KNK Prólogo

Prólogo


“Oh, por favor, ¿por qué de todos los lugares están ustedes aquí!?”

Una queja aguda hizo eco de uno de los dormitorios de las chicas.

“Tranquilízate Sefi, se supone que todo es tranquilo por la noche!”

Kurou estaba sentado en el sofá en la sala de estar, sonriendo mientras miraba hacia la otra persona en la habitación, Sefi. Su cabello rubio estaba atado a un lado y llevaba un traje.

“Uf, eres tan mandón.”

Sefi respondió mientras bajaba la voz. Este era uno de los dormitorios en el edificio residencial de las chicas.

Ya estaba muy entrada la noche, causar un alboroto, probablemente molestaría a los otros estudiantes.

“Sin embargo, volviendo a lo que he dicho, esta habitación es bastante cómoda. El aire acondicionado aquí es genial y el sofá esta muy acolchonado.”

Sentada junto a Kurou estaba una chica con traje de maid de pelo negro, Hinako, quien estaba comiendo pastel de chocolate mientras hablaba.

“! Ese es mi pastel! ¡Cómo te atreves a comerlo sin mi permiso!”

“Este nivel perfecto de dulzura mezclada con una pizca de amargura forma una maravillosa melodía armoniosa.”

“Yo no pedí tu opinión!”

Sefi olvidó todo acerca de guardar silencio mientras gritaba una vez más. Después, ella dejó escapar un profundo suspiro.

“Por Dios, ustedes son tan despreocupados. Afortunadamente todavía estoy esperando en el encuentro de eliminación.”

“Bueno, estoy en el mismo barco que tú. Es por eso que pensé que debería conservar mi fuerza en un lugar como este.”

“Probablemente ni siquiera te importa en lo más mínimo el encuentro de eliminación. Hablando de eso, seguro tienes agallas para colarte en un dormitorio de chicas con una chica.”

“Algo de ese tamaño no es problema. De todas formas, ¿por qué no te sientas Sefi?”

“No tienes que decírmelo. Después de todo, este es mi sofá.”

Sefi respondió despectivamente y con un *golpe seco* se sentó junto a Kurou.

“Sefi, si estás nerviosa, ¿qué tal te si doy un masaje?”

“Si tu eres el que me da el masaje, ¿cómo se supone que voy a saber dónde planeas tocarme?”

“Por supuesto que voy a estar masajeando todo tu cuerpo……”

“No tienes que hacerlo tan claro pervertido!”

“……Volviendo al tema que nos interesa.”

Hinako, quien permaneció en silencio mientras estaba comiendo el pastel, habló en voz baja.

“Podria parecer que Sefi siempre pone un límite, pero en realidad termina diciendo OK cada vez. Sin embargo, Kurou también es un pelele por estancarse  sólo con un poco de acoso sexual, incluso después de darse cuenta de esto.”

“Qué!?”

“Espera, quien acabas de decir que siempre dice OK!?”

Kurou y Sefi estaban estupefactos.

“Ya veo, chicas y chicos adolescentes tienden a ser considerados con las relaciones con el otro en el futuro, por lo que no se atreven a pasar más allá de ciertos límites, incluso en el calor del momento…… anotado.”

“Deja de estudiar! No debes estar analizando todo.”

Sefi, con la cara completamente enrojecida, expresó su queja hacia Hinako.

“Fufu, mi acoso sexual debe ser llevado al siguiente nivel. Para incluso ser llamado un cobarde, entonces supongo que voy a empezar con sus prendas superiores, no espera, tal vez será mejor si simplemente masajeo directamente su pecho”

“Entonces así es como va a ser, lo entiendo!”

Sefi interrumpió a Kurou e inmediatamente tomó medidas.

Agarró la empuñadura de la espada gigantesca descansando en diagonal contra la pared en la esquina de la sala de estar

“Estás realmente pidiendo ser cortado por mí!”

“Al final, sería mejor si hubiera contacto de piel a piel!”

Mientras Kurou gritó en respuesta, agarró la empuñadura de la katana que estaba atada a su cintura. Luego dio un paso para tener a Sefi dentro del alcance de su espada.

Kurou y Sefi se aferraron a la empuñadura de sus espadas, y después de mirarse fijamente el uno al otro durante unos segundos

“Cielos, no deberíamos estar haciendo algo tan tonto como esto durante la noche.”

“Estoy totalmente de acuerdo.”

Los dos relajaron su agarre sobre sus espadas y suspiraron.

“Siento un poco de sed, voy a hacer un poco de té. Supongo que ustedes quieren un poco también.”

Sefi se dirigió hacia la cocina.

“….En honor a la verdad, el daño causado entre ustedes dos es como ningún otro.”

“Eso es porque nuestra relación no es normal.”

Kurou sarcásticamente dijo con una sonrisa irónica.

Incluso con todas las tontas nimiedades, el tiempo que pasó con Sefi y Hinako ha sido muy emocionante. Recordando las circunstancias en aquel entonces, sintió que estas disputas esporádicas no eran algo para preocuparse.

Kurou reflexiono sobre cómo empezó todo, al final, era probablemente todavía esa noche.

Todo comenzó en un determinado distrito, una noche, cuando la sangre se derramó por todas partes…

/Prólogo FIN

Siguiente

Anuncios