YNM Capitulo 6

Capítulo 6 – Gigantes *


Luru se deslizó entre los árboles, a toda velocidad por el bosque. Sus habilidades físicas reforzadas dadas a él a través de la circulación de maná le concedieron la velocidad a la par de un lobo corriendo por el bosque. La luz de maná de color oscuro que brillaba de sus piernas era tan hermoso como lo fue en sus días como el rey de los demonios.

Los animales y monstruos en el bosque no podían ignorar a Luru, el intruso en el bosque. Cada vez que Luru pasó, las orejas de los animales alrededor de él se torcerían, y se volverían hacia él. Sin embargo, no podían hacer frente a la velocidad abrumadora de Luru y al final Luru los dejó atrás.

De esa forma, Luru se dirigió hacia la ruina mencionada por Gran y Yuumis. Incluso dentro del bosque cerca del pueblo, estaba en una ubicación relativamente profunda, y era una ruina cuya ubicación detallada era conocido, básicamente, sólo los cazadores de la aldea.

En cuanto al conocimiento de su existencia, sin embargo, era muy famosa entre los que entran en el bosque, y de hecho todos los pueblos sabían de ella. Normalmente habría preguntado en detalle acerca de la ubicación antes de ir allí, pero ahora era una carrera contra el tiempo. No tenía el tiempo para hacer algo así.

Afortunadamente, había oído hablar sobre todo acerca de la dirección de las ruinas de las conversaciones de ayer de Gran y Yuumis, y para comenzar las capacidades de detección de Luru habían aumentado debido al maná. Gracias a eso, continuó hacia adelante, atrapando pequeñas pistas sobre Gran, Yuumis, Rusty, Mii y Yuuri, como su maná, sus presencias y sus olores.

Las piernas de Luru no se detuvieron. Eran sus primeros amigos humanos desde que había vuelto a nacer. No había manera de que iba a dejar que ellos pierdan la vida.

◆ ◇ ◆ ◇ ◆

Si era buena suerte o mala suerte, cerca de las ruinas a que Luru finalmente llegó estaban no sólo Gran, sino Rusty y Mii, y para su sorpresa, Yuuri también. Mirando con atención, se podía ver que Rusty y los otros se abrazaban unos a otros, aterrorizados, y temblando lo suficiente como para que las palabras no salieran.

“¿Qué demonios haces aquí!? ¿Qué pasó con Yuumis!?”

Enojado gritó Gran.

Con su gran espada en una guardia, estaba de pie frente a ellos, protegiéndolos. Su musculosa espalda se sintió confiable y despedía una intensidad que sentía que podía protegerlos de cualquier cosa. Sin embargo, incluso podría haber tenido oponentes en contra con quienes estaba en desventaja, y parecía que tal rival estaba ante él.

No fue una sorpresa que Rusty y los demás estuvieran temblando, porque lo que estaba delante de Gran eran algunas de esas máquinas Magus que se veían difícilmente en esta época y estaban viendo a Gran con sus inorgánicos, ojos rojos brillantes.

“Vine a salvarte! Yuumis mantiene una barrera sobre el pueblo!”

Dijo Luru, llegando al lado de Gran.

Mirando a Luru sospechosamente, él respondió:

“Haah!? Qué diablos dijiste!? Por supuesto que eso es imposible! Es demasiado tarde para mí decir nada ahora que ya estás aquí, pero… Tú también! Ocúltate detrás de mí, maldita sea!”

Mientras hablaba, Gran volvió su espadón a las máquinas Magus. Mientras estuviera en el fragor de la batalla, no podría haber tenido el placer de hablar así. Pero, misteriosamente, las máquinas Magus no parecían moverse y simplemente siguieron mirándolos, por lo que podían hablar como lo hicieron.

Para explicar el diseño de las máquinas Magus en una palabra, sería “gigante”, y eran en su mayoría humanoides, con un cuerpo grueso y grande. Sus manos estaban armadas con espadas o hachas y dado su tamaño gigante, podían convertir fácilmente a una persona en un trozo de carne. El tamaño de los gigantes eran quizás 3 metros. Estaban casi todos hechos de piedra, y se veían extremadamente duros y problemáticos para tratar. El área que correspondía a un rostro no tenía nada más que un solo ojo que brillaba rojo. En base a todos estos rasgos, Luru supuso que eran la Máquina Magus que se produjeron en masa en los primeros días de la guerra, los “Gigantes de Piedra {Lupes Gigantes}”.

Si no recordaba mal, sus capacidades físicas no eran demasiado altas, y fueron Máquinas Magus construidas simplemente. Sin embargo, debido a que su construcción masiva era simple, y porque también eran difíciles de romper, fueron utilizados a menudo en obras públicas [Nota: la ingeniería pública, etc.]. El castillo en que Luru solía vivir también fue creado por un gran número de estos Lupes Gigantes, por lo que se sintió profundamente conmovido de alguna manera.

Aunque Luru tomó una postura en contra de los Lupes Gigantes, comenzó a pensar en la razón por la que no estaban atacando. A pesar de que se utilizaron para las tareas en obras públicas, no era raro que se utilizaran para la batalla durante emergencias, y durante los días finales de la guerra humano-demonio, casi todos los Lupes Gigantes fueron convertidos para el uso en batalla. En consecuencia, sus blancos de ataque deberían haberse ajustado a los humanos, pero el hecho de que no estaban atacando ahora mismo significaba que se les asignó alguna otra tarea.

Sin embargo las Máquinas Magus modelo avispa que se le habían escapado a Yuumis, el “Cañón mágico de avispas {Cañón Apis}” claramente había sido fijado para atacar a los humanos. Que quería decir esto…? Sentía que había algun principio detrás de sus acciones.

Mientras que piensa esto, Luru le dice a Gran,

“Voy a estar bien, así que protege a Rusty y los otros.”

“Como he dicho, no hay manera de que acepte eso! No quiero ser el que tenga que explicar a sus padres cuando algo te suceda! Para empezar, esto sucedió debido a Yuumis y a mi. Sólo déjame protegerte obedientemente!”

Respondió Gran, casi gritando. Probablemente tenía un sentido de la responsabilidad por ello, pensando que este tipo de cosas sucedió porque ambos habían entrado en las ruinas descuidadamente. Debido a eso, no quería que ninguna baja. Era fácil de entender.

Pero Luru decidió no responder a la súplica de Gran, y dio un paso hacia los Lupes Gigantes. Preguntándose qué cerca que tendría que estar antes de que las Máquinas Magus actuaran, dio un paso hacia adelante para averiguarlo.

“Oi!”

Gran gritó aún más, pero debido a que Rusty y los demás estaban detrás de él, no podía moverse de allí. Ellos no sabían cuando los Lupes Gigantes podrían atacar. Debido a eso, a pesar del hecho de que los Lupes Gigantes no se movían, se vio obligado a permanecer allí.

Normalmente Yuumis habría vuelto después de la creación de una barrera, pero porque Luru había venido aquí por alguna razón, Gran había perdido sus otras vías de acción. Al ver lo que estaba haciendo Luru, como se esperaba, Rusty no podía soportar ver a su amigo de la infancia ponerse en peligro a sí mismo, así que mientras temblando, él gritó,

“Luru! Dijo que te detengas!”

Sin embargo, de haber sido suficiente esto para detener a Luru, él no habría hecho algo como esto para empezar. En primer lugar, la razón por la que Luru hizo lo que hizo fue porque era el único que sabía cómo parar las máquinas Magus. Incluso si le dijera a Gran cómo estas Máquinas Magus podrían ser detenidas, no había nada que se pudiera hacer si Gran no estaba familiarizado con los mecanismos de control en la ruina. Debido a eso, no era un método que podría ser terminado rápidamente, y por lo que no había manera de Luru pudiera dejárselo a Gran. Es por eso que a pesar de saber que sus palabras no eran más que consuelo, Luru dijo,

“Está bien, así que ustedes chicos dejen a Gran protegerlos! Yo… tengo que lidiar con estos chicos.”

Se acercó a las máquinas Magus. No sabía dónde estaba la frontera [más allá del cual iban a atacar], pero la mayoría de los hasta ahora inamovibles Lupes Gigantes tenían sus ojos en Luru, y luego lo atacaron.

¿Son del tipo que ataca después de entrar a una cierta distancia?

 

Habiendo reconocido esto, Luru tomó una distancia de ellos temporalmente, y retrocedió hasta que dejaron de atacar. Por supuesto también había la opción de que continuarían persiguiéndolo para siempre, pero la realidad no era así. En cuanto a lo lejos que era, después de acercarse y retirarse una y otra vez, se dio cuenta de que se calcula la distancia de las ruinas, en lugar de distancia de los perseguidores Lupes Gigantes.

Observando el peligroso comportamiento por detrás, Gran también parecía haber llegado a la misma comprensión y relajó su guardia.

“… Parece que no van a atacar a menos que se acerque a las ruinas, eh…”

“Sí. Pero el modelo avispa de Máquinas Magus que voló hasta el pueblo te atacara no importa qué. Estos y aquellos probablemente tienen un objetivo diferente.”

Luru respondió a Gran. Gran inclinó la cabeza hacia un lado, y dijo:

“¿Objetivo?”

“Ya puedes adivinarlo, ¿no? Estos gigantes de roca están protegiendo obviamente las ruinas. Es natural pensar que esas avispas son los mismo.”

“¿Entonces por qué salen de aquí?”

“¿No es porque esas avispas tienen un mayor rango de la vigilancia que estos gigantes?”

“Ahh… ya veo. Creo que voy a aceptar esa idea por ahora. Pero entonces todavía queda un problema; ¿por qué están protegiendo a este lugar?”

Esa fue sin duda una buena pregunta. Luru no sabía de esta ruina. De la apariencia de la ruina, era pequeña, redonda y plana [Nota: creo que un cilindro chico], y aunque Luru estaba un poco lejos de él, pudo ver una escalera un poco desde la entrada. Había un montón de piedras apiladas cerca de las escaleras, así que las escaleras probablemente no estaban expuestas habitualmente [y, normalmente, estaban ocultas]. Las escaleras parecían conducir abajo, por lo que podrías decir que se dirigían bajo tierra, pero Luru no tenía ningún recuerdo de tal edificio.

El no conocía el propósito de la construcción tampoco, y no tenía ningún recuerdo de un lugar custodiado por Lupes Gigantes y Cannon Apis durante la guerra. Eso quería decir que este lugar fue necesariamente construido después de la muerte de Luru como el rey de los demonios, pero no podía imaginar una razón por la que construirían una cosa así. ¿Podría ser que la antigua raza demonio haya sobrevivido más tiempo de lo que esperaba? No se pudo evitar que estuviera preocupado por lo que había dentro de las ruinas. Es por eso que Luru habló.

“Voy a ir a la ruina, y a buscar por…”

Sin embargo, Gran inmediatamente lo rechazó.

“Oi. Eso no es bueno. No lo voy a permitir. “

Sus palabras eran naturales. Era el trabajo de los adultos detener a los niños de hacer cosas imprudentes. Sus palabras fueron muy naturales. Sin embargo, Luru debería haber estado más correcto desde un punto de vista lógico.

“Las cosas van a ser peligrosas si no nos damos prisa, sabes. Un montón de máquinas Magus modelo avispa escapó, ¿verdad?”

Correcto. Mientras que no conozcan el rango en el que estaban activos, desactivarlos rápidamente era una prioridad. No tenían pistas sobre cómo hacerlo, y por tanto probablemente no había ningún error en que habría algo en las ruinas, lo que significa que tenían que darse prisa e investigar el interior. Su argumento era sólido.

“Eso puede ser cierto, pero… Para empezar, eres un niño. ¿Lo entiendes? ¿Tienes suficiente poder para luchar? No lo tienes, ¿verdad?”

Sin embargo, aunque el argumento de Luru puede haber sido natural, para Gran, Luru era definitivamente sólo un niño. No había manera de que un niño fuera capaz de hacer algo así, y argumentó que no había manera de que pudiera dejar a un niño hacer algo peligroso. Aunque Luru logró descubrir el rango de acción de los Lupes Gigantes, al final no era nada sino aproximarse y retirarse, por lo que se veía nada más como un juego extendido de atrapar. En verdad, eso fue básicamente todo lo que hizo. Para Gran, Luru no era más que un niño con piernas rápidas. Y porque Luru entendió esto muy bien, no pensaba que iban a llegar a ninguna parte con sólo conversaciones.

Es por eso que Luru habló.

“En otras palabras, aceptaras si tengo el poder suficiente, ¿no?”

“Bueno, hablando francamente, sí, pero…”

“Entonces solo veme.”

“¿Eh…? … O, OI! Basta, idiota! “

Y sin tiempo Gran para detenerlo, Luru se dirigió hacia los Lupes Gigantes. Luego envolvió su puño en mana y atacó a los Lupes Gigantes. Desde el punto de vista de Gran, era una acción increíble. Un niño de siete años que atacó al gigante de tres metros de roca con sus manos desnudas. Como sea que pensaras en ello, no era nada más que un acto de suicidio.

Sin embargo, lo que fue aún más increíble para Gran fue que el golpe que Luru tiró al pecho del gigante de roca se había destrozado en pequeños trozos de roca. Sin siquiera detenerse, Luru continuó hacia los siguientes Lupes Gigantes y continuó para aplastándolos uno por uno.

“Oi, oi… ¿Qué demonios es ese chico!?”

Eso fue todo lo que Gran pensó.

“Impresionante…”

“Así que Luru era en realidad así de fuerte…”

“Es increíble…”

Las voces de asombro de Rusty, Mii y Yuuri se escuchaban.

Cada vez que Luru agito su puño, los Lupes Gigantes se reducirían a escombros. La pequeña figura de Luru que baila alrededor, golpeando y pateando a los gigantes y dejándolos sólo como montones de roca casi parecía que estaba jugando. A pesar de hacer todo eso, todavía estaba tomándolo con calma. Eso era lo que Gran podía sentir de él.

Y luego, en el momento en que lo habían notado, los Lupes Gigantes a su alrededor fueron todos convertidos en trozos de piedra, y ni uno solo permanecía funcional. Una vez hecho todo esto, Luru se volvió hacia Gran y habló.

“Me pregunto si hay algún problema con mi poder.”

“…No. Dado que has hecho este tanto, no puedo decir nada.”

“Entonces no te importa si entro?”

Una vez dicho esto, Luru miró a Gran. Gran suspiró y respondió:

“Lo tengo… Pero sabes, estas ruinas se han convertido en un muy importante hallazgo. Puedes decirlo por las máquinas Magus de hace un momento, ¿no? Por eso parece que va a ser molesto en el futuro si vas solo.”

“Significa…?”

“Quiero que vayas con Yuumis y yo. Pero las máquinas Magus avispas son un problema. Así que, si es posible, quiero que te dirijas de regreso temporalmente si encuentras una manera de detenerlos. Entonces, si las ruinas continúan más allá de eso, espera por nosotros antes de ir o regresa a la aldea por un poco. No quiero que vayas demasiado lejos. También supongo que puedo también decir esto ya que estamos en ello, pero también he oído casos en que Muñecas mágicas {Golems} en ruinas no están siendo controlados por alguien directamente, están siendo controlados por algunos equipos dejados ahí. Teniendo en cuenta que estas máquinas Magus se mueven juntas hacia el mismo objetivo, son, probablemente, del tipo que acabo de mencionar. En estos casos, si haces un desorden con los controles, o los rompes, parece que los golems se detendrán. Es por eso que si encuentras uno, destrúyelo. Después de eso, espera allí. Si no, entonces espera en algún lugar no muy lejos de nosotros. Esas son mis condiciones mínimas. Si acepta, entonces voy a llevar a estos chicos de vuelta a la aldea. …estas bien con eso?”

Gran miró a Rusty, y dijo eso.

Para Luru, siempre y cuando pudiera parar las máquinas Magus, estaría feliz por el momento, por lo que asintió. Si es posible, quería buscar cada pulgada de la ruina de los antiguos demonios en busca de pistas, pero quejarse de ello ahora sería molesto, así que no lo hizo.

“Lo tengo. Estoy bien con eso. …Pues bien, voy a dejar a Rusty y el resto a ti. … Rusty, Mii, Yuuri – tengan cuidado al regresar, ¿de acuerdo?”

Cuando dijo eso, los tres de ellos, obedientemente dijeron:

“¡Sí! Ten cuidado también! Quiero decir… entiendo que no puedo ir contigo, después de todo.”

“Rusty es obediente por una vez… Luru. No trates de hacer algo que no puedas, ¿de acuerdo? Pero sé que no vas a hacer nada imprudente como Rusty, por lo que podría estar bien incluso si no dijera eso.”

“Lo siento por esto, Luru. Traté de dejar de Rusty y Mii, pero… al final acabé haciendo problemas para ustedes de todos modos. Te voy a mostrar mi gratitud más tarde.”

Dicho esto, siguieron a Gran y se dirigieron hacia el pueblo.

Luru miró una vez más a la ruina.  No fueron construidas de cualquier cosa extraña. No se veía muy diferente de los edificios que a menudo había visto como un rey demonio. Parecía que no había duda de que este no se construyó mucho después de su derrota a manos del héroe.

“… Sería bueno si no hubiera ninguna trampa. Espera, o tal vez las máquinas Magus eran la trampa…”

Así, Luru se dirigió a las ruinas.

 

/ Capítulo 6 FIN

 

Anterior      |      Siguiente



Lupes Gigantes: Luu Pehs Gi Gans Tes

 

Fue un poco liberal con ‘その方法をグランたちに教えたところで、遺跡の中にあるだろう中央装置の扱いを知らなければどうしようもない。’