YNM Capitulo 5

Capítulo 5 – Las Ruinas *


No importa que pueda ser, la práctica repetida es esencial. Hay un dicho entre los que necesitan mantener algún tipo de habilidad que va “descansa por un día y perderás tres”  y esto iba para la magia y artes marciales también.

Luru era uno de los que creen en estas palabras, por lo que nunca se perdería la práctica por un solo día. Podía moverse ahora de una manera que no podía cuando era un bebé, y practicaba no solo magia, sino la espada también.

Temprano por la mañana después de desayunar, practicaba manipulación de maná y la espada en un lugar sin nadie más alrededor, un poco alejado del pueblo. Las técnicas de esgrima que practicaba era la forma que aprendió en el pasado. En otras palabras, era el antiguo estilo de la raza demonio o el estilo rey demonio tal vez deberías decir.

Él también estaba aprendiendo esgrima humano moderno, de su padre Patrick, pero cuando se movía en un capricho, era su viejo arte de la espada lo que salía.  Por supuesto no podía utilizar estas técnicas cuando practicaba con su padre. Su padre era un caballero que servía el país, y no sólo era muy hábil el mismo, parecía que era fácil para él ver a través de los principios detrás de las técnicas de su oponente. Mientras esto fuera cierto, si él comenzara a usar las técnicas que utilizó como rey demonio, su padre seguramente sentiría que algo estaba fuera de lugar. Es por eso que Luru utiliza nada más que la esgrima moderna cuando practicaba con su padre.

Por otra parte, el aprendizaje de nuevas técnicas que significa practicar con nada más que esas nuevas técnicas era bastante buena formación, por lo que no tenía ninguna queja en particular. Para cuando fuera a abandonar el pueblo un día, iba a tratar y preservar la mayor cantidad de técnicas antiguas de estilo demonio como sea posible y mantenerlos como sus cartas de triunfo, pensó. Por esa causa, no hubo más remedio que llegar a un nivel práctico de habilidad en el estilo que su padre le enseñó, y por eso se concentró y seriamente repite las cosas que su padre le enseñó.

Por supuesto, aun así, su estilo original de combate no era otro que el que fue apoyado por su enorme maná y capacidad física. La razón por la que fue capaz de hacer el uso más eficiente y lógica de estas ventajas se debía a que la raza demonio con capacidad mágica y física muy por encima de los humanos había pasado largos años en la creación de estas muchas técnicas. Por eso era necesario para él el practicar las muchas técnicas del estilo antiguo demonio de manejo de la espada y la magia para que él fuera capaz de usarlos sin problemas en su cuerpo humano, por lo que podría usarlos cuando realmente los necesitara en el futuro.

Siguió de todo corazón entrenando por lo que sería capaz de usar tanto las técnicas de humanos y de las técnicas de los antiguos demonios. Esto llevaría más que un esfuerzo ordinario.

Sus días comenzarían con entrenar técnicas en su mayoría del estilo de los antiguos demonios en la madrugada y luego entrenar con el manejo de la espada humana con Rusty que había aprendido de su padre una vez que el sol había salido. Los días en que entrenó con Rusty eran a menudo arreglos desde el día anterior y no fue algo que hicieran todos los días. Debido a eso, no era raro que pasara todo el día entrenando por sí mismo como lo hizo hoy, y sumergiéndose en el entrenamiento de técnicas de antiguo demonio todo el día.

Escuchando los llamados de las aves en la niebla de la mañana durante el entrenamiento lo calmó,  él podía sentir su mente afilarse. Tal vez debido a su entrenamiento cada día, podía sentir el maná en su cuerpo circulando a como deseaba y debido a que su capacidad física se había debilitado desde volverse un humano, a través de la circulación de maná, podía sentirse cada vez más cerca un paso a la vez a ser el antiguo él.

Pasando sus días así, recordó una serie de cosas. La mayoría de ellos eran recuerdos de su tiempo como rey demonio.

La batalla final con el héroe. Recordó las muchas técnicas que el héroe le había mostrado, refinadas lo suficiente para que incluso el rey demonio tuviera una dura batalla. Últimamente había estado pensando en volver a crear (reproducir) esas técnicas y aunque se encontró con que todavía no podía hacerlo, era una buena manera de matar el tiempo.

Y así, después de repasar sus técnicas de cuando  era un rey demonio y blandir su espada de madera (practicar) con el fin de usurpar las técnicas que el héroe había utilizado en sus memorias, él terminaría.

En el momento en que había terminado todo de su práctica, el sol normalmente se habría puesto, y  llevaría a casa la caja de almuerzo vacía que su madre le había preparado. Tal era su rutina diaria.

Normalmente las mujeres del pueblo terminarían haciendo las cosas diarias que necesitaban, como trabajar los campos, y estaría charlando entre sí por ejemplo, y el olor de la cocina de la cena flotaría alrededor.

Sin embargo, ese día fue diferente y Luru notó el pueblo estando más agitado de lo habitual.

Las mujeres llevaban expresiones de inquietud, y los hombres ocupados corriendo alrededor. Preguntándose lo que estaba pasando, Luru le preguntó a una de las muchachas del pueblo que conocía.

“¿Paso algo? Todos parecen extrañamente alterados.”

Cuando lo hizo, ella respondió con desconcierto visible en su expresión.

“Eso es… Parece que Rusty y el resto no están aquí. A pesar de que buscaron por ellos, no pueden encontrarlos!”

Si fuera sólo ese tanto, sería simplemente algo común, de modo que no parecía que iba a ser suficiente el alterarlos tanto, o eso pensó Luru, pero parece que no era tan simple problema.

La muchacha de la aldea continuó.

“Si estuvieran simplemente un lugar en el pueblo estaría bien, pero… quiero decir, mira, esos niños, y Rusty en particular admiran a los aventureros, ¿verdad? Es por eso que, los aventureros de ayer, umm…? [(¿Cuáles eran sus nombres de nuevo?)] “

“Gran y Yuumis?”

“Correcto. Nos preguntábamos si quizás Rusty y los otros los siguieron… “

Lo primero que pensó cuando se enteró de eso, era aunque Gran y Yuumis eran ciertamente grandes bichos raros y sin preocupaciones, no creía que eran el tipo para llevar a niños a lugares peligrosos. Y los aldeanos deberían haber comprendido eso también, después de hablar con ellos ayer. Pero por lo que ella estaba preocupada era probablemente algo completamente diferente.

Es decir, la preocupación de que no habían estado acompañados por Gran, sino que habían seguido a Gran por su propia voluntad.

Cuando Luru sugirió esto, ella estuvo de acuerdo con él y le dijo asintiendo,

“¡Correcto! Eso es exactamente correcto! Es por eso que todo el mundo está preocupado… Sería genial si estuvieran realmente en el pueblo y estuviéramos preocupados por nada pero… Ahh [Ohhh], hablando así me pone más preocupada. Iré a ayudar a buscar!”

Diciendo esto, ella salió corriendo a buscarlos.

Luru consideró las cosas.

Era natural buscarlos, y tenía que hacerlo también.

Pero, ¿por dónde tendría que empezar?

Dado que los aldeanos estaban buscando en el interior del pueblo pensó que debía buscar en el bosque, pero el bosque era amplio. Simplemente donde demonios habría de empezar?

Sin embargo, ayer Gran y Yuumis habían mencionado la ruina. Luru recordó a los hombres del pueblo diciéndoles la ubicación. Siendo el caso, si hubieran seguido tras Gran y Yuumis, entonces se habrían dirigido hacia la ruina.

Después de haber llegado con un plan por ahora, Luru se dirigió a la entrada del pueblo.

Cuando lo hizo, vio a alguien corriendo hacia el pueblo. Mirando con atención, se encontró con que era alguien que conocía. Una mujer con orejas largas, piel hermosa y un cuerpo delgado. Era la mujer elfo, llamada…

“Yuumis!”

“…Eres, Luru-kun!? ¿Por qué estás aquí?”

Habiéndose encontrado a Luru, aunque Yuumis se miró un poco sorprendida de verlo, su expresión de inmediato se puso tensa y ella dijo:

“Hazte a un lado un poco! Voy a colocar una barrera alrededor de la aldea, está bien!?”

“¿Una barrera? ¿Por qué?”

“Estoy un poco falta de tiempo, así que estate tranquilo por un momento…「 O espíritus puros de la selva… Préstenme su poder. Con mi maná como recompensa, creen un muro que separe el interior del exterior」”

Yuumis ya había comenzado a recitar sin demora. Su canto era muy familiar a los oídos de Luru, formadas a partir de la gramática y la sintaxis a que estaba acostumbrado, pero ahora no era el momento de pensar en eso. Lo que era el problema más grande fue que Rusty, Mii y Yuuri se encontraban en el bosque.

Yuumis dijo que ella se estaba extendiendo una barrera.

A pesar de que no sabía por qué lo hacía, el hechizo que recitaba era una barrera de separación absoluta. En otras palabras, si ella terminara de recitar esto, él no sería capaz de salir de la aldea.

Luru intentaba buscarlos en el bosque, y si no podía hacerlo por sí mismo entonces iba a tener los adultos de la aldea el hacerlo, así que dejar Yuumis hacer esto sería muy problemático para él. Por lo tanto, dijo Luru,

“Por favor, espera un poco! Rusty, Mii y Yuuri están perdidos ahora mismo!”

“¿¡Qué fue eso!?”

Por un momento, el recitar de Yuumis fue interrumpido.

Luru respondió.

“No podemos encontrarlos! Ellos probablemente no están en el pueblo. Todo el mundo se pregunta si entraron en el bosque! Es por eso que tengo que ir a encontrarlos! ¡Por favor espera!”

Los ojos de Yuumis ‘se abrieron en estado de shock. Con esto, Yuumis definitivamente detendrá su magia, pensó Luru. Sin embargo después de pensar por un momento, lo que dejó la boca de Yuumis fue inesperado.

“…Lo siento. No puedo parar. 「… Misterioso Muro {Arcanuma Wall}!」”

Y así, Yuumis completó su hechizo.

El maná que libero se extendido por todo el pueblo, y separó el interior de la villa del exterior con una barrera transparente. Entendiéndose incluso en el cielo, la barrera hemisférica probablemente cubrió casi todo el pueblo. La pared mágica de muy gran escala probablemente protegería la aldea de cualquier invasor que llegara. Y también significó que los aldeanos no serían capaces de abandonar el pueblo tampoco.

“¿¡Por qué!?”

Gritó Luru. Yuumis parecía compungida, pero dio una respuesta decidida.

“Para proteger a los habitantes del pueblo… Por favor, comprende.”

“Asi que, ¿por qué tienen que ser protegidos…”

“Ayer mencionamos las ruinas, ¿verdad? Hoy, Gran y yo habíamos entrado allí, pero no hubo nuevos descubrimientos de que hablar. Es por eso que dejamos las ruinas e íbamos a volver a la aldea… pero inmediatamente después, el mural en las ruinas comenzó a brillar, veras. Una parte de la pared empezó a desmoronarse. Y a partir de ahí apareció un tipo de Máquina Magus que nunca hemos visto antes…”

El término ​​“Máquina Magus” se refiere a un dispositivo potenciado por maná que era difícil, o imposible de producir con técnicas modernas. Dispositivos normales que utilizan maná fueron llamados ‘Herramientas Magus”. Máquinas Magus eran excavadas principalmente de las ruinas, y los fabricados requieren grandes fondos y técnicas, pero para encontrar esas cosas en una ruina cerca de un pueblo atrasado como este…?

Luru inclinó su cabeza [en confusión]. También el hecho de que las máquinas Magus de repente empezaron a operar también fue muy extraño. Yuumis continuó.

“En este momento Gran está luchando con esas máquinas Magus. Yo iba a hacer lo mismo, pero como se vio después algunos de ellos comenzaron a volar en el aire, veras. No estaban realmente volando tan rápido, pero se las arreglaron para escapar… Se dirigían hacia el pueblo. En términos de poder, no eran realmente tan grande amenaza así que deje esos a Gran y me dirigí aquí para proteger la aldea… Mira. Hablando del demonio.”

Yuumis levantó la vista hacia el cielo. Cuando lo hizo, se encontró con Máquinas Magus volando con sus hélices danzantes. No eran tan grandes. Eran un poco más grande que un niño, y más pequeño que un hombre adulto, por lo que no se veían tan peligrosos. Construido de aspecto grande, avispas con sus alas arrancadas, y una hélice pegada a su cabeza. Las partes de sus patas eran cilindros huecos, y todos ellos se dirigían hacia el pueblo.

“…? Me pregunto lo que esos cilindros son?”

Yuumis inclinó la cabeza hacia un lado. Sin embargo, Luru sabía lo que eran. Eran Cañones Mágicos {Magia Cannon}, un arma mágica producida durante la guerra entre los demonios y los humanos. Armas que se inventaron para que incluso las personas sin maná pudieran utilizarlos. Sabía por un libro que los únicos que quedaron en la era moderna fueron los modelos de pistola {Tipo Pistola} que fueron producidos durante sus primeros días. Sin embargo, los equipados por las máquinas Magus flotando ante sus ojos eran más grandes en diámetro, y no deberían haber existido en esta época.

A partir de esto, Luru entendido. Que en otras palabras, Yuumis estaba absolutamente en lo correcto cuando dijo que había encontrado una antigua ruina demonio. Y lo que esto significaba era que las máquinas Magus modelo avispa flotando delante de ellos eran extremadamente peligrosos.

Máquinas Magus eran fundamentalmente máquinas multipropósitos creados por la raza demonio. Naturalmente sus objetivos se fijaron como los humanos, y si se deja a su suerte, seguirían atacando a los humanos. Las máquinas que Yuumis dijo que habían escapado no eran necesariamente sólo éstos. También existía la posibilidad de que habían volado a pueblos cercanos. Una vez que pensó en eso, se hizo evidente que tenía que detenerlos de la raíz.

Si no recordaba mal, en la memoria de Luru estos tipos de máquinas Magus normalmente operarían dentro de un radio de una base, y también los detenías de allí. En este caso, la base sería nada menos que la ruina que Yuumis había encontrado. Luru tenía ningún recuerdo de una base estando allí, pero si se tratara de una muy pequeña, no sería extraño si Luru no sabía nada de ella.

En cualquier caso, tenía que ir de inmediato a la ruina.

Pensando en esto, Luru le habló a Yuumis.

“Yuumis. Hay un lugar al que tengo que ir de inmediato.”

“Haah? [Queeeé?] Lo que tienes que hacer es ir a casa con tu madre o algo. Deja esto a aventureros como Gran y yo… Kya-! “

Una enorme explosión resonó.

Fue el ataque de los Cánones Mágicos de las avispas flotando en el aire. Yuumis había sido sorprendida por el primer ataque, pero parecía que comprendió de inmediato que se trataba de un ataque, y con calma comenzó a concentrarse en mantener la barrera. Afortunadamente, la barrera que Yuumis creó ciertamente parecía tener un efecto, y ni siquiera se movió del ataque. Parece que el título “aventurero real” no era por show. Luru se sintió aliviado a este hecho. Fue un alivio que probablemente podría dejarle la aldea a Yuumis. Por eso, dijo,

“Estoy preocupado por Rusty y los demás. No puedo ocultarme en el pueblo [temblar aquí], sabes… Yuumis, voy a dejarte el pueblo a ti.”

“… No importa lo que digas, no voy a liberar la barrera sabes? Eres un niño. No hay nada que puedas hacer de todos modos.”

Debido a que ella parecía que no quería decirlo, pero sentía que tenía que hacerlo, por un instante Luru no estaba seguro de cómo responder. Sin embargo, era una carrera contra el tiempo.

Luru se decidió sólo por eso y decidió actuar altivamente similarmente.

“Eso está bien. No es como que necesito tu permiso de todos modos. [Sólo voy a hacer como quiero, de todos modos.] “

Diciendo esto, Luru tocó la barrera. Como era de esperar, su mano fue detenida por una pared translúcida dura y fría, y no podía salir de la aldea.

Al ver esto, Yuumis lo miró con lástima y dijo:

“Puede que no lo sepas, pero este tipo de barrera no dejará pasar a nadie sin mi permiso. Por supuesto, eso te incluye a ti. Es por eso que buff…!? “

Sin embargo, Yuumis vio algo increíble. La mano de Luru había pasado completamente a través de la barrera que debería haber detenido todo.

“P-, ¿por qué!? ¿¡Que está pasando!?  No te di permiso… “

Para la Yuumis en pánico, Luru dijo en tono de disculpa,

“Lo lamento. Sobrescribí tu secuencia mágica. Con esto, tu barrera es mía… estaba un poco preocupado por su fuerza, por lo que la reforcé. Te dejare el maná a ti, Yuumis. Con tu maná, serás capaz de durar un día entero, ¿no?”

“Sobrescribir la secuencia!? No hay manera de que pudieras hacer eso! No sólo eso, sino que para una de mis secuencias mágicas el…”

Tal vez porque no podía creer lo que había sucedido, su mano tocó la barrera mientras trataba de salir de ella. Desafortunadamente, sin embargo, la barrera no la dejaría salir. Era natural. La barrera ya estaba bajo el control de Luru. No importa quiénes fueran, esosen  el interior no serían capaces de salir.

“Por qué no puedo pasar a través!? Es mi barrera!”

Incluso cuando golpeó la barrera, no hubo respuesta. Y más allá de ella, estaba Luru. Tratando de llevar de regreso a Luru de alguna manera, con su rostro pegado a la barrera mientras continuaba golpeándola. Pero fue en vano.

“PORQUÉ!? Por queeeeeeeeeé!?”

Al ver Yuumis que ya había sido reducida a un sketch de comedia, Luru ahogó una risa, y le dijo:

“Lo siento, Yuumis. Voy a ir a buscar a Rusty y los demás. Voy a parar las máquinas Magus tambien.”

“Detente ahí mismooo! Heeeyy!”

Gritó Yuumis, su cara todavía pegada a la barrera.

Sin embargo, Luru no escuchó a su orden.

A este ritmo, no sólo a sus amigos, sino el pueblo estaría en peligro también.

Pensando en esto, Luru corrió su mana a través de su cuerpo. Sus capacidades físicas se elevaron, y Luru corrieron desde el pueblo a una velocidad más allá de los seres humanos.

Al ver esto, Yuumis se deslizó por la barrera al suelo, y dijo unas pocas palabras.

“…¿Qué diablos es ese chico…?”

 

 

/Capítulo 5 FIN

 

Anterior     |     Siguiente