YP Capitulo 08

Capítulo 08: Trate yendo a un pueblo.


“Haaah…”

Solté un profundo suspiro. Actualmente, estaba meciéndome en el interior del carruaje de la familia Aquarain. Con un paisaje inmutable fuera de la ventana, el carruaje estaba corriendo de manera constante por el camino de la montaña. Y a mi lado estaba mi amada Cecilia.

Nuestro destino era el pueblo de montaña, Dagaz, un paseo en carruaje de 6 horas de Minerva.

Sólo una pequeña escapada, a solas con Cecilia. …Es lo que me hubiera gustado que fuera.

“quuuue~! Mi primer paseo en carruaje~! ”              (Shiek)

Por alguna razón Shiek también estaba aquí. Estaba colgando su cabeza fuera de la ventana como un perro en la carretera. En cuanto a cómo todo esto se produjo, vamos a ir un poco hacia atrás en el tiempo hasta esta mañana.

“… Mañana ya?”               (Youki)

Me levanté de mi cama en mi habitación alquilada en la posada. Luz escurría por la ventana, lo que indica el comienzo del día.

Mirando a la cama al lado de la mía, Shiek se había ido. Ese tipo que siempre dormía en las posiciones más difíciles de repente faltaba.

No estaba despierto, y  no se molestó en despertarme… dónde diablos podría haber ido?         (Youki)

“Yeesh, después de Hapyneth y Duke se fueron ha sido una cosa tras otra…”

Desde que Hapyneth fue secuestrada por Sophia-san, y Duke fue tomado por Raven, sólo quedé para ser guardián-compañero de juegos de Shiek.

Antes, cuando estábamos en el Castillo Demonio, los tres compartimos ese deber. Sin embargo, no puedo dejar evitar que ellos ya se han ido. no van a volver, no importa lo mucho que me podría quejar.

Hoy había prometido reunirme con Cecilia. Me hice presentable, entonces dejé la posada y me dirigí a la mansión de la familia Aquarain.

“Lo siento mucho. De repente me llamaron para trabajar. Y después de que fui la que te invitó a tomar el té también.”                     (Cecilia)

…Es lo que oí al llegar a la mansión. Al parecer, algunos trabajos de clérigo llegaron para que ella haga. ya se estaba preparando para salir en el carruaje. Algunos bandidos habían descendido sobre un pueblo de montaña, y aunque fueron expulsados, un gran número de heridas graves se habían sufrido.

Los bandidos podrían atacar de nuevo en cualquier momento, y sin clérigos entrenados en la zona no serían capaces de recuperarse a tiempo. Eso es lo que Cecilia razonó de la información que se le dio.

“No se puede evitar si es por trabajo… Oh, espera, ya sé! ¡Llévame contigo!”              (Youki)

Ya tenía ganas de pasar todo el día con Cecilia desde ayer, así que ¿por qué no? No sólo eso, quería ser útil para ella también.

“…Pero, este es un trabajo que yo he aceptado. no podría imponértelo a ti, Youki-san…”       (Cecilia)

“Oh, estoy seguro de que estaría bien, ¿verdad cariño?”           (Celia)

Mientras Cecilia estaba siendo reacia, Celia-san apareció de repente por detrás.

“Podría ser peligroso si los bandidos aparecen de nuevo. Estoy seguro de que mi Cecilia estaría bien por ella misma, sin embargo, por si acaso, por favor toma a Youki-kun contigo”        (Celia)

Cecilia lo pensó por un momento. Celia-san queriendo a alguien para acompañar a su hija era un gran problema.

“…Entiendo. Como Youki-san también es capaz de usar magia curativa, debería ser suficiente como guardaespaldas. Siento imponerlo sobre ti, pero ¿podrías por favor acompañarme, Youki-san?”        (Cecilia)

Me preguntó si pensara que podría negarme, no es que ella tenía que ser tan formal al respecto.

Esta era la oportunidad que se me ha dado por Celia-san. Me aseguraré de mostrar todos mis buenos puntos, y desencadenar eventos para levantar a su aprobación.

“Con mucho gusto, me encantaría acompañarte.”             (Youki)

Después de escuchar más detalles, parecía que estaríamos alojándonos en nuestro destino por un corto tiempo. Dos, tal vez tres días de alojamiento en el pueblo.

Debido a eso, ya que no tenía cambio de ropa conmigo, tuve que correr de vuelta a la posada para recoger mi equipaje.

“Está bien, voy a estar de vuelta en un momento.”            (Youki)

Esperé hasta que Cecilia y Celia-san se perdieron de vista, entonces hice la reserva en la posada. Al llegar a la posada, reuní rápidamente mis cosas, y me dirigí de nuevo a la mansión a toda velocidad. Hasta este punto, pensé que iba a ser una pequeña escapada con sólo yo y Cecilia.

“Quuuuuue”                 (Youki)

Por alguna razón, cuando llegué a la mansión, encontré a Shiek ya en el interior del carruaje. Cecilia también estaba en el carruaje, mientras que Celia-san tenía una sonrisa problemática que decía algo así como ‘Oh mi, oh mi, que deberíamos de hacer “.

Al verme, Celia-san hizo rápidamente su camino hacia mí y me susurró,

“Lo siento mucho, Youki-kun. Justo después de que saliste a la posada, Shiek vino. Después que le dijimos lo que estaba pasando, me dijo que quería ir también.”              (Celia)

Al parecer, Shiek estaba de paso por la mansión. Me había estado preguntando a donde estaba vagando esta mañana, sin embargo… Si hubiera tenido alguna idea de que vendría a la mansión… Si tan sólo pudiera haber llegado aquí antes, o tomado algunos atajos o algo!

“Tanto Cecilia como yo tratamos de apelar que sería muy peligroso, pero Shiek-kun comenzaron a lanzar un berrinche, y al final cedimos.”                  (Celia)

Sabía que Shiek era muy testarudo. Las mujeres mayores son especialmente débiles para su joven, cara juvenil llorando. Ese pequeño imbécil Shiek, una vez que ha fijado su vista en algo, lo consigue.

“Ah, hombre… Supongo que no hay opción. Incluso yo no soy capaz de persuadir a ese chico.”      (Youki)

Incluso con Hapyneth y Duke, entre los tres había todavía veces en que no pudimos conseguir que Shiek escuchara. Voy a atribuírselo a tener mala suerte hoy.

“Lo siento mucho. En realidad, había planeado para que esto sea una corta escapada para ustedes dos… ”                        (Celia)

Parece que Celia-san y yo teníamos el mismo plan en mente. Pero, ya que Shiek se veía como un niño pequeño, no podía ser evitado.

“Bueno, eso no cambia el hecho de que voy a ir junto con Cecilia. Y Shiek es una especie de amigo de todos modos…”                        (Youki)

El no debería ser demasiada molestia. Y aunque su apariencia así es, es hábil con las plantas medicinales y tiene conocimientos de medicina, por lo que podría ayudar a sanar heridos. También podía ser contado en una pelea.              (Youki)

No era sólo mi subalterno por show. La verdad era que era bastante poderoso a su propio modo.

“Oh, ¿es así? Qué alivio. Tengan un viaje seguro, entonces! ”             (Celia)

Y así mi conversación con Celia-san terminó, y me subió al carruaje.

“Capitán, me has abandonado a propósito? Eres horrible ”              (Shiek)

Shiek se aferró a mí tan pronto como me metí en el carruaje y comenzó a quejarse como una tormenta. No soy un Shotacon así que me hubiera gustado que se diera prisa y me dejara ir. Cecilia alegremente solo nos vio argumentando uno a otro.

Me alegro de que Cecilia no le importara el exceso de equipaje. De vuelta en mi antigua vida sabía un montón de mis amores que habrían tenido una escena sobre algo como esto.

“¿Vamos a seguir nuestro camino, entonces?”                  (Cecilia)

Y así el carruaje comenzó su viaje al pueblo de Dagaz.

Y así es como llegamos a este punto.

“Shiek-kun, de verdad que pareces un niño de esa manera.”              (Cecilia)

Y era cierto. Estaba colgado por todas partes de la ventana abierta al igual que un niño exaltado. A pesar de que el paisaje no había cambiado mucho en todo, seguía teniendo tanta diversión por mirar a todo como cuando empezó.

“Shiek nunca salió del castillo mucho tampoco.”             (Youki)

La primera vez que puse un pie fuera del castillo, también pensé que este mundo de fantasía era increíble. Por supuesto, también, en parte, se debió a su comportamiento infantil natural, lleno de curiosidad.

“Estoy un poco aliviada que ambos vinieran conmigo. Podría terminar con mi trabajo antes de lo que esperaba! ”                    (Cecilia)

Por supuesto, con mi magia curativa y los conocimientos medicinales de Shiek acabaríamos este trabajo bien y rápido. Incluso en la remota posibilidad de que los bandidos atacaran de nuevo, estaba seguro que Shiek podría aniquilarlos por su cuenta.

“Solo déjalo a nosotros! …Y si terminamos temprano… ¿podríamos, tal vez, ir a algún lugar, juntos…?”                  (Youki)

“Capitán ~ ¿Vas a ir a divertirse en algún lugar cuando volvamos ~? quiero ir también”      (Shiek)

“…”

Sabía Shiek no estaba tratando de estorbarme, su sonrisa era demasiado inocente. Cecilia estaba incluso mirándolo con una feliz mirada maternal.

Y así, mi propuesta de cita habiendo terminado en fracaso, apoyé mi brazo arriba en el alféizar de la ventana con vistas al paisaje inmutable y me dirigí a mi propio pequeño mundo.

Continuara…

Anterior     |     Siguiente

Anuncios