YNM Capítulo 2

Capitulo 2: El Asunto entre manos


Había pocas cosas que un niño pequeño podía hacer. Recibían comida de sus madres, dormían acordes al instinto y producían sus asuntos turbios.

Básicamente, estas tres eran las cosas que podían hacer.

Sin embargo, Luru tenía lo que la mayoría de niños pequeños carecían, una mente ágil. Por eso, era capaz de considerar cosas y organizar la información que le entraba por los oídos.

Desde el momento en el que reconoció claramente sus memorias pasadas de rey demonio, cada día escucharía atentamente las conversaciones que se producían en la casa, y acabó comprendiendo una serie de hechos.

Lo que acabó entendiendo más detalladamente fue, por supuesto, la información acerca de su familia.

De acuerdo a las conversaciones de su madre y los sirvientes, el nombre de la familia era Cadisnola. En otras palabras, el nombre completo de Luru era Luru Cadisnola. El nombre de su madre era Medea Cadisnola, y su padre se llamaba Patrick Cadisnola.

Probablemente hayan mencionado este nombre justo después del nacimiento de Luru o en los momentos inmediatamente posteriores a este, pero desafortunadamente Luru no tenía memorias entre el momento justo de su nacimiento hasta el momento en el que se reconoció como el rey demonio. Por lo que solo recientemente había escuchado este nombre de unas conversaciones entre su madre y los sirvientes.

Claro está que solo los nombres de su familia no fueron suficientes como para satisfacer la sed de conocimiento que tenía Luru. Por el momento había un gran número de cosas que mantenían a Luru intrigado. Por eso quería escuchar sobre más cosas y con más detalle.

Por ello había llegado a considerar si preguntarle a su madre o a las sirvientes directamente, pero aún no había alcanzado la edad en la que los niños empiezan a hablar, por lo que habría sido raro si empezase de pronto a hacer preguntas.

Por eso, de momento cuando tenía hambre o necesitaba defecar, lo único que hacía era chillar o llorar sin usar palabras. A pesar de ello, su madre o los sirvientes sí que le hablaban, por lo que no se sentía demasiado incómodo, además no había ninguna información que necesitase urgentemente por lo que no había problemas, pero…

Es que la vida como niño pequeño para Luru no era más que despreocupada. Comiendo y durmiendo. Una vez que la comparaba con estar ocupado trabajando y luchando como rey demonio, era simplemente un estilo de vida tan indiferente, en este mismo instante parecía que su mente se estaba volviendo más lenta por dicha indiferencia.

Por eso es que cuando Luru tuvo consciencia de sí mismo y reunió suficiente información en unos pocos días, se preguntó si habría algo que pudiese hacer para pasar el tiempo.

Y con ese propósito, pensó que necesitaba considerar lo que iba a hacer a partir de ahora.

Luru había nacido de nuevo como humano debido a un accidente fortuito. Aunque no sabía que tipo de vida llevaría a partir de ahora, acabar su vida sin propósito alguno era simplemente demasiado aburrido. Es por eso que quería algún tipo de objetivo. Además también estaba el hecho de que creía que si no tenía una meta, acabaría muriendo sin haber conseguido nada, justo como en su vida pasada. Y odiaría que pasase eso. Acabaría como un idiota que no habría conseguido hacer nada incluso con una nueva oportunidad tras morir ya una vez.

En el pasado Luru fue el rey demonio, ahora era humano. Siendo este el caso ¿Qué haría a partir de ahora? ¿Cómo viviría su vida? Era una pregunta difícil y otro dilema más. Es por eso que pasó un par de días simplemente reflexionando sobre ello.

¿Cuántos días se había pasado meditando sobre esto? Debido a la peculiar forma en la que el cuerpo de un niño pequeño percibía el tiempo, no podía decir una fecha exacta, pero Luru había llegado a una respuesta durante este período.

Y es que viviría como le diese la gana. Era una conclusión muy simple, y era una respuesta que en un sentido abarcaba una gran libertad de acción.

¿Podía llamar a eso un objetivo? ¿No era eso sencillamente vivir aleatoriamente?

Probablemente había personas que vivían así. Sin embargo, si lo pensabas cuidadosamente, probablemente puedas entender que ese no era exactamente el caso.

En su vida pasada Luru era el rey demonio. Debido a que había sido bendecido con un maná poderoso y un cuerpo fuerte, había sido agobiado por expectativas desde que era un niño y la mayor parte de su vida fue planeada. Naturalmente, Luru comprendía que habría sido inaceptable haber vivido libremente tal y como quisiese. Además tenía memorias de ser inflexible consigo mismo, teniendo la necesidad de cumplir las expectativas que había puestas en él.

Debido a que era más fuerte que cualquier otro demonio, tenía la responsabilidad de liderar a su raza, además él mismo no estaba del todo insatisfecho con su posición de rey demonio. Sin embargo, también era verdad que debido a su posición hubo decisiones que no pudo tomar. Dar la mano a la humanidad y cooperar era una de estas decisiones imposibles debido a su posición. Por eso Luru cerró su corazón y peleó como la mismísima encarnación de la guerra y la venganza.

Después de todo eso era lo único que tenía permitido hacer Luru en aquellos días, y no podía hacer nada para evitarlo.

No obstante, ahora era diferente. Ahora mismo Luru era el hijo de una familia de la nobleza baja, encima podía escuchar de boca de sus padres de que no tenían la menor intención de hacer que Luru heredase las responsabilidades familiares. En otras palabras, no les importaría que Luru viviese como le diese la gana.

En tal caso, quiero vivir sin estar ligado a nada, cosa que no pude cumplir en mi vida pasada- pensó Luru repentinamente.

Y una vez que se topó con tal idea, le pareció una idea interesante y maravillosa.

Ciertamente, como objetivo era bastante ambiguo. O eso es lo que creía. Pero aún así…

Le gustaría vivir como le diese la gana.

Qué bien suenan estas palabras- pensó.

Y entonces, sin dejar que los pensamientos fuesen solo pensamientos, empezó a considerar esta posibilidad seriamente.

Vivir libremente como quisiese en el vasto mundo. Definitivamente haría eso, pensó.

Y para cumplir tal proeza, lo que necesitaba era poder. El hecho de que el mundo no era un lugar amable donde los débiles pudiesen sobrevivir era algo que ya sabía desde su vida pasada. Aquellos que no tenía poder solo serían heridos, pisoteados, y entonces asesinados.

La raza demoníaca tenía un gran poder. Sin embargo, incluso esa poderosa raza había sido exterminada por los humanos que usaban la violencia en masa. De hecho, el rey demonio mismo había sido exterminado por el grupo de cuatro héroes. Y todo debido a que le faltaba poder. Debido a eso las cosas que ocurrieron, ocurrieron de tal manera.

Por eso, esta vez no quería acabar derramando lágrimas debido a su falta de poder. Sin importar que, quería conseguir suficiente poder como parar una lluvia de brasas.

Sin embargo, ahora mismo Luru tenía el cuerpo de un niño pequeño, no podía simplemente entrenar su físico. Incluso si pudiese sería mejor esperar a que primero creciese un poco más.

Cuando se estaba preguntaba que cómo lo haría, lo que primero se le vino a la cabeza fue el dominio de la magia y el maná.

Maná, magia, artes mágicas.

Aquellos que eran capaz de manipular estas tres cosas eran conocidos en su vida pasada como brujos, magos y hechiceros.

En cuanto a las distinciones entre ellos, el brujo era aquel que podía invocar magia para uso personal; el mago tenía una mayor educación en las teorías de la magia y era capaz de usar las artes mágicas en batalla; y el hechicero era aquel que estaba encima incluso de los magos, un auténtico especialista de la magia.

En el pasado, Luru era el demonio más fuerte del mundo, además del hechicero más poderoso del mundo. La magia que invocaba era inigualable, y su comprensión de los fenómenos mágicos era tan profundo que nadie se le podía comparar.

El archimago del grupo del héroe también era un poderoso hechicero, que también poseía un conocimiento profundo de la magia al igual que el rey demonio, pero la diferencia en habilidad era considerable.

Comparado con el rey demonio capaz de igualar la fuerza combinada de los cuatro héroes, el límite del archimago era como mucho un demonio de clase alta.

En cuanto a la héroe, ella fue capaz de intercambiar golpes y estocadas con el rey demonio al mismo ritmo, pero un par de minutos era su límite. Incluso para la héroe, le habría sido imposible derrotar al rey demonio si no fuese por aquel golpe decisivo.

La razón era que el maná que poseía el rey demonio era demasiado poderoso. A pesar de que su fuerza bruta ya tenía un poder considerable, su maná que aparentaba ser infinito podía ser usado para reforzar sus artes mágicas.

El nivel que había alcanzado la héroe tras superar innumerables obstáculos, adquiriendo la protección divina de dioses y espíritus y usando una gran cantidad de instrumentos mágicos, era un nivel que el rey demonio podía igualar simplemente con su habilidad innata.

¿Podría llegar a tal nivel de nuevo? Mientras se preguntaba esto, Luru esperó hasta el momento en el que su madre y los sirvientes no estuviesen en la habitación, para empezar a analizar el maná que habitaba en su interior.

Esta vez Luru había nacido como humano. En otras palabras, su cuerpo era el de un humano, y el maná que podía poseer era limitado.

La raza demoníaca era tan poderosa debido a que desde el momento de su nacimiento poseían una cantidad de maná que no tenía comparación entre las otras razas, y debido a que Luru era humano no debería de esperar demasiado de sí mismo.

Sin embargo, cuando Luru empezó a circular el maná que había en su cuerpo, lo notó. Se dio cuenta del hecho de que la cantidad de maná que tenía era masiva. En un sentido, era lo más natural, pero para humanos esto era extremadamente extraño.

En otras palabras, dentro de Luru que debería de ser humano, se encontraba la misma cantidad de maná que tenía cuando aún era el rey demonio.

Luru había notado esa fuente casi interminable de maná en su interior. Incluso si la bombeaba hacia fuera una y otra vez, no se acababa.

Era una situación extremadamente conveniente para Luru, pero al mismo tiempo significaba que no podía simplemente ir lanzando hechizos como en el pasado. Tenía suficiente maná como para que en el caso de que no pudiese controlarlo apropiadamente, era muy probable que redujese una ciudad a escombros.

También se dio cuenta de otros problemas. Ciertamente esta cantidad de maná le era familiar, era la misma cantidad que poseía en su vida pasada. Debido a eso, pensó que a la hora de usar magia sería lo mismo que en el pasado. Pero la sensación de circular maná por su cuerpo era muy distinta a la que tenía en el pasado.

Era extremadamente difícil circular maná en su cuerpo, cuando se dio cuenta de la cantidad de maná que residía en las profundidades de su cuerpo, decidió usar refuerzo físico como en el pasado, pero la sensación que le produjo esto era como la de intentar forzar más agua en un vaso que estaba lleno hasta el borde.

Pensó que era probablemente una cantidad de maná que este cuerpo no podía soportar.

¿Debería de llamarla la diferencia entre los cuerpos de un demonio y un humano?

No obstante, incluso entre humanos, había sujetos que poseían cantidades masivas de maná como la héroe, y probablemente no era imposible cumplir la misma proeza con este cuerpo.

¿Era posible que la manera de circular maná era distinta? ¿o era su cuerpo, que todavía no había madurado? Sería un importante punto de investigación a partir de ahora.

Por el momento, asumiría estas posibilidades y consideró que tendría que poner algo de esfuerzo a partir de ahora.

No poder llenar plenamente su cuerpo de maná significaba que sería imposible reforzar completamente su cuerpo, pero ¿qué pasa con los ataques de emisión?. Era posible emitir maná incluso sin circular grandes cantidades de maná por el cuerpo.

Podías sentir el origen del maná en las profundidades del abdomen y para sacarlo de ahí, lo único que tienes que hacer es conseguir que circule un poco, teniendo en cuenta esto, creyó que podría hacerlo incluso con su cuerpo actual.

Sin embargo, un gran problema es que probar esto sería complicado. Si cometía algún error a la hora de elegir la magia a utilizar, podría dar lugar a un gran riesgo.

A pesar de que le llamaban la encarnación de la maldad en su vida pasada, Luru no era, bajo ningún concepto, un asesino por placer. Encima de ninguna manera querría poner en peligro a la madre que le había otorgado la vida o a los sirvientes que habían cuidado de él.

Por ello, no le quedo otra opción que ir probando magia poco a poco, empezando con magia de pequeña escala.

Después de crecer un poco, y conseguir ampliar su rango de actividades, quería probar magia a gran escala como en los viejos tiempos. Pero por el momento no le quedaba otra que abandonar estas ideas.

Concluyendo esto, Luru decidió probar de momento, emitir magia de su cuerpo.

En cuanto al método y técnicas necesarias para hacerlo, se había empleado a fondo para dominarlas en su época de rey demonio. Por lo que podía hacerlo correctamente sin que nadie le enseñase.

Conocía de primera mano los pequeños trucos, la sensación al ejecutar la magia, y los principios que habían detrás de la misma, encima el maná en sí no era diferente ya seas demonio o humano.

Por esta razón, si empezaba a practicar desde esta edad debería de poder usar magia de forma razonablemente eficiente.

Cuando decidió probar a emitir maná, cerró sus ojos, y lentamente empezó a sacar el maná de su abdomen. Y entonces lo sacó, lo emitió fuera de sí mismo. Descubrió que no parecía haber ningún tipo de problema.

Ciertamente, era algo complicado circular maná en este cuerpo, pero aún así no es como si no pudiese circular nada en absoluto.

No sabía si le llegaría a ser más fácil hacerlo en el futuro cuando se acostumbrara a ello, pero eso entraría en la categoría de “pendiente de investigación”.

De todas maneras, parece que se las arreglaría de alguna forma.

Sintiéndose aliviado con esto, Luru continuó practicando.

/ Capitulo 2 Fin

Anterior      |      Siguiente

2 respuestas a YNM Capítulo 2

  1. hernan fontela dijo:

    gracias

    Me gusta

  2. Ross dijo:

    ah el momento mas feliz de nuestras vidas jajajaja “comida de sus madres, dormían acordes al instinto y producían sus asuntos turbios.” xD sin responsabilidades….
    Lo bueno es que tenemos Anime, Manga y Novelas

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s