chicas dentro de su línea de visión no deseaban ver en su dirección. Más bien, se sentía como si la zona circundante se satura con una sutil sensación de tensión.

A juzgar por las miradas, todo el mundo sostenía la firme resolución de ignorar a Kurou.

La clase comenzó tan pronto como terminaron las actividades extracurriculares.

El primer período fue matemáticas. A pesar de que Kurou no había ido a la escuela antes, él había aprendido al menos conocimientos básicos sobre matemáticas de su maestra. A pesar de esto, le faltaba confianza en sí mismo a la hora de entender temas relacionados a las matemáticas.

Con este tipo de ambiente tenso, ¿cómo podría alguien siquiera considerar ir a clase?

“Haa…”

Con el fin de evitar que alguien lo escuche suspirar, se volvió hacia su lado. Sentado junto a la ventana estaba el otro estudiante varón, Lars.

Lars se presentó delante de Kurou y los demás. No recibió ninguna reacción tampoco pero hizo completamente el caso a un lado. Incluso en este momento sostuvo la expresión de apatía en este ambiente de tensión mientras miraba por la ventana.

No había nada que Kurou pudiera hacer al respecto. Sólo podía tratar de intentar pasar a través de este tipo de ambiente anormal.

Kurou entendió que dentro de la Academia Espada, que se compone de muchas espadachinas capaces, los otros estudiantes sin duda no serían receptivos a la idea de un humano enrolándose. Eso era porque ya encontraban a los hombres Swordie el ser insoportables, además Kurou era una muesca más baja que eso: un humano.

Sin embargo, Kurou ya estaba acostumbrado a este tipo de respuesta. Había sido tratado de manera similar mientras estaba con los Sabers. Es por eso que no mostró algún interés por este predicamento actual.

Dicho esto…

“Ah.”

La chica sentada frente a él se le cayó la goma de borrar y la goma de borrar rebotó hacia el asiento de Kurou.

“Oye, se te cayó tu…”

El momento en que Kurou estaba a punto de agacharse para recoger el borrador, la chica sentada frente a él se movió a una velocidad cegadora. Después de que ella rápidamente cogió su borrador, volvió su atención a la pizarra como si nada pasara.

“…”

Típico de las chicas Swordie, desde el momento en que tomó medidas para su actitud inexpresiva, todo se hizo con una velocidad vertiginosa.

Aunque Kurou estaba aceptando las cosas hasta ahora, él se sentía un poco triste.

Para ser rechazado abiertamente por las chicas de la misma edad, lo molesto mucho.

Por otra parte, las Sabers femeninas eran prácticamente todas mayores que Kurou. Dado que él tenía poco interés en las mujeres mayores, era insensible a ser ignorado por ellas.

Sin embargo, su interés se disparó cuando se trataba de chicas de su edad. Además, las chicas de su clase eran bellezas. Si es posible, deseaba mejorar las relaciones con ellas.

A pesar de eso, al ver la actitud que tenía la chica sentada frente a él, sabía que sus posibilidades de mejorar las relaciones eran muy escasas.

Kurou una vez más dejó escapar un suspiro mientras reflexionaba.

Por lo menos, sintió que vivir un tipo de vida de la escuela en la que no sería evitado estaba, más o menos, fuera de la cuestión.

“Haa~Haa “

Kurou ya había perdido la cuenta de cuántas veces suspiró hoy.

Actualmente estaban en el período tres, clase de espada, durante el primer día de su transferencia.

Durante la mañana, las actividades extracurriculares, junto con el primer período de matemáticas y el período dos de clases de idiomas, llegó a su fin sin estancarse. Al final de todo, Kurou quedó completamente aislado por las chicas a su alrededor.

Los estudiantes Swordie ni siquiera lo miraban a los ojos, incluso los profesores sólo entablaban conversaciones formales con él todo el tiempo. Por supuesto, los profesores también eran Swordies.

Todas las chicas lo evadían mientras caminaba por los pasillos. Independientemente de donde estaba, él siempre escuchaba que hablaban a sus espaldas.

Al parecer, había una gran barrera entre Swordies y humanos.

“Dios mío.”

En cuanto a sus opciones, no podía hacer nada, además de lamentarse. Puesto que la clase no involucraba lecturas, pensó que podría haber un cambio de ritmo durante el entrenamiento espada. Sin embargo, no hubo nada realmente emocionante.

El entrenamiento con la espada se llevó a cabo en un aula especial que difiere ligeramente de un gimnasio.

Las chicas llevaban una vestimenta ordinaria, pero fácilmente maniobrable que consistía en una camiseta, junto con pantalones apretados de ballet morado, mientras que los chicos vestían camisetas y pantalones cortos.

“Sin embargo, el equipo que utilizamos es sorprendentemente difícil.”

Kurou blandió con calma la espada de madera.

El entrenamiento de espadas utilizaba espadas de madera, en lugar de las espadas de bambú.

El físico de un Swordie no era tan duro como el hierro, pero sus cuerpos reforzados con luz hacían que prácticamente no recibieran daño de las espadas de bambú. Parecía que las espadas de madera eran incapaces de dar una herida fatal para ellos también.

Como resultado, los estudiantes utilizarían espadas de madera en la clase…

“Realmente me gustaría que se pusieran en los zapatos de un humano y vuelvan a considerar esto. Si me dan un fuerte golpe con una espada de madera estaría muerto.”

“Bueno, ¿no es esto es por el bien de tus objetivos? Probablemente puedas soportar ese tipo de cosas, por ahora.”

Lars, quien tenía su espada de madera descansando sobre sus hombros, se echó a reír mientras hablaba. Él era diferente a Kurou. Siendo un Swordie, probablemente no moriría con un ataque de una espada de madera. Debido a eso, parecía estar completamente libre de preocupaciones.

“Sin embargo, tener este número de personas blandiendo espadas a la vez es realmente todo un espectáculo.”

Lars comentó mientras miraba a su alrededor.

El entrenamiento de la Espada se compone de dos clases unidas, con unos sesenta estudiantes en total. El profesor que estaba instruyendo a todos, ocasionalmente intervenía. Este entrenamiento parecía estar simplemente dejando que los estudiantes encontraran sus propios errores, mientras que al mismo tiempo perfeccionaban sus propias técnicas. Además de Kurou y Lars, los otros estudiantes encontraron compañeros de entrenamiento adecuados mientras participaban en la práctica.

No había nadie que temiera practicar con una espada de madera. Cada estudiante se convirtió poco a poco, en  un versado en el arte de la espada. Esto fue muy comprensible teniendo en cuenta lo excepcional que eran los estudiantes que se reunían en esta escuela.

“Hey, ese chico no parece tener un compañero de entrenamiento.”

“…!”

Buscó a la izquierda y derecha, entre las chicas caminando. Tan pronto como la chica se daba cuenta de la persona a la que estaba a punto de saludar era Kurou, ella sin duda haría un relampagueante escape rápido.

“… Eso es bastante hiriente de ustedes. Dicho esto, ¿crees que sería fácilmente apaleado por ella?”

“No estoy muy seguro de mí mismo. Sin embargo, tu situación parece haberse extendido por todo el colegio.”

“¿De qué estás hablando? ¿Cómo te enteraste de esta noticia?”

Kurou miró fijamente a Lars. Lars siempre era así, haciendo este tipo de cosas a sus espaldas.

“De un miembro activo de los Sabers. Eso es todo lo que hay que decir ¿no? Sin embargo, estas chicas Swordie con exceso de confianza probablemente dudarían si supieran que eras alumno de la Sword Saint…”

“¿Estás diciendo que no hay manera de que fueran a subestimar?”

Kurou dirigió su visión hacia la marca del sucesor de la Sword Saint tallada sobre su pulsera.

Bueno, eso era de esperar. Aunque era un estudiante, un humano simplemente sería visto como una existencia débil a los ojos de los demás estudiantes. Sin embargo, si se decía que era el discípulo de la Sword Saint, entonces sería incierto, en cuanto a lo que sería su fuerza. Incluso si llegara a perder, no habría nada vergonzoso en eso.

“Incluso si no tienes compañeros, siempre y cuando vengas a la clase sin duda encontraras a uno con el tiempo. Además, los cinco primeros clasificados en los estudiantes de primer año tienen el mismo título espadachín como nosotros. En cuanto a los alumnos de segundo, parece que hay una Sword Princess[14]. Además, parece que hay clases donde somos combinados con los de clases superiores. Tal vez podamos tener la oportunidad de luchar en contra de la Sword Princess.”

“La Sword Princess….”

Tan pronto como un Swordie asumía la responsabilidad en el cuidado de ciertas cosas, serían capaces de alcanzar el título de espadachín. Esto estaba en el registro y era un título reconocido por el país. Era más o menos todo dado a la discreción de los maestros de escuela o mentores. Hubo muchos que lograron el título para la edad de 18. Mientras que fueras un Swordie, este título era prácticamente un hecho. Con sólo la calificación de espadachín, podías alistarte en el ejército, convertirte en parte de los Sabers, o calificar para cualquier posición que requiera el manejo de una espada.

El rango por encima de un espadachín, era una Sword Princess. Solo uno de cada diez mil personas podía alcanzar este título. Se garantizaba que serían poderosas. Si se tratara de una de ellos, tal vez el discípulo de la Sword Saint no inculcaría miedo en absoluto.

“Es correcto, ¡sería muy interesante si pudiéramos luchar contra alguien con el rango de Sword Princess!”

“Me disculpo por no ser una Sword Princess, pero si estuvieras dispuesto, me gustaría ser tu oponente.”

La clase se quedó en silencio inmediatamente.

Una chica que no estaba en el salón de Kurou se dirigió directamente hacia él. Debe haber sido alguien de una clase cercana.

Su largo y glamoroso pelo rubio estaba atado hacia la izquierda de su cabeza, se asemeja a lo que se conoce como una cola de caballo. Sus rasgos faciales estaban muy bien cuidados y esos ojos sustanciales de ella emanaban una fuerza de voluntad temible. El color de sus ojos era una especie de mezcla entre el azul y el verde esmeralda… que formaban una muy bonita tonalidad verde halcyon[15].

Esta chica inimaginablemente linda y esbelta era prácticamente como un hada.

El abultamiento de su pecho era enorme y su forma era bastante satisfactoria. Ella era atractivamente delgada en la cintura. Sus piernas, que fueron encerradas por esos pantalones apretados de ballet, eran extremadamente suaves, también sus pies parecían bastante pequeños…

“Está bien, muy bien.”

“¿De qué estás hablando?”

La chica rubia espetó bruscamente hacia Kurou, que estaba pensando en voz alta para sí mismo.

Los patrones de voz de la chica poseían cualidades similares a la de un chico.

“Ah, no es nada. ¿Quieres ser mi oponente? En ese caso…”

“P-Por favor, espere un segundo Sefi-sama.”

Otra chica se interpuso, entre la chica conocida como Sefi y Kurou.

Con un audaz corte de pelo corto que prácticamente dejaba expuesta su frente, ella parecía una chica realmente vivaz.

“¡Pensar que Sefi-sama podría considerar a esta cosa como su oponente! ¡Debe saber que este hombre es un humano de sexo masculino!”

“¡Al referirse a mí como ‘esta cosa’ es realmente una falta de respeto! ¡Incluso me siento como que me convertiría en un padre mimador!”

“¡Como si me importaría una cosa así!”

La refutación de Kurou fue inmediatamente derribada por ella en una línea.

“S-sí es cierto, nada bueno saldrá de esto si su oponente es él……”

Otra chica se acercó y habló con una voz débil. En los Swordies, era raro verlos usar gafas como ella, además de que también mantuvo su pelo suelto. Sin embargo, esta chica parecía ser una persona muy bien educada.

“Déjenme tratar mis propios asuntos. Ustedes dos pueden irse para atrás.”

“P-Pero Sefi-sama… la princesa de los Cuatro generales, contra un humano…”

“Deja tus riñas Neena. No voy a perdonar a cualquiera que interfiera, incluso si eres tú.”

Una vez que había llegado a este punto, la conocida como Neena finalmente dio marcha atrás. Al mismo tiempo, la chica con el pelo corto también dio un paso atrás.

Los llamados ‘Cuatro generales’ se refiere a los cuatro que comandaban el ejército Swordie durante la Gran Guerra, así como a sus descendientes.

Estas personas eran los que tienen más poder dentro del gobierno Swordie. Sus posiciones sólo se alternan con reemplazos hereditarios.

Para resumirlo todo… Sefi, quien era conocida como la princesa de los Cuatro generales, podría ser considerada como la más cercana al estatus más alto de la nación. Aunque ella sólo era un estudiante, su posición no le permitía jugar con los humanos.

“Creo que dijiste que te llamabas Kurou. Por ahora, soy un espadachín como usted. Tal vez puede ser inadecuada, pero, ¿aceptaría mi invitación de batalla?”

“Sería un honor Princesa-sama.”

Kurou sonrió mientras asentía.

Puso su espada de madera en posición vertical cuando al enfrentarse a Sefi.

Sefi hizo lo mismo y centró su espada en posición vertical mientras miraba con atención los ojos de Kurou.

Sus ojos estaban fijos en el uno al otro…

Sefi de repente hizo el primer movimiento. Sin ninguna duda, ella ferozmente atacó.

Durante una competición Swordie, no existía una señal de partida, tal como ‘preparados, listos, ya.’ Tan pronto como ambos sintieron que el otro estaba preparado, la competición comenzaría de inmediato. Antes de eso, ninguna de las partes haría un ataque sorpresa.

Sefi balanceó su espada de madera hacia abajo, desde arriba de su cabeza. Woosh, se oía el sonido del viento agitado. La espada de madera cargo hacia delante con un enorme impulso. Kurou se hizo ligeramente a un lado, para evitar el primer golpe amenazante de Sefi. Ese golpe parecía tener el poder suficiente para hacer volar a alguien lejos con sólo la presión del viento.

Nuevamente Sefi reajusto ligeramente la empuñadura de la espada, esta vez para una estocada horizontal. Incluso esta maniobra fue esquivada por Kurou cuando se inclinó hacia atrás. Un fiero vendaval sopló hacia Kurou, soplando su cabello hacia arriba.

“¡Tch…!”

Un chasquido de lengua salió de los labios lindos de la chica.

La espada de Sefi una vez más pasó zumbando. Frente a este ataque en diagonal a su derecha, Kurou lo evadió con movimientos de tipo danza. Posteriormente, reajustaba su espada en posición vertical, como si nada hubiera pasado.

“Eres muy buena, Princesa-sama.”

“¿Me estás provocando?”

Sefi despiadadamente lo miró por encima. Incluso esa expresión amenazadora era cautivadoramente linda. Se decía que las mujeres Swordie estaban en la cima de su belleza durante el combate. La situación en este momento parecía decir que eso bastante comprensible.

“…!”

Frente a otro de los ataques de Sefi, Kurou una vez más lo esquivó.

Ya no había ningún margen de maniobra para estar tranquilamente admirándola. A pesar de que podría maniobrar alrededor de la ágil espada de madera, que él había aprendido de la práctica. Si la fuerza de un Swordie llegara a impactarle en la cabeza por ejemplo, el cráneo probablemente se haría añicos.

“Que miedo.”

Kurou sonrió ligeramente.

El sonido de susurros por parte de los otros estudiantes, se podía escuchar.

“¿Qué crees que va a pasar?” “Sefi-sama realmente está dando su todo…” “Esa persona nunca se lo toma en serio con nadie.” “¿Ese chico es realmente un humano?”

Cuán aterradora, las habilidades de Sefi deben estar entre las más altas aquí sin embargo, ella era incapaz de anotar un golpe directo en un diminuto humano. Era de esperar que los estudiantes estuvieran perdiendo las palabras.

“… Oye, ¿por qué no atacas?”

Sefi murmuró con evidente sospecha.

“No la estoy menospreciando. En cuanto a mis métodos…no creo que estoy obligado a decirlo.”

Kurou había colocado sus dos manos sobre la espada de madera, pero ahora, solo la sostenía con su mano derecha.

Usando un ritmo pausado, se desplazó alrededor mientras se acercaba a Sefi.

“…!”

Sefi saltó hacia atrás como si fuera un niño pequeño asustado por el ladrido de un perro.

Independientemente de eso, una vez que Kurou estaba a la distancia apropiada, firmemente agarró la espada de madera y la blandió hacia abajo. Las personas a su alrededor podían ver claramente el camino de la espada.

Sin embargo…

“¡Guah!”

La espada de madera de Sefi se reunió con la de Kurou con un impacto… ‘romper’, la porción de la espada de madera que se deshizo cayó al suelo siguiendo con el sonido de romperse.

“…Supongo que eso es todo. Gracias por su tiempo Princesa-sama”

“¡Espera, espera un segundo!”

Kurou no respondió al grito de Sefi. Se dio la vuelta y se marchó.

Frente a él, Lars cruzó los brazos y sonrió en silencio. Vio a través de todo el asunto.

“Princesa-sama.”

“¿Q-qué?”

Kurou se detuvo de repente en seco y se volvió.

Sefi aún se aferraba a la espada de madera rota, pero por alguna razón su rostro estaba completamente sonrojado.

“Por favor, luche conmigo de nuevo la próxima vez. Nadie más está dispuesto a luchar.”

“… No quiero.”

Sefi se volvió repentinamente. Su actitud era diferente en comparación a su actitud amenazadora de antes. Esta vez demostró una expresión bastante linda.

Desde el aspecto de las cosas, sin importar si ella era la princesa de los cuatro generales o de un portador de una espada, todavía era sólo una chica de quince o dieciséis años de edad.

Kurou sonrió una vez más mientras se alejaba.

Dentro de las duchas, el sonido del agua se oía.

El agua ardiente corría por la piel blanca de Sefi.

Este era uno de los dormitorios de las chicas dentro de la Academia Espada. Todos los dormitorios dentro de los terrenos de la Academia Espada fueron equipados con duchas, baños e incluso cocinas.

Al final de cada día, Sefi tomaba una ducha en el cuarto de baño inmaculado. Ella parecía disfrutar de la temperatura del agua caliente quemando.

Sin embargo, a pesar de tomar una ducha caliente en este momento, ella no estaba de júbilo en lo más mínimo. Ella estaba muy decaída en este momento.

“…”

A medida que el agua caliente corría por la cabeza de Sefi, se mordió los labios.

Todo el mundo debe haberlo notado…

Sefi recordó el entrenamiento de espada de hoy.

“No hay nada que se pueda hacer, sobre las espadas de madera que se rompen de vez en cuando”, sus amigos respondieron de esta manera.

Sin embargo, a pesar de que todo el mundo era un estudiante, ella era una de las selectas chicas Swordie. No había forma de que hubiera malinterpretado la situación.

La ruptura de la espada de madera de Sefi definitivamente no fue por casualidad. Fue deliberadamente fracturada por ese estudiante de transferencia llamado Kurou.

Pero eso no fue todo.

Sefi lo dio todo en cada una de sus maniobras de espada. La forma en que manejó la espada podría haber incluso asesinado a Kurou. Sin embargo, él esquivó por completo sus movimientos con poca dificultad… además, ella no escatimó esfuerzos en usar su espada de madera para defenderse de un ataque de un torpe  humano.

No había duda de que los espectadores que los rodeaban lo vieron así.

Parece que no puedo ganar contra él…

Sefi apretó su puño. Quería golpear con fuerza la pared en el cuarto de baño… pero se contuvo justo ahí.

Incluso si destruyera la pared, los hechos seguirían siendo los mismos.

El hecho de que ella había perdido.

“Jaja, en serio.”

Sefi cerró el agua corriendo y salió de la ducha. Su largo cabello rubio se tambaleó mientras se movía.

Ella toscamente seco su cabello y cuerpo con una toalla, después de ponerse sus bragas de color blanco, ella salió del cuarto de baño.

A pesar de las gotas de agua goteaban en el suelo, a Sefi no le importaba en lo más mínimo. Ella se marchó a toda prisa con sólo una toalla envuelta alrededor de sus hombros. Debido a su familia rica, ella tendría sirvientes que esperaran por ella en casa. Como resultado, ella no estaba demasiado preocupada con lo que hizo.

Ah, claro, supongo que debería hacer eso.

Sefi repentinamente recordó algo.

Sefi tenía una rutina de leer libros durante una hora antes de irse a dormir cada día. Hoy no debería ser diferente. Si hubiera el tiempo libre para ello, su estado de ánimo sin duda mejorará. Lo mejor sería ir a dormir con un mejor estado de ánimo.

Con eso dicho, comenzó a hacer las preparaciones…

“¿Eh…?”

Después de abrir la puerta al final del pasillo y entrar en la sala de estar. Sefi se quedó sin palabras.

“Oh… ¿Eh?”

“P-P-P-P-P-Po… ¿Por qué estás…?”

Kurou, que estaba sentado en el sofá del salón con indiferencia, vio a Sefi.

cap 1-2

Su boca estaba abierta y sus ojos estaban mirando fijamente. Parecía estar completamente en shock.

Mientras Sefi estaba sin habla, sus ojos parpadearon mientras miraba a Kurou… de repente, se dio cuenta del estado actual de su cuerpo.

Aparte de la toalla envuelta alrededor de sus hombros y sus bragas, no llevaba nada más. Su apariencia desnuda fue completamente expuesta justo en frente de un chico.

“Kya…”

Ella quería gritar, pero hizo todo lo posible para aguantar eso. Ella estaba absolutamente prohibida de gritar a esta hora del día.

Sefi usó sus dos manos para cubrir su cuerpo mientras miró a un Kurou completamente rígido.

“¡P-por favor voltéate! ¿No puedes al menos hacer eso Rou?”

Después que Sefi salió de la sala de estar para ponerse su ropa en otra habitación, inmediatamente regresó.

El dormitorio de esta chica era muy parecido a un apartamento de alta clase con habitaciones adicionales en el mismo. Era muy lujoso.

Sefi tomó asiento junto a Kurou en el sofá.

“Bueno Rou, ¿qué estás haciendo?”

“¡Tratando de colarme en el dormitorio de una chica!”

“¡No seas tan arrogante pervertido!”

Sefi miró Kurou con una expresión indignada. Kurou por el contrario simplemente habló honestamente sabiendo que todo lo que iba a decir no podía distorsionar la verdad.

“Haa… Por Dios, que alguien como tu debe…”

Sefi fuertemente suspiró.

Llevaba el pelo recogido en una coleta. Llevaba un suéter de color rosa claro, junto con una minifalda negra.

“¿Por qué no estás en tu ropa de dormir? Entonces no estarías toda expuesta.”

“Yo no tengo nada por el estilo. Incluso si lo tuviera, ¡no lo usaría frente a intrusos!

Era muy lamentable. ¿Quién hubiera pensado que después de tomar una ducha, iba a cambiarse de nuevo a la vestimenta diaria y tener gente esperando? ¿Qué era este tipo de desarrollo?

“Después de verme de esa manera… ¿aún deseas humillarme?”

“¿No fue la princesa-sama quien me proporcionó este fanservice sin mi permiso cuando vine aquí por casualidad?”

“¡No fue por casualidad! Claramente te fuiste por la borda y te colaste, ¡pero todavía estás diciendo cosas así! Por otra parte, por favor no me llames ‘Princesa-sama.’”

“… Entendido, Sefi.”

Kurou sonrió y se encogió de hombros.

Después de mirar a Kurou un poco… Sefi rio.

“¿Cuántos años han sido…? La última vez que nos vimos fue hace dos años ¿no?”

“Fue hace 1 año, 311 días.”

“¡Eso es recordarlo con demasiada precisión! ¡Eres despreciable!”

Kurou pensó para sí: “Con eso dicho, Sefi no es el tipo que bromea un poco.”

“Siempre estás metiéndote con la gente… eras así en el pasado también.”

“No, yo diría que este aspecto ha dado un giro hacia lo peor.”

“¡Aumentando lo no bueno como siempre!”

Lo que Sefi había dicho era exacto.

Además de ser la princesa de los Cuatro generales, también era una prestigiosa espadachina… de hecho, también era amiga de Kurou desde bastante tiempo atrás.

Desde que Kurou era un niño, seguía a la Sword Saint a lo profundo de las montañas, teniendo entrenamiento día tras día. A veces había huéspedes visitándolos y Sefi fue uno de ellos.

Más exactamente, la que tenía negocios con la Sword Saint era en realidad su hermana. La hermana de Sefi, Silfi, era una amiga de la Sword Saint y Sefi seguía a su hermana a las montañas, con el fin de luchar contra Kurou.

Aunque solo había unos encuentros entre ellos cada año, Kurou y Sefi podrían describirse como amigos de la infancia. Probablemente ella sentía lo mismo también.

La gente se dirigiría a la princesa con honoríficos. Sin embargo, Kurou sintió que su relación era bastante cercana, teniendo en cuenta que ella lo llamaba por un apodo.

A pesar de que alguien había logrado colarse en su habitación y a pesar de ser vista completamente desnuda, ella no alertaría a nadie. Desde esta perspectiva, la amistad entre él y Sefi era claramente visible. Una amistad que no se ha marchitado incluso con la separación de dos años.

Por supuesto, los dos fingieron no saber uno del otro durante la clase, pero esto fue porque tomaron en consideración los lugares del otro.

“Jaja, tengo tantas cosas que quiero decirte. Sin embargo, eres realmente muy hábil para poder colarte aquí. Casualmente, esta residencia cuenta con instalaciones de seguridad.”

“Vine apropiadamente a través de la entrada y también entré en esta sala por la puerta. Sin embargo, las cosas como cámaras de seguridad y cerraduras en realidad no cuentan como características de seguridad para mí. Colarse en un dormitorio lleno de novatas espadachinas Swordie, no es realmente tan difícil.”

“Es por eso que entraste a mi casa… más que tu habilidad con la espada, todavía tienes esta habilidad despreciable.”

Ante Sefi, Kurou solamente rio ligeramente y luego se quedó en silencio.

Colarse en edificios era algo que había aprendido mientras estaba con los Sabers. Debido a que no era una habilidad para estar orgulloso, Kurou deseaba poner fin a este tema.

“De todas formas, ¿por qué has venido a nuestra escuela Rou?”

“Umm”.

Justo cuando Sefi le preguntó, la panza de Kurou gruñó.

“Ah jeje, es porque tenía que probar mi plan de intrusión. Es por eso que no he comido nada hoy.”

“… Eres realmente un bicho malo. ¿Qué se supone que voy a hacer contigo?”

Con una expresión desesperada, Sefi sacudió la cabeza. Desde hace un momento, había mantenido una mirada de desesperación.

“Ah, sí, ahora es el momento perfecto para hacer eso.”

“¿Qué?”

“Sí, haciendo esto por una sola persona no es realmente posible, pero si es Rou entonces sería perfecto. Después de colarte en el interior de la habitación de una chica, realmente no tienes derecho a quejarte.”

“H-Ha……”

Eso, ¿a qué estaba refiriendo?

Mientras Kurou estaba angustiado sobre esto, no había nada que pudiera hacer frente a Sefi que acercaba poco a poco su rostro más cerca de él, tal vez debido a su miedo.

“Ah Sefi…… seguramente no lo hay, ¿quién habría pensado que podrías hacer este tipo de cosas?”

Kurou suspiró.

Aunque se decía que las chicas podrían sufrir cambios drásticos dentro de un corto período de tiempo, quien habría imaginado que Sefi había alcanzado técnicas de esta magnitud.

“Oh, no es nada en realidad, pero supongo que no está muy mal ¿cierto? Oh, ¿qué pasa con esa expresión satisfecha tuya…?”

Sefi reveló una sonrisa coqueta.

A pesar de que la expresión severa típica de ella era bastante agradable, la expresión hace un momento realmente le quedaba a Sefi. Normalmente, habría definitivamente algo así como una complexión infantil en ella, pero ahora ella poseía la mirada de un adulto maduro. Las mujeres eran bastante intimidantes debido a esto.

“Pero eres realmente capaz… Sefi. Para que esto esté así de sabroso, realmente es bastante increíble.”

“¿En serio? Los ingredientes son de la más alta calidad.”

“Jaja, la más alta calidad eh.”

Kurou sonrió mientras metía dos onigiris en su boca.

Había una mesa junto al sofá en la que los dos estaban sentados. Encima de él estaban algunos onigiris, un tazón lleno de sopa de carne picada hecha de carne de cerdo y verduras, huevos revueltos suaves y dulces, así como verduras frías rematado la cubierta.

Estos fueron todos preparados por Sefi. Desde que era joven, ella siempre había mostrado interés en la cocina. Kurou ni siquiera podía llevar la cuenta de cuántas veces ella lo invitaba a su cocina. En comparación con hace dos años, su técnica ha mejorado sustancialmente.

“Sin embargo, estaría acabada si la gente aquí se entera de que estaba cocinando. Las personas asociadas a los cuatro generales no deberían estar cocinando y eso. Esto es, supuestamente, la tarea de un sirviente… conseguir aprender estas cosas fue particularmente problemático. En mi antigua casa, aunque yo secretamente discutía temas de cocina con las maids, con las que tenía buenas relaciones, nunca tocamos realmente el tema de la cocina. Más bien, usaríamos ‘eso’ como una señal secreta para sustituir las palabras.”

Así que esta señal secreta realmente tenía algún tipo de significado profundo detrás de ella. Kurou remarcó para sí mismo.

“Hmm… En ese caso, ¿no trajiste ningún sirviente contigo? Si eres una persona que vive sola en una residencia de estudiantes, deberías estar autorizada a traer sirvientes ¿correcto?”

Los hijos de muchas familias prestigiosas estaban dentro de la Academia Espada. Como resultado, había esta regla en su lugar.

La gente quien trabajaba aquí las cocinas eran más probablemente sirvientes traídos consigo de la casa del estudiante.

“Sería mucho más tranquilo si me quedara aquí por mí misma. Yo sólo tengo a las maids domésticas trayendo algunos de los ingredientes ya que no puedo siquiera salir a comprar ese tipo de cosas.”

“¡Qué vida tan problemática!”

La vida de la princesa de los cuatro generales parece estar llena de dificultades.

“Bueno, no hay nada que pueda hacer al respecto. No puedes cambiar el trasfondo de una persona no importa lo que hagas. Dicho esto, ¿qué hay de ti Kurou? Déjame escuchar los detalles de tus circunstancias.”

“Ya lo he mencionado antes sin embargo.”

Kurou tragó algo de la sopa de carne picada.

Cuando Sefi estaba preparando sus platillos, Kurou relató prácticamente todo el proceso de inscribirse en la Academia Espada. Sin embargo, más allá de ello no dio mucha explicación para ello.

“Durante este período de dos años no he escuchado nada de ti. Aunque sé que el paradero de la Sword Saint se ha vuelto desconocido… ¿lo llevas bien?”

“Ha estado bien en su mayor parte. Aunque mi maestra es una persona extraña, también es muy famosa. Haber aceptado a un humano como discípulo y junto con su desaparición, ya nadie debería sorprenderse demasiado.”

“Ah, ya veo…”

“No tengo ningún problema con ello. El entrenamiento estaba casi acabado de todos modos.”

Kurou frotó suavemente la pulsera bajo el puño de su uniforme. Desde el continuo entrenamiento, había recibido la marca de un sucesor después de haber sido confirmado como uno de los candidatos a ser el próximo Sword Saint.

“Sin embargo, ¿estás bien con eso? Mientras Kurou todavía tenga la marca del sucesor, probablemente no hay muchas personas que puedan asumir la responsabilidad por ti.”

“¿Para llegar a ser una de las simbólicas Siete Espadas de los Swordies, y teniendo el trono más poderoso siendo transmitido a un humano? La mayoría de los que tienen poder les resultaría inconcebible. Si volviera mi maestra, le pediría que me quite la marca del sucesor.”

“Rou, ¿sientes que esta es la mejor solución?”

“No hay nada bueno o malo en ello.”

Kurou reveló una sonrisa angustiada.

“Mi esperanza es recibir mi Daga después de graduarme y trabajar para los Sabers o algún lugar así. Entonces quiero construir mi propia casa y establecerme con una familia. Eso es todo lo que quiero hacer.”

“… Kurou, no has cambiado ni un poco. Siempre con los pies en la tierra.”

Sefi reveló una expresión sutil.

Ella entendió que  Kurou no tenía ambiciones salvajes. Ella también sabía que no estaba realmente obsesionado con las espadas. Aunque eso no era realmente algo positivo en su opinión…

“Sin embargo, no puedo decir con seguridad que es mi camino tampoco.”

“…”

Una vez más, Sefi reveló claramente una expresión abatida.

La tan llamada princesa de los cuatro generales que era la posición más alta de Tokio Swordia, le pertenecía a Sefi.

A pesar de ser un humano, Kurou decidió vivir entre los Swordies.

Por lo tanto el estar los dos deprimidos, era una especie de comprensión. Sin embargo, al menos Sefi tenía una buena cantidad de libertad y parecía sentirse culpable por esto.

“Lo siento Sefi.”

“¿Eh?”

Sefi se sorprendió de lo que dijo Kurou.

“No debería ir fácil durante el entrenamiento espada nunca más. Sin embargo, no puedo decir que estaba jugando, pero tal vez tenía la intención de perder el tiempo un poco en ese momento. Ha pasado un largo tiempo desde que he recibido la oportunidad de luchar contra Sefi, que no quería que terminara. No, espera, esta descripción no se adapta tampoco……”

“… Tú… idiota, sé que no puedo ganar contra Kurou. Hemos luchado juntos en innumerables ocasiones, yo ya sabía que no había manera de alcanzarte incluso después de esa brecha de dos años.”

Sefi era muy fuerte, pero también era bastante humilde.

A pesar de que no estaba dispuesta a admitir la derrota, poseía un razonamiento objetivo, en la comprensión de la verdad. Independientemente de que sea de un espadachín o una persona normal, esto era una cualidad positiva a tener. A Kurou realmente le gustaba esa actitud.

“¿Podría ser que viniste aquí sólo para hablar de esto? Incluso después de que te burlaste de mí de esa manera, todavía deseas mi desgracia…”

“Con base en tu actitud, debes estar extremadamente enojada ¿no?”

“Claro. En mi mente, ya he matado a Kurou diez veces.”

“Por lo menos controla ese número.”

“Sin embargo, la espada de madera se rompió, porque yo era más débil que Rou. Estoy enojada conmigo misma por haber tan perdido fácilmente.”

Sefi fuertemente apretó el puño.

Al verla así, Kurou de repente se puso delante de ella.

Cuando se conocieron Kurou y Sefi, tenían solo de diez años de edad. Para entonces Kurou ya había estado entrenando con la Sword Saint durante cuatro años.

Si se trataba de una chica Swordie de la misma edad, no había manera de que perdiera. Debido al entrenamiento de pesadilla de la Sword Saint, ya había alcanzado tal finura.

Cada vez que Sefi perdía ante Kurou, apretaba sus puños y golpeaba el suelo. A pesar de ser solo un niño, atacar la tierra con la fuerza del brazo de un Swordie, resultó con el suelo hundiéndose, que hizo a Kurou temblar de miedo. Como humano, si él era golpeado con ese tipo de fuerza entonces probablemente moriría de un golpe.

Kurou ponía su vida en juego durante el entrenamiento y la razón principal de eso era, probablemente, debido a Sefi.

“… ¿Por qué estás mirándome con esa expresión tan estúpida?”

“Ah, no…”

Kurou dudosamente sonrió y extendió su mano hacia Sefi…

“Sefi has crecido un poco.”

“…!?”

cap 1-3

Sefi, cuyos pechos fueron repentinamente manoseados por Kurou, tembló con todo su cuerpo. Después de eso se deslizó hasta el borde del sofá.

“Q-Qué estás tratando de hacer…!?”

“Q-Qué está pasando…!?”

Debido a la suave textura proveniente de dentro del suéter, Kurou no pudo evitar sentirse asombrado.

De ninguna manera, este tipo de cosas era…

“¿Por qué Rou está tan sorprendido? ¿Qué diablos estás tratando de hacerme?”

“Es sólo que se sentía más grande de lo que parecía… Quizás es porque la forma en que los toco es diferente a de antes.”

“¿Qué demonios estás tranquilamente analizando?”

Sefi gritó mientras usó sus manos para cubrir su pecho.

“Sin embargo, parece que estás usando algo por debajo de tu suéter. Si vistieras incluso menos, sería mucho más emocionante.”

“¡Ya has sentido el pecho de una chica y sin embargo todavía te quejas!”

“¿Sefi no menciono esto antes? ‘Si hay una debilidad entonces ve por todo fufufu.’ ”

“¡Eso es algo que dije cuando era joven! ¡No había manera de que alguien toque mi cuerpo! ¿Y qué pasa con el ‘fufufu’?, no hay manera que hubiera dicho algo como eso.”

“No, tú lo dijiste antes.”

“Eh, ¿en serio?”

Sefi se quedó estupefacta.

Su tono, de hecho, se sentía bastante lánguido. A veces hablaba de una manera frívola, pero nunca se daba cuenta de eso. Tal vez esto último podría haber influido a Kurou.

“Sin embargo, Sefi ha crecido. Tal vez tu  figura va a llegar a ser bastante espléndida.”

“Esta conversación es bastante obscena, por favor detente. Aunque, eso significa que Kurou no ha madurado todavía… este tipo de acoso sexual… no estamos en la época en la que podemos bromear más así.”

“Sí, lo sé.”

Kurou sonrió mientras asentía. Comió un onigiri, terminó la sopa de carne picada y después de que terminó el resto de los platos, levantó la falda de Sefi.

“¿No acabo de decir esto antes? ¿Qué estás tratando de hacer ahora?”

Kurou ágilmente se escapó de Sefi, quien se levantó enojada. La visión de sus bragas blancas ahora estaba profundamente arraigada en su mente.

“Ah, lo siento. Es que cuando veo a Sefi empiezo a hervir de lujuria.”

“Eh, um, así que es eso. Si ese es el caso, entonces supongo que no se puede evitar…”

“…”

Una reacción bastante inesperada.

Por supuesto, Kurou había planeado bromear un poco, pero ¿quién habría pensado que esto se convertiría en una razón para perdonar…? era probablemente porque él mostró admiración hacia sus encantos diciendo que lo excitaba.

“Eh, ¡espera un segundo! ¡Yo sólo te había dicho que pararas de realizar abiertamente el acoso sexual! ¡Dicho esto, tu locura ya está en otro nivel!”

Sefi parece haber atrapado finalmente el falso razonamiento de Kurou. Si eso no fuera el caso, entonces tal vez Kurou hubiera sentido que había un poco de mala conducta.

“Si es aquí, entonces no importa, simplemente no hagas este tipo de cosas fuera. Como la estudiante clasificada número tres en esgrima, si mi falda fuera a ser levantada delante de todos, entonces…”

“Jaja, en comparación con su historia familiar, Sefi está aún más metida en las espadas… eh, ¿has dicho número tres?”

“Sí, pero eso es solo mi colocación durante el examen de ingreso. Todavía hay dos estudiantes colocadas por encima de mí.”

“Ah.”

Había imaginado que entre la gente que vio durante el entrenamiento de espadas, ninguno de ellos poseía una habilidad que superara a Sefi. Aunque las dos clases estaban unidas, solo había diez grupos de estudiantes de primer año  por clase, deben haber estado en otros grados.

“Sin embargo, ¡para las habilidades de Sefi… ser colocadas como tercero!”

“Por el momento…”

Kurou inclinó ligeramente su cabeza.

El tono de la voz de Sefi era un poco ambigua como si albergara algún tipo de rencor.

“¿Qué está mal? ¿Hubo algún favoritismo durante el examen?”

“N-No, no es así. El perder significa que yo era débil. Para la próxima vez habrá un torneo de eliminación en la escuela, voy a vengarme luego.”

“Hoho, ¿un torneo de eliminación?”

Después de haber escuchado algunas explicaciones sobre las actividades de la escuela por parte de los maestros, parece que hay varios torneos de eliminación celebrados para determinar la clasificación de la Academia Espada.

“Así que, lo que estás diciendo es, ¿tengo que participar también?”

“Claro. Todos los estudiantes están obligados a participar. Aunque no es una prueba, un pobre resultado en el torneo de eliminación te eliminará de la escuela.”

Esta fue, probablemente, una advertencia para que no lo tome con calma. Debido Kurou solo quería graduarse, no estaba realmente demasiado interesado en ganar.

“Sin embargo, Rou probablemente gane. Por lo menos, yo no te puedo vencer.”

“…”

Sefi demostró un signo sutil de desánimo.

“A pesar de que estás bromeando, aparte de ti, ningún otro chico sería capaz de acosarme sexualmente, ya que sería capaz de atrapar sus brazos antes de que siquiera me pudiera tocar.”

“Eso suena bastante aterrador.”

“Los humanos parecen pensar que todos los Swordies pueden hacer, es poner su fuerza detrás blandiendo una espada, pero ese no es el caso. La espada es una pieza mucho más fina de equipamiento.”

Sefi rápidamente extendió su mano derecha.

“La visión del enemigo junto con el temblor diminuto de su cuerpo, su movimiento de respiración, y el sonido de sus articulaciones, los cinco sentidos se deben utilizar para responder al enemigo y juzgar sus movimientos. Sin embargo, no puedo predecir los movimientos de Rou. Para el momento en que me di cuenta de ello, ya había sido acosada sexualmente.”

“Palabras muy poderosas allí.”

“Probablemente no hay otra manera de decirlo. Por ahora, Rou puede hacer lo que quiera, ya que no puedo pararlo. De levantar mi falda a blandir una espada de madera contra mí, es casi como si pudiera hacerlo inconscientemente.”

“Estas son las técnicas de la vieja escuela, ¿no las has visto ya varias veces?”

“No importa cuántas veces los veo, incluso después de que me expliques todavía no puedo evitar que suceda. Es realmente increíble.”

Sefi no parecía estar reprendiendo a Kurou, ni estaba dispuesta.

Simplemente cree que Kurou era una persona inconcebible.

“… No, no hay ningún punto en incluso interrogar a Rou en cuanto a este aspecto. Oh bien.”

Sefi irónicamente sonrió mientras negaba con la cabeza.

“Sería de gran ayuda si pudieras manejar eso. Pues bien, yo probablemente debería irme. Gracias por tu hospitalidad, la comida estaba deliciosa.”

“Umm, Rou.”

Justo cuando Kurou estaba a punto de salir por la ventana, se detuvo.

“Ten cuidado. Va a haber un montón de problemas esperándote en el futuro, ya que hay maniáticos acampados aquí que ponen sus vidas en la línea blandiendo sus espadas. A pesar de que está prohibido de sacar tu espada dentro de la escuela… independientemente, todo el mundo todavía lleva su espada.”

Aparte de entrenamiento con la espada, no había necesidad de llevar una espada dentro de la escuela. Sin embargo, ya que había práctica de clase con espadas reales, los estudiantes dejarían sus espadas en sus habitaciones o un armario dentro de la escuela. Si se requiere una espada, parece que llevarían sus espadas con ellos.

“No importa qué, aquí se te considera un forastero Rou. Aunque nadie te atacaría ciegamente, dentro de este grupo de sangre caliente, habrá momentos en que estarás impotente en algunas situaciones, incluso si eres tú, sin importar lo fuerte que eres.”

“Bueno, lo tendré en mente.”

Ya entendía claramente que su propia escuela lo rechazó por completo. Había muchos que estaban rencorosos hacia él, solo porque era un humano y por lo tanto es comprensible que algunos de ellos podrían tratar de hacer algo provocador.

“Entonces supongo que tendré que intentar mi mejor esfuerzo para proteger mi vida durante estos tres años. Como compensación, voy a tener que tomar el sujetador o las bragas de Sefi… eso estaría bien…”

“No…”

“Con que es así…”

Aunque eran amigos de la infancia, parece que había límites en cuanto a lo lejos que se puede ir.

Desde la perspectiva de otra persona, este tipo de conversación, probablemente parecería demasiado infantil.

“Buenas noches Sefi.”

“Buenas noches.”

Sefi sonrió suavemente después de responder a Kurou.

Kurou salió por la ventana. A pesar de que la habitación de Sefi estaba en el tercer piso, era fácil de descender para alguien tan capaz como Kurou.

Subió por las paredes de una manera similar a la de un ninja y habiendo presenciado la gentil sonrisa de Sefi, sintió una sensación de calor en el pecho.

—————–

Era actualmente la madrugada del día siguiente.

Kurou bostezó mientras pasaba a través de las puertas de la escuela.

Por cierto, la academia no exigía a todos los estudiantes vivir dentro de los dormitorios. Como resultado, Kurou llegó a la escuela de su casa.

A pesar de que dijo que era su casa, era en realidad el salón de los Sabers en que se había mudado sin permiso. Dado que la directora en jefe era su tutor, no hubo quejas sobre esto. Solo tenía una cama dentro de la estrecha habitación, pero por lo menos el tiempo que toma caminar hasta su lugar de trabajo, ni siquiera es un minuto. Además, se salva de pagar por alojamiento y comida, cosa que alegró a Kurou.

En realidad, Kurou se mantuvo como miembro Sabers incluso hasta ahora. A pesar de su sueldo fue reducido, al menos estaba haciendo dinero. Manaka dejó a Kurou ir a la escuela, sin embargo probablemente no pensaba que él continuara trabajando. Aunque Kurou necesitaba pagar los gastos diarios, se le ve raramente permaneciendo con el grupo.

Kurou no prestó atención a su entorno mientras entraba tranquilamente en el campus.

“Déjame ayudarte a llevar tu mochila.”

“Jaja, no es necesario.”

Justo cuando estaba a punto de dirigirse a la entrada de la escalera después de guardar su mochila…

“¡…Espera!”

“¿Hmmm?”

La chica inclinó la cabeza ligeramente.

La chica que se ofreció a ayudar a llevar la mochila de Kurou lo siguió de cerca.

“¿Qué te pasa? ¿Por qué, de repente, tomas mi mochila?”

“Es porque este es mi trabajo.”

La chica respondió inexpresivamente.

Llevaba un traje de maid negro y verde junto con un Katyusha[16] blanca en su largo cabello. A pesar de que su atuendo era extremadamente extravagante, ella emitía una impresión de ser muy delicada.

“Hey, ¿eres…?”

“¿Hmm?”

“¿No eres tú la chica que apareció desde la parte posterior del vehículo de los del Culto del Sol…?

“Es correcto. ¿Qué pasa con ello?”

La chica todavía mostraba ninguna expresión en absoluto.

“¿Qué quieres decir con eso? Esto no puede estar bien, ¿por qué estás aquí?”

“Jaja, lo olvidé. Debería haber dicho esto desde el principio.”

cap 1-4

 

La chica permaneció estoica mientras hablaba, y cuando terminó de hablar, se arrodilló.

Kurou ni siquiera tuvo tiempo de detenerla. La chica puso sus dos manos en el suelo y profundamente inclinó la cabeza.

“Mi nombre es Sakurai Hinako. A partir de hoy… estaré sirviéndole.”

Ya que bajó la cabeza tan profundamente, su expresión no era visible.

Sin embargo, si estaba bromeando, esto sería bastante extremo. Para una chica que llevaba un traje tan llamativo, no había manera de que debería haber sido autorizada a entrar en terrenos de la escuela.

Kurou miró fijamente al cabello negro de la muchacha que aún tenía la cabeza agachada.

Parece que ella no iba a levantar la cabeza, a menos Kurou le dijera. La chica se quedó inmóvil.

Fingir el no ver nada de esto parecía lo óptimo, incluso Kurou contemplaba este curso desfavorable de acción.

Sin embargo, Kurou también se dio cuenta que no había manera de que pudiera dejar de lado a esta chica. También reconoció que esto era sólo el comienzo de sus problemas.

 

/Capítulo 1 FIN

 

Anterior       |       Siguiente



Nota

Tsujigiri (辻 斬 り, Tsuji-giri, Prueba de cuchillas): Es un término japonés para referirse a la práctica que hace un samurai, después de recibir una nueva katana o está desarrollando un nuevo estilo de lucha. Consiste en poner a prueba su eficacia al atacar a un oponente humano, por lo general un transeúnte sin defensa al azar, en muchos casos durante la noche. Los que suelen practicar este asesinato indiscriminado se le suelen llamar igualmente Tsujigiri

[1] Se traduce como sables, pero lo manejaremos así como está.

[2] Planta de uvas (creo)

[3] Espada de Dios

[4] Furgoneta, Camioneta, etc.

[5] Es un barrio especial de Tokio, allí se encuentra el palacio imperial de Japón.

[6] Espada Santa

[7] Espada del Emperador

[8] Marca del rey

[9] Espada del dragón

[10] Espada del General

[11] Espada del cielo

[12] Absoluta Espada

[13] Este es muy largo, así que se explica al final del cap.

[14] Princesa de la espada

[15] Una tonalidad del verde, parecido al esmeralda

[16] Es el lazo que usan las maids en la cabeza y tiene como función amarrar de manera vistosa el cabello (Wikipedia)