SY Capítulo 19

Capítulo 19 – La  Batalla del páramo Glard【4】


「Tsk … Maldita sea, en serio son fuertes!」

「Hmph …」

El clase duque de hielo que evitó el disparo de las balas de energía del pelirrojo príncipe heredero desviándola con un abanico plegable de hielo cerrado abrió ese abanico plegable, y lo agito.

「!!」

El Príncipe heredero saltó rápidamente hacia el cielo. El lugar que él estaba de pie sólo un parpadeo antes, se vio envuelto en un glaciar.

「¡¡Impacto!!」

Akane disparó el maryoku que se concentró en su puño. A la cáscara de maryoku que estaba acercándose a ella, Glakiesta respondió colocando una mano frente a ello.

「” Hyoukyouka “(Flor Espejo de Hielo)」

En la totalidad de Glakiesta, una flor de hielo apareció.

La flor de hielo tomo el golpe de la cáscara de maryoku, y se hizo añicos.

「Ciertamente eres feroz……… Sin embargo!」

Deslizándose a través de los fragmentos de hielo rotos y cortando hasta el seno de Glakiesta, saco una katana que todavía estaba almacenada en la vaina a una velocidad que los ojos no podían retener.

Siendo bloqueada por el abanico plegable de hielo, el momento en Sakuya parecía que iba a ser golpeada con una ola de frío a quemarropa, Glakiesta fue envuelta en llamas.

「No voy a perder……. No quiero, ser la carga de Kaito-kun!」

Alzando su báculo, Akira comenzó un aria.

「「 Llamas de color carmesí dignas de ser el impulso de las explosivas llamas, chamusquen el cielo, quemen la tierra hasta la nada, se convertirán en el fuego del infierno del abrasador calor」」

「!」

「Como si te dejara!」

Cuando Glakiesta, que consideraba el aria de Akira como peligroso, preparaba el abanico plegable, el príncipe heredero Valanshel golpeo el abdomen de Glakiesta con su puño cubierto de llamas, al mismo tiempo.

「”Explosión”!!」

A Glakiesta que fue mandada a volar lejos por tomar el ataque del príncipe heredero, el calor abrasador se reunió, y en el momento siguiente, una explosión enorme que se extendió sobre un vasto rango, sucedió.

Magia de Alto Rango, Explosión. La potente explosión que siguió el nombre a la carta, trago a los monstruos circundantes e hizo su rugido de detonación en el campo de batalla.

「Nice, Akira!」

Akane corrió hacia Akira que acababa de terminar de invocar la magia. Pero, adelantándose a ella, el pelirrojo, hombre grande se acercó a él, y

「Me he seriamente enamorado de ti ……Tú, tú eres mío, ¿vale? 」

「Fueeh !?」

Dulcemente le susurró al oído.

「Tú maldito pervertido!」

「¿Qué, estás celosa?」

Bloqueando la patada seria de Akane con una mano, Iibsal sonrió con una amplia sonrisa.

「¿Quién estaría celoso por usted—–」

「Podrias calmarte, Akane……Esa fue una victoria espectacular, Akira. A pesar de eso, así que ese fue una de los Seis Generales Espada, eh ……Ella era fuerte. 」

Si bien todos ellos quedaron desgastados, de alguna manera derrotaron a uno de los pilares de los Seis Generales Espada.

Mirando el humo negro alzándose, Sakuya hizo un gran suspiro.

「Ahora~ entonces, al otro–」

Cuando el gran hombre de pelo rojo estaba a punto de apartar la mirada del humo negro, no fue capaz de hacerlo.

「…… Esto es, una broma, ¿verdad?」

「No hay manera …… っ」

Cuando Akane y Akira vieron aquello, ellos gimieron.

「……… No puede ser, para que ella este ilesa.」

Lo que apareció desde el humo negro era, un Mazoku que caminaba con un ritmo lento y un abanico de hielo en una mano, la figura de Glakiesta.

「Usted seres frágiles, lo han hecho bien. ……Pero, están un paso corto. 」

En el rostro inexpresivo de Glakiesta, alegría nació.

「…… Por otra parte, parece que hay una más notificación lamentable para ustedes.」

Glakiesta miró al noroeste ……La dirección en la que el campamento de la parte humana estaba.

「¿¡Un terremoto!?」

Mientras iba en el Kulkel, Leonhart gritó a la gran vibración repentina.

「Tsk, para pasar mientras estábamos en ello. Ah ~ ah, qué dolor ~. 」

Cargando una guadaña al hombro en el aire, el chico Mazoku descontento murmuró.

Oyendo eso, a pesar de fue hecho estar en una rodilla por ser atrapado por las vibraciones, Kaito gritó.

「Maldita sea, ¿son ustedes chicos haciendo esto!?」

「N~, … Bueno, algo así.」

A las palabras a medias de Wintos, Leonhart recordó.

Entre los Seis Generales Espada, había alguien que se especializa en rocas y tierra.

「No es bueno ……Su Alteza !!」

Conforme las vibraciones se calmaron, un enorme algo que parecía una montaña apareció desde el interior del subsuelo.

「¿¡Que es eso!?」

El Segundo Príncipe Imperial de Valanshel gritó, y, como si llamara a eso, un aullido envolvió la zona.

「Este aullido…, un dragón de tierra! En otras palabras, es ese tipo! 」

Haciendo al Kulkel blanco correr, Sylvia gimió.

「Pensar que ellos vendrían estableciendo un ataque desde el subsuelo……… っ」

Siguiendo las palabras de Sylvia, apareciendo desde el subsuelo cerca de su base, lo que arrojó decenas de miles de humanos alto en el cielo era, un Dragón de Tierra Clase Marques.

「¡Retirada! Un General de las Seis Espadas se acerca!

Retiradaaaa!!! 」

Sylvia gritó a los soldados que habían entrado en desorden mientras corrían a través del campo de batalla, montando su Kulkel.

A los ojos de Sylvia, la sombra de una persona saltando desde el Dragón de Tierra era proyectada.

「Schwarz, es él!」

「¡Sí! 」

El Kulkel que respondió con la voz de una mujer gentil corrió hacia la dirección en la que Sylvia quería, levantando una nube de polvo.

* Don * (Bam).

La sombra de una persona que se bajó del Dragón de Tierra puso manos en el suelo y se puso de pie, y una nube de arena se arremolino.

Ese hombre mostró la figura que hizo estallar esa nube de arena.

「Uhahahaha~!! Mi nombre es Terakio! Una esquina de los Seis Generales Espada, soy el “General de Guerra del Martillo de Roca”! 」

Su altura estando fuera del sentido común de la gente y superando fácilmente los tres metros, los músculos que cubrían ese cuerpo eran gruesos como si fueran como troncos gigantescos.

Su carne que fue templada tan a fondo que parecía que roca era de un color cenizo que era raro entre los Mazoku y en el cuero cabelludo sin cabello estaban dos pequeños cuernos creciendo.

Terakio, incluso entre los Mazoku, era un Mazoku que era una anomalía por haber nacido de un “Ogro”.

Por lo tanto, tenía los cuernos que eran el símbolo del Oni.

Tan pronto como Terakio dio su nombre, él empujó su brazo en el suelo, agarró y tiró de una roca colosal que superó la altura del mismo Terakio.

「Uhahahahaha

¡Jajaja! Este realmente es un campo de batalla! Esto realmente es una guerra!! 」

* Vun Vun * (Vwoom vwoom) Terakio blandió ligeramente la roca.

Aplastando humanos como si fueran huevos, los alrededores cambiaron a un mar de sangre.

「Terakio! 」

「Hou, eres de esa época! Ciertamente ha sido un tiempo. 」

Terakio, que había alzado la roca por encima de su cabeza, expresó una sonrisa ante las palabras de Sylvia y puso la roca en su hombro.

「No voy a aspirar a algo tan alto como derrotarte…pero puedo hacer algo en la medida de ganar tiempo……! 」

Mientras que saltaba desde el Kulkel, Sylvia sacó su espada mágica.

「Uhahaha! Alguien como tú no sería un oponente para mí! 」

「¡Como si me importa!」

Desde la Espada Mágica blandida, un ataque decapitante voló y Terakio esquivó eso con sólo mover ligeramente la cabeza.

「Si tuvieras la protección divina de la Mujer Santa, todavía hubieras sido buena, pero para ti que no tienes eso, no puedes detenerme! 」

Aún en su postura de esquivado Terakio blandió la enorme roca. Su brazo que era como un tronco, puso algo de fuerza en ello y lo lanzo.

「Kuh……!」

A una velocidad tremenda, la roca despedida parecía que capturaría a Sylvia, pero en el lugar donde la roca hizo impacto, Sylvia no estaba allí.

「Hou, así que es la técnica de ese hombre!」

「¡Ciertamente lo es! 」

En la corona de la cabeza de Terakio, quien se había dado la vuelta en un instante, la espada mágica corrió a traves de ella. Ella había tomado la espalda de Terakio en un instante.

「” Magic Clad  Sword”!」

Luz se reunió a la estocada de la espada mágica y se convirtió en una espada con una longitud de tamaño suficiente para biseccionar a Terakio.

「Daaaahh !!」

Blandiéndola con las dos manos, Sylvia rebano a Terakio.

Pero, en lugar de sumergirse en el recuerdo persistente de la victoria, Sylvia tomó rápidamente algo de distancia.

「¡Espléndido! Pero, como pensaba, no puedes alcanzarme!! 」

Sylvia se dio la vuelta, y lo que estaba allí era la figura de Terakio que tenía la gigantesca roca martillo encima de su cabeza.

「En honor de colocar un solo golpe en mí, debes morir!!」

Mientras Terakio estaba gratamente riendo, el martillo de la roca fue balanceado hacia abajo.

Ella no recordaba contenerse con el, tampoco lo tomo a la ligera.

Sin embargo, ella estaba en un estado que no llegó a ellos. Sylvia no albergaba el temor del martillo de roca acercándose, albergaba pesar.

Incluso si  fue llamada la Princesa Caballero, al final, fue una técnica que no llegó a ellos.

Incluso si  juró con su corazón a él, ella, lamentablemente, pensó en su propia debilidad de no ser capaz de establecer la paz.

「Eh …?」

El martillo roca que fue blandido hacia Sylvia, justo antes de que estaba a punto de aplastarla, de repente, se rompió en pedazos.

「……Quién hizo eso…!」

Al ver el martillo roca siendo destrozado y recogiendo una lanza corta aplastada, Terakio miró.

「…… Yo, Yo soy Verdugo de la Oscuridad! Por mi espada de convicción, húndete!! 」[1]

Por delante de donde Terakio estaba mirando, había un hombre cubierto por una capucha que era llevada por debajo de sus ojos y su cuerpo envuelto en un abrigo negro.

19

/Capítulo 19 FIN

Anterior      |       Siguiente

 

[1] Él usa “ware, 我” para referirse a sí mismo

Anuncios