SY Capítulo 13

Capítulo 13 – La mujer guerrero cae aterrada


La mujer guerrero cae aterrada

Yuuya Shirou.

Un chico de cabello negro que un día apareció de repente en el gremio de Luxeria. Si no mal recuerdo, dijo que su edad era 16. Su altura era un poco corto para su edad, y tenía una cara no remarcable. Aunque no había nada malo en ello, no había nada bueno tampoco. Y, sin embargo, mi interés por su naturaleza era más fuerte que el resto.

Era ese tipo de chico.

Teniendo un objeto raro, Planta Medicinal Alta, se decía que había recibido la Protección divina las Hadas, mezclada en la gran cantidad de plantas medicinales que recogió para la misión de recolección de Plantas Medicinales, derivando una respuesta precisa sólo de la atmósfera del Gremio y un poco de información, después de haber aniquilado un nido de Orco solo, pensé que no era sólo su hombre promedio.

Pero, dentro de mí, no era más que un niño que pensaba cosas eróticas a su antojo. Sin embargo, cómo debo decirlo, más que sentirlo disgustante, se encontraba en una posición de un cosquilleante recordatorio de un ero-mocoso que simplemente no podías odiar.

Pensando que ya que soy superior y que sería lamentable si llegara a ser aplastado en un lugar como este, pensé en prestarle diversas ayudas en el sometimiento del Basilisco.

Sin embargo, no pensé que se volvería así de anormal.

Un torbellino de desesperación absoluta. Yuuya me mostró que él cortó a través de él con sólo algunas lanzas cortas.

Yo, quien predijo muerte por estar rodeado de basiliscos, traté de huir. Desertando a Yuuya, y la doncella Elfo, traté de huir. Qué vergüenza. Que AA……

Sin embargo, cuando había caído en dichos temores, fui llamada por una voz suave.

En los brazos de Yuuya, Lililuri dormía. Entregándomela a mí, traté desesperadamente de poner excusas, pero, en el instante siguiente, vi algo que nunca había visto antes.

Fue un pisoteo.

De Yuuya, en lo que respecta al Basilisco, fue un pisoteo de un solo lado. Una persona que normalmente estaría en una posición invertida, con sólo siete lanzas, fue pisoteando a esos monstruos.

Fue un instante. Terminó en un instante.

Yo había pensado que mi cabeza se había vuelto loca.

Yo había pensado que había visto una ilusión.

Mi cintura había cedido del estilo de batalla que parecía que era el regreso de un legendario o mítico héroe.

Y entonces, la misma persona que había realizado una hazaña increíble giro hacia mí, y vino como diciendo “elógiame, elógiame” como un niño mimado.

Sí, fue genial.

Yo había pensado honestamente reír y decirle eso, pero…… mi voz, no saldría.

Una atacante abrumadora predicción de muerte.

Habiendo sido mirada por eso, pensé que me había muerto allí una vez.

Sin tener el color de costumbre, era un estúpidamente enorme basilisco.

La cima del harem.

Envuelto con una armadura de cristal rojo que parecía que estaban chupando sangre, un monstruo.

Eso, estaba a la espalda de Yuuya.
Abrió su ojo dorado, “El ojo malvado de petrificación.”
—…….No es bueno, no puedo darle la espalda.

Cuando estaba a punto de ser petrificada, me quedé helada de miedo.

Pero, sin siquiera lanzar una mirada de consideración hacia mí, se acercó a Yuuya. Lentamente lentamente. Sorprendentemente, con una gran constitución, se acercaba, mientras que mataba su presencia. Aunque había pensado en la pregunta de cómo podría hacer algo así con una gran constitución que era varias veces más grande que otro basilisco, pero yo, no pudiendo siquiera murmurar la pregunta, contemplé ese aspecto mientras temblaba.

No pude hacer nada, sino mirarlo!

Si me muevo, iba a morir de inmediato. Tales palabras giraban en mi cabeza, mis dientes castañeteaban. Mi cuerpo se estremeció como si estuviera roto, de mi boca una pequeña voz exprimida que incluso yo misma no podía atrapar.

Incapaz de moverme debido al miedo, una voz resonó en mi cabeza.

「Todo va a estar bien. Sólo mira. Yuuya es una persona lo suficientemente poderosa que podría matar fácilmente a esa cosa. Podrías matar eso? ¿Eres una idiota? No eres ni siquiera valiosa de preocuparse. 」

A partir de esa voz, sinceramente me sentí aliviada.

Si, es correcto. Él es tan fuerte. El actuar como si estuviera pensando en cosas pervertidas como un tonto era sólo para engañar a su entorno. En realidad estaba engañando. Incluso ahora, sólo está fingiendo que no se ha dado cuenta de que lo que viene por detrás de él.

En mi cabeza que se había fijado en esa idea, alguien gritó.

「¿Qué pasa si, esto es sólo una ¿y si acaso…… ¿y si Yuuya realmente no lo ha notado? Yuuya, sera comido por ese monstruo!?」

!

Si, es correcto. ¿Y que si no lo ha notado en absoluto?………… ¿Qué pasa si, por muy increíble que es, su cuerpo está todavía blando? ¿Qué pasa si, todo su cuerpo era comido?

「……Morirá… Al igual, que esa vez!」

Lo que recuerdo es, de hace varios años, la figura de mi hermano, que fue comido por un monstruo.

Él era un idiota, y vio a su hermana como una mujer, pero, en algún lugar, no pude odiarlo…… de esa forma, él era un mocoso que era como Yuuya.

¿Yo…… otra vez, voy a perderlo?

Si Yuuya va a ser asesinado. Pensando en eso, una sensación de nihilidad atacó mi pecho.

¿Voy a probar, esa sensación vacía como la última vez?

No quiero eso…!!

Desesperadamente poniéndome de pie, trato de dejar que Yuuya conozca el peligro.

Yuuya, por favor nótalo!

Mi voz temblorosa, quebrándose, no lo puede alcanzar.

En el momento en que mi voz tensa finalmente lo alcanzó,

Yuuya se rompió en pedazos.

Tomando el ojo malvado de petrificación y petrificándose en un instante, fue masticado por sus colmillos. Habiéndose convertido en una estatua de piedra, solamente la mitad inferior de Yuuya permaneció allí.

E, estás bromeando, ¿verdad?
…… ¿Yuuya, simplemente murió?

「Hii…!」

Eso, miró aquí. El ojo malvado de petrificación no fue invocado. Eso por el contrario despertó el miedo.

Tiene la intención de comerme…!

Eso, que había convertido en piedra a Yuuya y definitivamente lo mató, probablemente pensó en comerse a “nosotras.”
Seriamos desgarradas por esos colmillos, masticadas, y moriríamos en medio del dolor.

Experimenté un miedo que el miedo de antes no podía comparar.

Las piernas que apenas levante colapsaron junto con mi cintura. Desesperadamente, traté de ponerme de pie y salir corriendo, pero, mi cintura había cedido y no podía mantenerme en pie.

Esa cosa, como si jugar con su presa acorralada, lentamente, lentamente se acercó.

「No…… Noo !!」

El temor se hizo más fuerte.

Desde mi entrepierna, algo caliente estaba desbordándose, pero este no era el momento de avergonzarse por ello. Esa cosa está cada vez más cerca, tengo que escapar. Desesperadamente detrás de mí, traté desesperadamente de retroceder detrás de mí. Tal vez disfrutando viendo eso, el basilisco desaceleraría y aceleraría su ritmo para agregarlo a la emergencia y jugó como si disfrutara de mi situación.

Y entonces, de repente abriendo su boca grande, vino.

No puedo huir…!

En el momento en que pensé eso, oí a la doncella hablar dormida.

「……N, ……Yuu …」

De inmediato, la abracé, Lililuri, en mis brazos.

La joven que estaba teniendo una pesadilla. Por lo menos, para que esta niña pase en paz. Conforme recordaba el pasado donde me sentí reconfortada suavemente por mi madre, fuertemente la abrace.

Sin ser capaz de ver el momento en que seriamos comidas por el Basilisco, cerré mis ojos.

El dolor, no viene?

No importa cuánto tiempo pasa, el dolor no viene. Exactamente que está sucediendo? ¿El Basilisco está jugando conmigo una vez más? ¿Quiere ver mi cara llena de pavor?
Esa es una completa baja idea, allí. Dentro de mi corazón que había sido tomado por el miedo, pensé en una cosa así.

Inesperadamente, experimenté una sensación de sacudida a mis pies.

Se sentía similar a los tiempos en que es derrotado algo muy grande

「Ah……… ———Ahh…」

Lo primero que vi cuando abrí mis ojos era una cabeza. Separada de la base de la cabeza, la cabeza del Basilisco rojo. Y entonces, lo que vi al lado era, de pie en la parte superior del cuerpo sin cabeza del Basilisco rojo, sosteniendo una aurora de balance, la figura del chico.

Como si encarcelara el resplandor de una estrella, una espada resplandeciente.

Y luego, sosteniendo eso, estaba la figura de Yuuya.

「Yuu…… ya……」

Su ropa, probablemente están destrozadas. Desnudo de cintura para arriba, él puso una cara seria que yo no había visto hasta ahora.

「…………Lo siento mucho, Tre-san.」

Yuuya tenía, pareciendo disculparse, pareciendo increíblemente molesto, pareciendo como si fuera a llorar en cualquier momento, como si estuviera a punto de gemir, llegó pidiendo disculpas.

/Capítulo 13 FIN

Anterior      |      Siguiente